Margen Bruto vs. Utilidad Neta: Definiciones y Diferencias

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 22 de febrero de 2021 | Publicado el 9 de octubre de 2020

Actualizado el 22 de febrero de 2021

Publicado el 9 de octubre de 2020

Analizar las ganancias brutas y los ingresos netos de una empresa puede darle una mejor idea de su situación financiera. Los inversores, en particular, pueden usar estas cifras en el estado de resultados de una empresa para determinar si quieren invertir su dinero en acciones corporativas. En este artículo, definimos el margen bruto, la utilidad neta y las diferencias entre estas dos medidas fiscales.

¿Qué es el margen bruto?

También conocido como “margen de beneficio bruto” o “índice de margen bruto”, el margen bruto se refiere a una medida de rentabilidad que muestra el porcentaje de ingresos de una empresa que supera el costo de los bienes vendidos. Esencialmente, el margen de beneficio bruto muestra qué tan bien una empresa puede generar ganancias a pesar de incurrir en los costos involucrados en la producción de sus bienes y servicios. Cuanto mayor sea el margen bruto, más eficiente será el equipo de administración de una empresa para generar ganancias por los costos en los que incurre.

Mientras que la ganancia bruta se refiere al costo de los bienes vendidos de una empresa restados de sus ventas netas, el margen de ganancia bruta se refiere al costo de los bienes vendidos de una empresa restados de sus ingresos totales y luego dividido por los ingresos totales. Por ejemplo:

Beneficio bruto = ingresos netos por ventas – costo de los bienes vendidos

Margen de beneficio bruto = [(net sales revenue – cost of goods sold) / (net sales revenue)] x100

Tenga en cuenta que para obtener el margen de beneficio bruto, debe multiplicar su cálculo por 100 para expresar el porcentaje de ventas de una empresa. Por el contrario, la ganancia bruta da como resultado una cantidad absoluta en dólares. En esta ecuación, el costo de los bienes vendidos se refiere a la cantidad de dinero que le cuesta a una empresa producir los productos y servicios que vende, mientras que las ventas netas se refieren a las ventas brutas sin descuentos, descuentos ni devoluciones.

¿Cómo se utiliza el margen bruto?

Los analistas utilizan el margen bruto para evaluar la rentabilidad y la salud financiera de una empresa y para comparar su modelo de negocio con los de sus competidores de la industria. Aunque puede usar el margen bruto para tener una idea de la rentabilidad de una empresa, no es una medida del todo precisa. Aquí hay un vistazo a cómo usar el margen bruto para otros fines además de evaluar la rentabilidad:

Evaluación de la salud financiera

Los analistas de métricas pueden utilizar el margen de beneficio bruto para determinar la salud financiera de una empresa, ya que indica el rendimiento de las ventas y la producción de una empresa. Por ejemplo, si el margen fluctúa mucho, puede indicar malas prácticas de gestión, productos de baja calidad o cambios operativos que pueden haber causado una volatilidad momentánea.

Si una empresa decide optimizar su producción, por ejemplo, puede tener una inversión inicial más alta pero un menor costo de los bienes gracias a una disminución en los costos laborales de las operaciones recientemente optimizadas.

Además, los márgenes brutos pueden fluctuar si la empresa realiza ajustes de precios a sus productos o servicios. Digamos que una empresa sube el precio de sus productos, pero todo lo demás permanece igual. Cuando esto sucede, se traduce en un mayor margen bruto. Sin embargo, si la empresa fija los precios demasiado altos, es posible que los clientes no quieran comprar sus productos, lo que se traduce en menores beneficios.

Comparación de modelos de negocio

Los analistas también pueden utilizar el margen de beneficio bruto para comparar los modelos de negocio de varias empresas.

Por ejemplo: supongamos que tanto la empresa A como la empresa B venden exactamente el mismo producto con niveles de calidad similares. Si la empresa A puede fabricar el producto a 1/4 del costo, solicitará un margen de utilidad bruta más alto debido a la disminución en el costo de los bienes vendidos. Esto le daría a la empresa A una ventaja competitiva sobre la empresa B.

Sin embargo, la Compañía B puede decidir aumentar el precio de su producto para ayudar a compensar la pérdida en el margen bruto y aumentar los ingresos. Si los clientes eligen no comprar el producto de la Compañía B a un costo más alto, podría causar que la Compañía B pierda su margen bruto y su participación de mercado.

Ejemplo de cálculo del margen bruto

Digamos que usted es dueño de un negocio que recauda $300,000 en ingresos por ventas netas. Si su empresa gasta $40 000 en manufactura y $110 000 en mano de obra, tiene un costo de bienes de $150 000. Para determinar el margen de utilidad bruta, realice el siguiente cálculo:

[(Net sales revenue – cost of goods sold) / (net sales revenue)] x 100 = margen de beneficio bruto

[($300,000 – $150,000) / ($300,000)] x 100 = 50%

Por lo tanto, por cada dólar ganado en ventas, la empresa ganó $0.50 en utilidad bruta antes de tomar en cuenta sus otros gastos. Por lo general, las empresas prefieren índices altos que indiquen que están vendiendo su inventario para obtener una mayor ganancia.

¿Qué es el ingreso neto?

El ingreso neto se refiere a los ingresos de una empresa menos sus diversos gastos, como el costo de los bienes vendidos, los gastos administrativos, los gastos operativos, los intereses y los impuestos. En otras palabras, son las ganancias totales de una empresa después de tener en cuenta sus gastos. Las empresas pueden usar este dinero sobrante para pagar a sus accionistas, pagar deudas, ahorrar para el futuro o destinarlo a nuevas empresas. Aquí hay un vistazo al cálculo de ingresos netos para un negocio:

Ingresos totales – costo de los bienes vendidos – gastos = utilidad neta

Dado que la primera parte de la fórmula da como resultado el ingreso bruto, también puede usar la siguiente fórmula para el ingreso neto:

Ingreso bruto – gastos = ingreso neto

Para mayor simplicidad, puede utilizar el siguiente cálculo:

Ingresos totales – gastos totales = utilidad neta

Tenga en cuenta que puede tener un ingreso neto negativo o positivo. Si los ingresos de su empresa superan sus gastos, el resultado es un ingreso neto positivo. Cuando los gastos superan los ingresos, se obtiene un ingreso neto negativo.

¿Cómo se utiliza el ingreso neto?

Encontrado como el elemento de línea final en el estado de resultados de una empresa, el ingreso neto indica la rentabilidad de una empresa. También puede servir para otros fines, como ayudar a los inversores a tomar decisiones de inversión bien informadas y ayudar a las empresas que cotizan en bolsa a calcular sus ganancias por acción. He aquí un vistazo a algunas de las formas en que se utiliza el ingreso neto:

Decisiones de inversión

Los inversores utilizan los ingresos netos para determinar cuánto exceden los ingresos de una empresa a sus gastos. Con base en esta información, los inversores pueden determinar si la empresa presenta una buena oportunidad de inversión. Esencialmente, permite que los inversionistas y accionistas determinen la salud general de su inversión.

Si una empresa tiene un buen ingreso neto, por ejemplo, un inversionista puede sentir que vale la pena invertir en la empresa. Cuando se usa en este sentido, los inversores deben asegurarse de que están revisando un conjunto preciso de números que dieron como resultado la renta imponible y la renta neta.

Cálculo de las ganancias por acción

Para calcular las ganancias por acción de una empresa, necesita su ingreso neto. El número resultante ayuda a indicar la rentabilidad general de la empresa. Cuanto mayores sean sus ganancias por acción, más rentable se percibe que es la empresa. Para ayudarlo a comprender cómo los ingresos netos se incluyen en esta ecuación, considere la fórmula de ganancias por acción:

Utilidad por acción = (utilidad neta – dividendos preferentes) / (acciones ordinarias en circulación al final del período)

Cuando los inversores dividen el precio de las acciones de una empresa por sus ganancias por acción, pueden determinar el valor de las acciones de la empresa al evaluar cuánto acepta pagar el mercado por cada dólar de ganancias.

Elegibilidad de préstamo

Los bancos utilizan los ingresos netos de una empresa para determinar su elegibilidad para un préstamo. Si presenta un ingreso sólido, por ejemplo, puede ofrecer un paquete financiero considerable. Sin embargo, si su utilidad neta no convence al banco de que la empresa puede hacer los pagos a tiempo o que goza de buena salud financiera, puede rechazar su solicitud y, por lo tanto, su elegibilidad.

Ejemplo de cálculo de ingresos netos

Supongamos que desea encontrar los ingresos netos de su empresa para el primer trimestre del año utilizando las siguientes cifras:

  • *Ingresos totales: $70,000*

  • *Costo de bienes vendidos: $30,000*

  • *Utilidades: $1,000*

  • *Renta: $3,000*

  • *Nómina: $15,000*

  • *Publicidad: $7,000*

  • *Interés: $1,000*

Con base en esta información, puede deducir que tiene gastos por un total de $27,000.

Ahora, puede usar la siguiente fórmula para completar su cálculo:

Ingresos totales – costo de los bienes vendidos – gastos = utilidad neta

$70 000 – $30 000 – $27 000 = $13 000

Por lo tanto, su empresa tiene una utilidad neta de $13 000 para el primer trimestre del año.

Margen bruto vs utilidad neta

Mientras que el margen bruto muestra el porcentaje de ingresos de una empresa que excede el costo de los bienes vendidos, su ingreso neto se refiere a sus ingresos totales menos sus gastos totales. Una de las mayores diferencias entre estas dos medidas es la cifra que arrojan. Mientras que el margen bruto le proporciona un porcentaje, el ingreso neto da como resultado una cantidad numérica absoluta.

Una comparación más precisa sería observar el margen de beneficio bruto y el margen de beneficio neto, ya que ambos le brindan porcentajes. Tenga en cuenta que la mayoría de las personas usan el ingreso neto y la ganancia neta indistintamente, ya que significan lo mismo. Sin embargo, mientras que la ganancia neta es igual a la renta, la renta neta no siempre es igual a la ganancia. Estas son algunas de las diferencias entre el margen bruto y el margen neto:

  • Ubicación en el estado de resultados: si bien puede encontrar el margen bruto en la mitad del estado de resultados de una empresa, el margen neto se encuentra en la parte inferior.

  • Inclusiones de costos: por lo general, el margen bruto incluye más gastos variables que el margen neto, ya que este último incluye gastos administrativos y de venta, que a menudo son costos fijos.

  • Efecto impositivo: mientras que el margen neto representa los impactos de los impuestos sobre la renta, el margen bruto no lo hace.

  • Tamaño: dado que el margen neto representa los gastos administrativos y de venta, siempre es menor que el margen bruto.

Por lo tanto, si bien ambas medidas ayudan a evaluar la salud financiera de una empresa, tienen claras diferencias.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.