Posiciones Gerenciales vs. Posiciones No Gerenciales: ¿Cuál es la Diferencia?

Por el equipo editorial de Indeed

22 de julio de 2021

Para administrar un negocio, una empresa generalmente necesita empleados en varios roles y diferentes niveles de posición para cumplir con sus metas y objetivos. Por lo general, la jerarquía incluye roles gerenciales y no gerenciales, y aunque estos puestos difieren, ambos son igualmente importantes para el éxito de una empresa. Saber más sobre estos roles puede ayudarlo a desarrollar capacidades profesionales, como habilidades de gestión, para trabajar en casi cualquier industria. En este artículo, exploramos qué son los puestos gerenciales en una empresa, qué son los puestos no gerenciales y seis diferencias entre estos roles para ayudarlo a comprender mejor la estructura organizacional en los negocios.

¿Qué son los puestos directivos?

Los puestos gerenciales son roles en los que una persona supervisa las funciones laborales de otra persona o un grupo de personas. Los gerentes también pueden supervisar la operación de una función específica dentro de una empresa. Por ejemplo, un gerente de contabilidad podría liderar un equipo de seis contadores, mientras que un gerente de producción podría supervisar las líneas de montaje automatizadas. La mayoría de las veces, los gerentes tienen una combinación de responsabilidades relacionadas con otros empleados y procesos operativos, y ayudan a planificar estrategias comerciales, crear políticas y liderar los esfuerzos de la empresa.

Aquí hay algunos ejemplos de roles gerenciales:

  • Gerente de operaciones: un gerente de operaciones maneja el funcionamiento diario del negocio, como garantizar que los equipos y procesos de fabricación funcionen sin problemas.

  • Gerente de proyecto: un gerente de proyecto organiza y ejecuta todos los aspectos de un proyecto o iniciativa específica, desde su inicio hasta su finalización.

  • Gerente financiero: un gerente financiero supervisa todo lo relacionado con el dinero, como las prácticas contables, las facturas, los impuestos y la nómina.

  • Gerente de instalaciones: un gerente de instalaciones se ocupa del edificio y su accesibilidad, incluidos los problemas de mantenimiento, y crea planes para la seguridad pública y de los empleados en caso de que ocurra un incidente en el sitio.

  • Gerente de recursos humanos: un gerente de recursos humanos maneja el reclutamiento, la contratación y la capacitación de los empleados, cualquier acción disciplinaria y programas como beneficios de salud y tiempo libre.

Para ganar un puesto directivo o ser contratado en uno, a menudo se necesita una cierta cantidad de años de experiencia, un título o una formación específica. Dentro de los roles gerenciales, hay tres niveles principales:

Gerentes de alto nivel

Los empleados en el nivel superior de gestión normalmente supervisan la toma de decisiones de toda la empresa u organización, configurando políticas o ejecutando medidas de gestión de cambios. También pueden formar parte de la junta directiva de una empresa o interactuar con los medios en eventos u oportunidades de prensa. Los ejemplos comunes de gerentes de alto nivel incluyen el director ejecutivo (CEO), el director de operaciones (COO), el director financiero (CFO) y el director de seguridad (CSO). Los títulos en los puestos de nivel C pueden variar según la empresa, junto con el número de ellos.

Gerentes de nivel medio

Los empleados en roles de gestión de nivel medio generalmente supervisan un departamento dentro de una organización, actuando como un enlace entre los ejecutivos de C-suite y los gerentes de nivel inferior. Estos gerentes a menudo tienen varios años de experiencia en su campo o habilidades de gestión transferibles. Los ejemplos comunes de puestos gerenciales de nivel medio pueden incluir director de operaciones, gerente de proyecto, jefe de recursos humanos y gerente de redes sociales.

Gerentes de nivel inferior

Los empleados en puestos gerenciales de nivel inferior pueden supervisar equipos más pequeños o supervisar aspectos específicos de una operación. Por lo general, trabajan más a menudo con empleados de primera línea y operaciones diarias, reportando a gerentes de nivel medio. Los ejemplos comunes de gerentes de nivel inferior pueden incluir supervisor de turno, capataz, gerente de línea de producción y líder de sucursal.

¿Qué son los puestos no directivos?

Los puestos no gerenciales son esenciales para la misión y los objetivos de la empresa, aunque tienen menos responsabilidad, toma de decisiones y rendición de cuentas que los gerentes. Pueden ocupar puestos de nivel de entrada o incluso trabajos de nivel medio, aunque tradicionalmente no supervisan a otros empleados o funciones específicas por completo. Dado que hay tantos tipos diferentes de roles no gerenciales, la cantidad de experiencia y educación que necesita depende de la posición y la industria en particular.

Aquí hay algunos ejemplos de puestos no gerenciales dentro de diferentes departamentos:

  • Financiero: Cajeros, contadores y cajeros de banco

  • Administrativos: Asistentes ejecutivos, coordinadores de recursos humanos y empleados de lobby.

