Storytelling: elementos de una buena historia y cómo desarrollar su proceso

Por el equipo editorial de Indeed

16 de marzo de 2021

Muchos profesionales utilizan la narración de historias todos los días para educar, informar, evocar emociones y motivar. Es una parte importante de conectarse con sus clientes y otros miembros de la audiencia, como inversionistas, proveedores, gerentes y colegas para obtener una respuesta. Los especialistas en marketing, los profesionales de relaciones públicas y los escritores de contenido utilizan la narración de historias con frecuencia en su trabajo, pero cualquiera puede ser un narrador. En este artículo, discutimos qué es la narración de historias, por qué es importante, los elementos de una buena narración de historias y cómo desarrollar un proceso de narración de historias.

¿Qué es la narración?

La narración es el proceso de usar palabras, inflexiones y acciones para evocar una respuesta deseada, ya sea una emoción o una acción. La narración ayuda a desarrollar la imaginación de la audiencia para que pueda absorber su historia y sentirse parte real de ella. La narración implica el uso de elementos fácticos de una manera creativa para comunicarse con su audiencia y explicar su propósito, valores o quién es usted como marca o empresa. Es posible que desee utilizar la narración de historias para vender un producto, entretener a su audiencia para que pueda formar una conexión o educar.

Fundamentos de la narración

Estas son algunas de las razones básicas para utilizar la narración de historias como técnica para llegar a su audiencia:

  • La narración se trata de su audiencia. No importa el propósito de su historia, la audiencia y sus acciones y emociones determinan cómo se desarrolla la historia.

  • La narración es atractiva. La razón por la que las historias son poderosas es porque atraen a la audiencia. La audiencia puede imaginarse a sí misma en la historia y es más probable que actúe debido a ella.

  • La narración proporciona información útil. Aunque las historias están destinadas a conectarse con las emociones de la audiencia, también brindan información que los miembros de la audiencia pueden usar. Esta información útil se brinda en forma narrativa y es mucho más fácil y divertida de absorber para la audiencia.

  • La narración es una interacción valiosa. Incluso si no está contando su historia en persona a su público objetivo, su historia en cualquier medio sigue siendo una interacción entre usted o su marca y su oyente.

¿Por qué es importante contar historias?

La narración de historias es importante porque crea una comunidad con su público objetivo. Puede persuadir a sus clientes para que compren un producto o servicio o simplemente para que crean en su marca. Su audiencia puede incluir clientes, inversionistas o incluso compañeros y gerentes en el lugar de trabajo.

También es importante porque, con la narración, puede relacionarse más con su audiencia, brindándoles información valiosa en un formato digerible. La narración puede reunir a personas de diversos orígenes para experimentar una emoción común o adoptar un enfoque común de la historia.

Contar historias es una forma de motivar e inspirar a otros también. Cuando puede comprender las emociones de alguien y conectarse con ellos en ese nivel, puede establecer lealtad a la marca, humanizarse a sí mismo o a su empresa e impulsar a su audiencia a tomar medidas. En resumen, la narración de historias es una herramienta de marketing que puede vender su marca a otros.

Elementos de una buena narración

Hay varios elementos de una buena narración. Las historias deben:

  • Sea interactivo. Incluso cuando una historia es unilateral, ya que la audiencia no está directamente frente a ti, las emociones que evocas se convierten en una interacción entre el narrador y el oyente.

  • Utilizar palabras. Ya sea verbal, visual o auditivo, la narración utiliza el poder de las palabras para compartir un mensaje. Las historias también pueden tener elementos gráficos, pero el núcleo de la narración está en las palabras que usas.

  • Involucrar emociones. Las historias convincentes captan la emoción de la audiencia y producen una energía que impulsa al oyente a actuar.

  • Tener personajes. El personaje de la historia debe relacionarse con la audiencia de tal manera que el oyente pueda imaginarse a sí mismo como el personaje o como una persona clave que interactúa con el personaje principal. Cuanto más pueda tu personaje formar una conexión con el oyente, más probable es que tu oyente siga adelante con una determinada acción.

  • Introducir conflicto. Algunas de las mejores historias tienen algún tipo de conflicto. Podría ser una decisión difícil que el personaje principal tuvo que tomar o una situación de vida o muerte, pero es importante mostrar algún tipo de desafío. Un conflicto es una forma maravillosa de producir emociones en tu oyente porque proporciona suspenso que los mantiene comprometidos.

  • Proporcione una resolución. La resolución de una historia es importante, para que el oyente sepa qué pasó con el conflicto. Sin embargo, no todas las resoluciones tienen que ser positivas, dependiendo de la emoción que intentes evocar. Por ejemplo, si su llamado a la acción es lograr que su cliente compre su producto, la resolución de su historia podría ser lo que le sucedió al personaje cuando no usó el producto.

Cómo desarrollar un proceso de narración

Es importante contar con un proceso de narración para que pueda estar seguro de comunicar todos los puntos que desea y está escribiendo la historia para una persona o grupo previsto para lograr el máximo impacto. Considere estos pasos cuando desarrolle su propio proceso de narración:

1. Determina quién será tu audiencia

Una de las partes más importantes de cualquier campaña de marketing, presentación a compañeros, mensajes de la empresa o creación de productos es saber quién es su audiencia. Si aún no lo ha hecho, piense en quién es su público objetivo para su historia. Investigue lo suficiente sobre su público objetivo para comprender completamente sus motivaciones, estado de ánimo, deseos, puntos débiles y necesidades. Cree personas que representen diferentes grupos de audiencia para que pueda crear contenido que atraiga a todos los que necesita.

