Metodologías de prueba de software: una guía completa

Por el equipo editorial de Indeed

24 de septiembre de 2021

Los desarrolladores de software utilizan diferentes tipos de metodologías de prueba para asegurarse de que sus productos funcionen antes de lanzarlos al mercado. Estos incluyen tanto metodologías funcionales como no funcionales.

En este artículo, discutimos los diferentes tipos de metodologías de prueba que pueden usarse durante la fase de prueba del software.

Importancia de las metodologías de prueba

Las metodologías de prueba son importantes porque ayudan a los desarrolladores de software a garantizar que su software pueda funcionar de manera consistente en una variedad de plataformas y en diferentes entornos. El propósito de cada metodología de prueba es encontrar y corregir errores y fallas dentro del software y mejorar la calidad general del software para el usuario final.

Metodologías de pruebas funcionales

Las metodologías de pruebas funcionales se utilizan para probar el software o las aplicaciones frente a los requisitos comerciales. Las metodologías de prueba funcional utilizan casos de prueba para garantizar que el software funcione según lo diseñado. Las metodologías de pruebas funcionales incluyen cuatro tipos diferentes de pruebas que generalmente se realizan en el siguiente orden:

1. Pruebas unitarias

Las pruebas unitarias implican dividir el código fuente del software en pequeñas unidades para probarlas individualmente. El propósito de las pruebas unitarias es permitir que se prueben partes individuales del software, en lugar de centrarse en el rendimiento del software como un todo. Este es a menudo el primer tipo de prueba implementado y generalmente lo realiza el desarrollador de software.

2. Pruebas de integración

La prueba de integración ocurre después de que cada unidad individual haya sido probada con éxito. Las pruebas de integración implican tomar las unidades individuales que se han probado con éxito y, luego, asegurarse de que esas unidades funcionen juntas como se espera. Estas pruebas suelen ser escenarios de prueba de usuario realizados por el desarrollador de software o evaluadores independientes.

3. Pruebas del sistema

Esta fase implica probar todo el sistema en conjunto para garantizar que el sistema funcione como se espera. La prueba del sistema ocurre después de que cada unidad individual haya sido probada e integrada con éxito en el sistema. El objetivo principal de las pruebas del sistema es probar el funcionamiento de todo el sistema e identificar errores y problemas que hayan pasado desapercibidos para que puedan corregirse antes de la producción. Las pruebas del sistema generalmente las realiza un equipo de pruebas separado en lugar del equipo de desarrollo.

4. Pruebas de aceptación

Esta fase implica probar el producto de software final para asegurarse de que cumpla con todos los requisitos comerciales y satisfaga las necesidades del usuario final mientras se desempeña de la manera esperada. El objetivo principal de las pruebas de aceptación es determinar si el producto de software final está listo para su entrega al usuario final. Esta fase de prueba generalmente se completa internamente con un equipo de control de calidad y externamente a través de pruebas beta con una muestra de usuarios finales.

Metodologías de pruebas no funcionales

Las metodologías de pruebas no funcionales son pruebas de los requisitos no funcionales de una aplicación de software o sistema, como las cualidades técnicas, y cómo funciona el sistema. Las metodologías de prueba no funcionales incluyen lo siguiente:

1. Pruebas de seguridad

Las pruebas de seguridad, también conocidas como “pruebas de vulnerabilidad”, implican probar el software en busca de agujeros en su seguridad y vulnerabilidades que podrían hacerlo susceptible a los piratas informáticos. El objetivo principal de esta fase de prueba es garantizar que no haya riesgos de seguridad dentro del software que puedan exponer potencialmente la información o los datos personales del usuario final. Las pruebas de seguridad se utilizan para probar la integridad, confidencialidad, autenticación, autorización, disponibilidad y no repudio de un sistema.

2. Pruebas de rendimiento

El propósito principal de esta fase de prueba es garantizar que el sistema funcione bien en varios escenarios que podrían afectar la experiencia de un usuario. Hay varios tipos diferentes de pruebas de rendimiento, que incluyen pruebas de carga, pruebas de resistencia, pruebas de picos y pruebas de estrés.

3. Pruebas de usabilidad

El propósito principal de esta fase de prueba es asegurarse de que la interfaz y el diseño del software sean fáciles de usar sin causar frustración o confusión. Las pruebas de usabilidad examinan la eficiencia, la recordación, la capacidad de aprendizaje, los errores y la satisfacción de un sistema.

4. Pruebas de compatibilidad

El objetivo principal de esta fase de prueba es garantizar que el software sea compatible con los diversos tipos de entornos de hardware y software que espera que ejecuten los usuarios finales. Las pruebas de compatibilidad se utilizan para probar el rendimiento de un sistema en diferentes navegadores web, complementos, dispositivos móviles y sistemas operativos.

Cómo usar diferentes metodologías de prueba

La mayoría de los desarrolladores de software utilizarán varias metodologías de prueba diferentes a lo largo del proceso de prueba del software. Estos son los pasos que puede seguir para utilizar diferentes metodologías de prueba durante la fase de prueba del desarrollo de software:

1. Cree un calendario de pruebas

Al crear un cronograma de prueba, asegúrese de considerar la disponibilidad y las necesidades de cada miembro de su equipo de prueba y cree un cronograma realista que satisfaga esas necesidades. Un cronograma de prueba realista es fundamental para implementar con éxito diferentes tipos de metodologías de prueba.

2. Determinar los resultados de las pruebas

A continuación, deberá determinar qué entregables está tratando de lograr a través de sus pruebas. Determinar el tipo de información que está buscando puede ayudarlo a elegir qué metodologías de prueba son adecuadas para su proceso de prueba de software. Los entregables bien definidos también ayudarán a garantizar que cada miembro de su equipo de prueba comprenda qué se debe hacer y cuándo. Esto les ayudará a mantenerse enfocados y cumplir con sus plazos.

3. Elija qué metodologías de prueba usar

Una vez que sepa cuáles son sus entregables de prueba, puede determinar qué metodologías de prueba serán más efectivas para recopilar la información que necesita. Elegir con éxito las metodologías de prueba correctas para incorporar en su proceso de prueba de software requiere que considere cuidadosamente varios factores, como la naturaleza de su proyecto y el cronograma de su proyecto.

4. Implementar pruebas y analizar resultados

A continuación, su equipo de pruebas debe estar listo para implementar las metodologías de prueba que elija. Una vez que se completa cada prueba, el equipo de prueba debe revisar y analizar cuidadosamente los resultados de la prueba y hacer los ajustes al software, según sea necesario.

5. Revisar y ajustar el enfoque de prueba según sea necesario

Finalmente, debe revisar ocasionalmente la eficacia de cada metodología de prueba que haya elegido utilizar y determinar si es necesario incorporar o no una metodología de prueba diferente en su proceso de prueba de software.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.