  • Publicidad y marketing: redactores, artistas gráficos y embajadores de marca

  • Tecnología de la información: coordinadores de TI, analistas de la mesa de servicio y especialistas del centro de soporte

  • Producción: empleados de planta, trabajadores de la línea de producción y técnicos de mantenimiento

  • Comunicaciones: escritores, representantes de redes sociales y editores junior

Cuando trabaje en un rol no gerencial, puede esperar recibir orientación de sus líderes directos, supervisores o gerentes. A menudo tiene revisiones de desempeño con su gerente para revisar qué tan bien cumple con las responsabilidades de la descripción de su trabajo. Considere usar su tiempo en un rol no gerencial para desarrollar y perfeccionar habilidades para postularse a futuros puestos gerenciales, lo que puede ayudarlo a convertir un trabajo en una posible carrera profesional.

Puestos directivos frente a puestos no directivos

Existen varias diferencias entre los puestos gerenciales y los roles no gerenciales. Si bien las diferencias pueden variar según una empresa, título o industria específicos, aquí hay seis distinciones comunes entre estos roles:

Calificaciones

El nivel de experiencia, educación, habilidad y calificaciones entre los puestos gerenciales y no gerenciales es una diferencia clave entre los dos roles. Los no gerentes pueden requerir menos educación, experiencia o habilidades en comparación con los gerentes de departamento, por ejemplo. Los empleados en una función gerencial probablemente tengan habilidades o experiencia únicas, niveles más altos de educación y más experiencia en el campo.

Por ejemplo, un contador de nivel de entrada puede tener una licenciatura en finanzas, una licencia de contabilidad y algo de experiencia profesional. Comparativamente, para convertirse en director financiero, generalmente necesita una maestría en contabilidad o finanzas, una maestría en administración de empresas (MBA) o la designación de contador público certificado (CPA) y al menos 10 años de experiencia en la industria.

Salario

El salario de los gerentes y no gerentes también es una diferencia común. Debido a que los gerentes tienen un papel más crítico en las organizaciones, por lo general obtienen un salario o paquete de compensación más alto en comparación con los que no son gerentes. Dependiendo del nivel de gestión que tenga, su pago puede diferir en comparación con otros gerentes dentro de su organización. Por ejemplo, un director general suele ganar más que un director, quien gana más que un supervisor. Los empleados no gerenciales suelen ganar menos ingresos que los que los dirigen.

Debido a que una carrera gerencial tiene niveles, puede aumentar su rango de salario a medida que pasa de un gerente de bajo nivel a un ejecutivo senior, donde un salario de seis cifras suele ser común. Dependiendo de su industria, compañía, rol, educación y experiencia, se pueden aplicar otros elementos de compensación como comisiones, bonos o capital.

Responsabilidades

Las responsabilidades que tiene en su trabajo varían entre gerentes y no gerentes. Aquellos que no tienen un rol gerencial tradicionalmente tienen una cantidad limitada de responsabilidades y deberes que ejecutar y, por lo general, obtienen orientación de los supervisores y la gerencia de nivel superior para ayudarlos a cumplirlos. Por el contrario, aquellos en roles gerenciales tienen responsabilidades más amplias que ayudan a los líderes a evaluar y llevar a cabo objetivos operativos o comerciales. Crean políticas, se aseguran de que los equipos respeten los procedimientos, colaboran con otros departamentos y supervisan directamente a un grupo de empleados. Si bien las responsabilidades varían, ambos roles tienen deberes esenciales para el éxito general de una organización.

Poder de decisión

El nivel de poder de decisión también difiere. Los empleados suelen tener un poder de decisión limitado a menos que ocupen un puesto directivo. Si bien su aporte a menudo se tiene en cuenta, rara vez tienen el poder de tomar una decisión sin orientación. Una vez que ocupa un rol de gerente, a menudo tiene más influencia y puede tomar decisiones de forma autónoma o en colaboración con otros líderes. Por ejemplo, puede decidir sobre la selección de proveedores, contratos de acuerdo de nivel de servicio, opciones de contratación de empleados, campañas publicitarias o precios minoristas.

Vigilancia

Los empleados no gerenciales tradicionalmente solo supervisan su propio trabajo y sus responsabilidades laborales, como completar una tarea a tiempo, compartir información para escribir un informe o cerrar una cierta cantidad de contratos de ventas. Los empleados gerenciales supervisan a un grupo de empleados para asegurarse de que se desempeñen lo mejor que puedan y completen sus funciones laborales de manera efectiva. El desempeño de todo el equipo, junto con su propio trabajo, es su responsabilidad.

Responsabilidad

La responsabilidad y la evaluación de los empleados gerenciales y no gerenciales también son diferentes. Los empleados no administrativos suelen ser responsables de su propio trabajo y contribuciones al departamento o la empresa. Un gerente lleva a cabo sus revisiones de desempeño y puede manejar aumentos de sueldo, desarrollo profesional o acciones disciplinarias. Aquellos en roles gerenciales son responsables del trabajo de todo su equipo y tradicionalmente reportan a un gerente o ejecutivo de nivel superior. Por ejemplo, un director de publicidad podría informar directamente al director de marketing (CMO). Es probable que el CMO maneje su revisión de desempeño y recomendación de aumentos, promoción o desarrollo profesional.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.