Habilidades no cognitivas: qué son y por qué son importantes

Por el equipo editorial de Indeed

29 de noviembre de 2021

Las habilidades no cognitivas son las habilidades blandas o habilidades interpersonales que los individuos desarrollan con el tiempo y la experiencia. Comprender la importancia de las habilidades no cognitivas puede ayudarlo a mejorar su potencial profesional. En este artículo, explicamos qué son las habilidades no cognitivas, describimos las diferencias entre las habilidades no cognitivas y las cognitivas y brindamos algunos ejemplos de habilidades no cognitivas.

¿Qué son las habilidades no cognitivas?

Las habilidades no cognitivas implican la comunicación, las habilidades interpersonales y sociales y la motivación. La forma en que una persona se comporta e interactúa con los demás requiere habilidades no cognitivas. Muchas personas comienzan a desarrollar activamente habilidades no cognitivas mientras están en la escuela y continúan haciéndolo a medida que avanzan en sus carreras.

Habilidades no cognitivas vs habilidades cognitivas

Puede clasificar la mayoría de las habilidades en dos categorías: habilidades no cognitivas y habilidades cognitivas. Si bien ambos son importantes para funcionar como miembro de la sociedad y lograr éxitos personales y profesionales, difieren sustancialmente en la forma en que se enseñan, evalúan y utilizan.

Habilidades no cognitivas

Las instituciones académicas y los educadores a menudo incluyen habilidades no cognitivas en su plan de estudios y lecciones para ayudar a los estudiantes a desarrollar estas habilidades blandas. Sin embargo, dado que las habilidades no cognitivas a menudo son difíciles de evaluar, no es hasta que los estudiantes, o los adultos, realmente necesitan estas habilidades que comprenden qué tan bien las han aprendido y desarrollan estrategias personales para el desarrollo.

Las habilidades no cognitivas a menudo ayudan a los empleados en el lugar de trabajo con tareas como el enfoque, la perseverancia y la comprensión social, y a menudo son específicas de la industria o área de enfoque.

Habilidades cognitivas

Las habilidades cognitivas, o hard skills, son aquellas que se utilizan para pensar, razonar, recordar y aprender. A menudo, es más fácil medir las habilidades cognitivas porque se utilizan para cosas como realizar exámenes, cumplir plazos y crear presentaciones. Algunos ejemplos de habilidades cognitivas incluyen:

  • Memoria

  • Capacidad de atención

  • Inhibición de respuesta

  • Flexibilidad cognitiva

  • Procesamiento de información

  • multitarea

  • Reconocimiento de patrones

  • Habilidad para categorizar la información.

  • Atención sostenida: esta habilidad cognitiva es la capacidad de considerar y pensar en tareas durante un período prolongado de tiempo.

Ejemplos de habilidades no cognitivas

Las habilidades no cognitivas incluyen una amplia gama de destrezas y habilidades. Es importante tener en cuenta que el término “no cognitivo” es algo inapropiado, ya que estas habilidades generalmente requieren procesamiento cognitivo, pero no se incluyen en las ocho categorías cognitivas específicas descritas por académicos y expertos en el campo. Revise esta lista de habilidades no cognitivas comunes que buscan los empleadores y los gerentes de contratación:

Escrupulosidad

La conciencia es una habilidad que combina algunas habilidades diferentes, a saber, la responsabilidad, la organización, el trabajo duro y la orientación a objetivos. Una persona concienzuda entiende y se adhiere a las normas sociales y se esfuerza al máximo para trabajar de una manera que no impacte negativamente a los demás. La escrupulosidad es una habilidad importante para cualquiera que tenga que administrar su propio tiempo mientras trabaja ocasionalmente con otros.

Perserverancia

La perseverancia es la capacidad de continuar trabajando hacia una meta a pesar de los contratiempos o desafíos. Las personas que perseveran tienden a aumentar sus habilidades para resolver problemas, pensar creativamente y mantener una actitud positiva en el trabajo. Casi todos los empleadores o gerentes de contratación aprecian a un empleado con excelente perseverancia, ya que ayudará al empleado a continuar cumpliendo con las metas y los plazos, incluso cuando enfrenta obstáculos.

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo, o colaboración, es la capacidad de trabajar eficazmente con otros en un proyecto o tarea. El trabajo en equipo requiere una combinación de habilidades como escuchar, compromiso y cooperación. Muchas personas terminan trabajando con otros regularmente durante el transcurso de sus trabajos, por lo que el trabajo en equipo es una habilidad no cognitiva muy buscada por muchos empleadores y gerentes de contratación.

Arena

La determinación es un rasgo no cognitivo cada vez más popular y deseable. Las personas valientes tienen una combinación de pasión y perseverancia que les ayuda a superar los desafíos y crear métodos alternativos para resolver problemas. Grit es una habilidad especialmente valiosa para las personas que trabajan en el desarrollo de proyectos o en esfuerzos creativos que pueden requerir un pensamiento innovador y una reevaluación y redirección constantes.

Toma de decisiones

La toma de decisiones es la capacidad de considerar una lista de posibles opciones o acciones y seleccionar la que mejor se alinea con sus metas y objetivos. Si bien casi todo el mundo se enfrenta a decisiones menores a diario, especialmente en el trabajo, esta habilidad es vital para quienes ocupan puestos de liderazgo. Los gerentes de contratación y los empleadores quieren gerentes o supervisores que sean capaces de tomar medidas de manera rápida y efectiva cuando sea necesario.

Habilidades interpersonales

Las habilidades interpersonales se refieren a un conjunto de habilidades, todas ellas relacionadas con el trabajo eficaz con los demás, que la mayoría de las personas desarrollan de forma natural a medida que gestionan las relaciones en la escuela y en su vida personal. Las habilidades interpersonales específicas que los empleadores y los gerentes de contratación tienden a buscar incluyen la escucha activa y la paciencia. Cualquiera que trabaje con otros o interactúe con los clientes debe tener un sólido conjunto de habilidades interpersonales.

Lee mas: Habilidades Interpersonales: Definiciones y Ejemplos

Madurez emocional

La madurez emocional es la capacidad de manejar tus emociones a pesar de la dificultad potencial de la situación. La madurez emocional es una habilidad muy valiosa, especialmente para aquellos en roles donde las emociones pueden ser altas, como el servicio al cliente. Alguien con madurez emocional puede mantener la calma incluso frente a desafíos o interacciones emocionales.

Empatía

La empatía es la capacidad de comprender cómo se siente otra persona y relacionarse con ella a través de ese sentimiento. Muchas ocupaciones diferentes se benefician de la capacidad de empatizar, en particular aquellos que trabajan directamente con los clientes, aquellos en el espacio educativo o de atención médica y aquellos que supervisan un equipo o grupo de empleados. La empatía es una habilidad importante para generar confianza, compenetración y relaciones positivas.

Comunicación

La comunicación es una habilidad no cognitiva vital. Para la mayoría de los trabajos, los empleados se comunican de dos maneras: comunicación escrita y comunicación verbal. La comunicación escrita es importante para trabajos que requieren correspondencia por correo electrónico. La comunicación verbal es extremadamente útil para cualquier persona que hable con clientes u otras partes interesadas en persona o por teléfono. En términos generales, casi todos los empleadores y gerentes de contratación buscan un candidato que tenga excelentes habilidades de comunicación verbal y escrita.

Lee mas: Habilidades duras vs habilidades blandas

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.