Cómo convertirse en entrenador (con 5 beneficios del entrenamiento de gerentes para empleados)

Por el equipo editorial de Indeed

25 de marzo de 2021

La mayoría de los lugares de trabajo tienen una variedad de líderes. Cada líder tiene diferentes responsabilidades y su propio enfoque único para definir y lograr el éxito. En este artículo, discutimos la diferencia entre un gerente y un entrenador, cómo convertirse en entrenador y algunos beneficios del entrenamiento de gerentes.

Gerente contra entrenador

Tanto los gerentes como los entrenadores ayudan en las funciones comerciales esenciales que contribuyen al éxito de una empresa. Sin embargo, difieren en su enfoque para liderar a los empleados y lograr el éxito. Los gerentes a menudo supervisan a los empleados y el trabajo que completan y resuelven los problemas de los empleados. Los entrenadores a menudo se esfuerzan por capacitar a los empleados para que desarrollen sus habilidades y resuelvan sus propios problemas.

Cómo convertirse en entrenador

Estos son algunos pasos para convertirse en entrenador y desarrollar habilidades de entrenamiento para gerentes:

1. Comprométete con el coaching

El coaching a menudo requiere paciencia, y puede llevar algo de tiempo ver los beneficios de su trabajo. Es importante que se comprometa con el entrenamiento, mostrando a sus empleados que cree en sus habilidades y capacidad para crecer. Practique la paciencia deliberada y haga tiempo en su horario para capacitar a los empleados.

2. Desarrollar un marco de entrenamiento

Cada gerente o entrenador tiene un enfoque único para entrenar a los empleados. Es importante que usted desarrolle su propio marco para usarlo cuando entrene a cada empleado. Su marco debe guiar las conversaciones que tenga con un empleado.

Muchos entrenadores usan el método CRECER. Este método implica discutir:

  • Meta: Lo que el empleado espera obtener de la conversación

  • Realidad: ¿Qué está pasando?

  • Opciones: lo que un empleado podría hacer con la realidad

  • Qué sigue: un plan de lo que un empleado va a hacer con respecto a la realidad y cuándo

3. Evaluar la situación

Evalúa el estado actual de tu equipo. Busque fortalezas y posibles áreas de mejora. Dado que el coaching es un proceso individual, es importante que se reúna con los empleados en función de su situación actual. Considere el desempeño de cada empleado y cómo pueden caer en una de las siguientes categorías:

  • Principiante: Nuevo en el aprendizaje y necesita mucha instrucción.

  • Hacedor: entiende los conceptos básicos de sus tareas, pero aún requiere alguna instrucción

  • Intérprete: completa las tareas según lo requerido y contribuye de manera justa con su parte del trabajo

  • Maestro: Realiza tareas de manera eficiente y efectiva y es capaz de enseñar o entrenar a otros.

  • Experto: Altamente autosuficiente y no requiere dirección, elogio o reconocimiento.

4. Identificar y elogiar lo que va bien

Es importante abordar el entrenamiento con un equilibrio de críticas y elogios. Reconoce a tu equipo por lo que logran con éxito. Sea sincero en sus elogios y solo haga cumplidos que realmente se merecen. Utilice estos éxitos para presentar posibles formas de mejorar el rendimiento.

5. Haz preguntas a los empleados

Inicie conversaciones con los empleados. Haga preguntas guiadas y abiertas, que son preguntas que no pueden responder con solo “sí” o “no”. Es importante que estas preguntas alienten a los empleados a brindar respuestas honestas y reflexivas sobre sus experiencias. Use estas preguntas y sus respuestas para construir su relación con el empleado.

6. Escucha a cada empleado

Use habilidades de escucha activa para escuchar las respuestas de un empleado y haga preguntas de seguimiento según sea necesario. Aprenda más sobre sus fortalezas únicas. Anímelos a compartir sus comentarios o aportes honestos con usted, e invítelos a que también le hagan preguntas.

7. Olvídese de pensar que debe tener todas las respuestas

Como entrenador, es importante que dejes de pensar que debes tener una respuesta para cada situación. En su lugar, trabaje con el empleado para descubrir una solución. Empodéralos para resolver sus problemas, demostrando que valoras sus habilidades y confías en su juicio.

