Cómo venderte a ti mismo en una entrevista

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 18 de mayo de 2022 | Publicado el 27 de enero de 2020

Actualizado el 18 de mayo de 2022

Publicado el 27 de enero de 2020

Relacionado: Cómo presentarse en una entrevista

En este video, Jenn, una entrenadora de carrera certificada, comparte cómo crear una buena primera impresión, contar una historia concisa y convincente sobre quién eres y cómo transmitir confianza mientras lo haces.

Cuando lo invitan a una entrevista de trabajo, es importante que se presente de una manera que resalte sus habilidades, experiencias y atributos profesionalmente deseables. Si bien muchas personas son conscientes de la necesidad de “venderse a sí mismo” a un empleador potencial, puede ser un desafío poner en práctica esta idea al prepararse para una entrevista. Este artículo explica el concepto de venderse a sí mismo y brinda consejos sobre cómo crear una imagen y una historia que pueda aumentar su atractivo para un gerente de contratación.

¿Qué te estás vendiendo en una entrevista?

Venderte a ti mismo en una entrevista significa tomar medidas para convencer al gerente de contratación de que serías un activo valioso para la empresa. Cuando conozcas a un entrevistador, proponte presentarte como la mejor persona para el trabajo. Imagínese a sí mismo como un comercializador o vendedor, y el producto que necesita para convencer a un cliente de que compre es usted.

Cómo venderte en una entrevista de trabajo

Cuando se trata de venderse a uno mismo en una entrevista de trabajo, es crucial prepararse y practicar con anticipación. Además de las prácticas estándar, como investigar la empresa, desarrollar un currículum sólido y obtener referencias, aquí hay cuatro pasos que puede seguir para convencer a un gerente de contratación de que trabajar con usted es la decisión más sabia para su empresa:

  1. Ponte cómodo hablando de ti mismo.

  2. Adáptese a las necesidades de la empresa.

  3. Practique sus puntos de conversación.

  4. Distíngase de la competencia.

1. Ponte cómodo hablando de ti mismo

Date permiso para hablar de ti de manera positiva y enorgullecerte de tus logros. Puedes practicar esta habilidad antes de la entrevista hablando frente a un espejo, pidiéndole a un amigo que te escuche o simplemente hablándote en voz alta mientras haces otra tarea.

Una técnica que puede ayudarlo a sentirse cómodo hablando de usted mismo es poner métricas con sus logros. Haga una lista de las cosas específicas que logró, como cuánto dinero ahorró en un proyecto, el porcentaje en el que redujo la rotación de personal durante un cierto período de tiempo o exactamente cuánto aumentaron las ventas bajo su liderazgo. Esto agregará un nivel de objetividad a sus declaraciones.

Otra forma de sentirte cómodo hablando de ti mismo es proyectar confianza durante la entrevista. Una actitud segura le mostrará al empleador potencial que sabes que eres un buen candidato para el puesto. Puede parecer confiado a través de su tono de voz y lenguaje corporal, y se sentirá más confiado cuanto más preparado esté.

2. Adáptese a las necesidades de la empresa

Una de las tácticas de venta más importantes es conocer a tu cliente. En el caso de venderse para una entrevista, es vital que comprenda las necesidades y deseos del empleador potencial lo mejor que pueda. Lea la descripción del trabajo, investigue la historia de la empresa y aprenda sobre su cultura corporativa. Pregúntese: “¿Qué necesita la empresa de alguien en este rol?” Después de desarrollar su respuesta, asegúrese de elaborar sus respuestas a las preguntas comunes de la entrevista de una manera que muestre su comprensión de su puesto y su capacidad única para satisfacer sus necesidades.

3. Planifica tus puntos de conversación

Escriba exactamente cómo usted es el mejor candidato, eligiendo palabras que se alineen con las cualidades que busca el empleador. Memoriza tus puntos principales para que puedas discutirlos de forma natural. La preparación y la práctica te ayudarán a venderte sin problemas en tu entrevista.

Una forma de practicar sus puntos de conversación es desarrollar una conversación de 30 segundos. discurso de ascensor acerca de ti mismo. Puede crear un resumen personal combinando los aspectos más destacados de su experiencia en 25 palabras o menos. Tu objetivo aquí es permanecer en el tema y hacer que cada palabra cuente. Una estructura posible para su discurso es una introducción seguida de objetivos profesionales y logros que lo diferencien de otros candidatos. Para obtener el máximo impacto, tenga en cuenta a su audiencia y evite términos vagos como lealtad, cortesía y amabilidad, a menos que pueda relacionarlos directamente con el trabajo.

Si su industria utiliza portafolios, considere aprovechar esta herramienta para demostrar sus talentos. Una exhibición bien organizada de sus logros puede ayudarlo a recordar sus puntos de conversación y mostrar sus habilidades profesionales.

4. Distíngase de la competencia

Intentar hacer preguntas que demuestren que ha investigado la empresa con antelación. Puede preguntar sobre los productos de la empresa o los planes para el futuro. Considere compartir con tacto algo positivo sobre su experiencia con la empresa como consumidor, si puede. Incluso podría presentar algunas ideas para un nuevo producto o servicio. Los gerentes de contratación pueden entrevistar a docenas de personas para un puesto, así que trate de que lo recuerden de una manera profesional que se destaque.

Para aplicar estos consejos de manera adecuada, considere el puesto que está solicitando y sus calificaciones al comenzar. Descubrirá que la preparación avanzada lo ayuda a relajarse al comenzar su entrevista.

Relacionado: Principales consejos para entrevistas: preguntas comunes, lenguaje corporal y más

¿Buscas consejos para entrevistas? En este video, analizamos una entrevista de trabajo completa de principio a fin. Analizamos todo, desde las preguntas comunes de la entrevista hasta la etiqueta y cómo hacer un seguimiento.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.