Preguntas frecuentes: ¿Por qué es importante escuchar con empatía en el lugar de trabajo?

Ser un oyente empático puede ayudarlo a construir sus relaciones profesionales, establecerse como un líder efectivo y alentar a otros a confiarle información importante. En el lugar de trabajo, las habilidades de escucha empática pueden ser especialmente importantes. Aprender el valor de la empatía y su utilidad en el liderazgo y el desarrollo de relaciones puede convertirlo en un mejor recurso para quienes lo rodean. En este artículo, respondemos preguntas frecuentes sobre la escucha empática, incluido qué es, por qué es importante y cómo mejorar sus habilidades.

¿Qué es la escucha empática?

La escucha empática implica ofrecer apoyo sin prejuicios cuando otros comparten información que los hace sentir vulnerables. Para ser empático, debes tratar de comprender una situación desde la perspectiva de otra persona. La escucha empática difiere de la escucha comprensiva, donde el oyente puede sentir lástima por la persona que le cuenta algo con lo que está luchando. En cambio, el oyente empático trabaja para relacionarse con la persona que comparte para que pueda comprender mejor cómo un problema o situación está afectando a la persona.

¿Cuál es la importancia de la escucha empática?

La escucha empática es importante por muchas razones porque:

Ayuda a las personas a sentirse comprendidas y apoyadas.

Cuando escuchas con empatía, te aseguras de que la persona que comparte algo se sienta segura y cómoda. Mientras escucha un problema o una inquietud, concéntrese en lo que dice su interlocutor, no en sus suposiciones sobre la situación. Al esforzarse por comprender una situación desde su punto de vista, puede ayudarlos a sentir que lo que están compartiendo tiene validez.

Hace que las personas sean más propensas a verte como un recurso

Escuchar con empatía también puede hacer que los demás busquen tu apoyo u orientación en el futuro. Si está en una posición de liderazgo, esto puede ser especialmente importante porque podría alentar a un empleado con dificultades a confiar en usted antes de que se desarrolle un problema mayor. Esto le permite ofrecer orientación y apoyo amigables y mostrarles a sus empleados que realmente se preocupa por su felicidad, éxito y bienestar.

Facilita el desarrollo de relaciones y la confianza.

La escucha empática puede ayudarlo a mejorar todas sus relaciones, no solo las del lugar de trabajo. Tratar a los demás con amabilidad, cuidado y respeto puede mejorar su percepción de usted y ayudarlo a construir relaciones de trabajo sólidas. Compartir algo vulnerable y ser aceptado puede hacer que algunas personas se sientan más cercanas a ti, mejorando la profundidad y la calidad de tus relaciones.

¿Cuáles son los signos de una escucha empática efectiva?

Aquí hay algunas señales de que alguien está escuchando con empatía:

preguntas reflexivas

Los oyentes empáticos pueden hacer preguntas para poder comprender mejor la situación o las preocupaciones de alguien. Sus preguntas reflejan una genuina curiosidad y deseo de comprender lo que alguien les está diciendo. Las preguntas que hace un oyente empático rara vez son presuntivas o críticas. En cambio, su objetivo es ayudar a los oyentes a comprender la historia completa y el contexto. Es importante que las preguntas no sean invasivas y que provengan de un lugar de preocupación e interés.

Escucha activa

Una de las mayores señales de que alguien está escuchando con empatía es su compromiso. En lugar de pensar en lo que se va a decir a continuación o sermonear a su compañero de conversación, los oyentes empáticos dan a los demás espacio para contar sus historias y compartir sus experiencias. La escucha activa puede incluir un lenguaje corporal abierto, como expresiones faciales relajadas o asentimientos alentadores. Sus preguntas y respuestas coinciden con la información que están escuchando y no interrumpen al narrador ni intentan monopolizar la conversación.

Vulnerabilidad recíproca

La diferencia entre un buen oyente y un oyente empático es la capacidad del oyente para comprender y relacionarse con lo que alguien dice. Un oyente empático trata de ver una situación desde la perspectiva de su compañero de conversación. Podrían tratar de visualizar el dolor, el miedo o la preocupación de la persona. Al relacionarse con la persona, pueden comprender mejor la importancia y el efecto que podría tener una situación. Cuando alguien está siendo vulnerable, es importante validar la vulnerabilidad. Si corresponde, puede compartir una vulnerabilidad o experiencia similar para mostrarle a su interlocutor que comprende su perspectiva.

¿Cómo escuchas con empatía?

Si desea escuchar con más empatía, aquí hay algunos pasos que puede seguir:

1. Escucha activamente

Una de las mejores maneras en que puede ofrecer apoyo es escuchar sin interrupciones ni correcciones cuando alguien comparte algo con usted. Préstales toda tu atención y hazles saber que lo que dicen es importante para ti. Puede hacer preguntas o expresar inquietudes, pero sea consciente de las necesidades de su interlocutor. A veces, es simplemente suficiente dejar que expliquen sus preocupaciones o su perspectiva.

