¿Qué es el análisis de riesgos? 6 pasos para determinar el riesgo de un proyecto

Saber cómo realizar un análisis de riesgos es útil para casi cualquier tipo de proceso de toma de decisiones, sin importar su rol profesional o sector. Cuando analiza el riesgo, puede desarrollar habilidades blandas como el pensamiento crítico y la resolución de problemas.

En este artículo, exploramos lo que significa analizar el riesgo y discutimos cómo realizar un análisis de riesgo.

Relacionado:

¿Qué es el análisis de riesgos?

El análisis de riesgos ayuda a identificar problemas potenciales que podrían surgir durante un proyecto o proceso. Puede analizar el riesgo para:

  • Reducir el impacto de un evento negativo.

  • Evaluar si hay más beneficios para un proyecto que riesgos antes de iniciarlo.

  • Planificar la respuesta de la empresa ante emergencias u otros eventos adversos.

  • Eliminar riesgos durante un proceso.

El análisis de riesgos es una herramienta útil para utilizar en el proceso de toma de decisiones. Le permite identificar los posibles beneficios y perjuicios de cada opción, evaluar la probabilidad de que ocurran problemas y decidir si debe seguir adelante teniendo en cuenta dichos riesgos. Una vez que haya identificado los riesgos potenciales, puede determinar cómo gestionarlos e incluso desarrollar un plan preventivo integral.

Relacionado:

Cómo realizar un análisis de riesgos

Puede seguir estos seis pasos para analizar el riesgo en la mayoría de las situaciones:

1. Identificar los riesgos

Haga una lista de los riesgos potenciales que podría enfrentar como resultado del curso de acción que está considerando. Hay una amplia variedad de fuentes de posibles problemas, así que asegúrese de ser lo más minucioso posible cuando analice estos riesgos. Para considerar todas las amenazas, haga una lluvia de ideas sobre los riesgos potenciales con los miembros del equipo que puedan tener diferentes perspectivas. Solicite información de otros equipos que hayan intentado analizar riesgos para proyectos similares.

También puede utilizar herramientas como , que representa fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. Este análisis le permite compilar una lista de factores internos y externos que podrían afectar un proyecto. Los factores podrían ser tanto positivos como negativos, lo que significa que podría analizar el riesgo de manera efectiva y evaluar las influencias positivas que podrían ayudarlo a reducir esos riesgos.

2. Definir niveles de incertidumbre

Una vez que haya identificado las posibles fuentes de riesgo, el siguiente paso es comprender cuánta incertidumbre rodea a cada una. El nivel de variación con cada riesgo potencial dificulta la cuantificación de la incertidumbre. Sin embargo, es importante que la incertidumbre de cada riesgo potencial tenga un impacto estimado y determinar cuán significativo podría ser el efecto de cada uno.

Por ejemplo, es posible que no sepa el precio exacto que un nuevo competidor establecerá para su producto, pero puede estimarlo calculando los costos de producción, mercadeo, distribución y otros factores.

3. Estimar el impacto de la incertidumbre

Una vez que haya identificado las fuentes de riesgo y los niveles de incertidumbre asociados con ellas, puede estimar sus efectos. Para estimar el valor del riesgo, el método más directo es calcular la probabilidad de que ocurra el evento y multiplicarla por el costo del evento.

Valor de riesgo = Probabilidad del evento x Costo del evento

Ejemplo: Supongamos que desea evaluar el riesgo de que el costo de un componente de su producto aumente sustancialmente. Usted estima que hay un 75% de posibilidades de que ocurra el evento según las condiciones del mercado. El costo para su negocio será de aproximadamente $100,000 si aumenta el precio del componente. Calcularía el valor del riesgo de la siguiente manera:

Valor de riesgo = 0.75 x $100,000
Valor de riesgo = $75,000

Es importante ser minucioso para analizar el riesgo. Reúna la mayor cantidad de información posible sobre los costos potenciales y las probabilidades de que ocurran diferentes eventos para que pueda hacer una estimación precisa de las posibles pérdidas.

Otras herramientas de gestión de riesgos, como un , pueden ayudarlo a identificar los riesgos asociados con un proyecto y trazar cómo abordarlos. Los datos históricos pueden ser una guía útil si no tiene acceso a información o pronósticos actuales.

Relacionado:

4. Completar el modelo de análisis de riesgos

Con los riesgos identificados y los niveles de incertidumbre estimados, ahora debe tener el modelo básico sobre cómo realizar un análisis de riesgos. Puede construir un modelo completo compilando todas sus entradas, que son sus incertidumbres. Luego, evalúe los productos, que son los resultados de las diferentes incertidumbres y la probabilidad de que ocurra una o más durante un proyecto. Dado que sus entradas son valores estimados, las salidas serán rangos en lugar de resultados exactos.

Puede explorar más los resultados con la simulación del modelo usando un programa de computadora. Tal programa puede identificar cada riesgo y su probabilidad, luego calcular la probabilidad de diferentes resultados. Cada programa usa un valor posible para las entradas inciertas, luego calcula la salida del modelo para ese valor. Las simulaciones pueden producir un valor de resultado promedio, pero también son útiles para revisar el rango potencial de resultados, especialmente cuando existen múltiples fuentes de incertidumbre en el modelo que podrían interactuar de formas inesperadas.

5. Analiza los resultados

Una vez que tenga los resultados, puede averiguar la mejor manera de interpretar sus hallazgos, lo que puede depender de los tipos de riesgo que esté evaluando. Resuma los posibles resultados mediante el uso de un cuadro o gráfico. Las imágenes ayudan a transmitir información estadística potencialmente compleja de manera rápida y eficiente.

que utiliza software matemático para designar la incertidumbre en la salida a diferentes supuestos en la entrada del modelo, es otra herramienta útil para analizar los resultados de un modelo de análisis de riesgo.

Relacionado:

6. Implementar la solución

Encuentre la solución con la menor cantidad de riesgo e impleméntela. Esto podría significar continuar con un proyecto limitado por ciertas condiciones o negarse a iniciar un proyecto porque los riesgos superan las ganancias. También debe estar preparado para que surjan otros desafíos durante el proceso que no pudo considerar en su análisis. Debe revisar su progreso regularmente para asegurarse de que está siguiendo la solución propuesta y evaluar cualquier cambio en el proyecto para hacer los ajustes necesarios.

es otro método útil para implementar una solución. Las cuatro fases de este ciclo son:

  • Plan: Crear una solución para un riesgo.

  • Hacer: implementar la solución a pequeña escala.

  • Verificar: Revisar los resultados de la solución a pequeña escala para asegurar su éxito.

  • Actuar: Aplicar la solución a gran escala. Supervise el progreso y realice cambios como parte del ciclo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.