La regla 80/20 explicada y cómo usarla (más ejemplos)

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 1 de julio de 2021 | Publicado el 7 de octubre de 2019

Actualizado el 1 de julio de 2021

Publicado el 7 de octubre de 2019

La regla 80/20 es un modelo de predicción que se aplica en una variedad de entornos comerciales para determinar los factores que afectan el éxito y la mejora. Puede ayudarlo a optimizar la productividad de su lugar de trabajo al guiar su análisis de tareas, asignación de tiempo y delegación de responsabilidad.

En este artículo, explicamos qué es la regla 80/20, los beneficios de usarla, los pasos para usar la regla 80/20 y cómo la mentalidad 80/20 puede ayudarlo a identificar estrategias y oportunidades que beneficien su carrera.

¿Qué es la regla 80/20?

La regla 80/20 es un principio estadístico que establece que el 80 % de los resultados a menudo provienen de aproximadamente el 20 % de las causas. En 1895, el economista italiano Vilfredo Pareto publicó sus hallazgos sobre la distribución de la riqueza después de descubrir que el 20% de los ciudadanos de Italia poseía el 80% de la riqueza del país.

Desde los hallazgos de Pareto, otros académicos han aplicado su regla de causa y efecto 80/20, también conocida como el “principio de Pareto”, a una variedad de situaciones fuera de la distribución de la riqueza, incluidos los principios comerciales y el desarrollo profesional. Por ejemplo, en los negocios, se suele decir que el 80% de las ventas provienen del 20% de los clientes.

Si bien 80/20 es la proporción más común, el principio de Pareto también puede existir en otras proporciones similares, como 70/30, 75/25 o 85/15. Todos estos valores muestran que un bajo porcentaje de causas afecta o crea un alto porcentaje de resultados.

Los beneficios de usar la regla 80/20

La regla 80/20 puede ayudarlo a identificar dónde se gasta mejor la mayor parte de su tiempo, dinero o energía. Usando la regla 80/20, puede determinar objetivos alcanzables y delinear tareas específicas para alcanzarlos y mantenerse enfocado en lo que tiene el mayor impacto. Estos son solo algunos de los beneficios que ofrece la regla 80/20:

Mejorado gestión del tiempo

Al identificar las tareas que producen la mayor cantidad de resultados, puede organizar su día para concentrarse en las tareas que tienen el impacto más significativo en su trabajo.

Relacionado: Objetivos de gestión del tiempo para tomar el control de su tiempo (con ejemplos)

Más efectivo liderazgo

Si desea mejorar sus habilidades de liderazgo, puede usar la regla 80/20 para hacer tiempo para socializar con su equipo, servir como mentor y buscar otras oportunidades para generar confianza y unidad en el equipo.

Lee mas: Identificar el potencial de liderazgo y desarrollar habilidades de liderazgo

Mejor uso de los recursos de la empresa.

La regla 80/20 puede ayudarlo a utilizar mejor el tiempo y los esfuerzos de su empresa para investigar competidores o tendencias de la industria, agilizar los procedimientos de contratación y mejorar cultura de la empresa.

Relacionado: Cómo medir la productividad y aumentar la eficiencia en el lugar de trabajo

Cuándo usar la regla 80/20

Hay muchas maneras de poner en práctica la regla 80/20 en su lugar de trabajo. Los siguientes ejemplos demuestran cómo usar la regla 80/20 para analizar los factores de éxito y mejora y maximizar los esfuerzos para lograr resultados.

Administración de Empresas

Aplicar la regla 80/20 a los asuntos comerciales tiene varias ventajas, especialmente en la forma en que puede optimizar el modelo comercial de la empresa para invertir en las personas, los productos y los sistemas que ofrecen los mayores rendimientos.

