Las 10 mejores habilidades y técnicas de estudio

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 8 de marzo de 2021 | Publicado el 7 de octubre de 2019

Actualizado el 8 de marzo de 2021

Publicado el 7 de octubre de 2019

Adquirir y retener nueva información es una práctica importante que continúa más allá de la escuela y a lo largo de su carrera. Puede continuar aprendiendo en el trabajo tomando clases y estudiando de forma independiente. En este artículo, examinaremos algunas de las formas más efectivas de estudiar y desempeñarse bien con el conocimiento que adquiere.

Las 10 mejores habilidades y técnicas de estudio

Desarrollar buenos hábitos de estudio te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo de estudio. Las siguientes diez habilidades y técnicas te ayudarán a estudiar eficientemente y a recordar las cosas que has aprendido:

1. Administra tu tiempo

Tanto como estudiante como profesional, es posible que tenga muchas demandas sobre su tiempo. Para asegurarte de tener tiempo para estudiar durante la semana, programa el estudio en tu rutina.

Haz una lista de todas las cosas que haces cada día. Busca cosas que sean de menor prioridad, durante las cuales podrías estar estudiando. Cuando programe sus tareas diarias, sea intencional sobre cuánto tiempo desea dedicar a cada tarea y elija cuánto tiempo puede dedicar a estudiar. Establezca metas regulares para lo que quiere lograr durante su tiempo de estudio. De esta manera, puedes priorizar el estudio y asegurarte de que tu tiempo sea productivo.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: definición y ejemplos

2. Toma notas inteligentes

Ya sea que esté escuchando una conferencia o leyendo un libro, tome notas que sean más que una simple repetición de las cosas que está escuchando o leyendo.

  • Sea selectivo: es posible que no necesite tomar notas de todo. Escuche las cosas que el instructor dice que son importantes. En un libro, busque conceptos que puedan tener énfasis o encabezados de sección que puedan ayudarlo a determinar los conceptos principales.

  • Vuelva a escribir: preste mucha atención a cada concepto, luego vuelva a escribirlo con sus propias palabras. Esto no solo demuestra que comprende la idea, sino que los temas pueden ser más memorables para usted cuando piensa en ellos usando su propio idioma.

  • Resume: Revisa tus notas y resume cada concepto en una oración o dos. Esto ayudará a solidificar la información en tu mente y hará que tus notas sean más fáciles de revisar más adelante.

Lee mas: Cómo tomar notas

3. Crea un mapa mental

Un mapa mental es un diagrama que demuestra cómo las ideas se relacionan con el concepto principal. Puede usar un mapa mental como una forma de tomar notas o para organizarlas y resumirlas. Para crear un mapa mental:

  • Comience con un concepto, como “habilidades de presentación”. Escríbalo en letras grandes en el centro de la página.

  • Dibuja líneas curvas que se ramifiquen desde el concepto central y escribe una idea relacionada en cada línea. Haga que sus líneas e ideas relacionadas sean claras e incluya espacio para agregar a sus ideas. Estas ideas pueden incluir “software”, “habilidades de comunicación”, “creación de imágenes”, etc.

  • Agregue ramas a cada una de estas ideas relacionadas con más ideas. Para “software” puede tener cuatro ramas, cada una con el nombre de una posible presentación de diapositivas u otra aplicación de software que desee probar.

Usa color e imágenes en tu mapa mental para que sea vívido y memorable. A medida que se aleja del concepto principal, haga las palabras progresivamente más pequeñas y las líneas más delgadas. Esto te ayudará a ver las relaciones entre cada uno y qué ideas son más importantes.

4. Sermonéate a ti mismo

Después de tomar notas, repite en voz alta lo que acabas de estudiar como si estuvieras dando una conferencia sobre el tema. Explique el concepto con sus propias palabras. No te preocupes si te quedas atascado u olvidas cosas. Parte del ejercicio es ayudarlo a identificar áreas que realmente no comprende para que pueda revisar esos puntos.

Los estudios muestran que es más probable que recuerde cosas cuando utiliza más de uno de sus sentidos. Al sermonearte a ti mismo, incluyes tanto el oír como el ver. Usar su propia voz y sus propias palabras ayuda a que la información sea más significativa para usted.

5. Enseñar a otros

Sabes que realmente entiendes un tema cuando puedes enseñárselo a otra persona. Encuentra un amigo o familiar que esté dispuesto a escucharte hablar sobre el tema que has estado estudiando. Anímelos a hacer preguntas, ya que eso le ayudará a determinar qué tan bien conoce el tema. También puede elegir un compañero de estudio que quiera aprender sobre el mismo tema. Luego pueden discutir el tema y reforzar o corregir la comprensión de los demás.

6. Haz que rime

Encuentre una manera de hacer una rima memorable con lo que está tratando de aprender. Si eres musical, trata de ponerle una melodía a tu rima. La música puede ser una poderosa ayuda para la memoria. A las personas a menudo les resulta fácil recordar las palabras de sus canciones favoritas.

7. Reforzar

Cuando refuerzas algo, sigues estudiando incluso cuando crees que lo sabes. Por ejemplo, no dejes de practicar tus flashcards después de la prueba. Si sabe que es posible que deba retener la información a largo plazo, continúe interactuando con el material a lo largo del tiempo. Cuando refuerzas tu comprensión, solidificas significativamente tu comprensión del material.

8. Divide tu tiempo de estudio

Es tentador estudiar durante largos períodos de tiempo, especialmente si tienes un examen al día siguiente. Sin embargo, es mejor dividir su tiempo de estudio en períodos cortos. Por ejemplo, en lugar de tratar de estudiar durante tres horas, planee estudiar durante tres sesiones de una hora de duración con descansos entre ellas. Durante esos descansos, su cerebro puede procesar la información que estudió. Esos descansos también le dan a tu cerebro la oportunidad de descansar para que puedas concentrarte mejor cuando vuelvas a estudiar.

9. Haz preguntas

Mientras lee o escucha, escriba cualquier pregunta que le venga a la mente. Busque respuestas a esas preguntas a medida que continúa leyendo o escuchando. Si encuentra respuestas, tome nota de ellas. Si encuentra lagunas en su conocimiento sin respuestas preparadas, tómese un poco de tiempo para investigar y ver si puede encontrar la información usted mismo. Este tipo de compromiso activo con el tema te ayudará a recordar las cosas que has leído o escuchado.

10. Ponte a prueba

Su libro de texto puede tener preguntas de estudio para cada capítulo. Si es así, respóndelas como parte de tu tiempo de estudio. Alternativamente, puede hacer tarjetas para evaluar su conocimiento de frases o conceptos clave. Probarte así ayuda a ejercitar tu memoria para que no solo retengas la información sino que también puedas recuperarla rápidamente.

Se necesita tiempo y disciplina para estudiar con eficacia. Con estas habilidades y técnicas, puedes aprovechar al máximo tu tiempo de estudio y recordar las cosas que aprendes.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.