Consejos de narración para ser un orador eficaz

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 30 de marzo de 2022 | Publicado el 22 de marzo de 2021

Actualizado el 30 de marzo de 2022

Publicado el 22 de marzo de 2021

La narración requiere que combine diferentes habilidades para motivar a su audiencia a actuar. Esto implica el uso de técnicas para hablar en público y el desarrollo de historias atractivas. En este artículo, discutimos por qué la narración de historias es importante en el lugar de trabajo y compartimos consejos sobre la narración de historias para ayudarlo a desarrollar sus habilidades.

Por qué es importante contar historias en el lugar de trabajo

Aquí hay algunas razones por las que contar historias es importante en el lugar de trabajo:

Proporciona un mensaje claro

La narración de historias a menudo reutiliza los temas para hacerlos más atractivos para el público. Esto puede incluir simplificar un mensaje complejo o solidificar un concepto abstracto. La narración ayuda a promover la comprensión al brindar información de una manera que las audiencias disfrutan y comprenden.

Atrae a la audiencia

Una buena narración atrae naturalmente a las audiencias. Los oyentes quieren saber más sobre lo que usted, como narrador, tiene que decir y se involucran en sus pensamientos. La narración de historias a menudo desencadena una respuesta emocional, y esta respuesta puede motivar o inspirar al público a actuar.

Crea una experiencia compartida

Contar historias a menudo une a las personas. Escuchar una historia crea una experiencia compartida, especialmente cuando la historia brinda al público un mensaje sobre el cual reflexionar. Esto puede inspirar más discusiones entre las audiencias, construyendo conexiones interpersonales más fuertes.

persuade a las audiencias

La narración efectiva persuade a otros a tomar medidas, lo cual es esencial para las actividades comerciales. Si bien muchas personas consideran asuntos y razones intelectuales o fácticos al tomar una decisión, a menudo necesitan algo más que los motive a tomar medidas. Las emociones pueden ser un motivador efectivo para incitar a la audiencia a la acción, y la narración de historias a menudo requiere que las audiencias se comprometan con sus emociones.

Consejos sobre la narración

Aquí hay algunos consejos para una buena narración:

Estar preparado

Prepare su historia o presentación con anticipación para tener una sólida comprensión de lo que quiere decir. Escriba y revise su historia, y practique dar su historia. Trate de memorizar su historia para que pueda presentarla sin usar notas que lo ayuden.

Crear apuestas

Establezca apuestas en su historia. Describa lo que usted o el sujeto pueden ganar o perder. Esto ayuda a anclar su historia e involucrar a sus audiencias.

Crear una línea de apertura fuerte

Comience su presentación con una fuerte línea de apertura. Esto ayuda a establecer las apuestas y establecer la atención de la audiencia. Sea creativo para atraer a las audiencias a aprender más.

Familiarízate lo suficiente con tu historia para que puedas divertirte.

Practique su historia con frecuencia y memorice los detalles más importantes para sentirse más cómodo con su historia. Si bien es importante que seas profesional, también es importante que te diviertas al contar tu historia. Sentirse cómodo con su historia puede ayudarlo a relajarse y sentirse más como usted mismo cuando presente.

Tener un final claro

Determine un final claro para su historia antes de comenzar. Termina tu historia con algo que tenga un impacto duradero en tu audiencia y considera terminar tu historia con un llamado a la acción. Practique la entrega de su final para que la audiencia entienda que su historia está completa.

Ser positivo

Sea positivo en su entrega. Si bien es aceptable compartir inquietudes o discutir desafíos, brinde críticas o comentarios constructivos en su historia en lugar de quejas. Considere solicitar una reunión privada en lugar de una presentación si tiene quejas para compartir.

Incluir un incidente incitador

Incluye un incidente incitador en tu historia. Estas son preguntas provocativas que apelan al sentido natural de curiosidad de su audiencia, capturando su atención y comprometiéndolas. Por ejemplo, puede hacerle a su audiencia una pregunta como “¿Qué pasaría si le dijera que hay una manera de aumentar sus ganancias en un 30 % sin cambiar nada sobre su estrategia de ventas actual?”

Sumerge a tu audiencia

Use señales y experiencias sensoriales para sumergir a su audiencia. Estas pueden ser señales visuales, de audio o cinestésicas, y pueden ayudar a las audiencias a conectarse con lo que está diciendo. Por ejemplo, considere usar estratégicamente efectos de sonido para enfatizar puntos importantes.

Incluir conflicto y resolución.

Presente el conflicto y la resolución dentro de su historia. Discuta un problema que identificó y revele su estrategia para resolver el problema. Considere compartir la perspectiva del consumidor en lugar de la de las empresas. Por ejemplo, cuente la historia desde la perspectiva de un cliente satisfecho que tuvo un problema que su producto o servicio resolvió.

Apelar al yo superior de la audiencia.

Apela al yo superior de la audiencia presentando las mejores versiones de ti mismo o de tus clientes. Incluya palabrería que aproveche el deseo de su audiencia de una imagen personal fuerte y prestigiosa. Aproveche la información que apela a nuestros motivos naturales para convencer a otros de que nos admiren.

