Pros y contras de ser un radiólogo clínico (con soluciones)

Por el equipo editorial de Indeed

21 de octubre de 2021

La radiología es una especialidad médica que interpreta las imágenes de un paciente utilizando diversos equipos médicos. Aunque ser radiólogo requiere una amplia formación y puede ser exigente en ocasiones, su trabajo es gratificante porque ayudan a los pacientes a diagnosticarlos y tratarlos. Comprender los beneficios y desafíos que experimentan los radiólogos puede ayudarlo a determinar si esta es una carrera que podría estar interesado en seguir. En este artículo, analizamos qué es un radiólogo, los diferentes tipos de especialidades de radiología y las ventajas y desventajas de ser un radiólogo clínico.

¿Qué es un radiólogo?

Un radiólogo es un médico que se especializa en imágenes médicas. Diagnostican diferentes condiciones médicas y enfermedades utilizando procedimientos de imágenes que muestran las partes internas del cuerpo. Hay varias especialidades radiológicas para elegir, según sus intereses y los procedimientos que le gustaría realizar. Algunos radiólogos se enfocan en el diagnóstico, mientras que otros tratan el cáncer y las enfermedades usando radiación y fluoroscopia para reducir las células dañadas.

Los radiólogos utilizan diversos equipos para obtener las imágenes necesarias para diagnosticar y tratar a sus pacientes. Algunos de los equipos más utilizados incluyen:

  • radiografía

  • Tomografía computarizada (TC)

  • Ultrasonido

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM)

  • fluoroscopia

  • Exploración de medicina nuclear

Tipos de especialidades de radiología

Hay tres tipos de especialidades de radiología que los radiólogos pueden elegir:

Radiología diagnóstica

Los radiólogos que se especializan en radiología diagnóstica analizan las imágenes de las exploraciones para comprender mejor la causa de los síntomas de un paciente y las utilizan para diagnosticar diferentes enfermedades y cánceres. También supervisan el tratamiento de diversas enfermedades para determinar la eficacia del tratamiento. Algunos de los equipos más utilizados en esta especialidad incluyen tomografías computarizadas, resonancias magnéticas, mamografías, rayos X y ultrasonidos.

Radiología intervencional

Los radiólogos intervencionistas realizan cirugías mínimamente invasivas utilizando herramientas de diagnóstico para guiar sus procedimientos. La radiología intervencionista se usa para controlar el sangrado, realizar biopsias con aguja, ayudar con la colocación del tubo de alimentación y reducir el cáncer en el cuerpo con el uso de fluoroscopia. Debido a que es menos invasivo que las cirugías abiertas, hay menos tiempo de recuperación para que los pacientes se curen y, a menudo, es la opción más recomendada. Esta especialidad utiliza con frecuencia fluoroscopia, tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y ultrasonidos.

oncología radioterápica

Los oncólogos radioterápicos tratan el cáncer y otras enfermedades con el uso de radiación. Crean un curso de tratamiento para cada paciente y usan aceleradores lineales o máquinas de cobalto para administrar radiación. Esto ayuda a reducir la cantidad de células cancerosas en el cuerpo. Algunos pacientes solo requieren radiación para tratar su enfermedad, mientras que otros necesitan una combinación de radiación, quimioterapia y cirugía. Si un paciente requiere múltiples formas de tratamientos, los oncólogos radioterápicos consultan con los otros oncólogos del paciente para analizar el mejor curso de tratamiento.

Ventajas de ser radiólogo clínico

Hay muchas ventajas de ser un radiólogo clínico. Algunos de ellos incluyen:

Realizando un trabajo interesante

Como radiólogo, ve muchos casos de pacientes diferentes. La mayoría de los casos son únicos y tienes muchas oportunidades de aprender algo nuevo. También puede usar diferentes equipos según las necesidades de diagnóstico por imágenes de los pacientes.

ayudar a los pacientes

Los radiólogos ayudan a los pacientes de diversas maneras. Algunos radiólogos diagnostican a las personas con cáncer lo suficientemente temprano como para que puedan recibir tratamiento y recuperarse por completo. Otros realizan radiación en pacientes enfermos para disminuir o eliminar por completo el cáncer de sus cuerpos para que puedan entrar en remisión y vivir una vida más larga y saludable.