Según el propósito de su historia, es posible que descubra que está tratando de atraer a una parte más específica y específica de su audiencia actual, y eso está bien. Lo importante es desarrollar una base para que sepa quién leerá o escuchará su historia y cómo debería y puede afectarlos. Puede obtener más información sobre su audiencia a través de encuestas, analizando el flujo de usuarios de su sitio web, las redes sociales y los grupos focales. Esta información le ayudará a desarrollar una historia que evoque las emociones necesarias para tener éxito.

2. Decide cuál es el propósito de tu historia

Con un propósito en mente, debe terminar escribiendo una historia con dirección y eso mantendrá al destinatario de su historia comprometido con lo que está diciendo. Estos objetivos comunes de la historia pueden ayudarlo a comenzar:

  • Inspirar acción. Una historia que tiene como objetivo inspirar a la acción debe ser identificable y realista para que su cliente pueda ubicarse en la historia y sentirse obligado a dar el siguiente paso. Esta historia puede enfocarse en una situación similar en la que puede estar un cliente y cómo la acción cambió las cosas para mejor.

  • Educa a tu audiencia. Las personas suelen participar mucho en historias que las educan, especialmente si se trata de un tema que les interesa. Esta historia puede hablar sobre una situación en la que el protagonista resolvió su problema a través de nueva información, como un nuevo proceso o herramienta.

  • Proporcionar información sobre la empresa. Si el objetivo de su historia es contarle a la audiencia más sobre usted como persona o su organización, entonces es posible que desee considerar una historia que sea genuina, identificable y detallada. También puede ser una buena idea compartir las dificultades que ha tenido su empresa, ya que los clientes entienden que no todo el éxito es fácil. En realidad, pueden apreciar escuchar una historia que les permita saber que el negocio se creó a través del trabajo duro, los desafíos y, en última instancia, la perseverancia.

  • Mostrar valores. Es importante que los clientes puedan conectarse con la misión y los valores de una empresa para que se sientan cómodos y emocionados de comprar productos o suscribirse a servicios. Una historia con este objetivo puede centrarse en invocar emociones que hagan que el cliente se imagine a sí mismo en la historia. Lo mismo ocurre con los nuevos empleados: si entienden los valores de una empresa a través de una historia, pueden creer más en la empresa que representan.

  • Colabora con otros. Si desea construir una comunidad o colaborar con otros, su historia puede inspirar a su audiencia a comunicarse entre sí. Tiene el potencial de atraer a una amplia variedad de miembros de la audiencia con este objetivo, ya que todos llegan a la discusión con una experiencia única.

Durante este mismo paso, comience a pensar qué acción específica desea que realice su audiencia durante o después de la historia. Puede invitarlos a visitar un sitio web para obtener más información, ingresar su información de contacto para incluirlos en su lista de correo electrónico, donar a una causa, realizar una compra o compartir su historia con otros.

Cualquiera que sea su llamado a la acción para su audiencia, asegúrese de que sea claro para ellos y que su historia se conecte con la acción de una manera que tenga sentido. Por ejemplo, probablemente no quiera pedirle a alguien que done a una causa si no habla en profundidad sobre la causa en su historia para que su audiencia pueda conectarse con ella.

3. Concéntrese en su mensaje subyacente

Tu mensaje es lo que quieres que la audiencia se lleve de la historia. Se relaciona con el propósito que ha decidido y es un tono subyacente de casi toda la historia. Piense de qué se trata su historia y pregúntese qué quiere que haga su audiencia después de absorber su historia. Si no está seguro, es importante continuar refinando su historia hasta que lo descubra.

Junto con su mensaje subyacente, elija qué datos incluirá para convencer a su audiencia de su historia o de los resultados que pueden esperar. Por ejemplo, una historia invoca la emoción que hace que los clientes se conecten con usted o su marca, mientras que los datos les brindan la evidencia que necesitan para sentirse seguros en su decisión de compra.

4. Elige cómo contarás tu historia

Hay muchas formas de contar una historia, y es posible que desee utilizar una o todas, según su público objetivo, presupuesto, objetivo y más. Estos son los diferentes medios que puede utilizar:

  • Audio: puede contar una historia de audio a través de un podcast, un programa de radio, una nota de voz o cualquier otra grabación que escuche la audiencia.

  • Escrito: puede contar una historia a través de una publicación de blog, una página acerca de en su sitio web o artículos individuales. Dependiendo de dónde aparezca su historia escrita, puede incluir fácilmente enlaces a piezas complementarias o dar a su audiencia un llamado a la acción.

  • Oral: una historia oral se diferencia de una historia de audio porque las historias de audio se graban y una historia oral es algo que se hace con un elemento más en vivo. Una presentación, un panel de discusión o una propuesta para inversionistas son ejemplos de historias orales.

  • Digital: Los medios digitales son un medio común para contar historias. Los consumidores están en plataformas digitales como las redes sociales, y es un lugar viable para conectarse con su público objetivo.

5. Escribe

Una parte del proceso de narración es escribir tu historia una vez que hayas identificado a tu audiencia, objetivo y tengas todos los detalles preparados. Escribir es algo más que poner su historia en el medio elegido. Le da la oportunidad de identificar las partes que le faltan y refinar su historia según sea necesario.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.