Por ejemplo: Ben es el propietario de una pequeña empresa que ganó popularidad durante el último año. Para optimizar el horario de su restaurante, Ben utiliza la regla 80/20 para descubrir que casi el 15 % del horario del restaurante produce el 85 % de los ingresos. Este 15 % indica que sus horas pico son entre las 7 p. m. y las 9 p. m. Ben decide extender su servicio de cena una hora para aumentar potencialmente los ingresos durante las horas pico.

Lee mas: Una guía para los diagramas de Pareto

Desarrollo de carrera

Puede aplicar la regla 80/20 para agilizar su búsqueda de empleo, buscar las oportunidades más impactantes y construir una red profesional sólida.

Por ejemplo: Tanya es una profesional de marketing que vuelve a ingresar a la fuerza laboral después de ser ama de casa durante cuatro años. Quiere encontrar un puesto que combine sus habilidades en análisis de mercado y su interés personal en productos orgánicos para bebés. Tanya aplica la regla 80/20 a su búsqueda de empleo para utilizar el 80 % de su tiempo buscando y solicitando trabajos de investigación de mercado para empresas de bienestar infantil y el 20 % de su tiempo solicitando otros puestos de marketing en otras industrias.

Con este método, Tanya agiliza sus tareas de búsqueda de empleo que se relacionan directamente con su trayectoria profesional prevista, al mismo tiempo que mantiene abiertas sus opciones para otros trabajos que podrían generar oportunidades.

Relacionado: 7 pasos para desarrollar sus habilidades de networking

Productividad

Puede usar la regla 80/20 para determinar qué tareas producen el impacto más significativo y optimizan su productividad para obtener la mayor cantidad de resultados. Utilice el principio de Pareto para programar su tiempo, completar tareas importantes, establecer plazos realistas y mejorar su enfoque.

Por ejemplo: Jolene trabaja desde casa como codificadora médica. Aunque tiene la capacidad de establecer su propio horario, se encuentra trabajando hasta tarde para cumplir con los plazos. Jolene usa la regla 80/20 para identificar qué 25 % de sus tareas diarias constituyen el 75 % del trabajo de su semana. Dedica el 75 % de cada día a las tareas más impactantes, mejorando su gestión del tiempo y su capacidad para alcanzar plazos críticos.

Relacionado: Uso de indicadores clave de rendimiento (KPI) para lograr objetivos

Relaciones con los clientes

La aplicación del Principio de Pareto a las relaciones con los clientes puede ayudarlo a identificar cómo interactuar mejor con los clientes y comprender cómo afectan los negocios.

Por ejemplo: Abby es una peluquera que busca ampliar su clientela. Utiliza la regla 80/20 para descubrir que el 80 % de sus nuevos clientes eran referencias del 20 % de sus clientes existentes. Abby utiliza esta estrategia de publicidad de boca en boca y ofrece descuentos a los clientes que recomiendan personas para reservar citas con ella. Este plan puede ayudarla a aumentar los ingresos, mejorar las relaciones con los clientes y concentrar su tiempo en aprender nuevas técnicas de estilismo.

Puede utilizar la regla 80/20 para estructurar de forma más eficaz su tiempo y esfuerzo, aumentando su productividad personal o mejorando su estrategia empresarial. Este principio puede ayudarlo a mejorar sus habilidades de organización y administración del tiempo, lo que puede convertirlo en un candidato sólido para un nuevo puesto y en un empleado valioso en el lugar de trabajo. Considere usar la regla 80/20 para identificar áreas que puede optimizar a medida que avanza en su carrera.

Relacionado: Análisis de Pareto: cómo y cuándo usarlo

Cómo usar la regla 80/20

Estos son los pasos a seguir para aplicar la regla 80/20 a sus propios objetivos:

  • Examine todas sus tareas diarias o semanales.
    Prioriza las tareas más importantes.
    Identifique qué tareas le dan más rendimiento.
    Haga una lluvia de ideas sobre cómo delegar o eliminar tareas que dan menos rendimiento.
    Haga un plan que describa el tiempo y los recursos frente a las tareas priorizadas.

Lee mas: 8 formas de aplicar la regla 80/20 a tu negocio

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.