¿Qué son las habilidades de autorregulación? (y cómo mejorarlos)

Holly Thompson es una entrenadora profesional técnica certificada con experiencia en guiar a diversas personas a lo largo de su trayectoria profesional. Tiene experiencia en educación y enseñó en escuelas públicas durante 10 años antes de convertirse en entrenadora profesional.

Tus actitudes y comportamientos pueden afectar tu vida y tu éxito profesional. Si quieres alcanzar tus metas y sentir control sobre tus acciones y reacciones, considera desarrollar tus habilidades de autorregulación. La autorregulación puede ayudar a desarrollar su resiliencia cuando ocurren eventos desafortunados fuera de su control. En este artículo, describiremos formas de mejorar sus habilidades de autorregulación y los efectos positivos que esto podría tener en su vida y carrera.

Obtenga más información sobre qué habilidades duras y blandas incluir en un currículum para que se destaque de los demás.

¿Qué son las habilidades de autorregulación?

Las habilidades de autorregulación son elementos que se relacionan con qué tan bien manejas tus pensamientos y acciones. Veamos dos tipos de autorregulación: la autorregulación conductual y la autorregulación emocional.

La autorregulación del comportamiento abarca cómo respondes a las situaciones y cómo actúas de acuerdo con tus objetivos a largo plazo y tus valores más profundos. Por ejemplo, puede que le resulte difícil levantarse temprano por la mañana para hacer jogging, pero lo hace porque quiere mejorar su forma física y su salud.

En otro caso, tal vez un cliente en el trabajo lo criticó públicamente, pero pudo mantener la calma y no reaccionar en esta situación estresante porque pudo reconocer que la ira del cliente no estaba realmente dirigida a usted personalmente.

La autorregulación emocional se refiere al control de las emociones, como procesar conscientemente sus sentimientos y trabajar para mantener una perspectiva positiva mientras experimenta desafíos. Tal control puede tener efectos positivos en sus relaciones interpersonales porque puede permitirle ser más confiable, empático y considerado con los demás.

Ejemplos de habilidades de autorregulación

Aquí hay algunos rasgos y habilidades que exhiben las personas autorreguladas:

Conciencia de sí mismo

Tener autoconciencia significa que puedes reconocer conscientemente tus pensamientos, sentimientos y comportamientos. La autoconciencia ayuda con el autocontrol para que puedas mantener la calma y la racionalidad en la mayoría de las situaciones y ejercitar la disciplina cuando sea necesario. Las personas con una fuerte autoconciencia tienden a tener la capacidad de comprender y responder a las necesidades de los demás también.

Persistencia

Continuar avanzando hacia sus objetivos, independientemente de las luchas externas o internas, es una elección consciente. Quienes poseen esta habilidad tienden a esforzarse al cien por cien para mantenerse alineados con sus valores y objetivos. La persistencia también puede mantenerlo enfocado en el impacto positivo dentro de su control mientras deja pasar situaciones fuera de su control.

Adaptabilidad

La capacidad de adaptar sus respuestas y emociones de acuerdo con diferentes situaciones significa que puede hacer frente al cambio. Esta habilidad de autorregulación también puede hacerlo más flexible cuando se trata de diferentes puntos de vista y opiniones y le permite considerar los problemas desde múltiples perspectivas.

Optimismo

Entrenar tu mente y tus emociones significa ser capaz de calmarte cuando te sientas estresado, ansioso o deprimido. Si es un autorregulador fuerte, es probable que considere los desafíos como oportunidades para aprender y mejorar sus esfuerzos futuros. La búsqueda constante de aspectos positivos permite a los autorreguladores mejorar continuamente sus propios comportamientos y acciones mientras se mantienen enfocados y motivados.

