Costo Total: Definición y Fórmula

Por el equipo editorial de Indeed

22 de febrero de 2021

Para que las empresas tengan éxito, deben tener una comprensión clara de su rentabilidad. Para hacer esto, hay varios elementos en sus cuentas que necesitan calcular. Uno de ellos es el costo total, y se calcula utilizando la fórmula del costo total, que requiere ingresar una variedad de métricas para calcular una cifra específica. Esta cifra se puede utilizar para determinar la rentabilidad del negocio.

En este artículo, exploraremos qué es la fórmula del costo total y cómo funciona, así como sus ventajas y desventajas.

¿Qué es la fórmula del costo total?

La fórmula del costo total se usa para combinar los costos fijos y variables de proporcionar bienes para determinar un total. La fórmula es:

Costo total = (Costo fijo promedio x costo variable promedio) x Número de unidades producidas

Para usar esta fórmula, debe conocer las cifras de sus costos fijos y variables.

Los costos fijos son los gastos comerciales que se mantienen iguales independientemente de la cantidad de unidades producidas. Estos incluyen costos que no varían de un mes a otro, como alquiler, seguro, impuestos sobre la nómina, suministros de oficina y salarios para los miembros del personal que no están directamente involucrados en la prestación del servicio o la producción o fabricación de los artículos vendidos.

Los costos variables son aquellos que aumentarán o disminuirán dependiendo de la cantidad de artículos producidos o de clientes que requieran el servicio. También pueden cambiar según otros factores, como un aumento en el precio de los materiales o un aumento en los costos de calefacción durante el invierno. Los costos variables pueden incluir los materiales utilizados en la fabricación, los costos de empaque y entrega de los productos, la compra, el alquiler y el mantenimiento del equipo utilizado en la producción, el costo de la mano de obra del personal que trabaja directamente en la entrega del servicio o los bienes y los servicios públicos utilizados en la producción o área de trabajo.

Cómo funciona la fórmula del costo total

La fórmula del costo total funciona asignando todos los costos de hacer negocios a los bienes o servicios a la venta. Al calcular todo lo que gasta la empresa y dividirlo por la producción unitaria de la organización, es posible determinar qué tan rentable es la empresa y si es necesario ajustar los precios, reducir costos o identificar oportunidades de diversificación que puedan aumentar las ganancias.

Conocer el costo total de producción de un artículo es vital para la política de precios de una empresa. Si bien el precio unitario puede cubrir los costos variables de la fabricación real de los artículos, si el margen de beneficio no permite también los costos fijos de comercialización de los productos y el manejo de la administración, entonces el negocio no es viable. Cuando aumentan los costos fijos o variables, también aumenta el costo total. Esto debe transmitirse al consumidor o mitigarse mediante el ahorro.

Las empresas también utilizan sus cálculos de costos totales para medir su eficiencia e identificar áreas en las que podrían ahorrar para reducir sus costos fijos y variables. Esto podría significar obtener materiales de un proveedor más barato por costos variables o mudarse a una fábrica con un alquiler más barato para reducir los costos variables. Comprender cómo se calculan los costos totales es un aspecto importante para garantizar que una empresa sea rentable.

El costo total también se puede utilizar para informar estrategias de marketing y fijación de precios. Al comprender cuántos de cada artículo se deben vender para obtener ganancias, puede ayudar a establecer objetivos de ventas y marketing. El costo total también se puede utilizar como una herramienta para identificar las líneas que están funcionando lo suficientemente mal como para descartarlas o rediseñarlas para que sean más rentables.

Ventajas de la fórmula del costo total

La principal ventaja de usar la fórmula del costo total es que brinda una métrica clara y fácil de entender que se puede medir y rastrear para evaluar la rentabilidad de un negocio. Se puede comparar a lo largo del tiempo para determinar si es necesario revisar los precios o generar más ventas para aumentar las ganancias.

Hacer un seguimiento del costo total de cada línea de productos también puede ser una herramienta útil de evaluación comparativa para evaluar el desempeño de una empresa y determinar su posición en el mercado en comparación con la competencia. Si una organización descubre que su costo total por producto es más bajo que el precio al consumidor de un competidor, puede revisar sus procesos para identificar formas de reducir el costo total para mantenerse en línea con un precio unitario que soportará el mercado.

Como herramienta interna para el seguimiento de la rentabilidad, el coste total también puede ofrecer una visión general del rendimiento de cualquier línea o gama de productos. Esto puede ser útil a la hora de negociar con proveedores o subcontratar elementos de la producción, ya que da transparencia a los proveedores externos al dejar claro su margen.

Desventajas de la fórmula del costo total

Las empresas que tienen una cantidad limitada de productos o servicios, particularmente cuando existe una clara distinción entre los métodos de fabricación o los suministros requeridos, deberían encontrar el cálculo del costo total relativamente simple.

Para negocios con varios productos o servicios diferentes disponibles, calcular el costo total puede ser muy complejo. Cuantos más costos deban incluirse y mayor sea el número de artículos producidos, más difícil será asignar los costos de manera efectiva para calcular el total.

El hecho de que el costo fijo se derive de una fórmula que requiere que se calculen los costos variables agrega otra capa de complejidad. En un negocio donde el costo de los suministros puede variar constantemente o donde los precios cambian estacionalmente, el elemento de costo variable de la fórmula de costo total debe ajustarse constantemente.

El uso del costo total como herramienta de pronóstico se basa en aumentos y disminuciones predecibles en los costos de cada elemento del proceso, pero el costo de los materiales y los servicios públicos pueden variar de manera impredecible. Esto también significa que las estrategias de fijación de precios basadas en los costos totales se basan en poder ajustar los precios constantemente, lo que no siempre es posible para las organizaciones en las que no se puede implementar una estructura de precios dinámica.

Cuanto más grande sea la organización y cuanto más amplia sea la gama de productos, más cifras se involucran en el cálculo del costo total. Si uno de esos elementos cambia, entonces los cálculos deben hacerse nuevamente. Esta puede ser una forma menos efectiva de garantizar la viabilidad de un negocio que centrarse en un aspecto particular y tratar de reducir esos costos.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.