Cómo convertirse en dietista pediátrica (con pasos)

Por el equipo editorial de Indeed

Publicado el 22 de junio de 2021

Los niños y adolescentes pueden tener necesidades nutricionales diferentes a las de los adultos, y los dietistas pediátricos se especializan en brindar asesoramiento dietético para esta población. Para quienes disfrutan trabajar con bebés, niños y adolescentes para satisfacer sus necesidades de atención médica, convertirse en dietista pediátrica puede ser una carrera gratificante. Sin embargo, antes de seguir una carrera en este puesto, es importante comprender qué hacen estos dietistas y qué se necesita para convertirse en uno. En este artículo, discutimos qué es un dietista pediátrico, qué hace, qué habilidades usa y los pasos para convertirse en un dietista pediátrico.

¿Qué es un dietista pediátrico?

Un dietista pediátrico es un experto en nutrición que se enfoca en las necesidades dietéticas de niños y adolescentes. Trabajan en una variedad de entornos, incluidas clínicas ambulatorias, hospitales pediátricos, escuelas y consultorios privados. Su trabajo es importante para educar a los niños y las familias sobre buenas prácticas nutricionales y asesorar a las familias de niños con necesidades dietéticas específicas, como alergias alimentarias, sensibilidades o afecciones médicas.

¿Qué hace un dietista pediátrico?

Los dietistas pediátricos realizan una variedad de funciones relacionadas con el trabajo con niños y familias para apoyar su nutrición. Algunas funciones específicas que pueden realizar los dietistas pediátricos incluyen:

  • Creación de planes de comidas personalizados para niños.

  • Trabajar con niños que tienen hábitos alimentarios selectivos

  • Ayudar a los niños a pasar del uso de una sonda de alimentación a la alimentación por la boca

  • Ayudar a los niños con diversos problemas de apetito.

  • Desarrollo de programas de control de peso.

  • Proporcionar asistencia nutricional para niños con enfermedades o condiciones complejas.

Por ejemplo, un dietista pediátrico podría consultar con la familia de un niño con diabetes para ayudarlos a aprender cómo manejar la afección con buenos hábitos alimenticios. Pueden trabajar con la familia para hacer un seguimiento de la enfermedad del niño y diseñar planes de alimentación especializados que satisfagan las necesidades nutricionales del niño. Otro dietista puede especializarse en trabajar con niños que tienen problemas sensoriales que les dificultan comer. Pueden trabajar con los niños para ayudar a desensibilizarlos a ciertos alimentos, o planificar menús que tengan en cuenta las preferencias alimentarias de cada niño y, al mismo tiempo, promover una dieta equilibrada.

Habilidades del dietista pediátrico

Los dietistas pediátricos utilizan habilidades tanto duras como blandas para sobresalir en sus carreras. Aquí hay algunas habilidades que estos especialistas podrían usar:

Comunicación verbal

Los dietistas pediátricos se basan en buenas habilidades de comunicación verbal. Cuando trabajan con clientes, pueden usar estas habilidades para explicar la información nutricional tanto a los padres como a los niños. Podrían explicar los procedimientos de tratamiento para garantizar que los cuidadores entiendan cómo usar el plan para satisfacer las necesidades dietéticas del niño. Algunos dietistas pueden presentarse en conferencias o realizar talleres para enseñar a otros en su campo o campos relacionados sobre nutrición pediátrica.

Escucha activa

Las buenas habilidades para escuchar son importantes para los dietistas que trabajan con clientes. Escuchar ayuda a los profesionales a comprender las necesidades y preferencias de sus clientes. También puede ayudarlos a responder con eficacia a las preguntas. Para los dietistas que trabajan en hospitales junto con un equipo de atención médica, las habilidades para escuchar son importantes para comprender su papel en el apoyo a los objetivos del equipo.

empatizando

Además de escuchar, los dietistas pueden usar la empatía para comprender y conectarse con sus clientes. La empatía permite a los dietistas comprender las perspectivas de sus clientes y brindar atención compasiva. Tener empatía puede mejorar la capacidad de un profesional para comunicarse con sus clientes y puede fortalecer sus relaciones con los clientes.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es la capacidad de recopilar, evaluar y organizar información para identificar problemas y desarrollar soluciones. Los dietistas usan habilidades de pensamiento crítico para comprender los problemas dietéticos en los niños y desarrollar planes de tratamiento para abordar esos desafíos. Evalúan la información que presentan los clientes y sus proveedores de atención médica para determinar el mejor curso de acción para satisfacer las necesidades de sus clientes según las mejores prácticas de la industria.

