Cómo ser un trabajador proactivo en 6 pasos

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 15 de junio de 2021

El comportamiento proactivo es cuando las personas identifican y resuelven los problemas antes de que ocurran. En el lugar de trabajo, el comportamiento proactivo implica planificar y prepararse para las próximas tareas o darse cuenta de cuándo otros pueden necesitar ayuda. Al invertir en sus habilidades profesionales y tener en cuenta sus hábitos en el lugar de trabajo, puede convertirse en un trabajador proactivo que tenga un impacto positivo en los flujos de trabajo del equipo. En este artículo, examinamos las características de un trabajador proactivo y compartimos consejos sobre cómo convertirse en uno.

¿Qué es un trabajador proactivo?

Un trabajador proactivo es una persona que toma la iniciativa para identificar problemas y completar tareas sin requerir instrucciones u orientación de un supervisor. Anticipan el próximo trabajo, preparan los recursos y completan ciertas tareas antes de tiempo. Los trabajadores proactivos consideran lo que pueden hacer para mejorar la eficiencia del proyecto y evitar desafíos en el lugar de trabajo. Algunas características clave de un trabajador proactivo incluyen:

  • Organizados: los trabajadores proactivos utilizan la planificación y la organización para administrar sus responsabilidades y su tiempo de manera inteligente. Puede aplicar habilidades de organización para evaluar su carga de trabajo actual, predecir desafíos, administrar plazos y programar tiempo para asignaciones futuras.

  • Calma: realizar su trabajo de manera tranquila y racional es una parte importante de ser proactivo en el trabajo. Cuando ocurren tareas y cambios inesperados, los trabajadores proactivos usan la lógica para abordar estos desafíos con calma. Considerar y planificar varios escenarios y soluciones puede ayudarlo a mantener la calma en cualquier situación.

  • Orientado a la solución: dado que los trabajadores proactivos piensan estratégicamente sobre cómo completar las próximas tareas, tienen una mentalidad orientada a la solución y fuertes habilidades de pensamiento crítico. Para ser un trabajador proactivo, piense en formas creativas de resolver o prevenir problemas en diferentes escenarios.

  • Comprometido: compromiso significa comprometerse con su trabajo con entusiasmo y pensar en el impacto de sus comportamientos. Anticiparse al trabajo, comenzar temprano y establecer metas requiere una mentalidad comprometida y comprometida.

Cómo ser un trabajador proactivo

Si desea convertirse en un trabajador proactivo, hay algunos pasos que puede seguir para comenzar. Antes de un próximo proyecto, practique ser proactivo implementando estos pasos:

1. Analizar

Conozca la mejor manera de ser proactivo en su función investigando las tendencias en el lugar de trabajo. Identifique los períodos ocupados y lentos para identificar cuándo puede planificar y avanzar en su trabajo. También puede considerar cuánto tiempo tomaron proyectos específicos, qué tan difíciles fueron completarlos y qué recursos usó para completarlos. Buscar tendencias en datos anteriores puede ayudarlo a ser más proactivo con tareas futuras.

2. Organiza

Utilice su análisis de datos para organizar asignaciones futuras. Administre su calendario para registrar las próximas tareas e incluir datos útiles de proyectos anteriores. Incluso puede agregar recordatorios antes de ciertas fechas de inicio y programar tiempo para prepararse. Por ejemplo, si sus revisiones anuales de desempeño tardan dos semanas en completarse, puede configurar un recordatorio para revisar los objetivos del año anterior y organizar sus notas. Esto puede ayudarlo a concentrarse en la tarea y completarla de manera más eficiente.

3. planificar

Fíjese metas y describa los pasos que podría tomar para completarlas. Considere qué tareas puede hacer para simplificar las próximas responsabilidades. Esto puede incluir comprar materiales, enviar correos electrónicos a colegas solicitando información o completar tareas en curso para aumentar su capacidad para nuevas tareas. Escriba listas de tareas pendientes que incluyan sus responsabilidades diarias y cualquier posible tarea futura. Dedica tiempo en tu agenda todos los días para gestionar, planificar y optimizar tus tareas.