Cómo mejorar tus habilidades de autorregulación

La autorregulación requiere compromiso, autorreflexión y práctica. El proceso está en curso, ya que deberá controlar sus pensamientos y acciones con regularidad, alinearse con sus objetivos y realizar cambios cuando sea necesario. La vida y el trabajo pueden ser estresantes, por lo que es importante practicar técnicas para ayudar con la autorregulación para que pueda elegir cuidadosamente cómo responder durante los momentos difíciles. Aquí hay algunos pasos para desarrollar sus habilidades de autorregulación:

  1. Practica la autoconciencia.

  2. Meditar.

  3. Ejercicio.

  4. Alinea tus objetivos con tus valores.

  5. Ser amable con usted mismo.

  6. Mantén un diario.

  7. Participa en un diálogo interno positivo.

  8. Busque retroalimentación.

  9. Hágase responsable.

  10. Edúcate tu mismo.

1. Practica la autoconciencia

Uno de los pasos más importantes en la autorregulación es aprender a ser consciente de uno mismo. La autoconciencia es la capacidad de vernos claramente a nosotros mismos, comprender cómo nos ven los demás y cómo encajamos en el mundo que nos rodea.

Una excelente manera de comenzar a practicar esto es hacer un escaneo mental del cuerpo y ver si hay áreas de tensión física. Tome nota de cuándo puede sentirse ansioso o estresado y qué signos físicos acompañan a este sentimiento. Por ejemplo, ¿su rodilla rebota rápidamente o siente tensión en el pecho o los hombros? Esta práctica te ayuda a dar un paso atrás y evaluarte a ti mismo y a tus emociones. Otra forma de practicar la autoconciencia y mejorar la autorregulación es la meditación.

2. Meditar

La meditación te permite reflexionar en silencio y ganar más control sobre tus pensamientos. Cualquier cantidad de meditación, incluso una sesión diaria de cinco minutos, puede tener un impacto positivo en tus habilidades de autorregulación. Programa tiempo cada día para sentarte en un espacio tranquilo, despejar tu mente y concentrarte en tu respiración. Esta práctica puede ayudarlo a desarrollar una sensación de calma cuando surgen pensamientos difíciles, lo que a su vez puede ayudarlo a regular sus emociones y comportamientos.

3. Ejercicio

La actividad física aumenta las endorfinas, lo que mejora el estado de ánimo y ayuda a combatir el estrés. El ejercicio regular ayuda a concentrarse y establecer metas, y le da una sensación de control sobre su cuerpo y su vida. El ejercicio también puede ayudar a dormir mejor, lo que también contribuye a una mejor salud en general.

Considere tomar descansos regulares a lo largo del día para moverse un poco. Intente tomarse unos momentos para alejarse de su trabajo, estirarse, salir a caminar y restablecer su mente. Es posible que te encuentres de mejor humor y más renovado cuando regreses a tu trabajo.

4. Alinea tus metas con tus valores

Puedes estar más motivado y comprometido con la autorregulación de tus emociones y acciones cuando te enfocas en lo que más te importa. Por ejemplo, si valora la red profesional que está construyendo, haga un esfuerzo por fortalecer sus relaciones con sus compañeros de trabajo conociéndolos a un nivel más personal y participando en eventos de equipo. Dejar que tus valores influyan en lo que quieres lograr puede mantenerte motivado.

Relacionado:

5. Sé amable contigo mismo

Uno de los aspectos más importantes de la autorregulación es practicar la autocompasión y darse un poco de gracia cuando estás luchando. Recuerda, nada es perfecto y aprendemos fallando. Otra estrategia es practicar la positividad celebrando las pequeñas victorias o cuando logras una meta.

Intente implementar un sistema de recompensas, como tomar un breve descanso después de pasar mucho tiempo trabajando en una tarea o disfrutar de una cena especial después de completar un proyecto importante. Con esta estrategia, puedes construir una imagen positiva de ti mismo con el tiempo, lo que puede ayudarte a desarrollar una actitud más positiva en general.

6. Lleva un diario

Llevar un diario ayuda a despejar la mente y ralentizar los pensamientos cuando pueden estar acelerados. El proceso de escribir puede ayudar a calmarte mientras procesas tu día, ya sea que haya sido positivo o negativo. Algunos llaman a esto un “volcado de cerebro” para despejar el parloteo en tu mente y ayudarte a seguir adelante. Escribir un diario también puede documentar su progreso en los hábitos de autorregulación para que pueda mirar hacia atrás a lo largo de su viaje.