Trabajando en una variedad de entornos

Puede elegir entre una variedad de diferentes centros de salud para trabajar, desde hospitales hasta servicios de imágenes móviles. Las opciones son amplias según el tipo de entorno de trabajo que se adapte a sus necesidades. Estos son algunos de los otros entornos de trabajo para un radiólogo:

  • centro de imagen mamaria

  • clínica de emergencia

  • práctica veterinaria

  • Centro de radiología para pacientes ambulatorios

  • clínica de atención primaria

Tener oportunidades para la investigación y la innovación.

La radiología es un campo médico en crecimiento con muchas oportunidades para ampliar su conocimiento y crecer como profesional. Esta carrera le ofrece la posibilidad de investigar formas nuevas e innovadoras de ayudar a los pacientes. Esto puede ser a un nivel más pequeño, buscando soluciones más efectivas para sus propios pacientes, o mucho más grande, como trabajar en la creación de un producto que pueda ayudar a miles de personas.

Contras de ser un radiólogo clínico

Si bien existen algunos inconvenientes potenciales para ser radiólogo, existen algunas soluciones que puede considerar para evitar los desafíos que puede encontrar. Aquí hay una lista de contras con una solución para cada uno:

largas horas de trabajo

Los radiólogos generalmente trabajan más de la semana laboral normal de 40 horas. Sus horas pueden variar de 40 a 60 horas por semana o más, dependiendo de dónde trabajen. Las largas horas pueden hacer que sea más difícil pasar tiempo con la familia o sentirse completamente descansado.

Si le preocupan las largas horas de trabajo, considere buscar puestos en centros de salud más pequeños. Es más probable que ofrezcan un horario más cercano a las 40 horas por semana. Además, hable con Recursos Humanos para determinar cuántos días de vacaciones tiene cada año. Aunque es posible que trabaje muchas horas, a veces Recursos Humanos brinda beneficios como un mes o más de días de vacaciones cada año para ayudarlo a equilibrar su horario laboral y personal.

Amplios requisitos educativos.

Hay mucha educación que completar antes de que puedas convertirte en radiólogo. Después de la escuela secundaria, hay aproximadamente 12 años de escolaridad necesaria. Primero, completa una licenciatura, seguida de cuatro años de la facultad de medicina. Luego continúa su educación participando en un programa de residencia de cuatro o cinco años que le permite aprender más sobre radiología y adquirir experiencia práctica. Después de eso, normalmente completas uno o dos años más de capacitación avanzada en tu especialidad. Debido a los extensos requisitos educativos, la mayoría de los radiólogos no comienzan sus carreras hasta que tienen más de 30 años.

Antes de hacer un compromiso tan largo, puede investigar los requisitos específicos y hablar con alguien en el campo para tener una mejor idea de si es algo que vale la pena seguir. Incluso podría considerar una carrera como técnico en radiología antes de comprometerse por completo. Después de un poco de experiencia en un campo similar, podrías decidir si es la carrera profesional adecuada.

Trabajo estresante

La radiología puede ser un trabajo estresante porque su trabajo determina la calidad de vida de otras personas. El diagnóstico de enfermedades es un desafío y hay una gran responsabilidad en asegurarse de haber diagnosticado a sus pacientes correctamente. Además, decirles regularmente que tienen una enfermedad grave puede ser agotador.

Para aliviar parte del estrés, respire profundamente cuando comience a sentirse abrumado. Trate de pensar positivamente en su camino al trabajo y explíquese las razones por las que va a ser un buen día y por las que aprecia su trabajo. Además, cuando salgas del trabajo, céntrate en cosas no laborales y deja atrás el estrés laboral.

Contacto de radiación

Como radiólogo, entra en contacto con pequeñas cantidades de radiación cuando realiza un diagnóstico por imágenes, que tiene el potencial de causar diversas formas de enfermedad. Afortunadamente, existen avances médicos que pueden mantener seguros a los radiólogos cuando realizan radiografías y otras exploraciones que usan radiación. Hay diferentes formas de protección que puede usar, como delantales de plomo o cortinas protectoras, que mantienen alejada la radiación durante el procedimiento.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.