¿Qué es la preparación en la enseñanza y por qué es importante?

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 2 de abril de 2022

La enseñanza puede ser una profesión desafiante pero gratificante que le permite guiar a los estudiantes a medida que aprenden sobre temas y materiales importantes. Si desea aprovechar al máximo su carrera docente y ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades y competencias para el éxito, la preparación puede ser una parte importante de su trayectoria docente. Aprender sobre el proceso de preparación para la enseñanza y por qué es tan crucial puede ayudarlo a desarrollar las habilidades y estrategias para mejorar como maestro. En este artículo, describimos la preparación en la enseñanza, enumeramos los pilares de la preparación y enumeramos los beneficios y estrategias para ayudarlo a perfeccionar sus métodos de preparación.

¿Por qué es importante prepararse para dar clases?

Es importante prepararse para impartir clases de modo que pueda dirigir lecciones productivas y atractivas para sus alumnos y maximizar la eficacia de su tiempo y recursos. Si bien la preparación para la enseñanza puede incluir aspectos como la planificación de lecciones y la creación de actividades diarias, también puede incluir la capacitación inicial o continua que recibe para adquirir habilidades y competencia como docente. Juntos, estos tipos de preparación pueden ayudarlo a perfeccionar sus habilidades y filosofías de enseñanza y desempeñarse de manera efectiva en su función.

Beneficios de una adecuada preparación en la docencia

Estos son algunos de los beneficios potenciales que puede experimentar al invertir en la preparación para la enseñanza:

Habilidades de enseñanza mejoradas

Mientras se prepara para enseñar, puede desarrollar habilidades para guiar con éxito el aprendizaje de los estudiantes. Puede prepararse para la enseñanza investigando las mejores prácticas o filosofías educativas. También puede aprender sobre los problemas que enfrentan los sistemas educativos y desarrollar estrategias para enfrentarlos en su carrera. Una forma de prepararse para su función docente es discutir el desarrollo de su carrera con otros profesionales de la educación o mentores. Pueden ayudarlo a desarrollar habilidades de enseñanza como paciencia, empatía, organización y atención a los detalles. También puede utilizar este tiempo para desarrollar una filosofía de enseñanza única para informar su desempeño docente.

Mejora del aprendizaje y el rendimiento de los estudiantes

Cuando se prepara para enseñar, puede estar listo para ayudar a los estudiantes con cualquier problema potencial que surja. Esto puede ayudar a aumentar su oportunidad de aprender, mejorando potencialmente el rendimiento. Por ejemplo, prepararse para una lección en particular puede ayudarlo a predecir cualquier problema que sus alumnos puedan experimentar con el nuevo material. A continuación, puede planificar cualquier problema potencial mediante el desarrollo de estrategias de resolución de problemas. Esto puede conducir a soluciones más simples y rápidas que eliminen las distracciones o la confusión.

Uso efectivo del tiempo.

Prepararse para enseñar puede ayudarlo a aprovechar al máximo cada momento de una lección. Si no se prepara para una lección, es posible que no sepa cuánto tiempo pueden llevar determinadas actividades. Esto puede generar tiempo de inactividad adicional que podría usarse de manera más eficiente para ayudar a los estudiantes a aprender. Mientras prepara sus lecciones, considere hacer estimaciones aproximadas de cuánto tiempo podría tomar cada actividad o proyecto. Si bien esto puede cambiar una vez que comience la clase, puede ser útil tener un horario de antemano basado en el tiempo dedicado a actividades anteriores o similares.

Menos problemas disciplinarios.

Además de usar el tiempo de manera efectiva, la preparación también puede limitar el potencial de problemas disciplinarios en su salón de clases al mantener a los estudiantes constantemente comprometidos e interesados. Si los estudiantes disfrutan de sus lecciones y quieren aprender más sobre los temas, es menos probable que desvíen la atención a otras actividades como hablar con amigos durante la clase. Al desarrollar las habilidades necesarias para crear lecciones interesantes y únicas y ponerlas en práctica a través de la planificación de lecciones, puede brindarles a sus alumnos la oportunidad de divertirse y aumentar su conocimiento.

Mayor confianza

Si bien la enseñanza puede ser estresante, la preparación puede ayudarlo a aumentar la confianza en sus habilidades. Cuando crea lecciones o actividades antes de la clase, puede sentirse cómodo realizando esas lecciones. Al aprender la lección antes de darla, puede eliminar el estrés de no estar preparado. Esto también le da la oportunidad de editar cualquier problema o planificar problemas potenciales. Es posible que aún esté nervioso por dar su lección, pero puede estar seguro de que es una buena lección que está calificado para enseñar.

Pasión y habilidades demostrables.

Como maestro, la preparación eficaz puede demostrar su pasión por el campo a los estudiantes, padres o compañeros de trabajo. En muchos casos, sus compañeros y estudiantes pueden saber cuándo ha dedicado tiempo y esfuerzo a sus lecciones. Esto puede mostrar que aplica más esfuerzo del que normalmente se requiere para hacer su mejor enseñanza posible. Si bien esta clara pasión puede ayudarlo si alguna vez desea solicitar un ascenso u otra oportunidad, también puede inspirar a sus estudiantes y compañeros a poner el mayor esfuerzo posible en su trabajo.

¿Cuáles son los pilares clave de la preparación en la enseñanza?

