Análisis de la cadena de valor: definiciones, métodos y descripciones

Por el equipo editorial de Indeed

Actualizado el 18 de marzo de 2021 | Publicado el 9 de octubre de 2020

Actualizado el 18 de marzo de 2021

Publicado el 9 de octubre de 2020

El análisis de la cadena de valor es importante para darle a su negocio una ventaja competitiva. Comprender cómo usar el proceso de análisis de la cadena de valor puede ayudar a aumentar las ganancias al ofrecer productos especializados de mayor valor. En este artículo, definimos el análisis de la cadena de valor, discutimos sus beneficios y explicamos el proceso y cómo puede usarlo para respaldar sus iniciativas comerciales.

¿Qué es el análisis de la cadena de valor?

El análisis de la cadena de valor es un análisis visual de las actividades comerciales de una empresa. Las empresas lo utilizan para determinar las mejores formas de crear una ventaja competitiva al identificar qué actividades son las más valiosas para la empresa y cuáles deben mejorarse.

Hay dos formas diferentes de utilizar el análisis de la cadena de valor para crear una ventaja competitiva: costo o diferenciación. La ventaja de costos se refiere a los costos competitivos o al intento de proporcionar un producto o servicio a un costo menor que el de sus competidores y, al mismo tiempo, maximizar sus ganancias. Una ventaja de diferenciación o especialización ocurre cuando una empresa intenta diferenciarse de sus competidores mediante la creación de un producto o servicio exclusivo o superior.

¿Cuáles son los beneficios del análisis de la cadena de valor?

El análisis de la cadena de valor beneficia a una empresa al permitirle comprender cómo agrega valor a sus clientes y maximizar ese valor a un precio mayor que el costo de crear y vender su producto o servicio. El objetivo es crear una visión que permita la generación de un margen de beneficio y, al mismo tiempo, diferencie a la empresa de su competencia para seguir siendo relevante y seguir impulsando las ventas futuras. Cuando se usa correctamente, el análisis de la cadena de valor ayudará a una empresa a mejorar sus ganancias al crear un producto que es más barato de desarrollar pero tan valioso que vale la pena el precio más alto para sus consumidores.

Cómo utilizar el análisis de la cadena de valor

Según el tipo de ventaja competitiva que su empresa quiera lograr, existen dos formas de realizar el análisis de la cadena de valor. Antes de comenzar, es importante considerar:

  • Posicionamiento actual de su empresa y sus productos y servicios

  • Estrategia de ventaja competitiva que desea utilizar

  • Estándares actuales de la industria y la competencia

  • Dinámica del mercado y cualquier brecha

  • Posibles soluciones prácticas para la estrategia de ventaja competitiva de su elección

Una vez que haya considerado esos factores, puede usar uno de estos dos métodos para completar su análisis de la cadena de valor:

Análisis de ventaja de costos

Al utilizar el análisis de la ventaja de costos, debe realizar los siguientes cinco pasos:

1. Identificar actividades primarias y de apoyo

Las operaciones de una empresa consisten en actividades primarias y de apoyo realizadas para producir bienes y servicios. Este paso implica identificar y desglosar cada actividad para adquirir un conocimiento profundo de los procesos de la empresa y el trabajo realizado de ciertas maneras para crear y entregar productos y servicios valiosos a los clientes.

Las descripciones de las actividades primarias y de apoyo incluyen:

  • Principal: logística de entrada, operaciones, logística de salida, marketing y ventas y servicio

  • Apoyo: infraestructura, gestión de recursos humanos, desarrollo tecnológico y adquisiciones

2. Desglose de costes de cada actividad dentro del coste total del producto

Esta etapa del análisis puede ayudar a clasificar cada actividad según el costo para que pueda tomar medidas para mejorar aquellas actividades realizadas de manera ineficiente, reemplazarlas o eliminarlas por completo. Para completar este paso, debe asignar un precio individual dentro del costo total del producto a cada actividad. Sus actividades más costosas deben abordarse primero para determinar su importancia relativa para el proceso general y si se pueden mejorar.

