¿Cuál es su estilo de gestión?

Por el equipo editorial de Indeed

22 de febrero de 2021

Cuando te entrevistan para un puesto de liderazgo, el empleador probablemente te preguntará sobre tu estilo de gestión. Si se prepara con anticipación para esta pregunta y usa ejemplos de situaciones en las que ha demostrado su estilo de gestión, puede brindar una respuesta reflexiva.

En este artículo, explicaremos por qué los empleadores hacen esta pregunta y cómo puedes responderla.

¿Por qué los empresarios preguntan cuál es su estilo de gestión?

Describir su estilo de gestión es una forma de demostrar sus habilidades de liderazgo y resaltar sus métodos de colaboración, cooperación y habilidades interpersonales. Incluso si no está entrevistando para un puesto gerencial, los empleadores buscan candidatos con habilidades de liderazgo que puedan crecer dentro de la empresa. Es posible que su entrevistador quiera asegurarse de que, en caso de una emergencia o situación inesperada, pueda confiar en usted para asumir el liderazgo temporal.

Cómo responder, “¿cuál es su estilo de gestión?”

Con un poco de previsión y creatividad, es posible responder preguntas sobre su estilo gerencial mientras suena confiado y modesto. Estos son algunos pasos que puede seguir:

  1. Definir buena gestión.

  2. Muestra cómo has mostrado este rasgo.

  3. Usa estadísticas.

  4. Usa ejemplos para ilustrar tu estilo.

1. Definir una buena gestión

Explique o describa lo que cree que es una buena gestión. Esto le dará a su entrevistador una idea de sus valores y cualidades preferidas. Puede que esté orientado a los detalles y sienta que es importante supervisar cada detalle, o puede que prefiera un enfoque centrado más en lograr resultados que en los pasos que necesita para alcanzar una meta.

Ejemplo: “Creo que un buen gerente brinda cierta orientación y mucha capacitación y apoyo, pero confía en que sus empleados harán su trabajo”.

2. Muestra cómo has mostrado este rasgo

Muestre cómo es posible que ya haya demostrado una buena gestión en su vida profesional, incluso si fue algo que hizo mientras técnicamente no estaba en una posición de liderazgo. Una buena forma de hacerlo es usando el método STAR: describe una situación, tu papel en el desafío, la acción que tomaste y el resultado.

Ejemplo: “Cuando recién comenzaba a trabajar en la agencia de viajes, recibí una llamada de un pasajero que había estado esperando durante una hora un autobús que hacía paradas cada 15 minutos. El gerente estaba fuera de servicio en ese momento, por lo que usar el horario de turnos y un mapa, desvié otro autobús para recoger al pasajero lo más rápido posible. El cliente me agradeció y me mencionó en su reseña”.

3. Usa estadísticas

Use estadísticas, datos u otros detalles siempre que sea posible para mostrar el éxito mientras cumple un rol gerencial. Cuantificar su explicación puede ayudar a los gerentes de contratación a tener una mejor idea de cuán significativo fue su logro.

Ejemplo: “En una de mis funciones anteriores, asumí el cargo de gerente de proyecto para la recaudación de fondos de un camión de comida. Debido a que mi estilo de gestión es involucrar a todos en la toma de decisiones, celebré una reunión y recopilé ideas del personal. Sugirieron música en vivo, rotando las ubicaciones y agregando obsequios. En cuatro meses, habíamos aumentado la asistencia en casi un 75 %”.

4. Usa ejemplos para ilustrar tu estilo

Finalmente, use ejemplos específicos y vívidos. Estos te hacen más memorable y también sirven como evidencia de cómo lideras a los demás. También sirven para mostrar, en lugar de decir, cuál es su estilo de gestión.

Ejemplo: “Mi estilo de gestión se trata de asegurarme de que todos se diviertan. Cuando me pusieron a cargo de organizar la capacitación de maestros, no quería que se sintiera como una tarea. Diseñé juegos con pequeños premios para los ganadores para que pudieran estar ansioso por participar en el proceso de aprendizaje. Mis compañeros de trabajo lo disfrutaron tanto que me eligieron por unanimidad para dirigir todas las sesiones de capacitación durante todo el año”.*

Ejemplos de respuestas a preguntas sobre su estilo de gestión

Estos son algunos ejemplos de cómo puede responder una pregunta sobre su estilo de gestión.

Ejemplo 1: cuando nunca ha tenido un puesto gerencial oficial, pero ha mostrado cualidades gerenciales como empleado

“Mi estilo es asegurarme de que todos tengan lo que necesitan para hacer su trabajo. Como administrativo de un bufete de abogados, muchas veces he tenido que asumir un papel de liderazgo. Lo primero que hago por la mañana es revisar los horarios de todos y resuelvo cualquier conflicto. Superviso los niveles de suministro para toda la oficina y realizo pedidos para solicitudes especiales. Sé qué llamadas reenviar y para cuáles debo tomar mensajes. Estoy orgulloso de que cuando la empresa abrió otras dos sucursales, el dueño me pidió que capacitara a los auxiliares administrativos de ambas instalaciones.”*

Ejemplo 2: cuando tiene una pequeña cantidad de experiencia sirviendo en una capacidad gerencial

“Me gusta la estructura y las expectativas claras, para mí, mis estudiantes y mis gerentes. Cuando mi subdirectora se fue de baja por maternidad, asumí su cargo por tres meses. Le envié un correo electrónico al personal antes de mi primer día explicando lo que esperaba de ellos y lo que pueden esperar de mí.

Realicé reuniones rápidas de nivel de grado una vez por semana en las que establecimos nuestras metas para la semana y les dimos seguimiento los viernes por la tarde para ver qué podíamos hacer para completar las tareas del esquema. Me aseguré de que todo estuviera en papel, organizado en listas y ordenado por prioridad. Me puse a disposición y esperaba que mi personal hiciera lo mismo. Parece ser más fácil y más productivo para todos cuando hay un líder definido y expectativas claras”.

Ejemplo 3: cuando ha ocupado cargos directivos oficiales anteriormente

“Describiría mi estilo de gestión como democrático. Creo que un equipo funciona mejor cuando todos pueden ofrecer su opinión, y así es como administro a mi personal.

Mi oficina recibió recientemente una comisión para diseñar el ala de pacientes de la oficina de un pediatra con un presupuesto de $50,000. Llevé a mi equipo de cinco arquitectos y diseñadores a reunirse con el cliente para que todos pudieran hacer preguntas y comprender claramente las expectativas. Distribuimos las tareas involucradas entre el personal, y me aseguré de hacer mi parte también.

Después de eso, convoqué dos reuniones más, una vez a mitad del proyecto como grupo para asegurarme de que todo iba por buen camino, y luego una vez más para finalizar nuestra presentación al cliente. En el medio, confié en mis empleados para que administraran su propio tiempo sabiamente y se acercaran a mí con cualquier idea o pregunta. Siento que mi confianza en ellos aumenta la confianza de los demás en sí mismos y les permite hacer su mejor trabajo”.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *