Teoría Moderna de la Gestión: Definición, Beneficios y Tipos

Por el equipo editorial de Indeed

8 de abril de 2021

La teoría de la gestión moderna ofrece orientación sobre las prácticas que puede aplicar dentro de su organización para liderar a las personas y los procesos de manera efectiva. Esta teoría proporciona varios enfoques que puede utilizar para comprender su negocio y cómo funciona. Cuando comprenda estos enfoques, podrá utilizarlos para identificar y trabajar con los diversos factores internos y externos que afectan a las empresas. En este artículo, discutimos la teoría moderna de la administración, incluidos sus beneficios y diferentes enfoques.

¿Qué son las teorías modernas de gestión?

Las teorías de gestión representan ideas que brindan recomendaciones para estrategias de gestión, marcos y herramientas que las organizaciones pueden implementar para ayudar a su fuerza laboral o cultura. Los líderes pueden usar estas teorías como guía para alcanzar las metas organizacionales o motivar a los empleados. También pueden aplicar ideas de diferentes teorías en lugar de confiar únicamente en una teoría de gestión. La teoría de la gestión moderna representa una de las numerosas teorías utilizadas por las organizaciones. Esta teoría reconoce que las organizaciones actuales se enfrentan a cambios rápidos y complejidades añadidas, y la tecnología sirve como posible causa y solución para estos factores.

Al implementar esta teoría, los gerentes usan tecnología y técnicas matemáticas para analizar su fuerza laboral y tomar decisiones. Esta teoría sirve como respuesta a la teoría de la gestión clásica, que cree que los trabajadores trabajan únicamente para obtener ganancias monetarias. La teoría de la gestión moderna cree que los empleados trabajan por numerosas razones, entre ellas para lograr la satisfacción, la felicidad y el estilo de vida deseado. Con esta teoría, los gerentes entienden los comportamientos y las necesidades de los empleados y pueden implementar estrategias para satisfacer esas necesidades y respaldar el desarrollo de sus habilidades a lo largo del tiempo.

Beneficios de la teoría moderna de la gestión

Estos son los beneficios de incorporar teorías modernas de gestión:

  • Aumenta la productividad: la teoría de la gestión moderna utiliza métodos matemáticos y estadísticos para evaluar el desempeño dentro de una organización. Los gerentes pueden usar estos datos para comprender los comportamientos de los empleados y desarrollar soluciones que maximicen el potencial de su fuerza laboral. Por ejemplo, pueden implementar procesos que hagan más eficientes las tareas de los empleados u ofrecer programas de capacitación para mejorar sus habilidades.

  • Ayuda a la toma de decisiones: las teorías de gestión modernas a menudo brindan a los gerentes información sobre los factores que necesitan examinar, que pueden usar para evaluar su organización o departamento. Cuando los gerentes saben qué buscar, pueden ayudarlos a identificar problemas y comenzar a pensar en posibles soluciones. El uso de técnicas matemáticas también les permite usar datos para respaldar esas soluciones y decisiones finales.

  • Mejora el compromiso de los empleados: como se mencionó, la teoría de la gestión moderna examina la motivación de los empleados para trabajar más allá de la ganancia financiera. Los gerentes que utilizan esta teoría pueden identificar e implementar procesos o procedimientos que tengan en cuenta las diversas necesidades de los empleados. Si los empleados se sienten satisfechos en el trabajo, puede aumentar su moral y compromiso y hacer que quieran seguir trabajando para la organización.

  • Promueve la objetividad: La teoría de la gestión moderna enfatiza el uso de técnicas matemáticas. Estas técnicas permiten a los gerentes tomar decisiones basadas en datos y evidencia en lugar de opiniones o sentimientos personales. También permiten probar diferentes opciones para evaluar cuál apoya mejor a la organización. Como resultado, los gerentes pueden implementar soluciones más efectivas.

  • Permite la adaptabilidad: la teoría de la gestión moderna reconoce que las organizaciones actuales a menudo existen en entornos que cambian rápidamente. Esta teoría enfatiza la importancia de reconocer la influencia de los factores internos y externos en los negocios y alienta a los gerentes a usar varias técnicas y enfoques para trabajar con ellos. Por ejemplo, los gerentes pueden usar nueva tecnología para agilizar procesos o realizar modelos estadísticos al desarrollar soluciones.

Tipos de teorías modernas de gestión.

Hay varios enfoques de gestión modernos diferentes que los gerentes pueden implementar dentro de una organización. Los gerentes pueden optar por utilizar una combinación de estos enfoques como guía para liderar sus equipos y respaldar los objetivos de la organización. Los tres enfoques de la gestión moderna son:

Enfoque cuantitativo

El enfoque cuantitativo de la gestión utiliza estadísticas y técnicas matemáticas para resolver problemas complejos. Dependiendo del área comercial, los gerentes pueden usar técnicas como simulaciones por computadora o modelos de información para evaluar el desempeño. Este análisis les permite comprender qué funciona y qué no dentro del negocio, y luego desarrollar soluciones para resolver o mejorar los problemas que encuentran. Los gerentes también pueden usar estas técnicas y datos para determinar los beneficios o riesgos de diferentes ideas. Este enfoque puede ayudar a los gerentes a tomar decisiones objetivas basadas en datos y hechos, en lugar de opiniones o sentimientos personales, que respaldan el negocio.