4. Comunicar

Comunique sus planes a supervisores y colegas para establecer expectativas sobre sus capacidades y responsabilidades. Informe a su gerente cuando comience proyectos adicionales y asegúrese de tener la aprobación para trabajar en asignaciones avanzadas. Si planea enviar un proyecto antes de lo previsto, comunique sus plazos y solicitudes con anticipación para que otros colegas que trabajan en el proyecto puedan prepararse.

5. Realizar

Siga sus planes originales y hágase responsable de lograr sus objetivos. Mientras completa las tareas, considere los riesgos potenciales, los retrasos y los factores que pueden surgir y que pueden afectar sus objetivos. Verifique regularmente su progreso e identifique las necesidades pendientes para evitar sentirse abrumado o estresado. Date premios e incentivos cada vez que superes una meta para mantener un ritmo fuerte a lo largo del día.

6. Reflexiona

Reflexionar sobre su trabajo y encontrar formas de mejorar es una parte importante de ser proactivo. La reflexión puede ayudarlo a identificar cualquier área en la que podría mejorar para proyectos futuros, lo que facilita la inversión en su desarrollo profesional. Si notó que se perdió algunos detalles al organizar sus datos, tómese más tiempo para editar y revisar los datos durante su próximo proyecto.

También puede usar la reflexión para identificar patrones en el lugar de trabajo y adaptarse para ser un mejor miembro del equipo. Si observa que un colega suele tardar varios días en responder a las solicitudes, considere enviarlas con anticipación para adaptarse a su estilo de trabajo.

Consejos para ser un trabajador proactivo

Estos son algunos consejos que puede utilizar para desarrollar hábitos proactivos en el lugar de trabajo:

Enfoque

Concentrarse puede ayudar a aumentar su conciencia en el trabajo, lo que facilita la preparación y la proactividad. Practique dedicar unos minutos cada día solo para medir su progreso e identificar cualquier problema. Mantenerse enfocado puede fomentar prácticas de trabajo consistentes y confiabilidad. Por ejemplo, si solo nota que un colega no cumplió con una fecha límite al intentar enviar un proyecto, es posible que enfrente demoras adicionales para contactar a esa persona, revisar lo que envió y completar el siguiente paso. Si mantiene el enfoque en sus fechas límite, puede comunicarse con esa misma persona el día anterior para notificarle la próxima fecha límite.

Ser positivo

Tener una actitud positiva puede hacer que sea más fácil ser proactivo en el lugar de trabajo. La positividad hace que sea más fácil comenzar tareas desafiantes y perseverar en proyectos complejos. Abordar proyectos con una actitud positiva puede ayudarlo a establecer metas ambiciosas, motivar a otros y sentir pasión por avanzar en el lugar de trabajo.

desarrollar una rutina

El uso de una rutina para completar sus tareas puede mejorar sus habilidades de gestión del tiempo en el lugar de trabajo, brindándole más tiempo libre para realizar proyectos adicionales y prepararse para el día siguiente. Programar su tiempo con anticipación cada día es una buena manera de desarrollar una rutina constante que priorice el comportamiento proactivo. Estructurar su tiempo, incluso para sus actividades básicas como revisar documentos y enviar correos electrónicos, puede ayudarlo a mantenerse organizado. Esto puede ayudarlo a mantener su enfoque y permitirle trabajar de manera proactiva hacia sus objetivos.

Responde rapido

Muestre su mentalidad proactiva a sus colegas respondiendo a todas las comunicaciones con prontitud. Las respuestas rápidas involucran a sus colegas, demuestran que usted respeta su tiempo y evitan la acumulación de correos electrónicos y llamadas. Responder rápidamente también protege su propio tiempo y horario. Por ejemplo, responder correos electrónicos rápidamente puede permitirle volver a sus tareas y mantenerse proactivo. Considere enviar actualizaciones periódicas a las partes interesadas y compañeros de trabajo antes de que soliciten actualizaciones para compartir información relevante de manera proactiva.

Ofrecer ayuda

Para ser proactivo, preste atención a cuándo sus colegas pueden necesitar apoyo adicional. Ofrecer ayuda puede demostrar que eres consciente de tu entorno y que tienes una habilidad para identificar problemas. Al ofrecer ayuda, asegúrese de consultar con su supervisor y escuchar a su colega antes de ofrecer soluciones que normalmente funcionan para usted.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.