Todo lo que debe saber sobre la vestimenta informal de oficina

Los códigos de vestimenta han ido cambiando para volverse menos restrictivos. Muchas empresas ahora implementan vestimenta casual de oficina, lo que permite una mayor flexibilidad en lo que usa. Comprender lo que significa un código de vestimenta informal puede ayudarlo a determinar qué tipo de atuendos son apropiados para este tipo de ambiente. En este artículo, exploramos la vestimenta casual de oficina, brindamos ejemplos de atuendos para usar y ofrecemos consejos para seguir usando una vestimenta casual de oficina.

¿Qué es la vestimenta casual de oficina?

La vestimenta casual de oficina o casual de negocios es ropa cómoda e informal designada como apropiada para usar en compañías particulares. Es uno de los cuatro principales estilos de código de vestimenta (profesional de negocios, formal de negocios, casual de negocios e informal). Este estilo de vestuario suele ser popular para las industrias creativas, como las empresas de tecnología y medios.

Dependiendo de la empresa, la vestimenta casual de oficina puede incluir su ropa de todos los días, como jeans y una camiseta, o puede volver a armar de cerca la ropa casual de negocios, como pantalones de vestir y una camisa bonita. La vestimenta informal permite más opciones que los códigos de vestimenta profesional de negocios y puede crear un ambiente más relajado para los empleados.

¿Cuál es la diferencia entre vestimenta informal y vestimenta informal de negocios?

Si bien los códigos de vestimenta de vestimenta casual y de vestimenta informal de negocios ofrecen regulaciones menos formales que los códigos de vestimenta tradicionales, existen algunas diferencias entre los dos. La vestimenta informal de negocios tiende a mantener cierta formalidad comercial en los estilos. Esto incluye artículos de vestuario de negocios, como camisas con cuello y pantalones caquis o una falda y un cárdigan. La vestimenta casual, sin embargo, permite jeans y camisas menos formales. El casual de negocios también tiende a preferir los colores neutros, mientras que la vestimenta informal permite colores más brillantes.

Ejemplos de vestimenta casual de oficina

Las siguientes son algunas opciones de vestuario a considerar para un ambiente de vestimenta casual:

Tops

Las blusas informales generalmente incluyen blusas, polos, camisetas de colores sólidos, blusas con botones, cárdigans, suéteres, camisas a medida, vestidos y blazers. Para seguir siendo profesional, trate de evitar usar camisetas con un diseño recargado o con muchas palabras. Por lo general, las tapas lisas y sólidas son aceptables.

fondos

Algunos pantalones que se pueden considerar para un código de vestimenta informal incluyen caquis, pantalones de vestir y faldas hasta la rodilla. Dependiendo de su empresa, también puede usar jeans. Por lo general, estos son jeans negros o lavados oscuros, sin agujeros ni deshilachados.

Zapatos

Para un código de vestimenta informal, puede usar zapatos de vestir, botas, sandalias, zapatos planos y mocasines. Algunas empresas también permiten las zapatillas de deporte. La mayoría de los zapatos son aceptables para vestimenta informal, excepto las chancletas.

Accesorios

Estos tipos de entornos a menudo permiten accesorios informales que son un poco más audaces que los códigos de vestimenta tradicionales, como un collar llamativo. Otros accesorios a considerar incluyen joyas, relojes y bufandas. Las corbatas son opcionales.

¿Por qué es importante el código de vestimenta?

Tener un código de vestimenta para toda la empresa es importante para dar forma a la imagen de una organización. Por ejemplo, los bancos prefieren un código de vestimenta más tradicional ya que interactúan con los consumidores y quieren parecer profesionales. Los códigos de vestimenta también ayudan a eliminar la confusión sobre qué ponerse y pueden ayudar a establecer el ambiente de trabajo. Ayuda a crear un estándar para lo que es apropiado usar.

Consejos para llevar ropa casual de oficina

Aquí hay algunos consejos para usar ropa casual de oficina:

1. Sigue la modestia

Si bien la vestimenta informal tiene más libertad sobre lo que puede usar, tenga en cuenta a sus compañeros al seleccionar su guardarropa. Si algo que considera usar tiene el potencial de hacer que otros empleados se sientan incómodos, evite usarlo. Esto incluye prendas reveladoras como minifaldas, blusas de tubo, blusas recortadas y blusas con tirantes finos.

2. Mantener la limpieza

Al elegir un atuendo para el trabajo, considere si está limpio. Mire para ver si hay manchas presentes en un artículo. Esto también incluye asegurarse de que su ropa esté planchada y sin arrugas. Además, siga las etiquetas de aseo adecuadas, como peinarse y cortarse las uñas.

3. Consultar con Recursos Humanos

Si no está seguro de si algo es apropiado para usar en el trabajo, considere consultar con su departamento de recursos humanos para conocer las pautas de su empresa. Puede enviarles un correo electrónico o visitar su oficina para ofrecer expectativas de vestuario. El departamento de recursos humanos puede ser un excelente recurso para informarle qué usan otros empleados y qué evitar en su lugar de trabajo.

4. Observa lo que usan los demás

Para tener una idea de qué tipo de atuendos son aceptables en su lugar de trabajo, preste atención a lo que usan otros empleados. Esto es especialmente útil cuando recién comienza con una empresa. Una vez que comprenda lo que otros consideran apropiado usar, puede imitar sus estilos para crear su guardarropa profesional. Considera vestirte como tu jefe o como alguien a quien admires.

5. Asegúrate de que todo coincida

Además de elegir artículos para usar en el trabajo, verifique que las combinaciones que elija coincidan. Una forma de hacerlo es prestar atención a los colores que seleccione y ver si se complementan entre sí. Considere usar un color más oscuro en la parte inferior y un color más claro en la parte superior, como pantalones oscuros y una camisa blanca abotonada. Otra forma de asegurarse de que su atuendo combine es usar colores neutrales o artículos sin estampados.

6. Verifique que sus prendas de vestir le queden bien

Dado que es importante evitar usar camisas ajustadas, verifique si sus prendas de vestir le quedan bien. Además, asegúrese de que no le queden demasiado holgados o sueltos. Tener ropa que te quede bien no solo te ayuda a lucir más profesional, sino que también te ayuda a sentirte más cómodo con lo que llevas puesto.

7. Vístete más formal al empezar

Al comenzar con una empresa de vestimenta informal, vístase de manera más formal al principio. Esto le da la oportunidad de ver lo que usan los demás y ayuda a evitar estar mal vestido. También puede ayudarlo a crear una excelente primera impresión con sus nuevos compañeros de trabajo. Vestirse con ropa de negocios puede demostrar que eres profesional y organizado.

8. Cuida tus piercings o tatuajes

Si tiene piercings o tatuajes, averigüe cuál es la política de su empresa. Algunas empresas prefieren que los elimine u oculte. Para aquellos con tatuajes en las piernas, considere usar pantalones o medias de color oscuro con un vestido. Aquellos con tatuajes en los brazos pueden considerar usar camisas de manga larga para ocultar los suyos.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.