Este enfoque de gestión moderno a menudo consta de tres ramas:

  • Ciencias administrativas: las ciencias administrativas se centran en el uso de métodos matemáticos y estadísticos para formar soluciones comerciales efectivas y lograr objetivos. Ejemplos de estas herramientas incluyen el Técnica de revisión de evaluación de programas (PERT)la método de la ruta crítica (CPM) y muestreo. Los gerentes pueden usar estas herramientas en diversas situaciones, incluida la gestión de proyectos, la elaboración de presupuestos y el desarrollo de cronogramas.

  • Gestión de operaciones: En jefe de operaciones, los gerentes implementan prácticas que ayudan a que los procesos comerciales y productivos sean más eficientes. Dependiendo de la situación, este método puede requerir que los gerentes reestructuren o rediseñen sus procesos. Algunas de las herramientas que utilizan incluyen pronósticos, métodos de control de calidad y planificación de proyectos. A menudo, estos gerentes tienen como objetivo hacer más o mejores productos a través de los procesos más eficientes que implementan.

  • Sistema de información gerencial: un sistema de información gerencial (MIS) representa una base de datos que organiza los datos de una organización, y los gerentes usan este sistema para respaldar la toma de decisiones informada. Este sistema recopila y almacena datos en tiempo real, lo que permite a los gerentes ejecutar informes sobre áreas como finanzas, cronogramas, personal e inventario. Luego, los gerentes pueden monitorear esta información y usarla para evaluar el desempeño y realizar mejoras o desarrollar soluciones según sea necesario.

Enfoque de contingencia

El enfoque de gestión de contingencias establece que no existe un solo enfoque de gestión que se adapte a todas las organizaciones. Cree que el estilo de gestión óptimo depende de la situación. Los líderes que utilizan esta teoría no adoptan un solo estilo de gestión y, en cambio, deben identificar y utilizar diferentes estilos para diferentes situaciones. Como resultado, estos líderes también desarrollan rasgos y habilidades adicionales que aseguran que puedan emplear varios enfoques de gestión de manera efectiva. El uso de diversos estilos puede ayudar a que estos líderes sean más flexibles y adaptables en el lugar de trabajo.

Esta teoría describe tres variables que cree que influyen en la estructura de una organización: el tamaño de la organización, la tecnología que utiliza y los estilos de liderazgo. Un gerente efectivo comprende estos factores y cómo pueden afectar el desempeño. Por ejemplo, una organización pequeña puede representar más flexibilidad y menos separación entre departamentos, mientras que una organización grande puede ser más compleja y dividida. Los gerentes en organizaciones más pequeñas pueden tener más control sobre los procesos debido a su flexibilidad y, potencialmente, realizar cambios en ellos con mayor facilidad.

Enfoque de sistemas

El enfoque de sistemas de la gestión establece que las organizaciones representan una colección compleja de varios componentes que trabajan juntos para alcanzar un objetivo común. Una organización se compone de numerosos subsistemas, como diferentes departamentos. Los gerentes que usan esta teoría examinan cómo estos subsistemas interactúan y se afectan entre sí, en lugar de analizarlos por separado. También deben considerar su entorno circundante y los factores externos que influyen o afectan estos sistemas. El enfoque de sistemas define aún más una organización al dividirla en diferentes componentes. Estos componentes demuestran cómo las diferentes partes de la organización trabajan juntas hacia un objetivo común:

  • Insumos: Los insumos representan los factores que se necesitan para crear bienes y servicios. Por ejemplo, los insumos pueden incluir materias primas, capital, tecnología o información.

  • Proceso de transformación: Los procesos de transformación representan las actividades o habilidades que convierten las entradas de la organización en salidas. Por ejemplo, estos procesos pueden incluir tareas de trabajo o actividades operativas de los empleados.

  • Salidas: Las salidas representan los resultados producidos por una organización. Estos productos pueden incluir productos, servicios y resultados financieros, como utilidades.

  • Retroalimentación: La retroalimentación representa información relacionada con los resultados o productos de las organizaciones. Los líderes pueden usar esta información para influir o tomar decisiones relacionadas con los aportes de la organización.

En el enfoque de sistemas, los miembros del personal administrativo desarrollan metas y procesos que respaldan los objetivos y el desempeño general de su organización. Por ejemplo, los gerentes de departamento pueden mirar al departamento que está por encima de ellos en la jerarquía para determinar el propósito y las prioridades de su departamento. Pueden implementar plazos para su equipo que aseguren que el otro departamento pueda comenzar y completar sus tareas necesarias. Alinear las actividades de su departamento con los objetivos del siguiente departamento puede ayudar a que los procesos funcionen de manera más fluida y eficiente en toda la organización.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.