Dos Gerentes: Pros, Contras y Cómo Manejar a Múltiples Gerentes

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 18 de octubre de 2021

Algunas estructuras corporativas están configuradas de manera que algunos empleados tienen dos gerentes. Aunque puede haber muchos beneficios en una estructura de dos gerentes, también hay algunas consideraciones. Evaluar los pros y los contras de tener dos gerentes y aprender a trabajar con dos supervisores es una parte importante para navegar con éxito este tipo de situación laboral. En este artículo, discutimos la definición de tener dos gerentes, los beneficios y las consideraciones, cómo puede trabajar con éxito con dos gerentes y consejos que puede usar para una relación laboral efectiva con ambos gerentes.

¿Qué significa tener dos gerentes?

Tener dos gerentes significa que usted informa a dos miembros del equipo de gestión. Esto puede significar que está involucrado en dos departamentos dentro de la empresa, o simplemente puede reportar a más de un gerente, cada uno de los cuales administra diferentes partes del negocio. También puede tener dos gerentes con diferentes posiciones en una estructura jerárquica o matricial.

Una jerarquía se refiere a una configuración tradicional en la que todos los empleados reportan a un solo gerente. En esta configuración, es común tener dos gerentes de diferentes niveles corporativos. Una matriz se refiere a una estructura organizativa que se configura como una cuadrícula. En este tipo de configuración, es probable que deba informar a varios gerentes, a veces a más de dos. Los diferentes niveles de la matriz también pueden tener múltiples administradores hasta que lleguen a la parte superior de la cuadrícula.

¿Cuáles son los beneficios de tener dos gerentes?

Hay muchos beneficios de tener dos gerentes, que incluyen:

Oportunidad de desarrollo profesional

Tener dos gerentes puede significar que tiene acceso a diferentes fortalezas y oportunidades de aprendizaje. Por ejemplo, un gerente puede tener experiencia en liderazgo, mientras que otro tiene una amplia experiencia operativa. Puede utilizar una situación de trabajo de dos gerentes como método para desarrollar habilidades en el lugar de trabajo.

Trabajar con dos gerentes también puede ayudarlo a comprender mejor la dirección y los objetivos de la empresa, lo que puede ser importante para desarrollar su carrera. Con dos revisiones de desempeño, obtiene diferentes perspectivas sobre su desempeño y áreas de mejora.

Enfoque de varios equipos

Dos gerentes pueden crear una dinámica de trabajo en equipo. Esto le permite aprovechar las contribuciones y experiencias específicas de ambos. Dependiendo de cómo estén estructurados su administración y sus equipos, también puede ayudar a lograr proyectos de manera eficiente y oportuna, ya que ambos gerentes pueden contribuir a la finalización del proyecto.

Opciones para la resolución de conflictos

Tener acceso a dos gerentes que supervisan su trabajo puede ayudarlo a manejar el conflicto. En una situación con un gerente, es posible que no haya un proceso claro para discutir sus inquietudes con alguien que no sea su gerente directo. Dos gerentes pueden brindarle la libertad y flexibilidad que necesita para evitar la ambigüedad o el liderazgo mal dirigido.

Múltiples defensores

Trabajar en estrecha colaboración con dos gerentes le permite entablar relaciones profesionales con dos miembros del equipo ejecutivo. Esto puede proporcionarle dos defensores que estén al tanto de sus fortalezas y logros. Esto puede brindarle acceso a más oportunidades y comentarios detallados, lo que puede ayudarlo a avanzar en su carrera.

¿Cuáles son los posibles desafíos de tener dos gerentes?

Es importante tener en cuenta los desafíos que pueden surgir al tener dos gerentes, que incluyen:

Responsabilidad adicional

Reportar a dos gerentes puede crear más responsabilidades laborales. Si sus dos gerentes no se coordinan regularmente, es posible que no estén al tanto de su carga de trabajo y le asignen más de lo que puede manejar por su cuenta. Si se encuentra en esta posición, puede discutir sus inquietudes con cada gerente para crear un proceso de asignación que mantenga la comunicación y la claridad de su carga de trabajo actual.

Prioridades inciertas

Diferentes estilos de gestión pueden llevar a sus dos gerentes a tener diferentes prioridades. Por ejemplo, un gerente puede valorar la puntualidad, mientras que otro gerente puede priorizar la calidad del trabajo sobre la puntualidad. Esto también puede conducir a una toma de decisiones más lenta o a períodos de tiempo más prolongados antes de que los proyectos reciban la aprobación si más de un miembro del equipo tiene que estar de acuerdo. Puede superar las diferentes prioridades discutiéndolas con anticipación.

Potencial de falta de comunicación

Cuando varias personas le asignan tareas y revisan su trabajo, puede ser un desafío mantener instrucciones claras sin falta de comunicación. Si sus dos gerentes no han establecido un método organizado para optimizar su trabajo, puede afectar su productividad.

Puede superar esta falta de comunicación manteniendo una comunicación abierta con cada gerente, asegurándose de comprender las metas y expectativas de cada uno. Si necesita más aclaraciones, asegúrese de hacer preguntas y actualizar los objetivos de sus tareas.

Diferentes estilos de gestión.

Es posible tener dos gerentes con estilos de gestión contrastantes. Esto puede ser confuso cuando intenta navegar por lo que cada uno espera de usted. También puede conducir a reuniones o revisiones de desempeño que difieren mucho entre sí.

Use esto como una oportunidad para adaptarse y adaptarse a diferentes tipos de miembros del equipo. Puede aprender a desarrollar habilidades en la resolución de problemas y la comunicación que puede usar en puestos futuros trabajando con diferentes personas.

Cómo trabajar con dos gerentes

Aquí hay algunos pasos que puede usar para trabajar con dos gerentes:

1. Anota tus preocupaciones

Puede ser útil escribir primero cualquier inquietud que tenga sobre trabajar con dos gerentes. Esto puede proporcionar puntos de conversación y pasos específicos que puede usar si tiene preguntas adicionales o necesita aclaraciones sobre la dirección cuando trabaja con dos gerentes. Algunas preocupaciones que puede tener incluyen inconsistencias en los indicadores de rendimiento o tener demasiada carga de trabajo.

2. Programe una reunión

Programe una reunión con ambos gerentes para comprender mejor la logística de la relación. Esto les da a todos la oportunidad de considerar cualquier desafío que pueda surgir, al mismo tiempo que crea un plan de comunicación y establece las reglas. Este también es un buen momento para discutir las expectativas y explorar las medidas de desempeño que cada gerente planea usar.

3. Crea un calendario

Un calendario puede ayudarlo a administrar sus tareas, al mismo tiempo que informa a cada uno de sus gerentes cuando está disponible. Esto también puede ayudar a evitar conflictos de horarios o situaciones en las que ambos gerentes esperan que estés en algún lugar. También ofrece a cada gerente una mejor idea de su carga de trabajo actual y las próximas fechas de vencimiento. Asegúrese de compartir este calendario con ambos gerentes.

4. Crea seguimientos semanales

Puede ser útil continuar reuniéndose con ambos gerentes por separado. Durante estas reuniones, además de discutir cualquier proyecto en el que esté trabajando con ese gerente, asegúrese de discutir en qué está trabajando con el otro gerente. Esto garantiza que estén al tanto de su carga de trabajo en curso y le brinda la oportunidad de informarles sobre cualquier proyecto grande en el futuro que pueda consumir más de su tiempo.

Consejos para trabajar con dos gerentes

Aquí hay algunos consejos que puede usar para trabajar con éxito con dos gerentes:

  • Anticípese a los desafíos con anticipación: Anticiparse a los desafíos con anticipación puede ayudarlo a prepararse para ellos. Cuando sea posible, discuta estos desafíos con su equipo o sus líderes.

  • Actualice su calendario regularmente: actualizar su calendario regularmente, incluso cuando comienza o termina las tareas, puede garantizar que todos tengan la información que necesitan. Esto puede ayudar a cada gerente a saber cuándo está disponible para trabajo adicional o cuándo puede estar sobrecargado con las próximas asignaciones.

  • Aprenda el estilo de comunicación de cada gerente: aprender los diferentes estilos de comunicación y preferencias de cada gerente puede ayudarlo a mantener una comunicación abierta. Por ejemplo, un gerente puede preferir las reuniones cara a cara mientras que otro prefiere el correo electrónico.

  • Discutir las inquietudes de inmediato: Discutir las inquietudes a medida que surgen puede ayudarlo a superar muchos de los desafíos que implican dos gerentes. Tan pronto como note un conflicto o inconsistencias, menciónelo en su próxima reunión con el gerente.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.