Cómo obtener una certificación HVAC en 8 pasos

Por el equipo editorial de Indeed

4 de noviembre de 2021

Los profesionales del comercio pueden beneficiarse de obtener certificaciones profesionales. Pueden demostrar experiencia, conectarlo con una organización reconocida y calificarlo para el avance profesional. Si es un técnico de HVAC que busca consolidar sus habilidades y reforzar su currículum, es importante conocer sus opciones de certificación. En este artículo, analizamos qué es una certificación HVAC, por qué obtener una podría beneficiarlo y cómo obtener una certificación HVAC.

¿Qué es una certificación HVAC?

Una certificación HVAC es una certificación profesional para técnicos que confirma que son expertos en los fundamentos de calefacción y refrigeración o en temas especiales de HVAC. Los técnicos de HVAC no están obligados federalmente a estar certificados, pero muchos estados lo exigen, y la EPA exige la certificación para cualquier persona que trabaje con refrigerantes, lo que se aplica a la mayoría de los profesionales de HVAC. Los técnicos también pueden obtener certificaciones especializadas en equipos y sistemas específicos, como calderas residenciales y hornos comerciales. Si bien hay muchos caminos hacia la certificación, generalmente se otorga después de un curso o un examen. Muchas organizaciones ofrecen certificaciones HVAC, que incluyen:

  • Agencia de Protección Ambiental (EPA)

  • Excelencia técnica norteamericana (NATE)

  • Grupo ESE

  • Sociedad de Ingenieros de Servicio de Refrigeración (RSES)

  • Asociación de Ingenieros y Técnicos Frigoríficos (RETA)

¿Cuáles son los beneficios de una certificación HVAC?

Hay muchos beneficios de obtener una certificación HVAC. Aquí están algunas:

Comprensión avanzada de los sistemas HVAC

Los programas de certificación generalmente ofrecen capacitación detallada sobre temas de HVAC como instalación, equipos, tecnología ecológica y calidad del aire. Estos programas tienen como objetivo equiparlo con más herramientas para servir a sus clientes, y estudiar varios métodos y temas puede convertirlo en un técnico completo. Obtener la certificación puede dar como resultado un desempeño laboral más sólido y una mayor satisfacción del cliente.

Elegibilidad para trabajar

En algunas circunstancias, los trabajos o localidades requieren certificación. Por ejemplo, los técnicos de HVAC que planean trabajar con refrigerantes deben obtener una certificación de la EPA para proceder legalmente. De manera similar, muchos estados exigen que los técnicos estén certificados. Es aconsejable obtener una certificación para asegurarse de cumplir con las normas de cualquier proyecto que desee realizar.

Conocimiento especializado

Algunas certificaciones le permiten desarrollar experiencia en temas especiales. Tener una amplia gama de habilidades puede fortalecer su carrera en general, conectarlo con nuevos proyectos y ayudarlo a satisfacer mejor las necesidades de sus clientes. Certificaciones especiales están disponibles en temas como:

  • Bombas de calor

  • Mantenimiento preventivo

  • Refrigerantes R410-A

  • Seguridad del monóxido de carbono

  • conciencia verde

  • Refrigerantes de hidrocarburos

  • Ensayos de conductos y envolventes

  • Calidad del aire interior

  • Calefacción solar

Oportunidades de empleo

Ya sea que esté buscando clientes contratados o un puesto de tiempo completo, una certificación puede ayudarlo a encontrar trabajo. Obtener una certificación profesional podría reforzar su currículum y distinguirlo de otros candidatos cuando busque trabajo. Una certificación puede ayudar a los empleadores y clientes a confiar en sus habilidades.

Te califica para proyectos de gran envergadura

Algunas empresas pueden querer contratar técnicos certificados para grandes proyectos comerciales porque normalmente están capacitados para trabajar con sistemas grandes y complejos. Si está interesado en trabajar con calefacción y refrigeración comercial, es aconsejable que considere obtener la certificación. También puede buscar certificaciones especializadas que se centren exclusivamente en sistemas comerciales.

