Incentivos Financieros: Tipos, Definiciones y Ejemplos

Los incentivos para empleados pueden ser muy efectivos para motivar y fomentar la productividad en el trabajo y para reconocer cuándo los miembros del equipo van más allá de sus deberes laborales normales para contribuir a sus empresas. Desde asignaciones adicionales hasta bonos para empleados, los incentivos financieros brindan a los empleadores una forma de compensar a sus equipos por el éxito y el logro de objetivos. Si está apoyando el desarrollo de un programa de incentivos para su organización, considere los tipos de incentivos financieros que puede integrar en un sistema de recompensa efectivo para su equipo. En este artículo, discutimos qué son los incentivos financieros con varios consejos para ayudarlo a implementar incentivos monetarios en el lugar de trabajo.

¿Qué son los incentivos económicos?

Los incentivos financieros son un tipo de incentivo para los empleados que las empresas brindan para fomentar el desempeño y la productividad y para reconocer los logros. Los empleadores usan incentivos financieros para motivar a los equipos y al personal a superar las expectativas o participar en tareas o actividades que los empleados normalmente no pueden realizar. Además, los incentivos financieros son recompensas efectivas para reconocer cuando los empleados se desempeñan más allá de sus deberes laborales normales. Los empleadores pueden implementar una variedad de incentivos financieros, según el entorno laboral y el tipo de negocio.

¿Por qué son importantes los incentivos económicos?

Los incentivos financieros pueden ser un motivador extremadamente beneficioso en el lugar de trabajo. Es más probable que las empresas que brindan algún tipo de recompensa monetaria por un desempeño laboral excepcional o reconocimiento del equipo fomenten entornos de trabajo positivos, construyan relaciones de apoyo y fomenten resultados de mayor calidad. Considere varias otras razones por las que los incentivos financieros son importantes en el lugar de trabajo:

  • Aumenta la satisfacción de los empleados

  • Reconoce el desempeño individual.

  • Fomenta el trabajo colaborativo en equipo

  • Motiva al personal para lograr los objetivos de la empresa.

Tipos de incentivos financieros

Los siguientes incentivos pueden ser comunes en muchos lugares de trabajo en una variedad de industrias:

Bonos

Los bonos para empleados son uno de los tipos más comunes de incentivos financieros que las empresas utilizan como incentivos de recompensa regulares y como una forma de mostrar el aprecio de los empleados. Por ejemplo, las empresas pueden ofrecer bonos en efectivo o incluir un bono monetario en los cheques de pago de los empleados como una forma de recompensar al personal por superar las expectativas o lograr un objetivo fuera de la descripción normal de su trabajo.

Las empresas y organizaciones también pueden usar bonos para mostrar reconocimiento o aprecio por los hitos importantes de los empleados, como un aniversario de trabajo. Además, muchos empleadores a menudo brindan bonos de retención y de inicio de sesión a los empleados que aceptan trabajar para una organización durante un cierto período de tiempo o para atraer empleados potenciales para trabajar para sus organizaciones.

Programas de referencia

Los programas de referencia de empleados son un tipo de incentivo financiero que anima a los empleados a localizar candidatos potenciales para trabajar en sus organizaciones. Cuando sus organizaciones contratan a candidatos referidos, el empleado que refiere recibe una recompensa monetaria. Los programas de recomendación de empleados son exitosos porque las empresas pueden confiar en su personal para hacer conexiones con talentos potenciales que pueden contribuir al crecimiento de sus organizaciones. Además, los programas de referencia brindan una forma para que el personal participe en el crecimiento de sus empresas mientras se beneficia de recompensas monetarias.

asignaciones adicionales

Una de las asignaciones más comunes que los empleadores pueden ofrecer es la asignación por carestía. Este tipo de incentivo es una cantidad adicional en el cheque de pago de un empleado que actúa como amortiguador contra los aumentos de la inflación. Si bien la asignación por carestía era originalmente una cantidad separada del cheque de pago de un empleado, este tipo de incentivo suele ser parte del salario de los empleados si su empleador lo ofrece.

Muchas organizaciones también brindan asignaciones como compensación por viajes, transporte y otras necesidades que los empleados pueden usar en el trabajo. Por ejemplo, los empleados pueden recibir asignaciones como un vehículo propiedad de la empresa o estipendios de vuelo y alojamiento por viajar a nivel nacional o internacional en apoyo de los objetivos de sus empresas.

Comisiones

Las comisiones son incentivos económicos comunes para los profesionales que trabajan en ventas. Por ejemplo, los minoristas y las compañías automotrices a menudo les dan a los profesionales de ventas una comisión además de sus salarios regulares por vender bienes o servicios. Por lo general, los profesionales de ventas ganan una cantidad específica en comisiones por cada producto o servicio que venden a los clientes.

Por ejemplo, un representante de servicio al cliente de un proveedor de servicios móviles puede ganar una comisión del 20 % además de su salario base por cada cliente que adquiera para su servicio. Las comisiones de ventas pueden ser muy efectivas para motivar a los miembros del equipo a alcanzar los objetivos de ventas y generar ganancias para sus organizaciones.