Toma de decisiones

Un dietista puede necesitar tomar decisiones firmes al definir planes de nutrición para sus clientes. Sus clientes pueden buscarlos en busca de liderazgo y orientación sobre consejos dietéticos. Los dietistas dependen de su decisión para definir planes nutricionales que especifiquen qué alimentos puede comer el cliente, qué alimentos eliminar y cómo preparar los alimentos.

Asesoramiento

Los dietistas pueden asumir un papel de asesoramiento en su puesto. Su trabajo es trabajar con los clientes para determinar sus necesidades y diseñar planes para satisfacer esas necesidades. Además de ayudar a los clientes a desarrollar planes de comidas, los dietistas también pueden trabajar con ellos para apoyar sus necesidades emocionales. Pueden adoptar una perspectiva de entrenamiento o motivación para ayudar a los clientes a cumplir con sus planes de nutrición. Esto podría incluir ayudar a los clientes a reemplazar viejos hábitos alimenticios con alternativas más saludables mientras se brinda apoyo emocional durante la transición.

investigando

Finalmente, los dietistas pueden usar sus habilidades de investigación para realizar su propia investigación o para entender cómo usar nuevos estudios en su práctica. La investigación sobre nutrición siempre está cambiando, por lo que es importante que los dietistas continúen su educación estudiando las publicaciones más recientes. Comprender cómo los investigadores estudian la nutrición y cómo aplicar los resultados de la investigación en la práctica puede ayudar a los dietistas a brindar la mejor calidad de servicio a sus clientes.

Cómo convertirse en un dietista pediátrico

Estos son los pasos para convertirse en un dietista pediátrico:

1. Obtener una licenciatura

El primer paso para convertirse en dietista es obtener una licenciatura. Una licenciatura generalmente toma cuatro años en completarse. Elegir un programa en nutrición, biología o dietética puede equipar a los aspirantes a dietistas con las habilidades que necesitan para tener éxito en su campo. Los estudiantes pueden preferir inscribirse en un programa con acreditación a través del Consejo de Acreditación para la Educación en Nutrición y Dietética para garantizar que reciban el mejor nivel de educación en su industria.

El trabajo de curso típico en una licenciatura en nutrición incluye:

  • Anatomía y fisiología humana.

  • Bioquímica

  • Asesoramiento nutricional

  • Manejo de sistemas dietéticos

  • Vitaminas, minerales y ciencia de los alimentos.

  • Salud de la comunidad

  • Teoría del ejercicio

  • ciclo de vida de la nutricion

2. Adquirir conocimientos especializados

La pediatría representa un campo especializado dentro de la nutrición. Por lo tanto, los estudiantes que buscan convertirse en dietistas pediátricos pueden necesitar completar cursos adicionales junto con su licenciatura. Los estudiantes pueden obtener estos créditos a través de una certificación adicional, experiencia práctica dentro de la especialidad o pueden inscribirse en un programa de grado diseñado específicamente para dietistas pediátricos.

3. Completa una pasantía

Los dietistas deben adquirir experiencia práctica antes de ser elegibles para obtener una licencia o certificación. Completar una pasantía puede ayudar a los estudiantes a ganar experiencia en el campo mientras trabajan junto a profesionales de la industria. Algunos programas de licenciatura pueden requerir que los estudiantes completen una pasantía antes de graduarse, pero los programas pueden variar en sus estándares para la duración de la pasantía y las ubicaciones disponibles. Para los estudiantes que deseen convertirse en dietistas pediátricos, completar una pasantía en un hospital, un hospital infantil, un consultorio pediátrico o un centro de salud comunitario puede ayudarlos a aprender habilidades clínicas prácticas mientras ganan horas para obtener su certificación profesional.

4. Obtenga la certificación o licencia

Los requisitos para la certificación o licencia varían según el estado. Sin embargo, dado que muchos puestos dependen de la certificación, puede ser importante convertirse en un especialista certificado por la junta en nutrición pediátrica. Para obtener la certificación de la junta, los dietistas primero deben registrarse a través de la Comisión de Registro Dietético. Deben mantener su registro por al menos dos años y completar 2,000 horas de práctica dentro de la especialidad pediátrica. Después de cumplir con estos requisitos, el dietista puede solicitar la certificación de la junta. Esta certificación valida el compromiso del dietista de cumplir con los más altos estándares de profesionalismo en su industria.

Aunque no todos los estados exigen que los dietistas obtengan la licencia, los que sí lo hacen suelen exigir que estos profesionales aprueben un examen, tengan una licenciatura y completen una cantidad determinada de horas de práctica clínica supervisada.

Tenga en cuenta que ninguna de las empresas mencionadas en este artículo está afiliada a Indeed.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.