Usa conmoción y asombro

Incluya declaraciones impactantes o giros en su historia. Estos ayudan a romper patrones de historias naturales o lineales. Estos descansos pueden ayudar a recuperar a su audiencia o forzarlos a reflexionar sobre lo que está diciendo.

Usa experiencias del mundo real

Incluye experiencias del mundo real en tus historias. Elija anécdotas de su vida que se relacionen con su historia, o comparta metáforas o ilustraciones que proporcionen más contexto para su historia. Estas adiciones pueden hacer que su historia sea más emocionante y más fácil de entender para el público.

Sea intencional cuando comparta hechos

Es importante compartir hechos y cifras de una manera que los haga más obvios. Por ejemplo, si su presentación es sobre un nuevo dispositivo, sea específico acerca de las especificaciones, características y capacidades del dispositivo. Después de establecer los hechos, puede compartir una anécdota o un ejemplo para proporcionar contexto sobre cómo beneficia a los usuarios en la vida real.

Habla con confianza

Hable con confianza cuando comparta su historia. Use una voz fuerte y enuncie cuando hable. Trate de proyectar su voz. Practique su historia por adelantado con frecuencia para ayudar a mejorar su confianza al hablar.

Tenga en cuenta el ritmo

Tenga en cuenta su ritmo al contar una historia. Es importante hablar despacio para asegurarse de que su audiencia entienda lo que está diciendo, pero no tan despacio que se aburran o se desconcentren. Sin embargo, también es importante no hablar tan rápido que abrume a su audiencia. Practique su historia para asegurarse de tener un ritmo constante y encuentre lugares para incluir pausas naturales en su presentación.

Considere usar un micrófono

Considere usar un micrófono cuando presente su historia. Esto es útil para que la mayoría de las audiencias lo escuchen más claramente. También puede beneficiarlo porque puede concentrarse en dar la mejor presentación sin preocuparse de si su audiencia puede escucharlo.

Haz contacto visual con tu audiencia

Haz contacto visual con tu audiencia mientras cuentas tu historia. Esto ayuda a crear una conexión personal entre usted y los miembros de la audiencia. Esto puede ayudar a mantener a la audiencia comprometida con su historia.

Piensa en tus gestos cuando te preparas

Algunos narradores se preocupan por qué hacer con sus manos cuando presentan. Sin embargo, prepara tus gestos con anticipación. Esto ayuda a que sus gestos sean naturales y relajados, incluso cuando los planifique con anticipación.

Comunicar la moraleja sin decir explícitamente la moraleja

Contar una historia que tenga un propósito claro o una moraleja. Sin embargo, es importante que no digas explícitamente cuál es la moraleja o el propósito. En su lugar, cuente la historia para que la audiencia pueda entender fácilmente su mensaje e interpretar la conclusión principal o la moraleja por sí mismos.

Invierte emocionalmente a tu audiencia en tu historia

Encuentre formas de involucrar emocionalmente a su audiencia en su historia. El compromiso emocional puede ayudar a reforzar sus apuestas previamente establecidas y puede ayudar a su audiencia a identificarse con su historia. Considere incluir ejemplos de luchas, fracasos, desafíos y éxitos en su historia.

Sé conciso

Limite la longitud de su historia. Incluye solo los detalles más importantes. Prepare un esquema con anticipación para ayudarlo a determinar cuál es la información y los detalles más importantes que debe compartir.

Usa el silencio para enfatizar tus puntos

las pausas y el silencio obligan a la audiencia a pensar en los detalles que compartió; solo unos segundos se sentirán más largos de lo que piensas; crea anticipación

Incluir datos personales

Incluye detalles personales de tu propia vida que se relacionen con el tema. Estas historias personales pueden ayudar a proporcionar un contexto para lo que espera lograr. Además, ser vulnerable puede atraer a la audiencia, inspirar una reacción emocional dentro de ellos o fortalecer su conexión contigo.

Haga que los puntos de datos más importantes sean memorables

Explore formas de hacer que sus puntos de datos más importantes sean distintos y memorables. Esto ayuda a anclar los detalles de su presentación para causar una impresión duradera en su audiencia. Las audiencias a menudo responden bien a los ejemplos visuales que brindan contexto para grandes datos o puntos abrumadores.

Se honesto

Sé honesto con la historia que cuentas. Sea sincero acerca de los detalles, incluso si pueden ser desagradables, y equilibre estos detalles con resultados positivos. La honestidad puede ayudarte a contar una mejor historia y construir una mejor relación con tu audiencia.

Incluir elementos interactivos

Incorpora elementos interactivos en tu historia. Considere pedirle a alguien que lo ayude a contar la historia o hacer preguntas a la audiencia. Estas son formas efectivas de ayudar a involucrar a su audiencia a lo largo de su presentación.

Considere usar un accesorio

Considere usar un accesorio para ayudarlo a contar su historia. El accesorio correcto puede ayudarlo a ilustrar un punto o simplificar un problema complejo. Sin embargo, es importante que su apoyo tenga un propósito y que lo presente en el momento adecuado durante su presentación.

Conoce a tu audiencia

Es importante que conozca a la audiencia a la que se está presentando. Determine su público objetivo para su historia y aprenda más sobre ellos. Considere crear personajes de audiencia y determine qué atrae a su audiencia y qué les importa.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.