El proceso de gestión estratégica de 5 pasos

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 5 de marzo de 2021 | Publicado el 7 de octubre de 2019

Actualizado el 5 de marzo de 2021

Publicado el 7 de octubre de 2019

*La gestión estratégica puede aumentar su eficacia como gerente o líder. Puede ayudarlo a crear una dirección clara para su empresa y guiarla hacia una meta. Sin embargo, un proceso de gestión estratégica debe planificarse y ejecutarse adecuadamente para obtener los resultados deseados. En este artículo, discutiremos el proceso de gestión estratégica y los pasos que debe seguir para implementarlo con éxito.

¿Qué es la gestión estratégica?

La gestión estratégica es la evaluación de una organización y sus clientes y competidores para establecer y mantener las mejores prácticas de gestión. Ayuda a una empresa a alinear mejor sus políticas y objetivos estratégicos para lograr el éxito a largo plazo. El marco del proceso de gestión estratégica generalmente implica establecer objetivos claros, diseñar planes, alinear las actividades comerciales y asignar recursos para cumplir los objetivos.

La gestión estratégica puede ser beneficiosa para una empresa, departamento o equipo de muchas maneras. Permite a una organización o grupo:

  • Identificar fortalezas y debilidades.

  • Determinar la dirección estratégica.

  • Centrarse en los factores estratégicamente importantes.

  • Simplificar situaciones complejas y desarrollar estrategias adecuadas.

  • Mejorar el rendimiento general y la capacidad para alcanzar los objetivos.

  • Aumentar la productividad de los empleados.

  • Comprender el entorno cambiante y la presencia de amenazas externas.

  • Obtenga una ventaja competitiva sostenible.

  • Apoyar la supervivencia a largo plazo en un mercado competitivo.

Elementos de un proceso de gestión estratégica

Puede adaptar la gestión estratégica para diferentes necesidades y objetivos, dependiendo de su organización. Sin embargo, los procesos de gestión estratégica más exitosos tienen ciertos componentes estándar, que incluyen:

Finanzas

Las finanzas tienen un impacto directo en el alcance y la eficacia de un proceso de gestión estratégica. Si su empresa es financieramente estable, puede establecer objetivos más altos, emprender proyectos más importantes, idear estrategias más elaboradas y asignar más empleados, fondos y recursos a sus esfuerzos de gestión estratégica. La capacidad financiera de una organización depende de muchos factores, incluidos los ingresos, el flujo de caja, el capital, el rendimiento de la inversión, los gastos y las obligaciones.

Pronóstico

Una empresa tiene que hacer ajustes continuamente a su proceso de gestión estratégica, incluso si su objetivo es mantener su nivel actual de rentabilidad. Los cambios del mercado, las transiciones del mercado laboral, las fluctuaciones de la base de clientes y los avances tecnológicos son algunos de los indicios de que el cambio es inevitable. Pronosticar es el acto de hacer predicciones sobre situaciones futuras basadas en el análisis de datos pasados ​​y presentes. En el contexto empresarial, implica la evaluación de los factores que pueden afectar el crecimiento o la expansión de una organización. Como tal, la capacidad de hacer pronósticos precisos es vital para el desarrollo de un plan de gestión estratégica eficaz.

Factores externos

Los factores externos son una consideración importante para una organización cuando identifica y analiza oportunidades y desafíos. Un ejemplo de una oportunidad externa es la disponibilidad de proveedores calificados para proporcionar los bienes y servicios que necesita para administrar su equipo estratégicamente. Por el contrario, un desafío externo puede ser una empresa competidora que ofrece salarios altos y beneficios generosos, que debe igualar para atraer a los mejores talentos. Otros factores externos que pueden afectar a una organización incluyen la demografía, las condiciones climáticas, el desarrollo de infraestructura, las tecnologías emergentes y los cambios en las reglamentaciones federales, estatales o industriales.

