Cómo usar técnicas mnemotécnicas para mejorar la memoria

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 31 de diciembre de 2020 | Publicado el 7 de octubre de 2019

Actualizado el 31 de diciembre de 2020

Publicado el 7 de octubre de 2019

Muchas personas usan técnicas mnemotécnicas para ayudarlas a mejorar su memoria. Estas técnicas pueden ayudarlos a recordar cómo deletrear palabras difíciles, recordar el nombre de un nuevo colega y memorizar información. Hay una variedad de técnicas mnemotécnicas, por lo que es mejor elegir una que funcione para su estilo de aprendizaje y el tipo de información que necesita recordar. En este artículo, explicamos qué son las técnicas mnemotécnicas, los diferentes tipos de técnicas mnemotécnicas y cómo usarlas.

Relacionado: Establecer metas para mejorar su carrera

¿Qué son las técnicas mnemotécnicas?

Las técnicas mnemotécnicas son formas de ayudarlo a memorizar una frase o idea con patrones. Las técnicas mnemotécnicas pueden incluir canciones, poemas, rimas, esquemas, imágenes y acrónimos. Los mnemotécnicos le dan significado a algo ordinario para que sea más memorable cuando intentas recordarlo. Esta técnica es útil para almacenar información tanto en la memoria a corto como a largo plazo.

Relacionado: La importancia de la capacidad cognitiva en su carrera

Tipos de técnicas mnemotécnicas

Aquí hay ocho tipos de técnicas mnemotécnicas que puede usar:

  1. Nemotécnicas de ortografía

  2. Funciones mnemotécnicas

  3. Mnemotécnicas que riman

  4. Nota mnemotécnica de organización

  5. Nemónicos de aliteración

  6. Nemónicos de canciones

  7. Nemónicos de organización

  8. Nemónicos visuales

1. Nemotécnicas de ortografía

Los mnemotécnicos de ortografía lo ayudan a recordar cómo deletrear una palabra difícil con patrones, frases o reglas. Por ejemplo, para memorizar la ortografía de “separar”, puede usar la frase “hay una rata en separado”. Otro mnemotécnico de ortografía común para recordar que “I” viene antes de “E” en muchas palabras es “Nunca creas una mentira”.

2. Funciones mnemotécnicas

Un tipo de entrenamiento de la memoria mnemotécnica consiste en identificar visualmente una característica destacada de una persona con la que te encuentras por primera vez. Esta técnica te ayuda a asociar mejor su nombre y rostro. Por ejemplo, podría conocer a una nueva colega llamada Daniela, que tiene grandes ojos azules. Puede recordarla como “Daniela de ojos azules” para conectar una característica sobre su apariencia con su nombre para que pueda recordarla rápidamente cuando se reencuentre.

3. Mnemotécnicas de rimas

Otra técnica mnemotécnica común es usar rimas para memorizar información. Un ejemplo bien conocido de una regla mnemotécnica que rima es la frase “En mil cuatrocientos noventa y dos, Colón navegó por el océano azul”. La información que desea memorizar es la fecha en que Colón comenzó sus viajes y saber que rima con “océano azul” le ayuda a recordar “1492”. Puede aplicar esta técnica a cualquier información que necesite recordar en el trabajo.

4. Tenga en cuenta los mnemotécnicos de organización

Algunas personas aprenden mejor cuando organizan sus pensamientos en notas. Esta es una excelente técnica mnemotécnica para usar en su trabajo, ya sea que se esté preparando para una presentación o necesite memorizar nuevos datos. Por ejemplo, puede convertir las ideas principales en preguntas y escribirlas en un lado de una tarjeta mientras agrega las respuestas en el lado opuesto. Entrenas a tu cerebro para ver preguntas y recordar las respuestas cuando haces esto repetidamente.

5. Nemónicos de aliteración

Cuando desea recordar el nombre de una persona, la aliteración es una herramienta conveniente. Si conoces a una colega llamada Sabina, puedes pensar en otras palabras que comiencen con la letra “S” que la describan. Usted puede encontrar que Sabina es sofisticada, sincera y con estilo. Cuando necesite recordar su nombre, recordará las tres palabras que asocia con ella y podrá limitar su nombre a una que comience con la letra “S”.

6. Nemónicos de canciones

Algunas personas aprenden mejor cuando pueden cantar, por lo que puede insertar la información que desea memorizar en una canción. Un ejemplo popular es la canción “ABC” que usan los escolares para aprender el alfabeto. Cuando canten esto repetidamente, comenzarán a recordar el orden del alfabeto. Puedes hacer la misma técnica mnemotécnica en el trabajo poniendo nueva información en un formato de canción.

7. Nemotecnia de la organización

Agrupar la información le ayuda a recordarla más fácilmente. Si tiene un gran grupo de palabras o números que necesita memorizar, puede dividirlos para recordarlos rápidamente. Por ejemplo, si necesita recordar los números “456159753481”, puede dividirlos en grupos más pequeños. Si los agrupa en “4561 5975 3481”, es posible que tenga más posibilidades de recordarlos.

8. Nemotécnicas visuales

Vincular imágenes implica crear una historia visual para conectar la información que necesita memorizar. Cada ítem te lleva a recordar el siguiente artículo. Por ejemplo, es posible que deba recordar traer su computadora portátil, anteojos para leer, bloc de notas y bolígrafo a su próxima reunión. Puede crear una historia corta para vincular estos elementos para que no olvide ninguno de ellos.

Relacionado: Cómo tomar notas

Cómo usar técnicas mnemotécnicas

Siga estas pautas cuando utilice técnicas mnemotécnicas:

1. Elija el mnemotécnico apropiado

Elija el mnemotécnico correcto para su situación. Por ejemplo, si su objetivo es aprender a deletrear una palabra, es posible que desee utilizar la técnica mnemotécnica de ortografía. Si está tratando de recordar el nombre de un nuevo empleado, puede usar la característica prominente o la técnica mnemotécnica aliterada.

2. Practica la técnica

Es posible que desee practicar su mnemónico varias veces para ayudarlo a recordarlo. Algunas personas descubren que les resulta más fácil memorizar un nombre o una palabra cuando lo practican repetidamente durante varios días. De esta manera, les resultará más fácil recordar la información.

3. Repite la mnemotécnica a los demás

Puede que le resulte útil no solo practicar su mnemónico sino también decirlo en voz alta a otras personas. Algunas personas descubren que les resulta más fácil memorizar una frase o palabra cuando se escuchan a sí mismos decirla. Puede repetirla a otros empleados de su departamento, especialmente si está tratando de recordar la frase para una próxima reunión o presentación.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.