¿Qué es la reducción de ventas y cómo se utiliza?

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 18 de octubre de 2021

Cuando trabaje en ventas, es posible que deba aprender cómo atraer a los clientes que tienen presupuestos limitados. La reducción de ventas es una estrategia que permite a las empresas mantener a sus clientes mientras siguen vendiendo un producto o servicio. Comprender cómo implementar esta estrategia en su enfoque de ventas puede ayudarlo a lidiar con situaciones en las que los clientes no están listos para gastar mucho dinero. En este artículo, hablamos sobre la reducción de ventas, cómo funciona, sus beneficios y cómo puede usarlo de manera efectiva para su negocio.

¿Qué es la reducción de ventas?

La reducción de ventas es una estrategia de ofrecer alternativas de menor precio para artículos y servicios que los clientes quieren o necesitan pero que no pueden pagar. Por ejemplo, si un cliente está considerando un par de anteojos que está fuera de su rango de precio, el vendedor podría recomendar un par más barato que se vea similar. Aunque es posible que esta estrategia no genere tantas ganancias, puede ayudar a retener a los clientes que, de lo contrario, podrían buscar otros negocios con precios más bajos en general.

¿Cómo funciona la reducción de ventas?

Cuando una empresa tiene un producto o servicio que no se vende bien debido a su alto precio, puede vender a la baja mediante la comercialización de un sustituto más asequible. Esto funciona porque todavía hay demanda para ese producto o servicio, por lo que es probable que los clientes compren el nuevo para satisfacer sus necesidades. Esto ayuda a una empresa a evitar una pérdida total del producto original al garantizar que recuperen al menos algo de dinero. Si no hay un producto o servicio lo suficientemente similar, las empresas pueden ofrecer alternativamente precios más bajos por tiempo limitado en el producto original.

Beneficios de vender a la baja

La reducción de ventas puede no ser la estrategia de ventas preferida de una empresa porque a menudo resulta en al menos alguna pérdida, pero aun así puede ayudarlos a adaptarse en situaciones en las que sus gastos corren el riesgo de sumar más que sus ingresos. Estos son algunos beneficios adicionales de la reducción de ventas:

Incremento de ventas

La mayoría de los clientes buscan satisfacer sus deseos y necesidades mientras ahorran dinero. Cuando las empresas hacen que sus bienes y servicios sean más accesibles, más personas pueden comprarlos. Por ejemplo, algunas personas pueden evitar pagar por un masaje aunque quieran uno, a menos que el precio sea lo suficientemente bajo como para justificar gastar el dinero.

Atraer a nuevos clientes

Uno de los principales objetivos de esta estrategia es ganar más clientes. Las personas que de otro modo no habrían realizado ninguna compra podrían ver las opciones asequibles que ofrece y decidir comprar. Una vez que reconocen que una empresa ofrecerá precios que pueden pagar, es posible que los tengan en cuenta cuando quieran realizar compras en el futuro.

Mantener la retención de clientes

Al ajustarse a los presupuestos de los clientes, las empresas pueden demostrar que comprenden sus límites financieros. Los clientes pueden ver esto como una señal de que la empresa se preocupa por sus necesidades. Esto podría mejorar las posibilidades de que los clientes regresen al negocio para sus compras en lugar de buscarlas en otro lugar.

Consejos para reducir las ventas de manera efectiva

Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a implementar efectivamente la reducción de ventas:

Manténgase bien abastecido e informado

Las empresas deben conocer detalles sobre sus productos y servicios, como por qué la gente los compra, cuál es su función principal y qué otros artículos son similares. Al mantener una variedad de opciones, las empresas pueden planificar situaciones en las que podrían necesitar reducir las ventas. Por ejemplo, una empresa que vende ropa puede llevar un registro de los artículos que más se venden durante ciertas temporadas y mantener alternativas. Si un artículo de ropa en particular no se vende tan bien como lo planearon, pueden revisar su registro de inventario para encontrar el artículo más cercano que podría reemplazarlo.

Ten cuidado con tu tiempo

Un factor importante para saber si esta estrategia funciona es que las empresas le dan la oportunidad de vender el producto más caro antes de ofrecer la alternativa. Al planificar una cantidad razonable de tiempo para esperar a que mejoren las ventas, las empresas pueden programar su estrategia de reducción de ventas para atraer a los clientes sin confundirlos ni abrumarlos con opciones. Los proveedores en línea pueden usar funciones como ventanas emergentes destinadas a la salida que ofrecen opciones más económicas a los clientes justo cuando están a punto de abandonar una página sin realizar una compra.

Bajar el precio del producto

En lugar de ofrecer un producto o servicio alternativo, una empresa a veces puede reducir temporalmente el precio para fomentar más compras. Pueden hacer esto descontando el total, ofreciendo pruebas gratuitas, haciendo que el envío sea gratuito o permitiendo que los clientes agrupen ofertas. Los clientes que no hayan considerado el producto o servicio a su precio original pueden devolverlo y realizar la compra. Las ventas pueden atraer a nuevos compradores que aún podrían realizar la compra incluso después de que finalice la venta porque todavía quieren el producto.

Planee vender más tarde

La reducción de ventas puede ayudar en situaciones menos óptimas, pero la posición ideal es que una empresa aumente sus ventas. Esto significa que ofrecen a un cliente un producto o servicio que es más caro que el que vino a buscar. Por ejemplo, si el cliente de un restaurante pide un plato, el mesero podría animarlo a probar otro plato más caro. Una vez que una empresa se ha estabilizado a partir de ventas menos que ideales, puede usar ventas adicionales para recuperar las ganancias perdidas.

Selecciona cuidadosamente a tu audiencia

No todos los clientes dejarán pasar productos y servicios costosos, y es importante no alejarlos de estas compras con ofertas de precios más bajos. Las empresas pueden orientar sus esfuerzos de reducción de ventas a aquellos que solo realizan compras de bajo costo pero también buscan opciones de mayor precio. Para los vendedores en línea, existen programas de software que rastrean este tipo de hábitos. Al identificar y dirigir ofertas a estos clientes específicos, las empresas pueden limitar la estrategia arriesgada a situaciones en las que es más beneficiosa.

Use moderación con las ofertas

Las empresas utilizan principalmente la reducción de ventas para ayudar en escenarios menos que ideales, por lo que es importante limitarlo a esas situaciones y usarlo con cuidado incluso en ese caso. Al mantenerse conservadores con las reducciones de precios y las ofertas de precios más bajos, las empresas pueden reducir sus pérdidas. Si los clientes se acostumbran demasiado a los precios bajos y las alternativas, pueden subvaluar los productos y servicios de una empresa y es menos probable que compren los que tienen precios regulares.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.