Cuando combina los tres elementos anteriores, debe tener toda la información y los recursos que necesita para implementar su plan de gestión estratégica. Sin embargo, es posible que deba ajustar su plan para mantenerse al día con los cambios que pueden ocurrir en el camino. Para ejecutar su plan de gestión estratégica con éxito, debe usar el pensamiento crítico y creativo, tomar decisiones acertadas basadas en todos los elementos y comunicar claramente su visión y expectativas a todos los miembros del personal a los que ha asignado la tarea de llevar a cabo el plan.

Relacionado: Guía de análisis FODA (con ejemplos)

Tipos de dirección estratégica.

Para obtener los mejores resultados de su proceso de gestión estratégica, debe elegir una estrategia que funcione mejor para los objetivos que desea alcanzar. Hay tres tipos principales de gestión estratégica:

Dirección estratégica empresarial

Este tipo de gestión estratégica se centra principalmente en cómo una organización empresarial debe abordar el mercado. Requiere que hagas consideraciones tales como:

  • A qué segmento de consumidores comercializar

  • Qué áreas geográficas cubrir

  • Qué productos o servicios ofrecer

  • Cómo posicionar tu empresa frente a tus competidores

  • Cómo destacar entre tus competidores

  • Cómo crear nuevos mercados

Por ejemplo, usted es gerente de marketing en una empresa que se especializa en producir ropa para adultos jóvenes. Como parte de su estrategia comercial, promociona activamente sus productos en sitios web de redes sociales que son populares entre este grupo de edad.

Gestión estratégica operativa

El objetivo principal de la gestión estratégica operativa es convertir su estrategia comercial en un plan de acción. Tiene en cuenta factores como:

  • Qué capacidades y procesos crear o mejorar

  • Qué tecnologías necesitas

  • que habilidades necesitas

Por ejemplo, su empresa está recibiendo más consultas de clientes de las que puede manejar. Como jefe del departamento de atención al cliente, decide contratar más representantes de atención al cliente y utilizar soluciones automatizadas como chatbots y optimizadores de enrutamiento de tickets para responder más rápidamente a las consultas de los clientes.

Gestión estratégica transformacional

La gestión estratégica transformacional implica la transformación de toda una empresa u organización. Es un proceso altamente complejo que puede requerir cambios radicales, por lo que no es tan común como los otros dos tipos de dirección estratégica. Puede implicar un cambio de dirección, procesos, políticas u otros aspectos importantes de una organización. Si está realizando este tipo de gestión de estrategia, usted es responsable de guiar los cambios que tienen lugar en la empresa y gestionar la moral de los empleados, lo que puede ser un desafío en tiempos de cambio.

Por ejemplo, su empresa planea realizar actualizaciones significativas en su línea de productos. Como líder transformacional, debe comunicar claramente la nueva dirección de la organización a los empleados, incluidos sus últimos productos, consumidores objetivo y procesos comerciales. También será responsable de motivar al equipo para que se adhiera a la nueva visión de la empresa mientras aumenta la productividad.

Cómo desarrollar un proceso de gestión estratégica

El proceso de gestión estratégica consta de cinco pasos que debe realizar minuciosamente para que el plan sea eficaz. Siga esta guía para crear e implementar un plan de gestión estratégica eficaz:

  1. Aclara tu visión

  2. Recopilar y analizar información.

  3. Idear una estrategia

  4. Ejecuta tu estrategia

  5. Evaluar y controlar

1. Aclara tu visión

Establecer objetivos bien definidos debe aclarar su visión para su organización. Esta etapa comprende tres tareas importantes: identificar sus objetivos a corto y largo plazo, determinar el proceso para lograr sus metas y personalizar el proceso para su personal. Sus objetivos deben ser realistas, detallados y en línea con sus valores. Para la tarea final, considere escribir una declaración de misión que comunique claramente sus objetivos a sus accionistas y personal. Asegúrese de asignar a cada uno de los miembros de su personal una tarea que puedan realizar de manera efectiva.

