¿Qué es el comercio minorista electrónico? Guía de tipos y cómo funciona

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 21 de octubre de 2021

Muchos tipos de empresas utilizan Internet para optimizar mejor las ventas y los ingresos generales de la empresa. El comercio minorista electrónico es una parte importante de esta estrategia. La venta minorista electrónica puede ser el principal punto de ingresos de una empresa, o puede ser una estrategia de ventas adicional para llegar a nuevos clientes por un precio relativamente bajo. En este artículo, definimos la venta minorista electrónica, discutimos los elementos clave involucrados en su función y revisamos los dos tipos básicos de opciones de venta minorista electrónica.

¿Qué es el comercio minorista electrónico?

La venta minorista electrónica, también conocida como venta minorista electrónica, venta minorista electrónica, venta minorista electrónica o venta minorista por Internet, es el proceso de venta de bienes o servicios en línea. Este es un mercado de rápido crecimiento que permite un mayor acceso y comodidad para los clientes y oportunidades de venta relativamente rápidas y fáciles para las empresas. La mayoría de los minoristas electrónicos se clasifican en una de dos categorías:

1. Tiendas online puras

Para estas empresas, el comercio minorista en línea es el único modo de comercio. En lugar de tener un espacio físico para que los clientes visiten y manejen productos, dependen completamente de las ventas en línea para obtener ingresos de la empresa. Esto les permite evitar gastos tradicionales, como espacio de escaparate, cajeros o asistentes de compras. Otras ventajas para los minoristas electrónicos puros incluyen la capacidad de ofrecer una amplia gama de productos, oportunidades de compra las 24 horas del día, los 7 días de la semana y alcance mundial.

2. Tiendas electrónicas de ladrillo y clic

Son tiendas que cuentan con una opción de compra online además de un espacio físico tradicional. Pueden usar sus tiendas en línea para ayudar a expandir el alcance de la empresa, el público objetivo y las ventas más allá de lo que podría lograr la tienda física tradicional. Mientras tanto, tener una tienda física puede ayudar a fomentar la lealtad del cliente. También puede apuntar a transeúntes ocasionales e individuos sin acceso a compras en línea como clientes potenciales.

Con las ventas en línea tan populares como lo son ahora, la mayoría de las tiendas físicas también tienen una tienda en línea, lo que las convierte en minoristas electrónicos de ladrillo y clic. Un vendedor de computadoras que realiza la mayoría de los negocios en línea pero mantiene algunas tiendas en persona donde los clientes pueden acudir con preguntas o para ver productos es un ejemplo de un minorista electrónico de ladrillo y clic.

¿Cómo funciona el comercio electrónico?

Las estrategias de venta minorista electrónica pueden diferir según el tipo de empresa y los productos y servicios que venden. Estos son algunos elementos del proceso de venta minorista electrónica que siguen la mayoría de las empresas:

Estrategia de mercadeo

Las estrategias de marketing en línea y la marca pueden ayudar a diferenciar su negocio de su competencia. Esta es su primera oportunidad de involucrar al cliente y dirigir su atención hacia su producto. El diseño de sitios web, las mejores prácticas de SEO, la estrategia de redes sociales y las campañas publicitarias efectivas son herramientas útiles en la estrategia de marketing y la generación de clientes potenciales. Su sitio web es una de sus herramientas de marketing más valiosas en el comercio minorista electrónico. Este es el mejor lugar para mostrar lo que hace que sus productos sean únicos.

Plataforma de venta atractiva y fácil de usar

Una vez que haya captado el interés de un cliente potencial, es importante que se mantenga comprometido el tiempo suficiente para completar su compra. Para facilitar esto, puede incluir patrones coloridos u ofertas especiales para mantener el interés y el entusiasmo del cliente. Una de las principales diferencias entre la venta minorista electrónica y la compra tradicional en persona para el cliente es que confían en las imágenes como la principal representación del producto, en lugar de verlo en persona. Esto significa que las fotografías atractivas y precisas de su producto también son vitales para incluir en su sitio web.