2. Haz preguntas

Puede animar a otros a superar sus emociones haciendo preguntas. Use preguntas para entender mejor su punto de vista. Cuando piense en preguntas para hacer, sea genuino. Si algo que dijeron no tiene sentido para ti, pídeles que lo expliquen. Las preguntas pueden ser una herramienta poderosa para mostrarle a tu interlocutor que te preocupas por su experiencia y sientes curiosidad por sus necesidades, pero sé consciente del estado emocional de la persona con la que estás hablando. Si parecían abrumados o no quieren compartir ciertos detalles, déles espacio para explicar solo lo que se sienten cómodos compartiendo.

A veces, las preguntas no tienen que ser específicas, pueden ser simplemente una forma de asegurarle a la persona que las escucha y las comprende. Puede usar preguntas para resumir lo que han dicho en sus propias palabras. Por ejemplo, si alguien explica que no entiende las expectativas de un proyecto, podrías decir: “Parece que necesitas más instrucciones para esta tarea. ¿Lo entiendo bien?”. Esto les permite corregirte si tu resumen no resume su experiencia y les muestra que estás escuchando activamente lo que dicen.

3. Asegúrate de que la otra persona se sienta cómoda

Si alguien se abre contigo y es vulnerable, reconoce que puede ser difícil para ellos confiar en ti. Sea paciente, tranquilo y solidario, y espere para ofrecer consejos o contarles su propia experiencia. Observa su lenguaje corporal para evaluar cómo se siente. Si tienen dificultades para mantener el contacto visual, si tienen el cuerpo en ángulo o si su postura parece cerrada o incómoda, es posible que no se sientan seguros.

Pregunte si hay algo que pueda hacer para que se sientan más cómodos y déjelos liderar la interacción. A veces, el silencio y esperar pacientemente a que continúen con una historia puede ser incluso más útil que hacer preguntas. Usa las pistas que te da tu compañero de conversación para decidir qué es apropiado.

4. No ofrezca sugerencias de inmediato

Algunas personas pueden necesitar compartir algo que les molesta o explicar su perspectiva. Si bien es natural querer ofrecer sugerencias o consejos, algunas personas no están en un lugar donde puedan aceptar su opinión de manera efectiva. Considere hacer una pregunta como “¿Le gustaría que ofreciera soluciones o solo necesita que escuche ahora mismo?” Mostrar cuidado por lo que necesita puede ayudarlo a sentirse cómodo y le permite ofrecer solo respuestas que lo ayuden en el momento.

5. Valida las experiencias de los demás

Finalmente, asegúrese de validar los sentimientos, emociones y preocupaciones de los demás. Por ejemplo, si te cuenta algo que le molestó, trata de corroborar sus sentimientos ofreciéndole palabras de aliento como “Estoy seguro de que eso fue realmente aterrador” o “Lamento que hayas tenido que pasar por eso”.

Al mostrarles que respetas sus sentimientos, puedes ayudarlos a sentirse aceptados y seguros. Si no tienes nada que decir en respuesta a algo que alguien comparte, siempre puedes simplemente decir “Gracias por decírmelo”. Esto les permite saber que no los juzgas y que eres alguien a quien pueden acercarse en el futuro.

¿Qué habilidades necesitan los oyentes empáticos?

Estas habilidades pueden ayudarlo a convertirse en un oyente empático que otros buscan en busca de consejo y consejo:

Comunicación

Ser un excelente comunicador puede marcar una gran diferencia en su éxito profesional. Las habilidades de comunicación pueden facilitar la expresión de ideas, compartir su perspectiva y reducir las situaciones. Al escuchar a alguien, puede utilizar las habilidades de comunicación para asegurarse de que se sienta cómodo, hacer preguntas pertinentes y ofrecer consejos o compartir su propia historia personal.

Escuchando

Las habilidades de escucha son una de las habilidades más importantes para una escucha empática exitosa. Ser un buen oyente a menudo requiere que le prestes a alguien toda tu atención. Estar comprometido es esencial si desea que su interlocutor se sienta comprendido y validado. Si cree que no puede ofrecerle a alguien toda su atención en un momento específico, pregúntele si se siente cómodo hablando en un lugar con menos distracciones. Si la situación no es urgente, establezca un horario específico para reunirse con ellos. Esto les demuestra que valoras lo que tienen que decir y que quieres prestarles toda tu atención.

Humildad

Otra habilidad que puede mejorar tus habilidades de escucha empática es la humildad. La humildad es la capacidad de eliminar tu ego de una situación para que puedas escuchar sin juzgar. Por ejemplo, si estás hablando con alguien nuevo en su puesto, trata de recordar cómo era cuando empezaste. En lugar de asumir que deberían aprender algo más rápido o ser mejores en una habilidad específica, trate de relacionarse con ellos.

Probablemente, cuando comenzó en su puesto, también tenía preguntas e inquietudes. Recordar su propia experiencia en lugar de sus percepciones actuales puede hacerlo más identificable y menos propenso a hacer suposiciones sobre la experiencia o el desempeño de otra persona.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.