Estrategia sostenible: los beneficios y cómo crear una para su negocio

Por el equipo editorial de Indeed

8 de abril de 2021

A medida que las preocupaciones ambientales se vuelven más frecuentes, muchas empresas están adoptando estrategias sostenibles. Estas estrategias tienen como objetivo reducir el impacto negativo de una empresa en el medio ambiente y, en cambio, aumentar su impacto positivo. Si trabaja para una empresa que aún no ha adoptado una estrategia comercial sostenible, puede interesarle aprender más sobre el tema. En este artículo, analizamos los beneficios de las estrategias sostenibles y explicamos cómo desarrollar una estrategia empresarial sostenible.

¿Qué es una estrategia empresarial sostenible?

Una estrategia comercial sostenible es un conjunto de pasos prácticos que una empresa toma para mejorar su impacto en la comunidad y el medio ambiente. Las estrategias sostenibles pueden tomar tiempo para implementarse, pero cuando se hacen correctamente, también deberían beneficiar a la empresa y a sus empleados. Las estrategias comerciales sostenibles se han vuelto más populares en los últimos años debido a las preocupaciones ambientales y la acción exigida por los consumidores.

Una estrategia sostenible es única para cada negocio y sus operaciones. Algunas empresas toman pequeños pasos para alcanzar un objetivo sostenible, como trabajar para cambiar su producción para usar energía completamente renovable dentro de un período de cinco años. Otras empresas toman medidas que pueden implementarse de inmediato, como cambiar sus empaques para usar solo materiales reciclables. Las estrategias sostenibles también pueden centrarse en retribuir a la comunidad local a través de medios monetarios o acciones físicas.

Beneficios de una estrategia empresarial sostenible

Algunas empresas pueden ver las estrategias comerciales sostenibles como un trabajo adicional sin recompensa, pero este no es el caso. Las estrategias comerciales sostenibles pueden tener muchos beneficios para la empresa, así como para el medio ambiente y la comunidad. Estos son algunos de los beneficios que puede traer una estrategia comercial sostenible:

Beneficios ambientales

Los beneficios más obvios que provienen de una estrategia comercial sostenible están relacionados con el impacto ambiental. Cuando una empresa incorpora una estrategia sostenible, puede reducir la cantidad de emisiones y contaminación que produce, lo que tiene un impacto positivo en el medio ambiente. También pueden aumentar la cantidad de materiales que pueden reciclarse y reducir los desechos al crear productos más duraderos. Los beneficios ambientales de una estrategia sostenible dependen del negocio y sus objetivos específicos, pero pueden tener un gran impacto.

Beneficios para la comunidad

Una estrategia empresarial sostenible también puede beneficiar a la comunidad. Las estrategias sostenibles alientan a las empresas a evaluar su relación con la comunidad y realizar prácticas para mejorarla. Esta forma de programas sostenibles alienta a las empresas a retribuir a las comunidades que las han ayudado a crecer.

Los beneficios ambientales no solo conducen a una comunidad más limpia y segura, sino que las empresas pueden crear iniciativas diseñadas para ayudar directamente a su comunidad. Esto puede implicar hacer contribuciones caritativas, crear y participar en trabajo voluntario y crear productos seguros y de alta calidad. Las empresas también pueden involucrarse en el activismo y la educación de la comunidad e iniciar programas para ayudar a miembros y grupos específicos dentro de la comunidad.

Beneficios de la empresa

Cuando se ejecuta correctamente, las empresas deberían ver muchos beneficios de sus estrategias sostenibles. Estos pueden incluir costos operativos y gastos comerciales más bajos, mejor desempeño financiero general, mejor reputación y mayores ventas. Las empresas también pueden atraer a más empleados cuando implementan una estrategia sostenible y también pueden aumentar la tasa de retención de los empleados actuales. Tener una estrategia sostenible no solo mejora la apariencia de una empresa, sino que también puede mejorar sus operaciones internas y su nivel de éxito.

