Preguntas frecuentes: ¿Cuánto tiempo deben durar las respuestas de la entrevista? (Con consejos)

Durante una entrevista, el empleador plantea una serie de preguntas para obtener una idea de quién es usted como persona y empleado potencial. La extensión de sus respuestas a las preguntas puede mantener la atención del entrevistador y demostrar que es un buen comunicador. Conozca los factores que influyen en sus respuestas para comprender cuándo limitar sus explicaciones y cuándo agregar más detalles. En este artículo, discutimos cuánto tiempo deben durar las respuestas de las entrevistas y brindamos ejemplos y consejos para brindar respuestas impactantes.

¿Qué tan largas deben ser las respuestas de la entrevista?

La duración de las respuestas de su entrevista depende del contexto de las preguntas. Puede ser mejor elaborar durante un mínimo de 30 segundos y un máximo de cuatro minutos. Su respuesta puede ser corta si la pregunta es simple. Por ejemplo, si el gerente de contratación le pide que describa sus puntos fuertes, puede hablar durante 90 segundos para explicar dónde es competente.

Su respuesta también puede ser más larga si la consulta es compleja, lo cual es común para preguntas de comportamiento o preguntas detalladas sobre su experiencia. Por ejemplo, si se le pide que recuerde un momento en que cometió un error en el lugar de trabajo, su respuesta podría durar dos minutos y medio porque está describiendo la situación. Considere las expectativas del entrevistador al formar su respuesta. Los componentes que incluyen “por qué” y “cómo” pueden indicar la necesidad de respuestas más elaboradas. Mantener sus respuestas cuatro minutos o menos puede mostrarle al empleador que puede comunicar sus mensajes de manera concisa y efectiva.

¿Por qué es importante usar la longitud correcta para las respuestas de su entrevista?

Aquí hay razones que ilustran la importancia de mantener las respuestas de su entrevista a una cierta extensión:

Mantenga al entrevistador comprometido

Si bien puede ser esencial para usted comunicar bien sus calificaciones, es igualmente importante para la entrevista escuchar y comprender lo que está diciendo. Su compromiso puede influir en cuánto recuerdan de usted como candidato, lo que puede afectar su elección de avanzar en el proceso de contratación. Cada entrevistador puede tener un período de atención diferente, pero limitar sus respuestas a la duración correcta puede garantizar que estén comprometidos durante todo el tiempo que esté hablando.

Enfatice sus habilidades de comunicación verbal.

Las respuestas perspicaces a las preguntas de la entrevista pueden servir como testimonio de su competencia comunicativa. El empleador puede aprender que puede explicar un concepto con detalle pero también entender cómo terminar la descripción con un final impactante. Demuestre su capacidad para dominar y mantener la atención de una audiencia con su actuación durante la entrevista.

Administrar mejor el tiempo durante la entrevista

El gerente de contratación puede tener citas programadas con varios candidatos en un día, lo que le deja un tiempo limitado para influir en su decisión de contratación. Responda las preguntas de la entrevista estratégicamente para proporcionar toda la información que el empleador necesita para comprender que usted es el candidato adecuado para el trabajo. Las explicaciones específicas y concisas pueden reservar más tiempo para más preguntas, lo que puede ofrecerle más oportunidades para causar una impresión positiva.

¿Cuáles son ejemplos de respuestas a entrevistas con la longitud adecuada?

Ejemplos de respuestas a preguntas de entrevista con longitudes concisas incluyen:

Ejemplo 1

Aquí hay una respuesta de muestra que puede tomar hasta 30 segundos para recitar:

Pregunta: “¿Cómo se mantiene informado sobre los cambios en su industria?”

Respuesta: “Leo blogs todos los días que analizan las tendencias de la industria y los consejos para incorporarlas en el lugar de trabajo. También compro las últimas entregas de libros para asegurarme de consultar la información correcta cuando estoy trabajando en una tarea”.

Ejemplo 2

Un ejemplo de una pregunta situacional que puede requerir una respuesta larga incluye:

Pregunta: “Si fuera contratado para el puesto de liderazgo, ¿cómo generaría confianza con los miembros de su equipo?”

Respuesta: “Programaría reuniones individuales con cada miembro. Puedo presentarme personalmente y sentar las bases para una relación positiva. También hablaría sobre mis antecedentes para demostrarles que tengo experiencia en el campo y que estoy preparado”. para supervisar nuestro próximo proyecto. Durante las reuniones de grupo, enfatizaría mi accesibilidad para que los empleados se sientan cómodos acercándose a mí con sus preguntas e inquietudes. También incluiría sus opiniones en el proceso de toma de decisiones para que se sientan incluidos al hacer cumplir los cambios en el lugar de trabajo. Mi objetivo es mostrarles que tengo en mente sus mejores intereses cuando dirijo el equipo”.

¿Cuánto tiempo debe pensar en la respuesta de su entrevista?

Piense en la respuesta de su entrevista durante 10 segundos o menos antes de hablar. Puede tener más tiempo para pensar en la respuesta más eficaz. Por ejemplo, si el entrevistador quiere saber cuál es el logro laboral que más lo enorgullece, puede dedicar unos momentos a contemplar un premio que se relacione con la carrera que desea. Puede ser importante encontrar un punto medio entre responder con prontitud y al mismo tiempo darse el margen de maniobra para ordenar sus pensamientos.

