Redundancia de Red: Definición, Tipos y Cómo Implementar

Por el equipo editorial de Indeed

15 de julio de 2021

La mayoría de las empresas de hoy dependen de información, datos o procesos digitales para llevar a cabo sus operaciones comerciales habituales. La redundancia de red ayuda a garantizar que su empresa aún pueda acceder a información o procedimientos cruciales incluso si los componentes de su red no funcionan correctamente. Al implementar redundancia de red, su empresa puede brindar continuidad comercial, minimizando los impactos de situaciones inesperadas que podrían interrumpir las funciones normales de la empresa. En este artículo, analizamos qué es la redundancia de red, por qué es importante, qué tipos hay y cómo optimizar la redundancia de su red.

¿Qué es la redundancia de red?

La redundancia de red es un proceso para implementar dispositivos alternativos, rutas y otros componentes en la red de su empresa. La redundancia de red a veces se denomina plan de recuperación ante desastres porque lo ayuda a fortalecer varios aspectos de su red para minimizar las posibilidades de errores, daños o apagones. Con la redundancia de red, toma medidas prácticas para asegurarse de que su red permanezca en funcionamiento para sus empleados y clientes.

¿Por qué es importante la redundancia de red?

La redundancia de red puede ofrecer a su negocio una variedad de beneficios, que incluyen:

  • Reducción de las posibilidades de fallas en la red: es más probable que su red permanezca en funcionamiento y conectada con un plan de redundancia de red.

  • Optimización del tiempo y el dinero: los daños en su red pueden costar a las organizaciones tiempo, dinero y recursos humanos. Con la redundancia de la red, puede dirigir los ingresos, los empleados y el tiempo de su empresa a actividades más valiosas.

  • Aumentar el tiempo de actividad de la red: el tiempo de actividad de la red se refiere a cuánto tiempo permanece en funcionamiento la red de su empresa. Cuanto mayor sea el tiempo de actividad de su red, más fácil, rápida y confiablemente los clientes y empleados podrán acceder a la red de su empresa.

  • Mejora de la seguridad de la empresa: la redundancia de la red ayuda a proteger a su empresa contra daños físicos a su red, como por ejemplo, un desastre natural o un robo. También puede proteger mejor a su organización de las amenazas de ciberseguridad con redundancia de red.

¿Cuáles son los tipos de redundancias de red?

Aquí hay cuatro tipos de redundancias de red:

Redundancia de energía

La redundancia de energía se refiere a un proceso que protege su negocio cuando se detiene la energía o la electricidad. Con un plan de redundancia de energía para su red, su empresa puede seguir funcionando incluso si las ubicaciones de su oficina o servidor se quedan sin electricidad. Las baterías de respaldo, los generadores de respaldo o las unidades de fuente de alimentación alternativas pueden ayudarlo a crear redundancia de energía para su empresa.

Redundancia de datos

La redundancia de datos es un sistema en el que puede obtener toda la información crítica de su negocio desde una instalación secundaria. Con la redundancia de datos, ayuda a proteger su organización contra la pérdida de datos o la inaccesibilidad debido a daños físicos, como por ejemplo, un incendio. La redundancia de datos garantiza que aún pueda acceder a portales cruciales, sistemas de comunicación e información empresarial.

redundancia geográfica

La redundancia geográfica significa que la red de su empresa abarca varias regiones. Ya sea que su empresa tenga servidores internos o utilice un proveedor, su empresa debe distribuir estos servidores en varias ubicaciones geográficas para reducir las posibilidades de que eventos localizados afecten los datos de su empresa. Por ejemplo, si tiene algunos de sus centros de datos en un área propensa a los tornados, asegúrese de tener otros centros de datos ubicados fuera de esa región.

Redundancia de ruta

La redundancia de ruta es cuando crea una red con rutas alternativas para varias funciones. Con la redundancia de rutas, incluso si sus conexiones habituales dejan de funcionar, su empresa puede acceder y realizar operaciones cruciales. Por ejemplo, si las conexiones típicas entre su chat de servicio al cliente y sus clientes que usan ese chat fallan, la redundancia de rutas garantiza que su red tenga una ruta diferente que aún pueda conectar los servicios al cliente con sus usuarios.

Cómo implementar redundancia de red

Aquí hay seis pasos para implementar o mejorar la redundancia de la red de su empresa:

1. Haz una copia de seguridad de tus datos

Haga una copia de seguridad de sus datos con la mayor frecuencia posible. Elija al menos un lugar alternativo para almacenar la información valiosa de su empresa. Puede hacer una copia de seguridad de sus datos en varias ubicaciones para asegurarse de poder acceder a ellos durante una variedad de situaciones o desafíos de la red. Por ejemplo, es posible que desee encontrar una forma digital de hacer una copia de seguridad de sus datos, como un servicio de computación en la nube, así como una forma física, como un servidor externo.

2. Usa la configuración más simple posible

Mantenga sus conexiones y componentes de red lo más simples posible. Utilice la menor cantidad posible de conexiones y dispositivos de red y, al mismo tiempo, permita que su red complete las funciones y los procesos necesarios. El objetivo de la redundancia de red es proporcionar un sistema seguro para sus datos y minimizar los enlaces o dispositivos de red innecesarios.

3. Pruebe y mantenga copias de seguridad con regularidad

Evalúe sus sistemas de copia de seguridad con regularidad. Verifique cada semana que sus copias de seguridad se actualicen constantemente y almacenen correctamente los datos, la información y los procesos de su empresa. Realice pruebas que evalúen la integridad de sus copias de seguridad, es decir, pruebas que examinen si los archivos que se respaldan son válidos y seguros para su uso.

4. Cree sistemas duplicados para partes clave de su red

Duplique varios dispositivos o componentes en varias áreas de su red. Por ejemplo, para cada conmutador dentro de su red, utilice conmutadores con modelos, software y conexiones idénticos. El objetivo de esto es reducir la complejidad de su red y hacerla más fácil de administrar desde todas las áreas.

5. Haz conexiones en paralelo

Vincule dispositivos y componentes en su red a través de conexiones paralelas. Las conexiones paralelas ayudan a garantizar que, incluso si un dispositivo no funciona correctamente, la vía de su red permanece en pleno funcionamiento.

Digamos, por ejemplo, que su red tiene dos conmutadores principales, dos cortafuegos y dos conmutadores de acceso. El primer conmutador de acceso debe conectarse al primer conmutador central, que se conecta al primer firewall. Asimismo, el segundo conmutador de acceso se conecta al segundo conmutador central y el segundo conmutador central también se conecta al segundo cortafuegos. Además, los dos conmutadores de acceso y los conmutadores centrales se vincularían entre sí. Este diseño crea una red completamente a partir de conexiones paralelas.

6. Proteger contra amenazas físicas y cibernéticas

Diseñe su red para protegerla contra amenazas físicas y amenazas cibernéticas. La redundancia de red puede ayudar a que su red permanezca operativa durante los desafíos físicos y digitales si se prepara con anticipación para ambos. Por ejemplo, puede proteger su red contra daños físicos manteniendo sus datos en una ubicación externa. Para defender su red contra ataques cibernéticos, considere usar herramientas de seguridad en línea duplicadas, como firewalls y sistemas de prevención de intrusiones.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.