La preparación para la enseñanza puede involucrar estrategias y educación que van más allá de la planificación de lecciones. Estos son los tres pilares clave de la preparación en la enseñanza:

1. tren

Este pilar implica la formación y la educación que los profesores pueden utilizar para desarrollar sus habilidades. La capacitación puede incluir cualquier programa educativo que complete un maestro. Cuando comience a capacitarse para un rol docente, puede esperar aprender cosas como el diseño del plan de estudios, los estándares educativos, el uso de recursos y materiales, los posibles estilos de aprendizaje, la participación de los estudiantes y ciertos aspectos del desarrollo infantil. También puede aprender a mejorar habilidades interpersonales como la paciencia o el liderazgo. A medida que continúa su carrera docente, la capacitación continua crucial puede implicar completar talleres u obtener una certificación en nuevas tecnologías y métodos o filosofías de enseñanza.

2. planificar

El pilar de la planificación involucra la preparación que un maestro puede hacer diariamente, semanalmente o trimestralmente para estar listo para las lecciones o actividades. Esto puede incluir la planificación de lecciones o cualquier otro proceso que un maestro use para prepararse para dirigir una lección. Por ejemplo, un maestro puede tomar un curso para ayudarlo a prepararse para una lección que usa un nuevo tipo de tecnología. De esta forma, el pilar de planificación puede superponerse fácilmente con el pilar de formación.

Cuando los maestros planifican, pueden decidir qué actividades ejecutar y lecciones dar para ajustarse al plan de estudios deseado. También pueden determinar qué horario se adapta mejor a sus alumnos y al salón de clases. Si un maestro planea usar cualquier material educativo, como libros o hojas de trabajo, dentro de su lección, la preparación también puede implicar estudiar esos materiales para asegurarse de que sean útiles y precisos antes de distribuirlos a los estudiantes.

3. Entrenador

El entrenamiento se refiere al proceso continuo de retroalimentación y tutoría que los maestros pueden recibir a medida que avanzan en sus carreras. Dependiendo de los recursos, los maestros pueden desarrollar relaciones con mentores experimentados que pueden observar su enseñanza y ofrecer orientación sobre áreas de mejora. Al igual que el pilar de capacitación, este pilar implica que los maestros desarrollen habilidades que puedan ayudarlos a administrar sus aulas. Sin embargo, una diferencia entre los pilares es que el coaching puede ser un proceso más colaborativo. También puede ser más continuo y centrado en el futuro. Por ejemplo, los maestros pueden desarrollar relaciones a largo plazo con mentores para avanzar lentamente en sus habilidades con el tiempo.

Durante el proceso de orientación, los maestros pueden recibir consejos específicos para su situación particular y estilo de enseñanza. Los mentores pueden aprender acerca de las fortalezas y necesidades únicas de un maestro a través de la observación. Este proceso colaborativo puede desafiar a los maestros a reflexionar sobre sus viajes de enseñanza individuales. Combinado con el desarrollo de habilidades del pilar de capacitación y la preparación regular del pilar de planificación, el pilar de entrenamiento puede ayudar a los maestros a mejorar sus habilidades y prácticas de la manera más completa posible.

Ejemplos de estrategias para una preparación más eficiente en la docencia

Aquí hay algunas estrategias que puede usar para prepararse para una enseñanza exitosa:

Tenga en cuenta su progreso

En algunos casos, los primeros años de su carrera docente pueden ser los más desafiantes a medida que desarrolla sus habilidades y aprende estrategias para una enseñanza eficaz. Durante este tiempo, puede dedicar el mayor tiempo posible a la preparación para ayudarlo a eliminar los nervios y mejorar sus habilidades de enseñanza. A medida que mejoras tus habilidades, esto puede volverse más fácil y rápido.

Durante esos primeros años, considera tomar nota de todo lo que aprendes. Puede probar ciertas actividades que son muy exitosas en el salón de clases. Puede guardar estas actividades, pruebas, cuestionarios, hojas de trabajo y otros recursos en un solo lugar para usarlos en el futuro. Incluso si ciertas actividades tienen menos éxito, puede realizar un seguimiento de ellas con la intención de modificarlas y reutilizarlas más adelante.

Compartir ideas

Si bien es posible que desee concentrarse en actividades y estrategias únicas, también puede complementar sus ideas con recursos de otros maestros. Considere discutir lecciones exitosas con compañeros de trabajo o usar Internet para encontrar recursos que otros maestros hayan compartido. Una vez que haya encontrado un recurso que le guste, siempre puede adaptarlo para satisfacer las necesidades exactas de sus alumnos.

Minimice las distracciones

Independientemente del pilar de preparación que utilice, puede desarrollar estrategias para minimizar las distracciones mientras trabaja. Esto puede ayudarlo a concentrarse en sus estrategias de preparación. Aunque la colaboración puede ser útil en algunos casos, también puede crear un tiempo dedicado para trabajar individualmente en la mejora de sus habilidades o lecciones. Un entorno libre de distracciones puede promover la autorreflexión sobre su trabajo.

Complete cualquier actividad usted mismo

Cuando planee dar recursos o actividades a sus alumnos, considere completarlos usted mismo antes de distribuirlos. Esto puede ayudarlo a evaluar la efectividad de la actividad para decidir si es una adición positiva a su lección. También puede ayudarlo a predecir cualquier problema que pueda surgir si usa la actividad. A medida que complete estas actividades, considere anotar cualquier desafío que encuentre o ideas para mejorar. Esto puede ayudarlo a adaptar las actividades a las necesidades de su salón de clases.

Comienza a prepararte con anticipación

Siempre que sea posible, considere comenzar los preparativos mucho antes de la lección dada. En algunos casos, es posible que desee comenzar a crear planes de lecciones u otras actividades con semanas de anticipación. Esto puede ayudar a mejorar su rendimiento docente al eliminar la presión de tener que crear más contenido con un cronograma ajustado. También puede darle la oportunidad de revisar sus planes varias veces para verificar si hay oportunidades de avance.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *