Cómo ser un gerente más efectivo: 18 formas de mejorar

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 15 de junio de 2021

Los gerentes son profesionales que lideran, animan y supervisan a un grupo de profesionales. Aprender a ser un gerente efectivo podría ayudarlo a aumentar el desempeño de su equipo. En este artículo, explicamos por qué es importante mejorar como gerente, revisamos consejos sobre qué hacer como nuevo gerente, describimos cómo ser un gerente eficaz y enumeramos los pasos para desarrollar sus habilidades de gestión.

¿Por qué es importante mejorar como gerente?

Es importante mejorar como gerente porque sus responsabilidades pueden cambiar con el tiempo. Su equipo puede crecer con nuevos miembros y nuevas personalidades. Mejorar como gerente significa aprender a adaptarse a más situaciones, aumentar tu capacidad para las tareas laborales y convertirte en un supervisor para quien la gente disfruta trabajar. Para los gerentes primerizos, es especialmente importante recordar que todavía hay objetivos profesionales más altos que puede alcanzar, que puede perseguir a través del crecimiento y desarrollo profesional.

Cómo ser un gerente efectivo

Aquí hay algunas maneras de ser lo más efectivo posible como gerente, ya sea que sea nuevo en el trabajo o que haya estado administrando por un tiempo:

1. Conoce a todos y adáptate a sus estilos de trabajo

Es una buena idea pasar el primer día de su nuevo puesto presentándose a su equipo y familiarizándose con su función. Es posible que ya conozca a la mayoría, si no a todos, los empleados que debe administrar, pero probablemente no conozca el estilo en el que trabajan. Trate de encontrar una manera de adaptar su estilo de trabajo al de sus empleados para ayudar a que la transición sea más fácil. Explíqueles su enfoque de una manera que tenga en cuenta sus trabajos para que puedan identificar los ajustes para ellos mismos o para que usted los haga.

2. Delegar con eficacia

Como gerente, sus responsabilidades pueden enfocarse en alcanzar grandes objetivos. Parte de ser un excelente gerente es saber cómo dividir objetivos grandes en pasos procesables más pequeños. Puede haber alguien en su equipo que pueda realizar la tarea excepcionalmente bien, por lo que le conviene delegar constructivamente. Considere observar primero a los miembros de su equipo para saber quién sobresale en ciertas tareas.

3. Hable con otros gerentes en un rol similar

Hablar con gerentes del mismo nivel puede brindarle una idea de lo que es apropiado y lo que se espera en su nuevo rol. Es bueno reunirse con ellos desde el principio, ya que pueden ofrecer orientación durante las primeras semanas. Considere comunicarse con ellos regularmente para recopilar comentarios, escuchar sugerencias y hacer preguntas a la gerencia.

4. Equilibre la independencia y la supervisión con sus empleados

Es importante respetar la independencia de sus empleados, al mismo tiempo que anticipa cuánta orientación necesitarán. Algunos empleados prefieren más o menos supervisión, y descubrir la mejor manera de acomodar esas preferencias puede llevar algún tiempo. Trate de prestar atención a quién funciona mejor cuando se lo deja solo y quién se beneficia de reunirse con usted regularmente.

5. Involucrar a los empleados en la identificación de las fortalezas y debilidades del departamento

Como nuevo gerente, es importante conocer las fortalezas y debilidades de su departamento en todos los aspectos. Considere involucrar a sus empleados en ese proceso porque conocen el departamento y cualquier cambio los afectará. Durante su primera reunión, considere dejar tiempo para que todos expresen su opinión. Pueden discutir los cambios que les gustaría ver o las cosas que preferirían que permanecieran igual.

6. Establece canales de comunicación claros

Considere discutir los canales de comunicación, como el correo electrónico, que prefiera. Esto puede ayudar a los miembros de su equipo a contactarlo fácilmente. Puede establecer una política en la que cualquier persona pueda entrar a su oficina para hablar si tiene tiempo, o puede que le resulte más fácil asegurarse de que los empleados intenten responder a todos los mensajes de correo electrónico dentro de una hora de haberlos recibido.

7. Sea responsable

Durante los primeros días en su nuevo rol, es importante asumir la responsabilidad de sus acciones. Si enfrenta desafíos en su nuevo rol o cometió un error, asuma la propiedad y comparta su plan para abordar el obstáculo en el futuro. Esto puede ayudar a mostrar a los miembros de tu equipo que eres digno de confianza y responsable.

8. Da retroalimentación constructiva con frecuencia

Puede esperar que los empleados desarrollen sus habilidades a un ritmo más rápido cuando reciben comentarios constructivos con regularidad. Una revisión de desempeño suele ser una evaluación general que su empresa puede utilizar en un momento específico, como una revisión anual. Puede crear su propio sistema para compartir comentarios con mayor frecuencia en función de sus observaciones. Por ejemplo, puede establecer objetivos de equipo y tener controles mensuales en los que discuta el desempeño de un miembro del equipo.

