Entrevistado vs. Entrevistador: ¿Cuál es la diferencia?

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 25 de marzo de 2022

Relacionado: 8 respuestas cortas a las preguntas más difíciles de la entrevista + Qué NO decir

En este video, Sinead comparte estrategias para responder preguntas difíciles de la entrevista, incluido lo que NO se debe decir en una entrevista.

La entrevista es una parte importante del proceso de búsqueda de empleo. Permite a las organizaciones obtener más información sobre los candidatos y determinar si son los mejores candidatos para el puesto y qué tan bien pueden trabajar con los empleados actuales. Aprender más sobre las partes involucradas en la entrevista puede ayudarlo a comprender mejor el proceso. En este artículo explicamos qué es un entrevistado, definimos qué es un entrevistador, comparamos algunas diferencias entre un entrevistado y un entrevistador y repasamos algunas de las estrategias de una entrevista eficaz.

¿Qué es un entrevistado?

Un entrevistado es alguien que responde preguntas durante una entrevista. Son responsables de compartir sus propios pensamientos para intentar dar una buena impresión al entrevistador. Por lo general, su objetivo es demostrar por qué es el candidato ideal para un puesto y tratar de distinguirse de los demás candidatos.

¿Qué es un entrevistador?

Un entrevistador es alguien que hace preguntas durante una entrevista. Son responsables de preparar preguntas para hacerles a los candidatos durante las entrevistas. Su objetivo suele ser identificar qué candidatos tienen las calificaciones deseadas para tener éxito en un rol en particular. También pueden intentar evaluar el tipo de personalidad de cada candidato para evaluar cómo pueden encajar con los empleados actuales.

Entrevistado vs entrevistador

Algunas diferencias entre un entrevistado y un entrevistador incluyen:

Proceso de preparación

Es esencial que tanto los entrevistados como los entrevistadores se preparen antes de una entrevista. Sin embargo, pueden centrarse en diferentes preocupaciones durante este proceso. Los entrevistados, por ejemplo, pueden prepararse investigando la empresa, aprendiendo más sobre su entrevistador y revisando la oferta de trabajo. También pueden realizar una entrevista simulada con un amigo, elegir un atuendo adecuado, planificar cómo llegar al lugar de la entrevista y preparar los documentos que llevarán a la entrevista.

Los entrevistadores, sin embargo, a menudo se enfocan más en determinar la estructura y el contenido de la entrevista. Pueden revisar la solicitud del candidato y preparar una lista de preguntas para hacer durante la entrevista. Según el rol del entrevistador en la organización, es posible que se reúna con otros gerentes o empleados para determinar las preguntas más importantes que debe hacer. Los entrevistadores también pueden ser responsables de preparar ciertos documentos para la entrevista, como hojas para tomar notas o compartir detalles sobre cómo llegar a la entrevista.

Representación

Los entrevistados y los entrevistadores representan a diferentes partes durante la entrevista. Los entrevistados generalmente se representan a sí mismos y tratan de explicar por qué son la opción ideal para un puesto. Los entrevistadores, sin embargo, representan a su empleador o cliente y tratan de hacer buenas preguntas para identificar a los mejores candidatos para los roles.

Etiqueta después de la entrevista

Tanto los entrevistados como los entrevistadores tienen tareas que completar después del final de la entrevista. La mayoría de los entrevistados envían una nota de agradecimiento o un correo electrónico después de la entrevista a su entrevistador para agradecerle por su tiempo y por considerar el puesto, lo que puede ser útil para reforzar una buena impresión y recordarles sobre la discusión. Los entrevistadores, sin embargo, son responsables de hacer un seguimiento con el entrevistado según lo discutido y actualizarlo sobre su progreso y, si corresponde, cuáles son sus próximos pasos.

Estrategias de entrevista efectiva

Aquí hay algunas estrategias de entrevistas efectivas:

escuchando bien

La escucha activa, que se relaciona con enfocarse y comprender a un orador, es esencial para una excelente comunicación durante las entrevistas. Los entrevistadores usan la escucha activa para escuchar la respuesta de un entrevistado a fondo e identificar el verdadero mensaje que están tratando de transmitir. De manera similar, los entrevistados usan esta habilidad para escuchar bien lo que un entrevistador quiere saber para que pueda dar la respuesta adecuada.

Asegurando la comodidad

Asegurarse de que tanto el entrevistado como el entrevistador se sientan cómodos durante la discusión puede ayudar a asegurar una entrevista exitosa. Los entrevistadores pueden ayudar a lograr esto haciendo preguntas simples al entrevistado al comienzo de la conversación y dándoles algo de tiempo para adaptarse a la situación. Los entrevistadores también pueden sentirse más relajados si toman notas simples que resaltan las cualidades más convincentes y las respuestas impresionantes del entrevistado, lo que reduce la presión de registrar cada palabra que dice el candidato.

Planificación de la entrevista

La planificación es un aspecto crucial del proceso de entrevista, especialmente para los entrevistadores. Sin embargo, es importante que eviten planificar demasiado la entrevista. Por ejemplo, crear una lista de preguntas que sea demasiado larga o genérica puede dar lugar a que los entrevistados proporcionen respuestas vagas que requieran poco pensamiento original o cualquier preocupación por el puesto específico. Sin embargo, crear un esquema de algunas preguntas esenciales para hacer y una lista de temas para discutir puede ayudar a fomentar una conversación natural entre ambas partes.

Lectura del lenguaje corporal

El lenguaje corporal y las señales no verbales pueden ser útiles para hacer que los entrevistados se sientan cómodos y demostrar que el entrevistador se preocupa activamente por el proceso. Por ejemplo, un entrevistador que asiente con la cabeza cuando un entrevistado responde a una pregunta demuestra que está escuchando y puede alentar al candidato a compartir más en su respuesta. Los entrevistadores que utilizan un lenguaje corporal abierto pueden ayudar a que los entrevistados se sientan bienvenidos.

También es importante que los entrevistadores controlen el lenguaje corporal de los entrevistados. Por ejemplo, su expresión facial puede revelar frustración o confusión sobre una pregunta en particular. Un entrevistador hábil puede identificar esto y ayudar al entrevistado reformulando la pregunta, explicando lo que está preguntando o cambiando su tono para que coincida mejor con el entrevistado.

Manteniendo el profesionalismo

Es crucial tanto para los entrevistados como para los entrevistadores mantener el profesionalismo durante todo el proceso de la entrevista. Esto incluye ser respetuosos con el tiempo de los demás, hablarse con respeto y centrarse en los asuntos de conversación apropiados. Si bien puede haber algunas oportunidades para intercambios alegres, es importante concentrarse en ser profesional para evitar malentendidos.

Permitiendo silencios

Las pausas son una parte natural de una entrevista y es importante evitar apresurarse para terminarlas. Estos silencios pueden permitir que los entrevistados piensen más en sus respuestas y no se sientan presionados por el entrevistador para apresurar sus respuestas. Sin embargo, también es importante que los entrevistadores verifiquen la comprensión y hagan las preguntas de seguimiento adecuadas o proporcionen información adicional cuando corresponda.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.