¿Qué es la toma de decisiones basada en evidencia? (Y por qué es importante)

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 2 de abril de 2022

Las personas en roles de liderazgo a menudo toman decisiones que afectan a toda la empresa, por lo que es importante que tengan un proceso sólido para tomar decisiones importantes. La toma de decisiones basada en evidencia es un enfoque que impulsa a los profesionales a utilizar datos cuantitativos y cualitativos para desarrollar planes informados. Si está considerando implementar este enfoque, conocerlo puede ayudarlo a decidir si es adecuado para usted. En este artículo, definimos la toma de decisiones basada en evidencia, explicamos cómo funciona, compartimos por qué es importante y ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarlo a usar este método de manera efectiva.

¿Qué es la toma de decisiones basada en evidencia?

La toma de decisiones basada en evidencia es el proceso de usar datos duros para informar decisiones. Los profesionales de recursos humanos, los gerentes y los líderes suelen utilizarlo en los entornos de trabajo cuando toman decisiones que afectan a la organización. Muchos profesionales optan por utilizar este enfoque para garantizar que sus decisiones sean razonables, imparciales y que puedan conducir a un resultado favorable. La evidencia utilizada en este método podría provenir de fuentes como:

  • Opiniones profesionales de expertos: Nuevas observaciones e ideas de expertos de campo encontradas en conferencias, publicaciones, paneles de discusión o de organizaciones profesionales.

  • Datos empíricos: datos históricos dentro de la empresa recopilados a través de herramientas como informes y sistemas de seguimiento.

  • Investigación de fuentes confiables: estudios examinados publicados en revistas académicas o realizados por académicos de renombre

  • Pensamientos y sentimientos de las partes interesadas: Preferencias de los afectados, como empleados y socios, que pueden expresar verbalmente, por escrito o mediante respuestas a encuestas.

Si bien muchas personas consideran hechos y datos cuando toman decisiones, lo que diferencia la toma de decisiones basada en evidencia de otros estilos de toma de decisiones es la confianza en la evidencia histórica. Cuando sigue este método, es vital revisar las situaciones en las que la decisión que está considerando ha sido exitosa. Por ejemplo, si está considerando implementar tiempo libre remunerado (PTO) ilimitado en la organización en la que trabaja, el modelo de toma de decisiones basado en evidencia podría instarle a buscar estudios que demuestren que el PTO ilimitado ha afectado positivamente la cultura y la productividad. tarifas en otras organizaciones similares.

¿Cómo funciona la toma de decisiones basada en evidencia?

La toma de decisiones basada en evidencia generalmente incluye tres etapas:

1. Recopilación de pruebas

Una vez que haya identificado un problema que le gustaría resolver y desarrollado una solución hipotética, puede comenzar a recopilar evidencia que podría ayudarlo a probar la probabilidad de éxito de su plan. Es fundamental que sea imparcial y minucioso durante esta etapa, ya que los datos incompletos o selectivos pueden sesgar los resultados. Para asegurarse de recopilar un grupo equilibrado de puntos de datos, es útil apuntar tanto a datos externos como internos.

Puede encontrar datos y cifras valiosos fuera de la organización para la que trabaja leyendo publicaciones académicas, asistiendo a eventos profesionales, hablando con colegas y mentores y revisando estudios de casos de otros grupos. Internamente, es importante tener en cuenta tanto los datos cuantitativos como los cualitativos para que pueda formar una comprensión integral de cómo su decisión podría influir en el negocio. Puede encontrar datos internos extrayendo informes de los programas, consultando con gerentes, enviando encuestas a los empleados o reuniéndose uno a uno con las partes interesadas.

2. Interpretación de la evidencia

Durante la siguiente etapa, puede revisar los datos que ha recopilado e intentar extrapolar información a partir de ellos. Al analizar los datos, puede ser útil organizar las respuestas en grupos, buscar tendencias e identificar valores atípicos. Considere usar los siguientes tipos de análisis para ayudarlo a interpretar la información y formar conclusiones bien pensadas:

  • Análisis descriptivo: revisar los hechos y resumir sus hallazgos

  • Análisis predictivo: uso de resultados pasados ​​para establecer expectativas de resultados futuros

  • Análisis prescriptivo: elaboración de estrategias basadas en los datos para elegir el mejor curso de acción

Para asegurarse de que su análisis sea imparcial, trate de valorar cada conjunto de datos. Por ejemplo, si está reconsiderando su enfoque de contratación, es posible que los expertos en el campo de recursos humanos crean que los sistemas de seguimiento de candidatos (ATS) suelen ayudar a las empresas a retener a los empleados. Por el contrario, sus datos internos pueden mostrar una baja tasa de retención de 90 días para las nuevas contrataciones desde que implementó un ATS. Puede ser tentador confiar en las opiniones de los expertos, pero tratar sus datos internos con importancia también puede ayudarlo a diseñar una solución adecuada para su equipo.

