Cómo convertirse en un director de salud mental en 6 pasos simples

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 22 de junio de 2021

Los directores de salud mental supervisan las instalaciones de salud mental. Su trabajo tiene un gran impacto en quienes buscan tratamiento en esas instalaciones. Si está interesado en ayudar a las personas a mejorar su salud mental, es posible que le interese convertirse en director de salud mental. En este artículo, definimos a los directores de salud mental, exploramos sus responsabilidades y explicamos cómo convertirse en un director de salud mental.

¿Qué es un director de salud mental?

Un director de salud mental, también conocido como director de salud del comportamiento, es un profesional responsable de administrar las operaciones diarias de un centro de salud mental. Una variedad de tipos de instalaciones emplean directores de salud del comportamiento, incluidos hospitales, instalaciones psiquiátricas, lugares de tratamiento especializado y clínicas de abuso de sustancias. Esta función es principalmente administrativa, ya que los directores normalmente supervisan las instalaciones y atienden las necesidades de los empleados en lugar de reunirse con los pacientes.

¿Qué hace un director de salud mental?

Los directores de salud mental realizan tareas que se enfocan en garantizar la sostenibilidad a largo plazo de la instalación y aumentar la eficiencia de las operaciones diarias. Las tareas que realizan a menudo varían según el tipo y el tamaño de la instalación en la que trabajan. Sin embargo, algunas de sus responsabilidades comunes incluyen:

  • Equilibrar un presupuesto para alinear las necesidades de las instalaciones y los ingresos

  • Implementación de campañas de marketing.

  • Determinación de objetivos a largo plazo para una instalación

  • Contratación y formación de nuevo personal.

  • Coordinar con otros profesionales de la salud en la atención al paciente.

  • Garantizar el cumplimiento de las normas gubernamentales

  • Encontrar soluciones a las necesidades de los empleados y pacientes

  • Gestión de un equipo de profesionales de la salud mental.

  • Investigar nuevas formas de brindar una mejor atención al paciente

Cómo convertirse en un director de salud mental

A continuación se detallan los pasos que los directores de salud mental suelen seguir para lograr su puesto:

1. Obtener una licenciatura

La mayoría de los empleadores suelen exigir que los directores de salud mental tengan un título avanzado. Antes de que pueda obtener este título, normalmente necesita obtener una licenciatura. Las áreas comunes de estudio durante los programas de pregrado incluyen psicología, trabajo social, consejería y ciencias de la salud. Los estudiantes pueden enfocarse en aprender más sobre el campo de la salud mental y los diferentes roles dentro de él.

2. Obtén una maestría

La obtención de una maestría mejora su conocimiento en los campos de la salud mental y la gestión. Los programas de grado comunes para los aspirantes a directores de salud mental incluyen administración de salud y administración de empresas con especialización en atención médica. Otra opción que los futuros directores de salud mental pueden considerar es obtener una maestría en salud pública con especialización en salud social y del comportamiento.

3. Completar una pasantía, práctica o cooperativa

Las pasantías, las prácticas y los estudios cooperativos pueden ayudarlo a obtener experiencia trabajando en el campo de la salud mental mientras aún es estudiante. Durante tus estudios de pregrado y posgrado, puedes buscar oportunidades para participar en este tipo de programas. Pueden ayudarlo a conocer los diferentes roles dentro del campo de la salud mental, lo que puede ayudarlo a decidir qué carrera profesional es mejor para usted. Hacer una pasantía, práctica o programa cooperativo también puede expandir su red profesional, conectándolo con otros profesionales de la salud mental.

4. Obtenga experiencia relevante

Dado que el puesto de director de salud mental es un puesto de alto nivel, es útil trabajar en otros trabajos para adquirir experiencia antes de postularse para su puesto objetivo. Algunos directores de salud mental comienzan sus carreras trabajando como consejeros o trabajadores sociales, lo que les puede dar experiencia trabajando con pacientes de salud mental. Después de eso, pueden solicitar puestos de gestión de nivel inferior dentro de los centros de salud mental, como un puesto de supervisor de turno. Este tipo de posición de liderazgo puede ayudarlo a obtener algo de experiencia en administración, que es una calificación clave para los directores de salud mental.

