¿Por qué tener empleados en las juntas directivas?

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 2 de abril de 2022

Incluir empleados en la junta directiva de una empresa puede ayudar a mejorar la comunicación entre la junta directiva y el resto de la organización. La representación de los empleados en las juntas no solo puede ayudar a garantizar que los empleados tengan una influencia positiva en la empresa, sino que también puede ayudar a mejorar o mantener la satisfacción de los empleados. Aprender más sobre juntas que incluyen empleados puede ayudarlo a considerar tener empleados en una junta directiva. En este artículo, revisamos qué es una junta y las razones para considerar que los empleados participen en una junta directiva.

¿Qué es un tablero?

Una junta, o junta directiva, es un grupo de personas elegidas que representan a los accionistas y a los líderes de una organización. A menudo actúan como un órgano de gobierno que supervisa al personal de gestión y garantiza que las políticas de la empresa sean coherentes. Por lo general, se reúnen a intervalos regulares para garantizar que las operaciones de la empresa funcionen sin problemas y que los ingresos se mantengan o aumenten.

Cada empresa pública debe tener una junta directiva para ayudar a gestionar tanto a las partes interesadas como a los profesionales de la gestión dentro de la empresa. Incluir empleados en esta junta no solo puede ayudar a mejorar las comunicaciones de la junta, sino que también puede ayudar a una empresa a tomar decisiones más rápidamente.

¿Por qué tener empleados en una junta?

Hay muchas razones por las que la gerencia debería considerar que los empleados se unan a su junta directiva, que incluyen:

Representación de los trabajadores

Una de las razones por las que la gerencia puede querer considerar incluir empleados en su junta directiva es porque puede ayudar a representar mejor a los empleados dentro de una organización y con liderazgo. Cuando una junta directiva toma una decisión, los empleados de la junta pueden asegurarse de que la decisión tenga en cuenta a todo el personal. También puede permitir que los niveles más altos de gestión traigan y escuchen las aportaciones de los empleados. Por ejemplo, si una junta considera una fusión con otra empresa que podría afectar los puestos de trabajo, un empleado de la junta puede ser útil para llevar las inquietudes del personal sobre las nuevas prácticas de contratación a la gerencia.

comunicación de la empresa

Otra razón por la que incluir empleados en una junta directiva puede ayudar a una empresa es porque puede mejorar las comunicaciones para la empresa. Por ejemplo, si una empresa toma una decisión que afecta en gran medida la carga de trabajo de los empleados, involucrar a los empleados en esta decisión puede ayudar al resto del personal a comprender mejor las razones detrás de estos cambios. También puede ayudar a los empleados a adaptarse a las necesidades y deseos de la empresa de una manera más ágil.

inclusión organizacional

Tener empleados que formen parte de la junta directiva de una empresa también puede ayudar a que la empresa sea inclusiva. La inclusión puede ser importante no solo para que los empleados se sientan escuchados y considerados, sino que también puede mantenerlos comprometidos con el progreso de la empresa. Al traer más voces a la toma de decisiones de alto nivel, una empresa puede ver más variación en las ideas que pueden conducir a la innovación en todos los departamentos.

Beneficios de tener empleados en los directorios

Algunos beneficios de tener empleados en la junta directiva de una organización incluyen:

Ayuda a mantener a los empleados satisfechos con las decisiones.

Una de las razones por las que es beneficioso incluir a los empleados en un grupo de la junta directiva es que puede ayudar a mantener a los empleados satisfechos con las decisiones de la junta con respecto a sus operaciones. Los empleados que están en la junta pueden comunicar detalles de problemas, cambios o actualizaciones a otros empleados cuando sea apropiado. Con los detalles de los colegas, los empleados pueden comprender mejor y quizás estar más satisfechos con cualquier decisión que tome una junta.

Los empleados también pueden apoyar más una decisión si sus compañeros de trabajo están involucrados en el proceso de toma de decisiones. Por ejemplo, si hay tres empleados en un equipo de 10 miembros de la junta directiva, las decisiones que se toman en ese equipo pueden tener más prioridad para los empleados que si solo hay un miembro. Esto se debe a que cuanto más involucrado esté un empleado con una decisión, más puede ayudar a que esa decisión se haga realidad.

Ayuda a las partes interesadas a comprender las perspectivas de los empleados.

Otra razón por la que puede ser beneficioso incluir empleados en una junta directiva es que puede ayudar a las partes interesadas a comprender mejor las perspectivas de los empleados. Si bien las partes interesadas pueden hacer esto realizando encuestas, preguntando a los gerentes o realizando entrevistas individuales, puede ser más efectivo si los empleados de una junta pueden hablar directamente con el resto del equipo de la junta sobre las perspectivas del personal. Esto no solo ayuda a la junta a ahorrar tiempo, sino que también brinda una descripción más precisa de lo que los empleados quieren y necesitan.

Esto también puede ayudar a la junta a tomar decisiones que satisfagan a un mayor número de empleados y aumentar la confianza entre la junta y la base de empleados. Mantener a los empleados en la junta directiva también ayuda a garantizar la equidad y la justicia en la gestión. Asegurarse de que todos, sin importar su nivel en la empresa, tengan la capacidad de influir en las decisiones importantes puede ayudar a mantener a los empleados satisfechos con su trabajo y la empresa.

Ayuda a dar información a las partes interesadas.

La inclusión de empleados en una junta directiva ayuda a brindar información sobre el estado de la empresa y los asuntos a las partes interesadas. El personal administrativo y los empleados de varios departamentos pueden brindar relatos de testigos presenciales de eventos y operaciones diarias de manera más vívida que los informes escritos. Incluso si la gerencia escribiera informes sobre estos acontecimientos, una declaración en una reunión de la junta puede transmitir la misma información de manera más rápida y efectiva.

Colocar a los empleados en el mismo tablero con las partes interesadas ayuda a garantizar que todos trabajen con información precisa lo más rápido posible. El personal, como los gerentes que han trabajado durante mucho tiempo en la misma empresa, pueden ser miembros valiosos del equipo de la junta directiva porque han desarrollado una visión de la organización a más largo plazo. Esa mentalidad a largo plazo para una junta puede ayudar a la empresa a crecer debido a la experiencia colectiva de sus miembros empleados.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.