Pensamiento Estratégico vs Planificación Estratégica: 4 Diferencias Clave

Por el equipo editorial de Indeed

28 de octubre de 2021

Establecer metas para usted mismo es una forma efectiva de avanzar en su carrera, resolver desafíos y mejorar su conjunto de habilidades. El uso tanto del pensamiento estratégico como de la planificación le permite desarrollar objetivos a largo plazo mientras implementa pasos más pequeños para lograr cada hito. Comprender cómo ambos métodos difieren puede aumentar sus posibilidades de alcanzar más objetivos profesionales. En este artículo, revisamos qué son el pensamiento y la planificación estratégicos y discutimos sus diferencias clave.

¿Qué es el pensamiento estratégico?

El pensamiento estratégico es el proceso de visualizar las metas en su carrera. Por lo general, le permite decidir qué le gustaría lograr en su carrera y cómo le gustaría lograr sus objetivos. También puede utilizar el pensamiento estratégico para mejorar ciertos procesos, tomar decisiones más informadas o resolver desafíos complejos. Este tipo de pensamiento le permite considerar el valor que podría recibir de una determinada acción o decisión a largo plazo o las posibles consecuencias que podrían derivarse de ello.

Al pensar estratégicamente en su función, puede crear posibles estrategias o enfoques a seguir para los próximos proyectos. A continuación, puede estimar y evaluar los posibles resultados a largo plazo de cada proyecto. Esto le permite elegir un enfoque que puede brindarle los resultados más efectivos.

¿Qué es la planificación estratégica?

La planificación estratégica es el proceso de tomar sus visiones a largo plazo e implementar acciones más pequeñas para garantizar que cumpla con sus objetivos. Al desarrollar un plan estratégico, puede escribir la visión general que le gustaría lograr y enumerar los pasos individuales que puede tomar para llegar allí. Esto le permite crear objetivos a corto plazo para lograr en un futuro próximo y aumenta las posibilidades de que pueda alcanzar sus objetivos.

Por ejemplo, si está administrando un proyecto para un cliente, puede enumerar los pasos individuales que usted y otros empleados deben completar. Cada vez que un empleado termina su tarea asignada, está un paso más cerca de lograr el proyecto general.

Pensamiento estratégico versus planificación estratégica

Al practicar ambos métodos en el lugar de trabajo, puede utilizar el pensamiento estratégico para planificar sus objetivos generales y aplicar sus habilidades de planificación estratégica para cumplir con estos objetivos de manera efectiva. Esto le permite usar ambas prácticas juntas para lograr los resultados más impactantes. Las diferencias comunes entre el pensamiento estratégico y la planificación estratégica incluyen:

1. Habilidades

Dado que el pensamiento estratégico implica generar ideas u objetivos nuevos e innovadores, normalmente puede utilizar sus habilidades más creativas. A menudo, puede usar estas habilidades creativas para encontrar soluciones únicas a desafíos comerciales comunes o desarrollar formas de hacer que una marca o producto se destaque de la competencia. El uso de estas habilidades creativas lo ayuda a ver una solución a largo plazo para trabajar hacia el logro. Las habilidades comunes que usaría con el pensamiento estratégico incluyen:

  • Habilidades de creatividad

  • Habilidades para resolver problemas

  • Lluvia de ideas

  • Habilidades de investigación

  • Habilidades de ideación

  • Habilidades de liderazgo

  • Habilidades de trabajo en equipo y colaboración.

Al planificar estratégicamente, es importante utilizar habilidades que impliquen el pensamiento crítico para desarrollar elementos de acción. Esto le permite crear un camino claro para llegar al objetivo final que se ha fijado. Tener estas habilidades de gestión de proyectos hace que sea más fácil para usted enumerar los elementos que debe completar. Luego puede usar su motivación, impulso y disciplina para terminar todas las tareas dentro de los plazos designados. Las habilidades comunes que usaría al planificar estratégicamente incluyen:

  • Habilidades de pensamiento crítico.

  • Habilidades de gestión de proyectos

  • Habilidades de gestión de riesgos

  • Habilidades de comunicación

  • Habilidades de organización

  • Habilidades de gestión del tiempo.

  • Habilidades motivacionales

2. Actividades

Hay diferentes actividades en las que puede participar al llevar a cabo el pensamiento y la planificación estratégica. Con el pensamiento estratégico, generalmente dedica tiempo a decidir qué tipo de objetivos planea lograr. Esto le permite completar actividades de más alto nivel, como realizar investigaciones, proponer varias alternativas a diferentes planes o realizar un análisis de causa raíz para comprender las posibles causas o problemas que podrían ocurrir al tomar ciertas decisiones profesionales.

Las tareas o actividades del lugar de trabajo que podría completar cuando la planificación estratégica puede ser más específica y detallada. Le permite crear objetivos accionables que conducen al resultado deseado. Esto puede implicar tareas como la creación de una línea de tiempo, la creación de una lista de tareas pendientes y el desarrollo de planes preventivos para cualquier problema que pueda surgir al trabajar para alcanzar sus objetivos a largo plazo.

3. Cronología

El pensamiento estratégico generalmente ocurre antes de la planificación estratégica, ya que a menudo requiere objetivos a largo plazo antes de poder desarrollar las estrategias individuales para cumplir con cada objetivo. Puede pensar estratégicamente con regularidad al generar constantemente nuevas ideas o posibles soluciones a problemas comunes. Cuando desarrolle una idea potencial, trate de escribirla. Puede guardar estas ideas y luego desarrollar un plan estratégico cuando tenga el tiempo y la capacidad disponibles.

La planificación estratégica a menudo sigue una línea de tiempo más estricta que el pensamiento estratégico. Dado que normalmente requiere que complete elementos de tareas específicas para cumplir con su fecha límite final, a menudo es más efectivo establecer un cronograma establecido para cuándo puede completar estas tareas. Proporcionar fechas de vencimiento para cada uno de los elementos de su lista de tareas pendientes lo hace responsable de terminar cada elemento, lo que aumenta la probabilidad de que pueda alcanzar su objetivo final.

4. Longitud objetiva

El pensamiento estratégico le permite construir metas a largo plazo para usted mismo. Una meta a largo plazo puede durar desde unos pocos meses hasta varios años, según el tipo y la complejidad del objetivo que establezca. Los objetivos a largo plazo suelen ser objetivos más grandes en los que puede trabajar de manera constante mediante la creación de planes más pequeños para lograrlos. Los objetivos comunes a largo plazo que puede alcanzar a través del pensamiento estratégico incluyen convertirse en un líder intelectual en su industria, recibir una promoción en su carrera u obtener una certificación profesional.

La planificación estratégica generalmente comprende objetivos más pequeños a corto plazo. Estos son hitos que puede lograr que lo ayudan a lograr una meta más grande a largo plazo. Puedes planear alcanzar estos objetivos en un día, una semana o un mes, según su nivel de dificultad y tu disponibilidad. Los objetivos comunes a corto plazo que podría establecer para usted incluyen alcanzar una cuota semanal, leer más materiales de la industria o aprender una nueva habilidad.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.