5. Obtenga una licencia relevante

En algunos estados, los profesionales de la salud mental, como los consejeros, deben obtener una licencia específica antes de ser elegibles para trabajar en el campo deseado. Los requisitos varían de estado a estado y pueden incluir un examen o educación continua. Puede investigar los requisitos específicos del estado en el que tiene la intención de trabajar para asegurarse de que está preparado para solicitar puestos de director de salud mental.

6. Obtenga certificaciones opcionales

Si bien muchos empleadores no requieren certificaciones profesionales, obtenerlas puede ayudarlo a mejorar su currículum. Las certificaciones profesionales pueden mostrar a los gerentes de contratación su competencia en su campo y también pueden ayudarlo a obtener nuevos conocimientos y habilidades. Algunas certificaciones profesionales comunes que obtienen los directores de salud mental incluyen:

  • Consejero Clínico Certificado en Salud Mental

  • Técnico Certificado en Salud del Comportamiento

  • Gerente médico certificado

Habilidades del director de salud mental

Los directores de salud mental comúnmente tienen las siguientes habilidades, que les permiten administrar las instalaciones de salud mental de manera efectiva:

Comunicación

Los directores de salud mental utilizan habilidades de comunicación altamente desarrolladas para hablar con sus empleados y compartir información con los pacientes. Pueden comunicar las pautas y políticas de la instalación a sus empleados de manera efectiva. Los directores de salud mental también pueden hablar con los pacientes o sus familias, discutiendo los planes de tratamiento o los beneficios de su centro. Además, los directores a menudo se comunican con otros profesionales de la salud para coordinar los sistemas de atención al paciente.

administración

Los directores de salud mental generalmente supervisan un equipo de empleados para garantizar que el centro de atención médica funcione de manera eficiente. A menudo delegan tareas a sus empleados y toman decisiones en nombre de la instalación. Los directores de salud mental también suelen participar en el proceso de reclutamiento, contratando nuevos empleados, como consejeros o asistentes de oficina.

trabajo en equipo

Muchos directores de salud mental intentan crear un ambiente de trabajo acogedor y amigable, ya que esto es beneficioso tanto para los empleados como para los pacientes. Los directores de salud mental pueden usar sus habilidades de formación de equipos para ayudar a los empleados a interactuar entre sí y formar vínculos más estrechos, con el objetivo de hacer que la instalación sea un lugar de trabajo más agradable. Los directores de salud mental también usan estas habilidades cuando contratan nuevos empleados para ayudarlos a aclimatarse a su nuevo entorno y hacerlos sentir que son parte del equipo.

Organización

Los directores utilizan las habilidades de organización para realizar un seguimiento de los archivos de los pacientes, los presupuestos y los horarios del personal. A menudo necesitan sólidas habilidades organizativas para garantizar que el centro de atención médica funcione de manera eficiente y para garantizar que sus empleados archiven los documentos importantes correctamente. Un centro organizado puede simplificar el tratamiento de los pacientes al asegurarse de que los archivos de los pacientes y los medicamentos sean fáciles de encontrar para el personal.

Matemáticas

Los directores de salud del comportamiento usan habilidades matemáticas para analizar sus presupuestos. Por lo general, evalúan estos presupuestos para garantizar que la instalación tenga los fondos adecuados para continuar operando, incluidos fondos de fuentes de ingresos públicas y privadas. El director de salud mental también realiza ajustes en el centro según el presupuesto, por ejemplo, mediante la contratación de nuevos empleados, la reparación de equipos médicos importantes o la actualización de software.

Tenga en cuenta que ninguna de las empresas mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.