7. Participa en un diálogo interno positivo

Cuando sucede algo emocionante, como una graduación o un ascenso en el trabajo, las personas generalmente se sienten muy bien. Por otro lado, cuando ocurren errores, algunas personas tienden a entablar un diálogo interno duro que puede causar una espiral descendente. Los pensamientos producen sentimientos, por lo que es importante concentrarse en las cosas positivas que queremos y practicar el diálogo interno, ya sea en voz alta o internamente.

8. Busque comentarios

Puede ser difícil mirarte a ti mismo objetivamente todo el tiempo. Solicitar comentarios de colegas o amigos de confianza puede ser increíblemente útil en su viaje de conciencia y autorregulación. Extender la mano puede hacerte sentir vulnerable, pero esta es una gran oportunidad para practicar la autorregulación. Incluso podría inspirar a otros a trabajar en sus propias habilidades de autorregulación.

9. Hágase responsable

Puede controlar mejor sus propias acciones cuando asume la responsabilidad de los objetivos que establece. Si programa una tarea compleja para que se complete al final de la semana, puede crear una estrategia para separar esta tarea grande en asignaciones más pequeñas y manejables para completar durante la semana.

También puede pedirle a un compañero de trabajo que sea un socio responsable, alguien que verificará su progreso todos los días. Cuando se responsabiliza y toma medidas para que otros hagan lo mismo, puede mejorar su capacidad de autorregular cómo actúa y reacciona cuando se le asigna una tarea.

10. Infórmate

Lea libros y revistas educativas, escuche podcasts o tome un curso en línea. Cuanto más aprendas, te volverás más observador, no solo de ti mismo, sino también de las personas y el mundo que te rodea, lo cual es una excelente manera de aumentar tu inteligencia emocional en general. Puede comenzar a reconocer tendencias, hábitos y factores desencadenantes para evitar reaccionar negativamente ante situaciones difíciles.

Habilidades de autorregulación en el lugar de trabajo

Mejorar sus habilidades de autorregulación puede tener un impacto positivo en su mentalidad y bienestar, y ayudar a prevenir el agotamiento en el lugar de trabajo. También puede mejorar la productividad y otros aspectos de su trabajo, incluidos:

Cuando practica la autorregulación en el lugar de trabajo, puede mejorar su capacidad para escuchar activamente y comprender lo que sucede a su alrededor sin cerrarse. También está mejor equipado para pensar antes de hablar o actuar.

La resolución de conflictos

Puede manejar bien los conflictos porque puede considerar las diferentes opiniones y empatizar mejor con sus compañeros de trabajo y otras personas con las que interactúa en el lugar de trabajo. Como persona autorregulada, es probable que aborde directamente la causa del conflicto y evite dejar que las emociones guíen sus respuestas.

Perspectiva

La autorregulación le permite mantener la calma en situaciones desafiantes y responder de manera más efectiva. Es posible que pueda concentrarse mejor en el objetivo final y en el hecho de que resolver conflictos puede conducir a un lugar de trabajo mejorado.

resolución de problemas

Es más probable que sea un buen solucionador de problemas porque puede considerar muchas opciones lógicas y puede adaptarse cuando se sugieren nuevas soluciones.

Gestión del tiempo

Cuando practica la autorregulación, puede mejorar su gestión del tiempo en el lugar de trabajo haciéndose responsable de los plazos. También puede ser más confiable porque es más probable que llegue a las reuniones a tiempo y esté bien preparado, lo que puede ayudarlo a usted y a su equipo a mantenerse productivos.

Manejo del estrés

El trabajo puede acumularse a veces y causar estrés adicional además de su trabajo diario habitual. Tal vez tener que hacer una presentación y hablar frente a una gran audiencia te cause un estrés adicional. Las prácticas regulares de autorregulación pueden ayudarlo a calmarse para presentar con confianza y manejar el estrés adicional.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.