3. Aplicar conocimientos

En la etapa final de la toma de decisiones basada en evidencia, los profesionales ejecutan sus decisiones y evalúan los resultados. Durante esta etapa, es importante observar la respuesta a sus decisiones de manera objetiva para que pueda evaluarlas con honestidad. Los datos internos, como los indicadores clave de rendimiento y las cifras financieras, pueden ayudarlo a decidir si su decisión ha sido productiva para el negocio. Mientras tanto, puede usar herramientas como encuestas, reuniones individuales y observaciones personales del comportamiento de los empleados para saber cómo se siente el equipo con respecto a la decisión.

¿Por qué es importante la toma de decisiones basada en evidencia?

Estas son algunas de las razones por las que la toma de decisiones basada en evidencia es importante:

Aumenta la probabilidad de resultados exitosos

La toma de decisiones basada en evidencia alienta a los profesionales a pensar detenidamente en sus planes antes de ejecutarlos, lo que reduce la probabilidad de tomar decisiones precipitadas. Este enfoque también se basa en datos concretos en lugar de sentimientos u opiniones, lo que facilita la elección de métodos fiables que se sabe que conducen al éxito. La evidencia integral puede ayudar a los profesionales y ejecutivos de recursos humanos a minimizar el riesgo al tomar decisiones en toda la empresa.

Desafía las suposiciones

Este enfoque para la toma de decisiones puede ayudarlo a exponerse a nuevas perspectivas. Considerar una amplia gama de opiniones, puntos de datos y anécdotas podría ampliar su comprensión de un tema determinado y ayudar a aumentar su empatía. Es crucial resistir la tentación de actuar en base a suposiciones personales, ya que las emociones, los prejuicios y las circunstancias de cada individuo pueden limitar su forma de pensar. El pensamiento basado en evidencia lo alienta a usted y a sus compañeros de equipo a desafiar sus creencias y llegar a una conclusión bien fundamentada.

Conduce a decisiones imparciales.

Este método ayuda a las organizaciones a tomar decisiones objetivas que son las mejores para el grupo en su conjunto. Sopesar cuidadosamente las opciones y usar datos numéricos e históricos para respaldar las hipótesis puede ayudarlo a tomar decisiones imparciales. También puede ayudar a democratizar las decisiones. Cuando los tomadores de decisiones clave confían demasiado en sus propios pensamientos y sentimientos, puede llevar a decisiones emocionales o desequilibradas que podrían beneficiar a algunas personas más que a otras. La toma de decisiones basada en evidencia, alternativamente, tiene en cuenta las opiniones de expertos y partes interesadas para llegar a conclusiones justas y justificables.

Podría aumentar el compromiso de los empleados.

Dado que este proceso alienta a los tomadores de decisiones a considerar los pensamientos y sentimientos de la fuerza laboral antes de implementar nuevas medidas o cambiar los procesos internos, podría aumentar la satisfacción y el compromiso de los empleados. Muchas personas aprecian que se escuchen sus opiniones, y encuestar al grupo antes de seguir adelante puede ayudar a demostrar que los líderes se preocupan por la felicidad y la comodidad del equipo. Las decisiones bien pensadas e informadas sobre los procesos y el entorno también pueden mejorar la moral al mejorar los resultados comerciales, aumentar la eficiencia o mejorar la cultura de la empresa.

ahorra dinero

Puede ser costoso probar una solución tras otra para saber qué funciona mejor. Puede ser ventajoso usar la toma de decisiones basada en evidencia, porque reduce la necesidad de experimentación. Al leer estudios de casos, explorar investigaciones académicas y aprender cómo decisiones similares afectaron a otras empresas, puede aumentar sus posibilidades de tomar la mejor decisión la primera vez. Esto puede ahorrar tiempo y dinero al implementar iniciativas de recursos humanos.

Consejos para la toma de decisiones basada en evidencia

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a implementar la toma de decisiones basada en evidencia en el lugar de trabajo:

Investigue la pregunta a fondo antes de comenzar

Tómese su tiempo para revisar las circunstancias que planea abordar antes de comenzar a formular un plan. Por ejemplo, si está buscando una solución para mejorar la asistencia de los empleados, investigue las ausencias para conocer el contexto completo de la situación. Es esencial que comprenda completamente el problema antes de comenzar a buscar soluciones, ya que hacerlo minimiza el riesgo de que se pierda una parte vital de la situación. Piense en lo que está tratando de resolver y lo que podría estar causándolo, ya que esta información podría informar su proceso.

Priorizar los hechos probados

Si bien es importante tener en cuenta todos los datos, la evidencia fáctica, como los datos numéricos y la investigación revisada por pares, suele ser la más confiable. A veces, diferentes fuentes de datos ofrecerán información contradictoria. Si no está seguro en qué punto de datos confiar, opte por sopesar los hechos y las estadísticas más que las opiniones y las anécdotas.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.