3. Reconocer los generadores de costos para cada actividad

Los generadores de costos provocan cambios en el costo de una actividad. Las diferentes actividades tienen generadores de costos separados que influyen en los costos de mano de obra, mantenimiento y otros costos variables o fluctuantes en función de diferentes factores. Una vez que identifique y comprenda estos factores influyentes o impulsores, puede trabajar para mejorarlos para mantener los costos bajos. La idea es determinar las causas de los gastos generales de una empresa para minimizar esos costos para que pueda ofrecer sus productos y servicios a precios más competitivos.

Un ejemplo de un generador de costos podría ser la cantidad de unidades de electricidad consumidas en un período de tiempo específico que determina la factura total de electricidad. El número de unidades califica como el generador de costos. Otros ejemplos incluyen:

  • Horas de mano de obra directa trabajadas

  • Costos laborales pagados

  • Cantidad de materiales utilizados en la producción.

  • Número de unidades producidas

  • Número de inspecciones o pruebas

  • Número de contactos de clientes

  • Número de órdenes de cambio emitidas

  • Número de horas de máquina utilizadas

  • Número de devoluciones de productos de los clientes.

4. Encuentra vínculos entre actividades

Cambiar algo para una actividad puede resultar en un efecto dominó que lleve a cambios en otras actividades. Estos cambios pueden ser positivos o negativos, lo que significa que la reducción de los costos de una actividad puede conducir a otras reducciones de costos, pero también puede tener el resultado inverso. Conocer la interconectividad de las actividades puede ayudarlo a tomar las decisiones más informadas sobre cómo maximizar las mejoras de costos.

5. Aprenda formas de reducir costos

Después de identificar sus actividades ineficaces y los generadores de costos, puede crear un plan para mejorarlos. El plan que elabores depende de las actividades en las que hayas elegido concentrarte. Puede decidir nuevas formas de hacer algo si una actividad cuesta más de lo que debería, o puede decidir eliminar esa actividad por completo si no es importante para el proceso de producción general.

También puede optar por cambiar una actividad vinculada a la actividad de mayor costo si tendrá un efecto positivo. Por ejemplo, si los costos de mano de obra son altos y elevan el costo de un producto, puede decidir encontrar una manera de aumentar las velocidades de producción o automatizar ciertos métodos de producción en lugar de reducir los salarios, promulgar despidos o subcontratar el trabajo a costos más bajos.

Análisis de ventaja de diferenciación

Para el análisis de la ventaja de la diferenciación, utilice estos tres pasos:

1. Identificar actividades que crean valor para los clientes

Este paso requiere que una empresa identifique todas las actividades de su cadena de valor y luego identifique cuáles de esas actividades crean el mayor valor para el cliente. Las actividades seleccionadas deben diferenciar a la empresa de otras empresas. Puede ofrecer productos o servicios similares, pero este paso lo ayuda a concentrarse en lo que hace bien o mejor que su competencia.

2. Planificar estrategias para mejorar el valor del cliente

Esta es la etapa de lluvia de ideas en la que propone y considera diferentes estrategias para aumentar o mejorar la diferenciación o especialización de su producto y maximizar el valor para el cliente. Existen diversas formas de realizar este paso según la naturaleza del negocio y los productos y servicios ofrecidos.

Las estrategias a considerar pueden incluir la presentación de características adicionales o productos o servicios complementarios, la creación de un fuerte reconocimiento de marca, la sofisticación y la lealtad y el aumento de la experiencia o el servicio al cliente personalizado. Un ejemplo podría ser una tienda minorista que ofrece opciones de ropa similares a varios competidores del área, pero decide usar compradores personales para diferenciar la experiencia de sus clientes.

3. Determinar la mejor y más sostenible estrategia o estrategias de diferenciación

Cualquiera que sea la estrategia que elija, debe ser sostenible o capaz de continuar a largo plazo. Puede combinar las mejores actividades y estrategias para ofrecer soluciones a la capacidad de su empresa para proporcionar productos, servicios o beneficios superiores que generen mayor valor para el cliente y justifiquen precios más altos.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.