Gestión estratégica vs. operativa: cómo se comparan

Por el equipo editorial de Indeed

29 de julio de 2021

La gestión estratégica y operativa son niveles de planificación dentro de una empresa que permiten que el negocio avance hacia sus objetivos. La gestión operativa se basa en la gestión estratégica para la dirección, y la gestión estratégica se basa en la gestión operativa para los resultados. Si está interesado en las capas de una gestión empresarial exitosa, es posible que desee obtener más información sobre cómo estos dos niveles funcionan juntos para producir resultados positivos. En este artículo, exploramos qué es la gestión estratégica, qué es la gestión operativa y en qué se diferencian entre sí.

¿Qué es la gestión estratégica?

La gestión estratégica es la planificación, la elaboración de estrategias y el establecimiento de objetivos que determinan la trayectoria y la dirección de una empresa o negocio. Funciona para crear el futuro de la organización e impulsar el desempeño mediante el desarrollo de planes específicos para alcanzar los objetivos. Al aplicar la gestión estratégica, los líderes utilizan la declaración de la misión de la empresa para crear su plan de negocios. La interpretación de datos es a menudo un componente de la gestión estratégica, ya que permite a los líderes determinar cómo encaja su organización dentro de la industria en general. El análisis económico y los datos de la industria permiten a los líderes y miembros de la junta comprender los objetivos futuros de la empresa, incluso si se pueden realizar fusiones o adquisiciones.

Los empresarios, gerentes y otros líderes de la empresa suelen realizar la gestión estratégica consultando entre sí sobre los objetivos de la empresa. Estas reuniones suelen tener lugar mensual o trimestralmente para que los líderes puedan evaluar el progreso actual y hacer ajustes a los planes de gestión estratégica. Durante estas reuniones, los líderes crean el presupuesto de la empresa y brindan la visión financiera y funcional. Esta información sirve para orientar a quienes realizan la gestión operativa dentro de una misma organización. Por ejemplo, al utilizar la gestión estratégica, los líderes de la empresa que dirigen una cervecería pueden determinar que para mejorar la posición de su organización en el mercado, necesitan lanzar sabores de temporada.

¿Qué es la gestión operativa?

La gestión operativa se refiere a la supervisión de la función principal de la organización. Por ejemplo, si una empresa produce refrescos, la gestión operativa se refiere a la supervisión y mejora de los procesos de creación de recetas, prueba de nuevos ingredientes, embotellado de los refrescos, revisión de la logística de envío y gestión de las ventas internacionales y los esfuerzos de marketing. La tecnología de la información y la financiación de la producción también son aspectos importantes de la gestión operativa, ya que los líderes responsables de esta gestión deben realizar un seguimiento de los datos de ventas e implementar nuevas tecnologías para mejorar los procesos. Aunque la gestión operativa se refiere a los aspectos de la función de una empresa, se basa en la gestión estratégica para la orientación y dirección.

Los roles de liderazgo dentro de la gestión operativa pueden incluir especialistas en control de calidad, gerentes de producción y expertos en marketing y publicidad. Los líderes dentro de la gestión operativa crean metas a corto plazo y objetivos operativos, generalmente alcanzables dentro de un año. Estas metas y objetivos son planes de trabajo y especifican cómo debe funcionar cada departamento dentro de la empresa para contribuir a la progresión estratégica. La gestión operativa involucra equipos más pequeños y se enfoca más en las prácticas de implementación que son útiles para la operación que en las creencias comerciales, los ideales o los planes a largo plazo.

Gestión estratégica versus operativa

Estas son algunas áreas en las que difieren la gestión estratégica y operativa:

Objetivo

La principal diferencia entre la gestión estratégica y operativa es el propósito de sus funciones. La gestión estratégica permite a los líderes de la empresa determinar el curso de negocios de una organización, mientras que la gestión operativa implementa procedimientos específicos para seguir ese curso. Por ejemplo, una empresa de belleza puede decidir durante la gestión estratégica que la organización debe expandirse a un nuevo país. Con este conocimiento, la gerencia operativa realiza investigaciones sobre el nuevo país y mercado, sugiriendo métodos para ingresar con éxito y desarrollar nuevos productos para cumplir con las regulaciones locales. La logística de envío y transporte, así como la colocación de productos y la publicidad localizada, pueden ser preocupaciones operativas.

Duración

Otro aspecto de la gestión que difiere entre operativa y estratégica es la duración de la planificación que implica cada una. La gestión estratégica se enfoca en el futuro de la empresa, ampliando un plan de negocios para que dure de tres a cinco años. La gestión operativa, sin embargo, se centra en ideas y tácticas de implementación más a corto plazo. Los líderes que utilizan la gestión operativa pueden crear planes que consideren hasta un año en el futuro de la empresa. Por ejemplo, un líder operativo puede crear un cronograma de producción y envío. Es importante que los equipos de gestión operativa consideren funciones a corto plazo porque facilita la implementación de modificaciones o cambios completos.

Líderes

La gestión estratégica y operativa difieren en quién las lleva a cabo dentro del negocio. Debido a que la gestión estratégica se centra en la dirección general, la marca, los ideales y la filosofía de una empresa, por lo general son los que están más arriba en la jerarquía de gestión los que la llevan a cabo. Por ejemplo, los miembros del directorio de una empresa, el director ejecutivo y el director financiero o el fundador de una organización, son todas personas que pueden ser importantes para el proceso de gestión estratégica. Sin embargo, la gestión operativa generalmente se refiere a varios grupos pequeños y enfocados, y depende de los líderes de departamento y equipo para la dirección. El gerente de producción puede no estar presente para las discusiones sobre la gestión estratégica.

Enfocar

Los dos niveles de dirección se sitúan en puntos de vista diferentes dentro de la empresa, con enfoques opuestos. La gestión operativa se enfoca en los asuntos internos de la empresa, considerando cómo funcionan los procesos y cómo colaboran los departamentos. La gestión operativa se centra en mejorar los procesos internos como la producción, el transporte y la comercialización. Sin embargo, la gestión estratégica se basa en los asuntos externos de la empresa, como la forma en que se ubica dentro de la industria en general, interactúa con los proveedores y colabora con otras empresas. Por ejemplo, los líderes operativos pueden sugerir métodos para aumentar la eficiencia durante la producción, mientras que los líderes estratégicos pueden sugerir fusiones o adquisiciones.

Detalle

El nivel de detalle es otra indicación de si un plan o componente está bajo gestión operativa o estratégica. La gestión estratégica se enfoca en ideas más amplias sin especificar muchos de los detalles para la implementación, mientras que la gestión operativa detalla los pasos y procedimientos para garantizar que todos los procesos funcionen correctamente. Por ejemplo, los gerentes estratégicos pueden decidir que una empresa quiere ser más respetuosa con el medio ambiente reduciendo su huella de carbono y utilizando materiales reciclables en sus envases. Luego, los gerentes operativos detallan los procesos para obtener ese empaque y cambiar a vehículos eléctricos para el transporte y envío, administrando la capacitación y educación de los empleados.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.