Considere responder con una declaración genérica para mostrarle al entrevistador que entendió la solicitud, pero necesita un breve período para responder. Un ejemplo sería: “Esa es una excelente pregunta”. También puede comenzar su respuesta parafraseando la pregunta. Por ejemplo, si el empleador le pidió que recordara el proyecto de trabajo más complicado que haya completado, su respuesta puede comenzar con “Mi proyecto de trabajo más complicado fue…”

¿Cómo debe responder a una pregunta si no tiene una respuesta?

Siga estos cinco pasos para hablar con el entrevistador cuando no esté seguro de la respuesta a su pregunta:

  1. Mira tu reacción. Sus señales no verbales pueden mostrar su confusión sobre la pregunta antes de que pueda expresarse, por lo que puede ser útil mantener neutrales sus expresiones faciales. También puede sentarse derecho en la silla para reforzar su confianza, o hacer una breve pausa en silencio para reflexionar sobre lo que el empleador le pidió.

  2. Asegúrate de haber escuchado la pregunta correctamente. Quizás su confusión se deba a la redacción de la pregunta. Pida amablemente al entrevistador que repita o aclare la pregunta, lo que puede ayudarlo a crear una respuesta informada.

  3. Dile al entrevistador que no tienes una respuesta. Si el contexto de la pregunta todavía te desconcierta, entonces puedes admitir que es posible que necesites más tiempo para pensar en la respuesta. El entrevistador puede apreciar su transparencia, que puede mostrar su integridad como candidato para el puesto.

  4. Discute lo que sabes. Haga un seguimiento de su admisión elaborando una parte de la pregunta que sí comprenda. Puede dirigir el tema en una dirección positiva sin dejar de ofrecer una respuesta.

  5. Comprométete a responder la pregunta en otro momento. También puede decirle al empleador que puede tomar las medidas adecuadas para encontrar una respuesta a su pregunta, lo que puede mostrar su dedicación y perseverancia. Considere enviar un correo electrónico después de la entrevista detallando su respuesta.

¿Cuáles son los consejos para responder las preguntas de la entrevista?

Aquí hay pautas adicionales para formar respuestas concisas a las preguntas durante una entrevista:

Investigue las preguntas comunes de la entrevista

Las preguntas de la entrevista que le haga el empleador pueden basarse en el puesto al que se postula y las credenciales que indicó en su currículum. Realice investigaciones para conocer consultas potenciales y lea respuestas de muestra para visualizar la duración correcta que puede emular para sus propias estrategias de entrevista. Filtre los resultados de su búsqueda por su industria para ayudarlo a anticipar preguntas más técnicas. También puede prepararse para responder solicitudes generales, como “¿Por qué quiere este trabajo?” y “¿Dónde te ves dentro de cinco años?”

Practica tus respuestas con anticipación.

Cree respuestas a las preguntas típicas de la entrevista que investigó. Puede estar más preparado para responder de manera efectiva si los encuentra durante la entrevista real, y puede pensar en cómo quiere presentarse ante el empleador. Puede ser útil escribir sus pensamientos para conceptualizar lo que quiere decir. Luego, recítelos en voz alta para determinar si el lenguaje es lo suficientemente específico y si sus patrones de habla tienen un ritmo constante.

Use un temporizador para estimar la longitud de sus respuestas y ajuste su contenido en consecuencia. Por ejemplo, si la respuesta dura menos de 30 segundos, puede agregar más detalles. Si dura más de cuatro minutos, puede evaluar cómo hacerlo más corto.

Participar en entrevistas simuladas.

Una entrevista simulada es una oportunidad para ensayar las respuestas de la entrevista frente a otra persona. Comuníquese con su centro de carreras local para programar una cita, o pídale a un mentor o amigo que se haga pasar por el gerente de contratación. Puedes recibir críticas constructivas sobre el ritmo de tu voz, la claridad de tu mensaje y la brevedad de toda tu respuesta.

Durante la reunión, practique mantener contacto visual con el entrevistador simulado para mostrar su confianza y estado de alerta. Preste atención al tiempo que le toma pensar en la pregunta y articular una respuesta efectiva. También puede ser consciente de su reacción cuando una consulta lo sorprende y la forma en que se comunica después.

Prioriza los detalles importantes

Una forma de evitar las explicaciones excesivas es incluir solo los detalles que le permitan al gerente de contratación comprender su punto de vista. Puede usar esta técnica para preguntas de comportamiento, donde describe brevemente lo que sucedió y dedica la mayor parte de su respuesta a lo que aprendió de la situación. Omita las descripciones que no contribuyan a su mensaje central. Por ejemplo, el enfoque de su respuesta a la pregunta “Hábleme de usted” puede ser sus calificaciones directas para el trabajo que está buscando. Esfuércese por encontrar un equilibrio entre participar activamente en la conversación y ser considerado con el tiempo del gerente de contratación.

Anticiparse a las expectativas del entrevistador.

Antes de dar tu respuesta, piensa en lo que el entrevistador espera que digas. Considere el contexto de la pregunta para determinar cuánto puede elaborar. Puede ser más beneficioso tener una respuesta específica y concisa que hablar por más tiempo del necesario. Por ejemplo, si se le pide que indique su aspecto favorito de su industria y explique por qué, entonces puede predecir que su respuesta puede ser larga porque la pregunta tiene dos partes.

También puede adaptar su tiempo de respuesta a los comentarios del entrevistador. Preste atención a sus señales no verbales, como sus expresiones faciales y lenguaje corporal, para evaluar si todavía están involucrados en su discusión o listos para pasar al siguiente tema. Si sientes esto último, entonces puedes preguntar: “¿Te gustaría que continuara o eso responde a tu pregunta?”. Puede mostrar su voluntad de incluir más detalles mientras le da al entrevistador la oportunidad de pasar a otro tema si es necesario.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.