9. Ajusta tus relaciones laborales en consecuencia

Después de ser ascendido a gerente, es posible que deba ajustar la forma en que interactúa con los demás. Por ejemplo, si fuera parte de un equipo que ahora administra, su relación con los miembros de su equipo puede cambiar en tono y frecuencia. Puede ser útil planificar este cambio con anticipación para que se sienta preparado.

10. Liderar con el ejemplo

Como gerente, puede ayudar a liderar a su equipo sirviendo como ejemplo. Por ejemplo, si le pide a su equipo que use una firma de correo electrónico, recuerde usar la suya también. Puede ayudar a reforzar los patrones que desea ver siguiéndolos usted mismo.

11. Manténgase en contacto con su antiguo supervisor

Mantenerse en contacto con su supervisor anterior puede ayudarlo a adaptarse a su nuevo rol. Pueden ofrecer consejos basados ​​tanto en su experiencia como gerente como en su experiencia al administrarlo. También pueden asesorarlo en tareas gerenciales específicas, especialmente si trabaja en la misma empresa.

12. Recordar a los empleados los objetivos y metas de la empresa

Su papel como gerente puede permitirle una visión más amplia de los objetivos de la empresa. Puede recordar a sus empleados que incorporen esos conceptos en su trabajo. Por ejemplo, puede informarles sobre los objetivos de la empresa y cómo les afecta. También puede crear metas de equipo basadas en los objetivos más grandes de la empresa.

13. Escuche los objetivos profesionales de sus empleados

Algunos aspectos de su trabajo como gerente le permiten actuar como mentor, lo que incluye escuchar las aspiraciones profesionales de sus empleados. Puede tener esto en cuenta al asignar nuevas tareas. Por ejemplo, puede alentarlos a desarrollar sus fortalezas dándoles responsabilidades relacionadas con esas habilidades. También puede recomendarlos para promociones que los ayudarán en su trayectoria profesional.

14. Fomenta el trabajo en equipo

Trabajar en equipo puede aumentar el rendimiento de sus empleados y ayudarlos a colaborar de manera efectiva con otros departamentos. Una comunicación más sólida entre los equipos puede ayudar a acelerar las aprobaciones y crear flujos de trabajo más eficientes. Considere la posibilidad de utilizar actividades de formación de equipos o dirigir sesiones de formación sobre formación de equipos para ayudar a sus empleados a desarrollar sus habilidades de colaboración.

15. Resolver conflictos de manera efectiva

Es importante reconocer que existe conflicto en el lugar de trabajo, y su empresa puede tener protocolos establecidos para esas situaciones. Según la situación, puede solicitar la ayuda de un profesional de recursos humanos o un mediador externo para resolver este tipo de desafíos. Como gerente, puede ayudar a resolver conflictos menores en su equipo o puede desarrollar programas de capacitación para ayudar a los miembros de su equipo a desarrollar sus habilidades de resolución de conflictos.

16. Manténgase en contacto con su supervisor directo

Recuerde que no está solo en la toma de decisiones y su propio supervisor está allí para ayudarlo. Informar sobre el progreso de su equipo es parte de sus responsabilidades. También es una buena idea reunirse con su supervisor para delinear las metas y prioridades. Mantenerse informado de esta manera puede ayudarlo a aumentar su confianza al implementar cambios.

17. Separa tus prioridades de las de tus empleados

La gestión del tiempo es una habilidad invaluable para los gerentes, ya que sus tareas a menudo tienen diferentes niveles de prioridad. Si un empleado tiene dificultades con una tarea, intente alentarlo a que lo resuelva por su cuenta antes de intervenir. Apoyar a sus empleados cuando necesitan ayuda es sin duda una prioridad para usted, pero trate de concentrarse en sus tareas más urgentes.

18. Haz saber a tus empleados el impacto de su trabajo

Su perspectiva gerencial única le permite ver el trabajo de su equipo en un contexto más amplio. Una excelente manera de mantener motivados a los empleados es ayudarlos a sentirse parte del equipo más grande que comprende la empresa. Puede hacerles saber cómo su trabajo afecta a otras partes de la empresa y cómo su equipo contribuye a los objetivos de la empresa.

Maneras de desarrollar sus habilidades de gestión

Aquí hay algunas maneras de ayudarlo a desarrollar habilidades de gestión:

  • Piense en sus gerentes anteriores y qué hizo que le agradaran o le disgustaran. Considere lo que disfrutó y lo que no le gustó de los gerentes anteriores. Pregúntate qué rasgos te gustaría emular.

  • Tome cursos de administración en línea para mejorar sus habilidades. Trate de tomar algunos cursos en línea en la gestión. Algunas empresas ofrecen subsidiar clases para gerentes o tienen su propia capacitación interna de habilidades.

  • Reconoce tu estilo de gestión. Puede determinar su estilo de gestión a través de una combinación de pruebas de personalidad y literatura relevante. La conciencia lo ayuda a maximizar sus fortalezas gerenciales y mitigar sus debilidades.

  • Aprende a adaptar tu estilo de gestión de forma universal. Es importante aprender a cambiar sus métodos para adaptarse a los diferentes estilos de trabajo y personalidades de su equipo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.