Relacionado: Metas SMART: Definición y Ejemplos

2. Recopilar y analizar información

Esta etapa es importante porque la información que obtenga puede tener un impacto en los próximos dos pasos. Recopile todo el conocimiento que pueda sobre cómo lograr su visión. Durante el análisis, debe concentrarse en identificar las necesidades de su empresa para mantenerse, la dirección estratégica que está tomando y las iniciativas que pueden ayudarla a crecer. También debe examinar cualquier factor interno o externo que pueda tener un impacto en su capacidad para lograr sus objetivos.

3. Diseña una estrategia

Cuando esté haciendo un plan, primero debe revisar la información que ha obtenido en la etapa de análisis. Luego, identifique los recursos disponibles actualmente en su organización que pueden ayudarlo a alcanzar sus objetivos. Además, averigüe si necesita recursos externos. A continuación, cree una lista de los problemas que afectan a su empresa en orden de importancia. Una vez que haya completado estas tareas, puede proceder a desarrollar su estrategia. Dado que las situaciones económicas y comerciales pueden cambiar, también debe tener enfoques alternativos para cada etapa de su plan de gestión estratégica.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

4. Ejecuta tu estrategia

La implementación de su estrategia es la etapa de acción de su proceso de gestión estratégica. Todos en su empresa deben tener una idea clara de lo que deben hacer y cómo contribuirán al objetivo general. Además, ya debería haber asegurado todos los fondos y recursos necesarios para el proyecto en este momento. Una vez que su personal esté listo y los recursos estén en su lugar, puede comenzar a implementar su estrategia.

5. Evaluar y controlar

Para evaluar y controlar la eficacia de su plan de gestión estratégica, debe crear y utilizar medidas de rendimiento, revisar periódicamente los factores internos y externos y tomar medidas correctivas cuando sea necesario. La evaluación exitosa de la estrategia comienza con la determinación de los parámetros a medir. Asegúrese de que los parámetros reflejen los objetivos que estableció en la primera etapa. Puede evaluar su progreso comparando los resultados reales con su plan.

Al monitorear los factores internos y externos, podrá reaccionar rápidamente ante cualquier cambio significativo que pueda afectar su organización y su capacidad para alcanzar sus objetivos. Si encuentra que su estrategia no está ayudando a su empresa a lograr sus objetivos, debe tomar medidas correctivas. Si su plan sigue siendo ineficaz, considere iniciar un nuevo proceso de gestión estratégica.

Relacionado: Uso de indicadores clave de rendimiento (KPI) para lograr objetivos

Ejemplos de procesos de gestión estratégica

Los siguientes son ejemplos de procesos de gestión estratégica:

Ejemplo 1: Proceso básico de gestión estratégica

Un restaurante quiere generar más ingresos invirtiendo en un negocio de catering. Comienza evaluando su capacidad actual para operar el negocio. Luego, pronostica las ventas, elabora un plan de negocios, lanza el negocio de catering y ajusta su estrategia en función de los resultados iniciales.

Ejemplo 2: Proceso de gestión estratégica departamental

Una empresa decide vender sus productos en línea para aumentar las ventas. Su equipo de gestión desarrolla una estrategia y entrega la implementación del plan al departamento de ventas. El departamento de ventas decide cómo debe ejecutar el plan y lleva a cabo el proyecto con la ayuda de los departamentos de contabilidad, marketing e informática. La empresa también puede dejar que el departamento de TI maneje el proyecto y hacer que su gerente proporcione actualizaciones periódicas.

Ejemplo 3: Gestión estratégica de un proyecto

Una empresa desea reemplazar su modelo comercial de venta directa por uno que se basa en intermediarios, como empresas de ventas externas, minoristas, distribuidores y mayoristas. Si no está familiarizado con tales métodos de distribución, puede contratar a un gerente de proyecto externo para que investigue e implemente la estrategia. Alternativamente, puede asignar el proyecto a uno o más de sus empleados.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.