Liderar un equipo a través de una crisis de justicia social

Por Hanne Keiling

11 de octubre de 2021

Hanne era gerente senior de contenido en Indeed.

Muchos estadounidenses actualmente atraviesan un momento de incertidumbre a medida que continuamos cuidando nuestra salud y la de nuestros seres queridos y experimentamos una mayor conciencia del impacto de larga data del racismo sistémico. Además de las preocupaciones que rodean el ciclo de noticias actual, muchos estadounidenses están experimentando desafíos con el desempleo, la búsqueda de trabajo, las órdenes de quedarse en casa, el cuidado de niños y más. Si usted es un gerente, es posible que no comprenda completamente cómo apoyar mejor a los miembros del equipo que pueden estar luchando para equilibrar los desafíos únicos de la vida laboral y familiar en este momento.

Si bien ciertamente no existe una respuesta única para apoyar a su equipo en el trabajo, en este artículo brindaremos varios consejos e ideas sobre la mejor manera de presentarse ante sus empleados y tener conversaciones con su equipo sobre la alianza. También ofreceremos recomendaciones para ayudar a crear un entorno inclusivo en el que todos se sientan escuchados, valorados y capaces de contribuir de manera significativa.

Qué saber del momento actual

Los eventos recientes y la cobertura de los medios han resaltado muchas injusticias raciales que los estadounidenses negros han enfrentado históricamente (y actualmente) en los EE. UU. Además, la continua propagación de COVID-19 ha comunidades de color afectadas de manera desproporcionada. Como líder, es útil que reconozca, ante todo, que algunas personas de su equipo pueden no sentirse bien en este momento.

Lo que puedes hacer

Debido a que usted conoce mejor a su equipo y organización, es importante que adopte un enfoque personalizado para enfrentarse a situaciones difíciles con sus empleados. Sin embargo, hay algunos pasos que puede seguir para asegurarse de que su equipo se sienta escuchado y apoyado, incluidos los siguientes:

1. Póngase en contacto con los empleados afectados uno a uno

Cuando planifique los horarios de las reuniones de su equipo, puede usar los siguientes temas de conversación para dirigirse a aquellos en su equipo que pueden estar lidiando con desafíos tanto en el trabajo como en el hogar:

  • ¿Hay algún proyecto con el que pueda apoyar o asociarme con usted?

  • ¿Cuándo piensas tomarte un tiempo libre? Quiero que priorices tu salud y bienestar.

  • ¿Con qué frecuencia sería útil para mí hacer el check-in?

  • No he tenido noticias tuyas ni te he visto en mucho tiempo, solo para decirte que estoy aquí.

  • Quiero reconocer que estoy completamente sin palabras y luchando por saber cómo ayudar. Me pondré en contacto con mis compañeros para obtener orientación y haré un seguimiento con usted de inmediato.

2. Usa las reuniones para controlar a tu equipo

Antes de una reunión, puede resultarle útil consultar con su equipo antes de entrar en temas relacionados con el trabajo, por ejemplo:

  • ¿Hay algo que a alguien le gustaría discutir relacionado con los eventos actuales antes de comenzar el negocio?

  • Quiero reconocer que este es un momento difícil para muchos de nuestros empleados en la organización. Si necesita algo, comuníquese con nosotros.

  • Al utilizar la función de chat, me gustaría que todos enviaran una palabra que describa cómo se siente.

3. Usa el correo electrónico para reconocer el estado de las cosas

Puede ser útil usar formas de comunicación que funcionen mejor para su equipo para enviar actualizaciones periódicas sobre sus pensamientos y cómo está tomando medidas para apoyar a su equipo. Por ejemplo:

  • Reconoce que estás al tanto de lo que sucede en la vida de los miembros de tu equipo y que estás disponible para escuchar.

  • Refuerce los valores de su organización, específicamente en lo que respecta a la diversidad, la inclusión y la pertenencia.

  • Comparta y reitere declaraciones y mensajes del equipo de liderazgo sénior de su organización.

  • Comparta recursos para fomentar la educación y la alianza.

  • Presente espacios seguros que haya creado para conversaciones en curso sobre la raza, como el horario habitual de oficina.

4. Cree espacios seguros para que su equipo hable sobre la raza

Esto puede parecer incómodo al principio, pero es importante normalizar las conversaciones sobre la raza para que usted y su equipo puedan construir un lenguaje común para comprender las experiencias, diferencias y puntos de vista de los demás.

Como líder durante una crisis, su equipo puede estar esperando que usted inicie la conversación. Es importante comprender que hacerlo puede resultar en una respuesta como “Gracias, no estoy listo para hablar”. Acepte verbalmente la respuesta con validación y apoyo, y tómese un tiempo para observar sus sentimientos acerca de esta respuesta. Si se siente molesto o frustrado, pregúntese por qué esos sentimientos pueden haber surgido.

Al iniciar estas conversaciones, primero debe hacer cumplir el propósito de la discusión: explorar temas importantes, escuchar y aprender unos de otros. Establecer acuerdos con antelación para fomentar el diálogo, el respeto mutuo y la escucha activa.

También puede llevar a cabo una autorreflexión con su equipo para que puedan explorar sus experiencias y sesgos personales. Algunas preguntas que puede usar incluyen:

  • ¿Cuándo supo por primera vez de su raza?

  • ¿Qué experiencias de la infancia tuviste con amigos o adultos que eran diferentes a ti de alguna manera?

  • ¿Alguien en tu vida te ha ayudado a pensar en las diferencias raciales?

Permita que las personas compartan sus experiencias en voz alta. Priorice escuchar y trate de hablar menos para que otros puedan compartir. Cuando ocurre un malentendido, puede ayudar a mediar ofreciendo preguntas aclaratorias, como: “Cuando dijiste ____, así es como interpreté la declaración. ¿Estoy entendiendo correctamente?”

Si su organización ha programado oportunidades de aprendizaje, debates o charlas, considere cambiar las reuniones de equipo que entran en conflicto para que su equipo pueda asistir. Fomente la asistencia y discuta los eventos con su equipo.

Lee mas: Cómo hablar sobre raza, género y cuestiones sociales en el trabajo

5. Practica la alianza

Enfrentar los prejuicios raciales tomando medidas significativas como aliado puede desempeñar un papel importante en el fomento de una cultura de equipo inclusiva. Si bien hacerlo es una oportunidad de aprendizaje permanente, aquí hay algunas formas de comenzar:

  • Comience por reflexionar sobre sí mismo. Antes de que esté listo para hablar o tomar medidas, puede ser útil tomarse un tiempo para comprender sus propias ideas, prejuicios y formas de pensar. Puede ser útil buscar recursos como libros, podcasts, artículos o incluso asesoramiento, si es adecuado para usted, al iniciar el trabajo de alianza.

  • Fijar un ejemplo. Hablar en contra y denunciar comentarios o comportamientos que puedan ser insensibles, despectivos, racistas o intolerantes. Para obtener más información, lea nuestra guía sobre Cómo manejar las microagresiones en el lugar de trabajo.

  • Aprender. Hay innumerables recursos en línea para aprender sobre el racismo sistémico y cómo puede aparecer en el lugar de trabajo. Un lugar para empezar es el Lista de lecturas recomendadas del Centro para la Justicia Racial en la Educación.

  • Mantente informado. Siga el ciclo de noticias para comprender lo que sus empleados también pueden estar consumiendo y cómo puede afectarlos en el trabajo.

  • Estar comprometido. Si su organización tiene un Grupo de recursos para empleados (o ERG) dirigido por empleados, involúcrese para comprender las formas en que puede ayudar y fortalecer el apoyo a su equipo. Anime a su equipo a involucrarse si cree que esta sería una actividad útil.

6. Evita errores comunes

Si bien cometer errores es una parte importante del proceso de aprendizaje, es mejor que lo hagas rápidamente y te disculpes cuando sea necesario. Estos son algunos errores comunes que se deben evitar:

  • Evite permanecer en silencio, lo que puede resultarle cómodo si no está seguro de qué decir o hacer. En cambio, explique que puede ser difícil decir las cosas correctas, pero que se está tomando el tiempo para actuar y apoyar a las personas de su equipo.

  • No evite los sentimientos, que pueden ser extremadamente útiles tanto para comprender como para comunicar. Tómese un tiempo para identificar sus sentimientos y los sentimientos de los demás con Rueda de sentimientos de Calm.

  • Evite ponerse a la defensiva si lo cuestionan o lo desafían. En su lugar, haga preguntas aclaratorias y admita cuando haya cometido un error o necesite aprender más.

  • Evite generalizar en exceso o asumir situaciones, experiencias o sentimientos de otros.

  • Evite y desaliente las declaraciones de culpa o menosprecio durante las conversaciones. Los participantes no necesitan ponerse de acuerdo o encontrar un antídoto contra el racismo.

  • Cuando sea posible, evite pasar al trabajo demasiado rápido, lo que puede resultar difícil para algunos en momentos como estos. Enfatice la necesidad de descansar y tomarse un tiempo libre para relajarse, recargar energías y sanar.

Si bien cada individuo es diferente con diversas necesidades, prioridades, sentimientos y mecanismos de respuesta, priorizar la comunicación abierta y la transparencia es clave para superar una crisis. Tómese el tiempo para reflexionar sobre los sentimientos que surgen no solo para usted, sino también para los miembros de su equipo. Hacerlo lo ayudará a comprender las acciones correctas que debe tomar para que su equipo se sienta escuchado, respetado y apoyado.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.