Mayor potencial de ingresos

Los técnicos de HVAC certificados pueden ganar más dinero que los técnicos no certificados. Una credencial profesional como una certificación podría permitirle cobrar una tarifa más alta como contratista, especialmente por un servicio especializado. Si es un empleado de tiempo completo, obtener la certificación podría ayudarlo a demostrar su valor a su empleador cuando busca un aumento o una promoción.

Cómo obtener una certificación HVAC

Aquí hay ocho pasos para obtener una certificación HVAC:

1. Obtener un título de escuela secundaria o GED

Un título de escuela secundaria o GED suele ser un requisito para los programas de educación HVAC. Los cursos de física, ciencias ambientales e informática pueden ayudarlo a fortalecer sus habilidades para una carrera en calefacción y refrigeración. Algunas escuelas secundarias ofrecen capacitación vocacional y algunas universidades tienen programas para que los estudiantes de secundaria obtengan credenciales en la industria.

2. Participar en la formación HVAC

Si bien no se requiere un título formal para todos los trabajos de HVAC, es importante que esté educado. Hay varias opciones para entrenar:

  • Programa HVAC acreditado: puede inscribirse en un programa en un colegio comunitario o escuela de oficios para obtener un certificado o un título de asociado. Estos programas suelen durar entre seis meses y dos años y se centran en la instalación, el mantenimiento y los sistemas.

  • Aprendizaje: Los aprendizajes son programas de tres a cinco años que combinan trabajo en clase con experiencia práctica, generalmente patrocinados por una organización de la industria. Los aprendices de HVAC generalmente trabajan con técnicos experimentados para realizar de 6,000 a 10,000 horas de trabajo en el transcurso de su programa.

  • Capacitación en el trabajo: puede ser posible encontrar un puesto de nivel de entrada que le permita aprender en el trabajo. En un trabajo como este, puede comenzar siguiendo a un colega altamente calificado. Una vez que esté preparado, puede comenzar a realizar tareas más básicas y eventualmente pasar a proyectos más complejos.

3. Obtenga una licencia estatal

Tenga en cuenta que una licencia es diferente a un certificado. Es importante que tenga las licencias apropiadas requeridas para trabajar legalmente en su estado, condado y municipio. Investigue las pautas de licencia de su área y obtenga la licencia correspondiente.

4. Obtenga experiencia

Si bien los requisitos varían, muchas certificaciones solicitan a los candidatos que tengan una cierta cantidad de experiencia en el campo, por lo general, al menos uno o dos años. Por ejemplo, HVAC Excellence ofrece certificaciones profesionales a técnicos con dos años de experiencia laboral y una calificación aprobatoria en el examen. Si aún no ha trabajado en el campo durante su capacitación, intente encontrar un puesto de nivel de entrada como técnico, mecánico o asistente.

5. Elija un programa de certificación

Investigue las muchas organizaciones que ofrecen certificaciones y elija una que se ajuste a sus necesidades. Considere prestar atención a los requisitos, el cronograma y las áreas de enfoque para influir mejor en su elección. La mayoría de las organizaciones también ofrecen varias certificaciones diferentes para cada nivel de experiencia. No está limitado a obtener una certificación, y obtener múltiples certificaciones profesionales y de especialidad podría ayudarlo a hacer crecer su carrera.

7. Tome las pruebas requeridas

Muchas certificaciones incluyen un examen obligatorio que evalúa su competencia. Por ejemplo, debe probar todas las certificaciones de la EPA, y NATE ofrece ICE (exámenes de competencia de la industria) que califican a los candidatos para varias certificaciones diferentes. Muchas organizaciones de la industria ofrecen recursos para ayudarlo a prepararse para el examen, así que considere aprovecharlos.

8. Mantenga su certificación actualizada

Cada certificación tiene diferentes criterios para la renovación. La certificación de la Sección 608, que exige la EPA, nunca caduca. La certificación HVAC Excellence tiene una duración de cinco años y la certificación NATE tiene una duración de dos. Supervise sus certificaciones y haga planes para mantenerlas actualizadas.

Tenga en cuenta que ninguna de las empresas mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.