Cómo solicitar adaptaciones en el trabajo (con pasos y consejos)

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 18 de octubre de 2021

Cuando las empresas se adaptan a las necesidades de sus empleados de manera efectiva, pueden promover la productividad, un entorno laboral de aceptación y una cultura laboral saludable. Aprender a solicitar adaptaciones en el trabajo puede ayudarlo a recibir el apoyo que necesita para realizar bien su trabajo. Al decidir cuál es la mejor manera de abordar una solicitud de adaptación, investigue todo lo que pueda sobre sus protecciones legales para prepararse para una discusión con su empleador. En este artículo, explicamos qué son las adaptaciones laborales razonables y enumeramos los pasos y consejos que puede usar para tener una conversación productiva con su empleador.

¿Qué son las adaptaciones razonables en el trabajo?

En el trabajo, las adaptaciones razonables son cualquier medida realista que un empleador puede tomar para permitir que sus empleados completen bien sus funciones laborales esenciales. Si tiene una discapacidad o necesita ayuda para realizar sus tareas correctamente, puede solicitar adaptaciones a su empleador. Las solicitudes podrían incluir pasillos más amplios para el acceso de sillas de ruedas, un horario adaptado para facilitar los tiempos de medicación, requisitos de oficina únicos o ayudas visuales o auditivas. Al hablar con su empleador sobre las adaptaciones que necesita, pueden trabajar juntos para diseñar soluciones prácticas que hagan que su lugar de trabajo sea más cómodo.

Relacionado: Cuándo y cómo decirle a su empleador sobre una discapacidad

Cómo solicitar adaptaciones en el trabajo

Si necesita solicitar adaptaciones especiales a su empleador, estos son algunos pasos que puede seguir:

1. Identifica tus necesidades

El primer paso para solicitar adaptaciones es decidir la mejor manera en que su empleador podría mejorar su situación laboral. Al evaluar qué adaptaciones son más esenciales para su comodidad y funcionalidad en el trabajo, puede acercarse a su empleador con un plan claro y práctico. Al determinar sus necesidades, también es importante evaluar su nivel de comodidad al hablar con su empleador sobre sus adaptaciones. Esto puede ayudarlo a decidir qué detalles se siente cómodo compartiendo y cuáles no, antes de iniciar un diálogo.

2. Envíe una solicitud a Recursos Humanos

Si su empresa tiene un departamento de recursos humanos (HR), considere enviar su solicitud a través de ellos en lugar de su supervisor directo. Esto puede ayudarlo a reducir cualquier problema de privacidad. Por lo general, los departamentos de recursos humanos tienen protocolos para tratar las solicitudes de adaptaciones. Si se siente cómodo compartiendo sus necesidades con su supervisor directo, también puede informarle sobre su situación. Esto podría facilitarles la comprensión de sus necesidades específicas para ayudarlo.

Puede enviar su solicitud por escrito para documentar la hora y los detalles exactos de su solicitud. Esto puede ayudar más adelante si necesita hacer referencia a la solicitud o consultar con un profesional legal.

3. Hacer sugerencias para futuras mejoras

A veces, los intentos de su empleador por acomodarlo no satisfarán todas sus necesidades o expectativas. Recuerda tener paciencia y seguir comunicando tus requerimientos. Juntos, pueden crear soluciones efectivas que le permitan desempeñarse de manera cómoda y productiva. La mayoría de las veces, encontrar la mejor solución requiere conversaciones continuas y un compromiso de comprensión mutua.

Consejos para solicitar adaptaciones en el trabajo

Aquí hay algunos consejos adicionales que pueden ayudarlo a solicitar adaptaciones en el trabajo:

Familiarízate con tus derechos

Antes de hablar con su empleador, revise la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) para familiarizarse con sus derechos. Esto puede ayudarlo a navegar las conversaciones con su empleador. Con suerte, tiene un empleador proactivo y responsable que ya conoce los requisitos de la ley, especialmente si su empresa tiene un departamento de recursos humanos, pero es posible que algunos empleadores deban educarse sobre su responsabilidad hacia usted como empleado. Al convertirse usted mismo en un experto, puede instruirlos sobre la mejor manera de manejar su situación y cumplir con sus obligaciones. También puede protegerse de las respuestas negativas o desdeñosas.

pregunta temprano

Si necesita adaptaciones, trate de pedirlas tan pronto como sepa que las necesita. Esto puede ayudar a su empleador a comprender sus necesidades específicas y darle tiempo para atender su solicitud antes de que haya una interferencia importante en su desempeño. Si su empleador planea hacer un cambio que no se adapta a sus necesidades específicas, infórmele antes de que el cambio entre en vigencia. Si lo hace, puede mostrar su compromiso con el desempeño de su trabajo y hace que sea más fácil para su empleador reconocer cómo ayudarlo en su función.

Tener soluciones preparadas

Antes de acercarse a su empleador, tenga un plan de formas realistas en las que pueda apoyarlo en el desempeño de sus funciones laborales. Al tener soluciones preparadas, puede hacer que sea más fácil para su empleador abordar sus necesidades con precisión y asegurarse de que la solución sea aceptable.

Asegúrese de que sus soluciones consideren las habilidades de su empleador y que sean realistas para que las cumpla, pero no sacrifique su comodidad o sus requisitos. En última instancia, la responsabilidad de adaptarse a usted es de ellos, no al revés. Aún así, trabajar juntos para encontrar una estrategia adecuada puede mejorar su relación con su empleador y hacer que las soluciones sean más accesibles.

Documenta tu solicitud

Lleve un registro de las fechas y la naturaleza de sus solicitudes, especialmente si teme que su empleador no esté dispuesto a aceptar los cambios que propuso. Al enviar su solicitud por escrito, puede crear un registro en papel y documentar adecuadamente su comunicación y las respuestas de su empresa. Cuando acepten sus solicitudes, pídales que lo hagan por escrito y obtenga la firma de un representante de recursos humanos o de su supervisor. Al documentar sus solicitudes y sus acciones, puede revisar cuándo las envió, su respuesta y el tiempo que tomó implementar sus adaptaciones.

Se honesto

Cuando hable con su empleador acerca de adaptaciones, recuerde que le está dando las herramientas que necesita para ayudarlo a tener éxito como empleado, no está pidiendo un favor ni ofreciendo una sugerencia. Existen protecciones y adaptaciones para apoyar a quienes las necesitan, así que no se avergüence de invocar sus derechos como empleado. Sea honesto acerca de sus necesidades y de lo que le haría sentir más cómodo. Al comunicar claramente sus requisitos, puede promover un diálogo productivo con su empleador.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.