Opciones de compra de acciones para empleados

Algunas empresas ofrecen incentivos de acciones que permiten a los empleados comprar acciones de la empresa a un precio fijo. Los empleadores que ofrecen opciones sobre acciones pueden hacerlo a un precio específico por acción solo para los miembros del personal. Por ejemplo, una empresa con acciones disponibles para comprar en el mercado a $100 por acción puede ofrecer a sus empleados un precio especial de $75 o $50 por acción. Los incentivos de acciones son beneficiosos porque ofrecen a los empleados ganancias financieras a largo plazo a medida que las empresas se benefician de las acciones.

participación en las ganancias

La participación en las ganancias es un incentivo financiero popular que los empleadores pueden ofrecer a los miembros del personal además de un salario regular. El reparto de utilidades les da a los empleados de una organización un porcentaje de las utilidades de la organización más sus salarios regulares. Este tipo de incentivo puede ser muy beneficioso tanto para los empleados como para sus empleadores porque la oportunidad de obtener una parte de las ganancias de la empresa puede ser un motivador eficaz para que los empleados superen las metas de ganancias.

Por ejemplo, una gran corporación manufacturera puede ofrecer a su personal la oportunidad de beneficiarse de las ganancias que ayudan a generar la empresa. La empresa se beneficia al cumplir y superar las metas de ganancias y los empleados se benefician de la ventaja financiera que les pueden brindar las ganancias adicionales.

Co-asociaciones

Las sociedades colectivas son similares a las participaciones en las ganancias en que los empleados reciben un porcentaje de las ganancias que generan sus empresas. Sin embargo, los incentivos de coparticipación también ofrecen al personal una participación en las funciones de gestión. Esto significa que los empleados obtienen la capacidad de asistir a las reuniones de gestión y participar en decisiones de gestión importantes con respecto a las prácticas de la empresa.

Si bien las coparticipaciones no otorgan a los empleados ninguna propiedad directa de sus organizaciones, estos incentivos pueden ser valiosos para apoyar el avance y el desarrollo profesional de los empleados. Además, cuando los empleados se sienten más conectados con sus empresas como miembros integrales del equipo, es más probable que permanezcan comprometidos con su trabajo y dedicados a hacer contribuciones significativas.

Incentivos salariales

Algunos empleadores pueden ofrecer incentivos salariales como un pago adicional por completar proyectos a corto plazo fuera del horario laboral habitual. Por ejemplo, un empleador puede ofrecer a los miembros de su equipo una cantidad específica para completar un proyecto especial fuera de su horario laboral normal. Otro incentivo salarial es el pago de horas extras. Los empleadores pueden ofrecer con frecuencia a su personal la oportunidad de trabajar horas extras, donde los empleados reciben su salario normal más un salario adicional para compensar las horas de trabajo más largas.

aumentos de sueldo

Los aumentos salariales son uno de los incentivos financieros más comunes que alientan y apoyan a los empleados en su avance profesional. Por ejemplo, cuando los empleados ascienden a funciones de nivel superior dentro de sus organizaciones, normalmente reciben un aumento de salario para reflejar su puesto más alto. Los aumentos de sueldo son extremadamente efectivos y, a menudo, necesarios para atraer y retener a profesionales talentosos, y los empleadores pueden mostrar su apoyo a los miembros del personal en su desarrollo profesional.

Jubilación y beneficios complementarios

Los beneficios de jubilación son incentivos que brindan a los empleados fondos de jubilación a largo plazo. Las empresas que brindan beneficios de jubilación pueden ofrecer varios tipos de planes de jubilación a los que los empleados contribuyen durante el transcurso de su empleo, como un 401(k). Algunos empleadores también contribuyen a los beneficios de jubilación de sus empleados a través de aportes equivalentes, donde el empleador contribuye la misma cantidad que el empleado a la cuenta de jubilación. Los beneficios complementarios incluyen beneficios adicionales para los empleados, como cobertura financiera adicional para el cuidado de niños, gastos de manutención o incluso matrícula universitaria.

Consejos para implementar diferentes tipos de incentivos

Considere los siguientes consejos cuando desarrolle e integre incentivos financieros en un plan de incentivos para empleados:

  • Colaborar con el personal y los supervisores. Proporcione información sobre qué incentivos financieros pueden respaldar el compromiso de los empleados y respaldar el logro de objetivos. Del mismo modo, considere las perspectivas e ideas de sus compañeros de equipo sobre qué tipo de sistema de recompensas puede ser más efectivo.

  • Vuelva a evaluar los incentivos actuales vigentes. Identifique las recompensas que funcionan y son relevantes para todos y elimine los incentivos obsoletos o irrelevantes.

  • Desarrollar un programa que involucre a todos. Incluya incentivos para cada nivel de empleo donde el personal en roles de nivel inicial, medio y superior tenga oportunidades de incentivos.

  • Determinar cómo medir el desempeño. Al implementar nuevos incentivos, identifique las métricas clave que muestran el progreso, la mejora o el logro para que pueda saber cuándo los equipos y las personas tienen éxito.

  • Crear incentivos financieros tanto para equipos como para individuos. Equilibre los programas de incentivos financieros con recompensas por reconocer el desempeño individual y premiar los logros del equipo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.