Una guía para los mapas de calor

Por el equipo editorial de Indeed

12 de febrero de 2021

Los mapas de calor ofrecen una forma visual única de mostrar datos. Desde análisis de visitantes del sitio web hasta informes meteorológicos, puede encontrar mapas de calor en una variedad de lugares. Aprender a construir y leer un mapa de calor puede ayudarlo a analizar fácilmente las estadísticas y las cifras. En esta guía repasaremos qué son los mapas de calor, quién los utiliza y cómo interpretarlos y crearlos.

¿Qué es un mapa de calor?

Un mapa de calor es un gráfico que utiliza un sistema codificado por colores para mostrar similitudes en los datos. La mayoría de los profesionales utilizan un esquema de color estándar cuando crean un mapa de calor para facilitar la revisión de los valores. Los mapas de calor son útiles cuando tiene una gran cantidad de información que necesita ver en un formato simple. Los mapas de calor también tienden a ser más autoexplicativos que otros tipos de gráficos, lo que los hace accesibles a un grupo más amplio de edades y niveles educativos.

¿Quién usa los mapas de calor?

Los investigadores con frecuencia necesitan mostrar datos complejos de una manera que sea fácil de entender, y los mapas de calor les permiten identificar tendencias y hacer predicciones basadas en sus interpretaciones. Otros profesionales que a menudo usan mapas de calor incluyen:

  • Científicos

  • medicos

  • Ingenieros

  • Sociólogos

  • analistas de negocios

  • analistas web

  • comercializadores

Estos son algunos ejemplos de los datos que puede mostrar con un mapa de calor:

  • Patrones de tráfico: El tráfico de vehículos puede variar según la hora del día, la construcción y los accidentes. Los ingenieros civiles pueden usar mapas de calor para determinar dónde deben construir una nueva carretera o carril para reducir la congestión.

  • Desempeño de la empresa: los mapas de calor pueden mostrar de manera eficiente el desempeño de una empresa a lo largo de uno o más años. Los gerentes y analistas pueden usar mapas de calor para medir las pérdidas y ganancias, los ingresos o un cambio en la base de clientes.

  • Respuesta del mercado: los mapas de calor pueden mostrar tendencias en el mercado de valores. Los corredores pueden usar mapas de calor para encontrar similitudes en el comercio que les ayuden a realizar inversiones.

  • Datos científicos: los científicos pueden usar mapas de calor para visualizar figuras experimentales. Por ejemplo, un zoólogo podría desarrollar un mapa de calor para mostrar qué áreas de alimentación eligen los animales salvajes con más frecuencia.

  • Análisis de sitios web: en ciertos tipos de pruebas, los profesionales de marketing pueden analizar los movimientos del mouse de los visitantes del sitio web para ver qué parte de la página web atrae más la atención. Esta información puede guiarlos en el rediseño de la página para lograr una mayor tasa de clics.

Cómo leer un mapa de calor

Siga estos pasos para aprender a leer e interpretar correctamente un mapa de calor:

1. Considere la fuente de los datos que está viendo

Dado que hay una variedad de razones para hacer un mapa de calor, asegúrese de comprender el contexto del gráfico que está leyendo. Por ejemplo, puede revisar un mapa de calor de un comercializador digital que muestre los enlaces que obtienen la mayor cantidad de clics del mouse en un página web.

2. Comprender las gamas de colores

La mayoría de los mapas de calor muestran áreas que tienen una mayor concentración de valores en colores más cálidos, como naranja y rojo, mientras que las áreas menos activas tienen tonos más fríos, como verde y azul. Muchos mapas de calor incluyen una clave que explica el código de color.

3. Identificar los patrones

Busque patrones de color que puedan expresar una correlación en las tendencias de datos. Por ejemplo, un área sombreada en tonos naranja o rojo podría simbolizar a un empleado con el mayor número de ventas semanales.

4. Analizar los datos y llegar a una conclusión

Después de revisar los patrones de color, puede determinar el resultado de la investigación o el estudio. Por ejemplo, un mapa de calor podría mostrar el éxito de un producto en una determinada región.

Cómo hacer un mapa de calor en Excel

Si desea utilizar un mapa de calor para analizar información de una fuente, como un sitio web, puede elegir entre muchos tipos de software. Excel le permite crear un mapa de calor a partir de datos numéricos simples.

A continuación se muestran los pasos que puede completar para crear un mapa de calor en Excel:

  1. Resalte una celda en la hoja que contiene un número.

  2. Seleccione el menú Datos.

  3. Ordena las cifras de mayor a menor usando el comando ZA. Este paso es opcional, pero garantizará que el mapa de calor sea más fácil de interpretar.

  4. Seleccione todas las celdas que desea agregar a su mapa de calor.

  5. Elija Formato condicional en el menú Inicio.

  6. Seleccione Escalas de color en el menú Formato condicional y, a continuación, elija uno de los esquemas de color disponibles.

Puede usar un mapa de calor en su próxima presentación para brindar atractivo visual y simplificar datos complejos. Excel es una aplicación de software que permite a los usuarios crear mapas de calor, pero una variedad de otro software de hoja de cálculo permite a los usuarios crear estos mapas visuales.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.