Ejemplos de activos personales y comerciales

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 15 de noviembre de 2021 | Publicado el 9 de octubre de 2020

Actualizado el 15 de noviembre de 2021

Publicado el 9 de octubre de 2020

Los activos son los recursos de una persona o de una empresa. Si bien muchas personas piensan automáticamente en activos tangibles como propiedades y maquinaria, muchos tipos diferentes de activos pueden contribuir a la valoración de la empresa o al patrimonio personal. En este artículo, discutimos qué son los activos, compartimos ejemplos de activos y explicamos los pasos que puede seguir para valorarlos y administrarlos de manera efectiva.

¿Qué son los activos?

Un activo es cualquier cosa que una persona o empresa posee que podría convertirse en efectivo. Los activos personales incluyen cosas como inversiones y propiedades. Para las empresas, los activos suelen ayudar a sostener el crecimiento y la producción. Los activos de la empresa generalmente se clasifican y expresan en el balance general en términos de valor en efectivo.

Lee mas: Cómo encontrar sus activos totales y qué incluir

Ejemplos de activos

Hay diferentes clases de activos, incluyendo:

Bienes personales

Los bienes personales se definen como cosas que un individuo posee y que tienen valor. Algunos ejemplos de bienes personales son:

  • Barcos

  • Cautiverio

  • Dinero

  • Valor en efectivo de las pólizas de seguro de vida

  • Certificados de depósito

  • Cuentas corrientes y de ahorro

  • Muebles para el hogar

  • Joyas

  • cuentas del mercado monetario

  • Pensiones

  • Propiedad y cualquier estructura adjunta permanentemente

  • Planes de jubilación

  • Cepo

  • letras del Tesoro

  • vehículos

Activos comerciales

Los activos comerciales incluyen cualquier cosa de valor que ayude a sostener la producción y el crecimiento. Los activos de una empresa pueden aumentar su valor y ayudarla a operar de manera eficiente. Hay esencialmente dos tipos diferentes de activos comerciales: activos corrientes y activos no corrientes. Combinados, constituyen los activos totales de una empresa.

Activos circulantes o líquidos

Activos circulantes son aquellos que pueden convertirse en efectivo dentro de un ciclo operativo o año fiscal. Estos activos se utilizan para los gastos operativos diarios. Los activos circulantes generalmente se dividen en cuatro categorías:

  • Efectivo y equivalentes de efectivo

  • Cuentas por cobrar

  • Gastos pagados por anticipado

  • Inventario y valores negociables

Se cotizan en el balance de una empresa a su precio actual o de mercado.

Inventario de almacén

Algunos ejemplos comunes de activos circulantes incluyen:

  • Cuentas por cobrar

  • cuentas bancarias

  • Dinero

  • Pagos de contratistas

  • Títulos de deuda o capital líquido

  • Inventario de artículos terminados

  • Pagos de seguros

  • equipo de oficina arrendado

  • Cuentas por cobrar no comerciales

  • Documentos por cobrar

  • Materias primas

  • Regalías

  • Acciones en otras empresas

  • Letras del Tesoro de EE.UU.

  • Inventorio en progreso

Relacionado: ¿Qué son los activos líquidos?

Activos no corrientes o ilíquidos

Activos no corrientes se dividen en tangibles o intangibles y tienen una vida útil de conversión mayor que el ciclo operativo del negocio, o más de un año. Los activos fijos se conocen comúnmente como activos tangibles porque se pueden tocar físicamente. Se enumeran en un balance por el monto de su precio de compra ajustado por depreciación y amortización.

Algunos ejemplos comunes de activos fijos incluyen:

  • Edificios

  • Software de ordenador

  • Equipo de computadora

  • Tierra

  • mejora de locales arrendados

  • Maquinaria

  • Muebles de oficina

  • Partes y suministros

  • Propiedad

  • Instrumentos

Activos intangibles son activos no físicos. Pueden obtenerse como parte de una adquisición, compra o inversión a largo plazo. Los activos intangibles se registran como una partida separada en un balance general.

Algunos ejemplos de activos intangibles son:

  • Nombres de marca

  • Licencias de transmisión

  • derechos de autor

  • Nombres de dominio

  • Servidumbres

  • Filmotecas

  • Acuerdos de franquicia

  • Buena voluntad

  • Propiedad intelectual

  • derechos de aterrizaje

  • Licencias

  • derechos minerales

  • patentes

  • Permisos

  • Contratos de proveedores

  • Marcas registradas

Activos no reconocidos

Incluso hay algunos activos que no están incluidos en el balance de una empresa. Estos activos se generan internamente o son simplemente procesos valiosos que una organización no puede reconocer según los estándares de contabilidad típicos.

Ejemplos de activos no reconocidos incluyen:

  • Imagen de marca

  • Inversiones que realiza una empresa en formación del personal

  • Procesos que utiliza una empresa para el control de calidad.

  • Procesos de investigación y desarrollo

Dos ingenieros evaluando un robot

Valoración de activos

Para proteger su negocio o usted mismo, debe conocer el valor de sus activos. La valoración de activos es el proceso de determinar el valor actual o justo de mercado de sus activos.

Los tres métodos más comunes para determinar el valor de los activos son:

  • Enfoque de valor de mercado: el método de valor de mercado basa el valor de un activo en el precio por el que se vendería en el mercado abierto. Esta puede ser una evaluación más precisa del valor ya que el precio de mercado puede aumentar o disminuir con el tiempo.

  • Enfoque de costo: con el método de costo, usted valora un activo en función de lo que costaría reemplazarlo.

  • Análisis de flujo de efectivo descontado: el análisis de flujo de efectivo descontado valora los activos en función de sus flujos de efectivo futuros esperados.

Relacionado: 54 activos financieros que su empresa puede enumerar

Cómo agilizar la gestión de activos

Gestión de activos es fundamental para las empresas. Es importante administrar los activos de manera efectiva para obtener los mejores rendimientos posibles para partes interesadas.

Estos son algunos pasos que puede seguir para optimizar la gestión de activos de su empresa:

1. Cataloga tus activos

Debe tener un inventario preciso de todos los activos de su empresa. Debe incluir todos los tipos de activos y ubicaciones. Elimine los activos perdidos o “fantasmas” que pueden costarle a su empresa impuestos innecesarios y pérdida de productividad porque el activo no está disponible cuando se necesita.

2. Determinar quién es responsable de los diferentes activos

Dentro del catálogo, tome nota de quién es responsable de los diferentes activos. Por ejemplo, es posible que desee poner a su gerente de producción a cargo de la maquinaria oa su gerente de flota al control de los vehículos de la empresa.

3. Implementar un sistema de seguimiento

La forma más sencilla de realizar un seguimiento de sus activos es utilizar una hoja de cálculo o un programa de software de gestión de activos. Elija uno que le permita rastrear fácilmente la ubicación de todos sus activos, administrar programas de mantenimiento y calcular la depreciación.

Relacionado: ¿Qué es la gestión de activos digitales?

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.