¿Qué es el envío? (Con Definición y Ejemplo)

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 18 de octubre de 2021

Hay varios modelos de negocios que las empresas pueden usar para vender bienes. El método de consignación es cada vez más popular porque permite a los fabricantes vender sus productos a través de una tienda de terceros al mismo tiempo que reduce sus gastos generales. Si produce o vende bienes, puede beneficiarse al aprender sobre la venta en consignación. En este artículo, explicamos qué es la consignación, discutimos cómo funciona, enumeramos los pros y los contras de la venta en consignación y compartimos un ejemplo para ayudarlo a comenzar.

¿Qué es el envío?

El envío se refiere a un acuerdo comercial en el que un tercero, o consignatario, vende bienes o productos en nombre de otra empresa o individuo, también conocido como consignador. En este arreglo, el remitente no requiere el pago inmediato del consignatario. El consignatario también tiene la opción de devolver los bienes no vendidos al consignador si no puede venderlos. Además de esto, el consignatario gana una comisión por cada venta que realiza.

Por ejemplo, si un diseñador de ropa tiene un acuerdo de venta a consignación con una boutique local, podría permitir que la boutique se quede con el 40 % de las ganancias de cada artículo de ropa que venda. A lo largo de su carrera, es posible que también escuche que las ventas en consignación se conocen como bienes en consignación.

¿Qué tipos de empresas utilizan las ventas en consignación?

Las ventas a consignación son populares en la industria minorista, especialmente para productos de nicho. Muchas tiendas de consignación también venden artículos de segunda mano en nombre de particulares. Por ejemplo, una tienda de consignación podría vender vestidos de graduación de propiedad anterior al ofrecer pagar una tarifa de ingresos del 20% a cualquiera que quiera vender un vestido a través de su tienda. Algunos ejemplos de bienes que puede ver a menudo a la venta utilizando el modelo comercial de consignación incluyen:

  • Antigüedades y coleccionables

  • revistas y periodicos

  • Muebles

  • Instrumentos musicales

  • Ropas y zapatos

  • Juguetes y accesorios para bebés

  • Equipo deportivo

¿Cómo funciona la venta a consignación?

Un acuerdo de venta en consignación generalmente comienza cuando un consignador le pregunta a un consignatario cuántos de sus productos cree que puede vender en un período de tiempo determinado. Determinan cuánto puede pagar el consignador al consignatario por unidad vendida. Si bien cada acuerdo es diferente, los arreglos populares incluyen una división de ingresos de 50/50, 40/60 o 60/40. A continuación, el consignador establece una fecha límite para cuando el consignatario debe devolver los bienes no vendidos al consignador. Siempre que el destinatario devuelva los bienes no vendidos antes de esta fecha, no tiene que pagar por ellos.

Una vez que han establecido estas reglas, el consignador entrega la cantidad acordada de mercancías al consignatario. El consignatario no paga estos bienes por adelantado. En cambio, le pagan al consignador después de vender los bienes. En este momento, el consignador actualiza su inventario y balance registrando una transacción de crédito a ventas o débito a efectivo.

Pros y contras de la venta a consignación

Si bien la venta en consignación suele ser un acuerdo de beneficio mutuo para el remitente y el destinatario, existen ventajas y desventajas de celebrar este tipo de acuerdo. Aquí hay algunos detalles importantes que debe considerar si está pensando en optar por un acuerdo de consignación con otra empresa:

Ventajas del expedidor

Una de las principales razones por las que los consignadores eligen celebrar acuerdos de venta en consignación es porque les elimina la necesidad de abrir una tienda física, lo que reduce los costos. Algunos de los otros beneficios de la venta en consignación para el consignador incluyen:

  • Costos reducidos de inventario y almacenamiento

  • Disminución del tiempo dedicado a crear listados para vender productos.