8. Considere la perspectiva de cada empleado

Es importante que los entrenadores consideren las situaciones desde la perspectiva del empleado. Obtenga más información sobre lo que los motiva. Pregunte acerca de sus preferencias y personalidades. Esto puede ayudarlo a comprender mejor lo que esperan lograr y cómo puede ayudarlos a desarrollar habilidades importantes.

9. Desarrollar los próximos pasos para cada empleado

Pregunte a cada empleado qué espera lograr y cómo define el éxito. Establezca objetivos claros y ayúdelos a desarrollar un esquema general sobre cómo lograr ese objetivo. Trabajen juntos para establecer pasos prácticos para lograr estos objetivos.

10. Motivar y empoderar a cada empleado

Empodere a cada empleado para que adopte sus propias habilidades y oportunidades de crecimiento. Anímelos a desarrollar sus habilidades y asegúreles que realmente cree en sus habilidades. Permitir que sus empleados aprendan nuevas habilidades o tomen decisiones por sí mismos demuestra que confía en ellos y esto puede motivarlos a realizar un trabajo de alta calidad.

11. Crea un ambiente donde la gente quiera trabajar

Ayude a fomentar el éxito y la satisfacción de sus empleados creando una atmósfera en la que la gente quiera trabajar. Considere crear un entorno que sea seguro, divertido e inspirador para los empleados. Pregunte a los empleados sobre sus preferencias para trabajar y utilícelo para desarrollar políticas y mejores prácticas.

12. Evalúa el éxito

Evalúe el éxito de su enfoque de coaching. Pida a los empleados sus comentarios y controle cómo crecen los empleados. Modifique su enfoque en función de sus comentarios.

13. Apoya a tus compañeros

Apoye a sus colegas en sus esfuerzos. Construye relaciones con tus compañeros y pídeles consejo. Escuche sus comentarios honestos sobre cómo mejorar sus propias habilidades y su enfoque del coaching.

14. Comprométete a aprender más

Comprométete a aprender más y desarrollar tus propias habilidades. También es importante que se comprometa a aprender más sobre sus empleados. Continúe teniendo conversaciones con ellos y aprenda más sobre sus logros y esfuerzos para desarrollar sus habilidades. Considere programar reuniones individuales consistentes para monitorear su progreso.

15. Aprovecha los momentos espontáneos de coaching

Continúe buscando nuevas oportunidades para entrenar a los empleados. Aproveche las oportunidades para empoderar a los empleados o enseñarles algo nuevo. Del mismo modo, busque formas de pedir retroalimentación a los empleados para evaluar situaciones y desarrollar soluciones.

Beneficios del entrenamiento

Aquí hay algunos beneficios de entrenar a los empleados como gerente:

Mejorar la retención de empleados

El coaching a menudo ayuda a los empleados a sentirse valorados y puede ayudarlos a desarrollar nuevas habilidades. Los empleados pueden confiar en usted como gerente y valorar su opinión. Esto puede motivarlos a trabajar para la empresa por más tiempo porque saben que usted se preocupa por su crecimiento y éxito personal.

Construya mejores relaciones con los empleados

El coaching requiere que conozcas a cada empleado individualmente. Aprendes más sobre ellos y sus objetivos, habilidades e intereses. Al escuchar sus objetivos y ayudarlos a desarrollarse, es posible que lo aprecien y confíen en usted como líder.

Mejorar el compromiso de los empleados

Como entrenador, puede empoderar a sus empleados para que logren su propio éxito. Los empleados pueden sentirse más motivados y satisfechos en el trabajo cuando confía en sus habilidades en lugar de decirles qué hacer. También pueden sentirse más cómodos asumiendo riesgos y probando cosas nuevas.

Mejorar el rendimiento del equipo

Entrenar a los empleados se enfoca en desarrollar las fortalezas únicas de cada empleado. Mejorar las habilidades de cada empleado puede ayudar a crear una fuerza laboral más talentosa. Además, los empleados que se sienten empoderados por su gerente pueden sentirse más motivados para hacer bien su trabajo.

Mejorar la satisfacción del cliente

El coaching puede ayudarlo a mejorar el desempeño y la satisfacción de los empleados. Si los empleados se sienten más felices y con más poder en el trabajo, esto puede crear clientes que estén más satisfechos. Las mayores tasas de satisfacción del cliente pueden beneficiar al negocio en general y conducir a clientes más leales.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.