Cómo crear una estrategia empresarial sostenible

Si quieres crear una estrategia sostenible para tu negocio, puedes seguir estos pasos:

1. Identificar problemas

El primer paso para desarrollar una estrategia comercial sostenible es examinar sus prácticas comerciales actuales para identificar áreas para mejorar. Algunas empresas trabajan con un consultor de sustentabilidad para identificar problemas y crear un plan para abordarlos. Comprender el impacto actual que su empresa tiene en el medio ambiente y su comunidad es importante, así que examine realmente sus políticas, operaciones y posición.

Algunos problemas pueden ser más claros y requieren soluciones sencillas, como la reducción de los desechos y la contaminación. Otros problemas pueden no ser tan obvios, o pueden no ser problemas activos, sino áreas en las que puede realizar cambios positivos. Si su empresa no se ha comprometido mucho con la comunidad en el pasado, esto no es necesariamente un problema, pero aún es algo que puede mejorar haciendo donaciones y ofreciéndose como voluntario.

2. Consultar con las partes interesadas y los empleados

Es importante involucrar a las partes interesadas en el proceso de creación de una estrategia sostenible, porque pueden ser un recurso valioso. Las partes interesadas pueden tener más conocimiento sobre las necesidades de una comunidad específica y pueden presentar ideas para crear un cambio real con una estrategia sostenible. Estos individuos o grupos están comprometidos con el éxito de la empresa, por lo que deben participar en este proceso.

Los empleados de la empresa constituyen otro grupo importante para consultar. Como personas que trabajan para la empresa y viven en la comunidad local, es probable que los empleados de la empresa tengan muchas ideas sobre los problemas de sostenibilidad que deben abordarse. Los empleados pueden estar directamente involucrados en la estrategia sostenible de una empresa, por lo que es importante involucrarlos. La creación de programas para alentar a los empleados a reciclar en el lugar de trabajo o participar en el trabajo voluntario a través de PTO adicionales son relevantes para ellos y pueden ayudar a implementarlos.

3. Establece metas realistas y específicas

A continuación, establezca objetivos para lo que desea lograr con su estrategia sostenible. Estos objetivos deben ser realistas y alcanzables. Si identificó varios problemas dentro de las operaciones actuales de su empresa, decida cuáles son los más importantes para abordar. Esto puede depender de qué problemas son más sensibles al tiempo o qué problemas tendrán un mayor impacto en su empresa y entorno. Priorice estos problemas cuando establezca sus metas.

Al establecer objetivos, también debe asegurarse de que sean específicos y se puedan rastrear. Por ejemplo, en lugar de establecer un objetivo vago para participar en más servicio comunitario, debe determinar la cantidad de compromiso que desea lograr y las formas de servicio que desea asumir. Esto lo mantiene responsable y le permite trabajar para lograr sus objetivos.

4. Crea un plan

Una vez que sepa lo que espera lograr, cree un plan sobre cómo lograr estos objetivos. Este plan debe ser procesable y realista para su empresa. Cree un presupuesto para su estrategia sostenible y establezca un cronograma para implementar estos nuevos programas o cambios en la empresa.

Si las metas que ha establecido son muy grandes, puede dividir el proceso de alcanzarlas en pasos más pequeños. Algunos objetivos pueden tomar más tiempo para cumplirse por completo, y muchas empresas establecen un cronograma de varios años para ver sus objetivos de sostenibilidad alcanzados por completo.

5. Sigue tu progreso

Para asegurarse de que su estrategia sostenible esté funcionando, es importante realizar un seguimiento del progreso. Esto puede ayudarte a alcanzar tus metas. Si nota que no está progresando tanto como esperaba, es posible que desee reevaluar su estrategia y hacer los ajustes necesarios.

Es importante recordar que el cambio no ocurre de la noche a la mañana. Cree una forma realista de realizar un seguimiento de los objetivos a largo plazo y mantenga a sus clientes y base de clientes informados sobre su progreso. Esto demuestra el compromiso de su empresa con el desarrollo de prácticas más sostenibles y asegura a los clientes que está trabajando para lograr su objetivo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.