  • Reducción de los gastos generales y de infraestructura

  • Mayor alcance de clientes

ventajas del consignatario

Los consignatarios a menudo celebran acuerdos de venta en consignación porque pueden devolver los bienes no vendidos y obtener ganancias sin comprar ni poseer ninguno de los productos que venden. Algunos de los beneficios de la venta en consignación para el consignatario incluyen:

  • Riesgo reducido al no tener que pagar los bienes por adelantado

  • Inventario ampliado y ofertas de productos

  • Mayores oportunidades de ingresos

  • Disminución del almacenamiento de bienes no vendidos

Desventajas del expedidor

Si bien hay varios beneficios de la venta a consignación como consignador, también hay algunos desafíos que quizás desee tener en cuenta, que incluyen:

  • Márgenes de ganancia más bajos que vender directamente a los consumidores: dividir los ingresos con un consignatario disminuye la cantidad de ganancia que obtiene de cada bien vendido. Asegúrese de calcular una división de ingresos justa que cubra sus costos de producción durante sus negociaciones iniciales.

  • Mayor responsabilidad por los bienes no vendidos: en este arreglo, los consignadores mantienen la responsabilidad por los bienes no vendidos. Elija sabiamente a sus destinatarios y considere incluir una tarifa de eliminación en su acuerdo para cubrir los costos asociados con grandes cantidades de inventario no vendido.

  • Los productos pueden recibir menos promoción: los destinatarios pueden colocar sus productos en áreas menos visibles de su tienda que sus propios productos, lo que puede reducir las ventas. Analice el plan de promoción con cada consignatario antes de celebrar un acuerdo con ellos y prepárelos con materiales promocionales, como carteles, para asegurarse de que los clientes conozcan sus productos.

Desventajas del consignatario

Si bien celebrar un acuerdo de consignación como consignatario puede ser una excelente manera de aumentar sus ingresos, existen algunos desafíos potenciales que debe tener en cuenta. Algunos de los desafíos que puede experimentar como consignatario incluyen:

  • Dependencia del consignador para nuevos productos: en este acuerdo, el consignatario confía en el consignador para producir nuevos productos de forma regular. Para asegurarse de tener un flujo constante de productos para ofrecer a sus clientes, colabore con varios consignadores o considere producir parte de su inventario internamente.

  • Desafío de administrar el inventario: como consignatario, es importante realizar un seguimiento de la cantidad de productos que vende y devuelve para asegurarse de recibir el pago adecuado. Considere el seguimiento de unidades utilizando un sistema POS para mejorar su precisión y facilitar el cálculo del inventario al final de cada período de venta.

  • Responsable de devolver el inventario no vendido antes de la fecha límite: los consignatarios pueden ser responsables de pagar una tarifa de eliminación si queda una cantidad significativa de bienes y deben asegurarse de devolver el inventario no vendido antes de la fecha límite para evitar pagar el precio minorista de estos productos. Revise su acuerdo detenidamente y establezca recordatorios para asegurarse de cumplir con los plazos de devolución.

Ejemplo de envío

Aquí hay un ejemplo de cómo una empresa puede usar la venta en consignación:

El 1 de octubre, Citizen Daily Newspaper envía 1000 copias de su último número a los minoristas locales para vender en consignación. Informan a cada minorista que la fecha límite para devolver los ejemplares no vendidos es el 15 de octubre. El precio minorista de cada periódico es de $5, pero Citizen Daily Newspaper solo cobra a los minoristas $3,50 para que puedan obtener ganancias. La producción de cada número le cuesta a Citizen Daily Newspaper $0.50. Entre el 1 y el 15 de octubre, los minoristas venden 750 ejemplares del periódico y devuelven 250 periódicos sin vender antes de la fecha límite acordada.

El 15 de octubre, Citizen Daily Newspaper utiliza el siguiente cálculo para determinar la cantidad total de dinero que los minoristas acumularon por las ventas de periódicos:

$5 x 750 ediciones = $3,750

Luego usan el siguiente cálculo para determinar cuántos ingresos necesitan recaudar de sus minoristas:

$3.50 x 750 ediciones = $2,625

Después de recolectar los $2,625, a sus minoristas les quedan $1,125 en ganancias que pueden conservar. Citizen Daily Newspaper también puede comparar cuánto ganaron con cuánto gastaron en la producción de periódicos para determinar si obtuvieron ganancias utilizando los cálculos a continuación:

$0.50 x 1,000 ejemplares = $500 costo de producción

$2625 – $500 = $2125 de ganancia

Citizen Daily Newspaper obtuvo una ganancia de $2125 durante la primera quincena de octubre utilizando el modelo de venta en consignación.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *