¿Debo ir a la escuela culinaria? Pros y contras

Por el equipo editorial de Indeed

15 de abril de 2021

El camino para convertirse en chef es desafiante pero tremendamente gratificante para las personas apasionadas por la comida. La escuela culinaria les enseña a los cocineros principiantes las habilidades básicas que necesitan para trabajar en cocinas profesionales y puede brindarles un comienzo útil para sus carreras en los restaurantes. Si está considerando asistir a una escuela culinaria, podría beneficiarse al conocer los formatos comunes de las escuelas culinarias y las razones por las que las personas valoran una educación culinaria formal. En este artículo, revisamos qué es la escuela culinaria, por qué las personas asisten a la escuela culinaria y los pros y los contras comunes que experimentan los estudiantes culinarios.

¿Qué es la escuela de cocina?

La escuela culinaria se refiere a la educación superior formal que prepara a las personas para trabajar como cocineros profesionales y en la industria hotelera. Sin embargo, la escuela culinaria puede describir experiencias académicas y programas de formación muy diferentes. La mayoría de las escuelas culinarias ofrecen pistas de artes culinarias o de panadería y repostería, de las cuales los estudiantes se comprometen con una. Aquí hay cursos de estudio comunes, todos denominados escuela culinaria:

  • Programas de certificación en artes culinarias: muchas escuelas culinarias duran entre seis meses y un año y se enfocan solo en habilidades y prácticas culinarias. Los asistentes terminan con un certificado o diploma en artes culinarias o de repostería.

  • Programas de grado asociado: algunas escuelas culinarias ofrecen programas de grado asociado en artes culinarias o de panadería y repostería que permiten a los estudiantes desarrollar aún más sus habilidades culinarias mientras estudian materias comerciales básicas. Estos programas suelen durar menos de dos años.

  • Programas de licenciatura: los programas de licenciatura normalmente tardan cuatro años en completarse y permiten a los estudiantes especializarse en áreas de estudio como administración de empresas alimentarias, administración hotelera o ciencia de los alimentos. Los requisitos académicos adicionales pueden incluir idiomas extranjeros o cursos de ciencias y matemáticas.

La mayoría de los programas, independientemente del título otorgado o la duración, introducen a los estudiantes en el entorno de la cocina profesional haciéndolos trabajar en restaurantes operados por la escuela culinaria. Los estudiantes generalmente también trabajan en el comedor sirviendo a los invitados para mejorar su comprensión de las operaciones del restaurante.

Algunas escuelas culinarias tienen campus dedicados donde los estudiantes estudian y viven. Los programas de certificación generalmente no ofrecen alojamiento, pero pueden ayudar a los estudiantes a encontrar lugares para vivir en el área.

¿Por qué la gente asiste a la escuela culinaria?

Las personas asisten a la escuela culinaria para aprender una variedad más amplia de habilidades que si tuvieran un trabajo de cocina remunerado. Las escuelas culinarias exponen a los estudiantes a una variedad de técnicas y cocinas y brindan un entorno de aprendizaje valioso con instructores que pueden brindarle toda su atención. Los estudiantes que obtienen títulos de asociado y licenciatura también adquieren habilidades gerenciales que los preparan para roles distintos al trabajo en la cocina.

Sin embargo, a diferencia de muchos oficios que requieren capacitación formal o aprendizaje, convertirse en cocinero no requiere asistir a una escuela culinaria. Por lo tanto, no es una necesidad para los aspirantes a chef y es más una elección personal que un requisito profesional.

Ventajas de ir a la escuela de cocina

Aquí hay varias ventajas de ir a la escuela culinaria:

La minuciosidad del entrenamiento

Las escuelas culinarias se destacan por enseñarle las técnicas fundamentales de cocina y la terminología que un chef esperaría que supiera. En la escuela culinaria, aprendes:

  • Habilidades con los cuchillos: los cocineros pasan una enorme cantidad de tiempo trabajando con cuchillos. Como estudiante de la escuela culinaria, aprendes las funciones de los diferentes cuchillos, los tipos de corte que se usan en las cocinas profesionales y cómo cuidar tus cuchillos.

  • Tipos de cocina: Las escuelas de cocina preparan cocineros para los diferentes roles que pueden desempeñar en una cocina profesional. Los tipos comunes de cocina que aprenden los estudiantes incluyen carnicería, preparación de salsas, alimentos fríos, aperitivos calientes, pescado y carne.

  • Habilidades de seguridad: las escuelas culinarias enseñan a los estudiantes cómo usar equipos como cuchillos, hornos y estufas de manera responsable. También enseñan pautas para el manejo adecuado de los alimentos para prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos y condiciones antihigiénicas.

  • Etiqueta y cultura en la cocina: muchas cocinas profesionales siguen jerarquías estrictas y tienen culturas en el lugar de trabajo que son ajenas a los nuevos cocineros. Los instructores de las escuelas culinarias les enseñan a los estudiantes qué esperar y cómo comportarse cuando trabajan.

  • Gestión de tareas y tiempo: cocinar profesionalmente requiere la capacidad de completar varios proyectos al mismo tiempo y priorizar tareas de forma independiente. Los estudiantes practican la multitarea para ser más rápidos y eficientes.

  • Emplatado: Los estudiantes de la escuela culinaria aprenden cómo hacer que la comida parezca emocionante y apetitosa en el plato.

Ambiente de aprendizaje positivo

Las cocinas profesionales son entornos extremadamente dinámicos. A menudo, los ingredientes son caros o escasos, por lo que es esencial que los cocineros eviten cometer errores tanto como sea posible. Durante el servicio real, si un cocinero quema un plato y tiene que rehacerlo, los invitados pueden tener que esperar el doble para comer y agitarse. Estas condiciones dificultan el aprendizaje como principiante. Sin embargo, en las escuelas culinarias, los instructores esperan que los estudiantes cometan errores. Dado que los invitados no están esperando para comer, hay menos limitaciones de tiempo y los estudiantes pueden dedicar más tiempo a practicar y perfeccionar sus habilidades.

Exposición a las cocinas

Las escuelas culinarias presentan a los estudiantes una amplia gama de cocinas globales y sus ingredientes. Esta exposición podría ayudar a los estudiantes a decidir en qué tipo de restaurante quieren trabajar y guiar sus futuras decisiones profesionales. La familiaridad con diversos ingredientes también ayuda a los cocineros a ser más creativos al desarrollar sus propios platos.

Redes

Muchas escuelas culinarias mantienen sólidas relaciones con ex alumnos que eventualmente abren sus propios restaurantes o se convierten en chefs ejecutivos. Estas redes pueden ayudar a los graduados de escuelas culinarias a encontrar empleo y establecer relaciones con otros profesionales culinarios en ciudades de todo el país.

Oportunidades educativas adicionales

Para los estudiantes que se inscriben en programas de grado asociado y licenciatura, la escuela culinaria puede brindar experiencias educativas útiles fuera de la cocina. La escuela culinaria ayuda a preparar a los estudiantes para operar restaurantes con currículos de administración y negocios. También podría ofrecer oportunidades para estudiar vino, culturas gastronómicas e idiomas extranjeros. Estos temas adicionales a menudo son valiosos para los miembros de la industria de servicios que trabajan con clientes internacionales o que podrían trabajar en el extranjero.

Contras de ir a la escuela culinaria

Aquí hay contras a considerar antes de inscribirse en la escuela culinaria:

Costo

La desventaja principal de la escuela culinaria es su costo. Las escuelas culinarias que otorgan títulos de asociado y licenciatura suelen ser tan caras como las universidades privadas regulares. Incluso los programas de certificación más cortos pueden costar decenas de miles de dólares. Por lo general, los estudiantes sopesan la deuda universitaria frente al aumento potencial de ingresos que permiten los títulos universitarios. Sin embargo, la mayoría de los restaurantes pagan a todos los cocineros de manera similar, con solo pequeños aumentos salariales para los cocineros más experimentados. Si asistió a una escuela culinaria tiene poco o ningún efecto en su salario inicial.

Dado que los restaurantes más innovadores y conocidos se encuentran en las principales ciudades, los cocineros a menudo buscan oportunidades en áreas con un costo de vida más alto. Considere si podría hacer pagos mensuales de la deuda estudiantil mientras vive en un área costosa.

Expectativas irrealistas

Algunos cocineros con años de experiencia en restaurantes asisten a escuelas culinarias para mejorar sus habilidades. Sin embargo, la mayoría de los estudiantes ingresan a la escuela culinaria con poca o ninguna experiencia profesional. Sin trabajar primero como cocinero, es posible que no sepa con certeza si el trabajo es adecuado para usted. Los estudiantes pueden desarrollar la impresión de que sus experiencias profesionales se parecerían a las de una escuela culinaria. Sin embargo, cocinar profesionalmente es un trabajo físicamente exigente que requiere muchas horas, días libres irregulares y una flexibilidad de horario limitada. Muchos graduados de escuelas culinarias cocinan solo por un corto tiempo antes de darse cuenta de que convertirse en chef no es la carrera adecuada para ellos.

Es importante comprender que completar la escuela culinaria no lo califica para un puesto de chef sin una experiencia laboral sustancial. Los cocineros comienzan como empleados por hora y, a menudo, trabajan durante algunos años antes de recibir un ascenso a un puesto de supervisor o chef.

Trayectorias profesionales limitadas

La escuela culinaria prepara a los estudiantes para una gama limitada de trayectorias profesionales. Especialmente si completa un programa de certificación, solo recibe educación aplicable a trabajar como cocinero. Muchos graduados de escuelas culinarias finalmente siguen carreras en la industria de servicios además de la cocina. Pueden trabajar como gerentes de restaurantes, conserjes, profesionales del vino o para un grupo de restaurantes en un entorno corporativo. Sin embargo, la mayoría de estos roles no requieren un título de escuela culinaria o son igualmente accesibles con títulos universitarios tradicionales en hotelería o administración de empresas.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.