También puede centrarse en una navegación fácil. Si los clientes pueden llegar rápida y eficientemente a las páginas correctas de su sitio, es más probable que completen su compra. Los catálogos electrónicos o las funciones del carrito de compras pueden ayudar a crear una plataforma de compras fácil de usar. También puede incluir enlaces o ventanas emergentes que dirijan a su cliente hacia otros productos sugeridos en función de su interés para fomentar más ventas.

Distribución efectiva de productos

Una expansión a la venta minorista electrónica generalmente implica un sistema de distribución de productos ampliado. Si está vendiendo un producto físico, es posible que deba ampliar sus almacenes y el personal para el envío y la manipulación a fin de satisfacer la nueva demanda en línea. Los procesos rápidos y eficientes para la entrega de productos pueden marcar la diferencia en las decisiones de compra de un cliente. Por ejemplo, si un cliente necesita un producto en los próximos tres días, puede buscar específicamente opciones de minoristas electrónicos que puedan satisfacer esa necesidad.

También es importante reflejar estimaciones precisas del tiempo de entrega para fomentar la confianza y la lealtad del cliente. Esto es particularmente cierto para devoluciones o cambios. La venta minorista electrónica sugiere que el cliente solo ha interactuado con el producto en línea, y puede haber una tasa de devolución más alta que en una tienda física. Puede adaptarse a esto asegurándose de que su política y proceso de devolución sean claros, y que el envío y la manipulación sean rápidos y cuidadosos.

Análisis de datos de clientes

Hacer un seguimiento de los datos de los clientes puede conducir a mejores ventas y mayores ingresos en el futuro. Además de las ventas, puede rastrear y analizar quién está viendo su sitio web, qué está mirando y cuánto tiempo pasó mirando cada página. Esto puede ayudar a determinar nuevas audiencias a las que dirigirse o cambios que podrían optimizar mejor su sitio web en función de las visitas a la página. También puede utilizar estos datos para perfeccionar sus herramientas de gestión de relaciones con los clientes o iniciar sistemas de atención al cliente en línea.

Tipos de comercio electrónico

Hay dos tipos principales de comercio electrónico:

1. Comercio minorista electrónico de empresa a empresa (B2B)

Este tipo de venta minorista es cuando una empresa vende su producto o servicio directamente a otra empresa o empresa en línea. Una relación B2B común es entre un mayorista y una empresa más pequeña. El mayorista puede vender un artículo a granel para la empresa más pequeña, que luego lo vende a clientes individuales. Alternativamente, un mayorista podría vender un material en línea que una empresa más pequeña necesita para producir su producto. Los desarrolladores de software, los proveedores de servicios, los autónomos y los consultores también forman parte de esta categoría de ventas.

Las transacciones B2B en línea a menudo involucran grandes cantidades del producto. Esto significa que el precio es especialmente importante, ya que puede tener un gran impacto en el presupuesto y en el proceso de toma de decisiones de la empresa cliente. El envío y manejo responsable y oportuno también son vitales, porque la empresa cliente puede necesitar recibir el producto antes de que pueda completar su propio proceso de producto.

2. Comercio minorista electrónico de empresa a consumidor (B2C)

La venta minorista electrónica de empresa a consumidor es cuando las empresas venden sus productos o servicios directamente a los consumidores a través de Internet. Un consumidor que compra una taza de marca en el sitio web de una empresa es un ejemplo de comercio minorista electrónico B2C. Este modelo de venta minorista electrónica también puede incluir modelos basados ​​en suscripción, que se basan en pagos mensuales o anuales para el acceso continuo a un servicio o colección de bienes. Por ejemplo, muchos servicios de transmisión utilizan modelos basados ​​en suscripción para vender sus servicios directamente a los clientes en una transacción minorista electrónica B2C.

Para este tipo de venta minorista electrónica, los consumidores pueden tomar sus decisiones de compra en función del precio y la fecha de entrega prevista. Los clientes también esperan que la calidad del producto coincida con la de la descripción. Puede agregar una sección de calificaciones o reseñas a su plataforma de comercio electrónico para alentar a los clientes a dejar reseñas positivas. Esto puede ayudar a disipar las preocupaciones de los nuevos clientes sobre la calidad del producto, lo que puede ayudar a impulsar las ventas.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *