Agente de listado vs. Agente de ventas

Por el equipo editorial de Indeed

5 de abril de 2021

Durante una transacción de propiedad, tanto el comprador como el vendedor a menudo contratan a un agente de bienes raíces para que los ayude. Estos profesionales de bienes raíces son conocidos como agentes de listado y agentes de venta. Si bien los nombres pueden sonar similares, existen algunas diferencias entre los dos roles. En esta guía, discutimos las diferencias y similitudes entre los agentes de listado y los agentes de venta para ayudarlo a decidir qué trabajo puede ser la mejor opción para usted.

¿Qué es un agente de cotización?

Un agente de listado es alguien que trabaja en nombre del vendedor en una transacción de propiedad. Los agentes de venta ayudan a sus clientes a preparar la propiedad antes de venderla, lo que incluye la puesta en escena, la comercialización y la venta de la propiedad en línea. El objetivo del agente de listado es vender la propiedad al precio que sea mejor para su cliente.

Las personas eligen trabajar con un agente de listado por varias razones. Primero, el agente de listado ayuda a determinar un precio de venta aceptable para la propiedad. Estudian propiedades similares cercanas y ayudan a su cliente a decidir un precio razonable. Los agentes de listados también son buenos en la comercialización de propiedades, sabiendo dónde anunciarlas y a quién anunciarlas. Cuando alguien desea ver la propiedad antes de comprarla, el agente inmobiliario programa estas visitas y presenta la propiedad al comprador potencial.

Los agentes inmobiliarios ayudan a administrar el papeleo y las comunicaciones relacionadas con una transacción de propiedad. Finalmente, si el vendedor desea que otros profesionales trabajen en la propiedad, como renovadores de viviendas, el agente de listado brinda recomendaciones de expertos en el área local.

¿Qué es un agente de ventas?

Un agente de ventas, también llamado a veces agente de compras, actúa en nombre de un comprador durante una transacción de propiedad. Este profesional inmobiliario busca propiedades que se ajusten a lo que quiere su cliente. Luego, programan visitas con el agente inmobiliario, donde su cliente puede ver la propiedad en persona. Si su cliente quiere ofertar por la propiedad, el agente de ventas lo ayuda a redactar una oferta y presentarla al agente de listado.

Si el cliente del agente de listado acepta la oferta, el agente de ventas ayuda a su cliente a través del proceso de cierre. Esto incluye completar el papeleo, obtener la aprobación financiera de un banco, completar una inspección de la propiedad y más. Una vez que todo está completo, el agente de ventas recibe una comisión.

Los compradores utilizan agentes de ventas para ayudarlos a administrar el proceso complicado y lento de comprar una propiedad. Los agentes de ventas tienen la capacitación y la experiencia necesarias para realizar diversas tareas administrativas y ayudar a sus clientes a comprar la propiedad al mejor precio posible.

¿Cuál es la diferencia entre un agente de cotización y un agente de ventas?

La mayor diferencia entre un agente de cotización y un agente de ventas es para quién trabajan. Un agente de listado trabaja en nombre de la persona o entidad que vende la propiedad, mientras que el agente de venta, a pesar de lo que su nombre pueda implicar, trabaja en nombre de la persona o entidad que compra la propiedad.

Alguien que ingresa a bienes raíces puede encontrarse trabajando como agente de listado y venta en algún momento. La formación para ambos puestos es la misma: una vez que obtienes tu licencia de bienes raíces, encuentras una correduría que te patrocine. A partir de ahí, encuentra clientes con los que trabajar, y puede trabajar como agente de listado o de ventas, según la transacción. Por ejemplo, puede ayudar a una nueva pareja a comprar su primera casa y luego ayudarlos a venderla unos años más tarde cuando decidan buscar algo más grande.

Ambos profesionales inmobiliarios realizan tareas similares. Ambos ayudan a sus clientes con el papeleo y los procesos legales relacionados con las transacciones inmobiliarias. Además, ambos pueden recomendar a sus clientes a otros profesionales en caso de que necesiten ayuda en otro lugar durante el proceso. Finalmente, ambos roles implican trabajar para que sus clientes obtengan el mejor precio posible por una propiedad.

Pros y contras de trabajar como agente de cotización

Hay varios beneficios y algunos inconvenientes de trabajar como agente de cotización. Los agentes de cotización generalmente disfrutan de una buena cantidad de libertad. En comparación con ser un agente de ventas, los agentes de cotización suelen tener más tiempo libre, horarios más estables y un ingreso más predecible. También tiene algo que decir sobre las propiedades que enumera, lo que le brinda más control sobre su potencial de ingresos.

Sin embargo, como con la mayoría de los trabajos de bienes raíces, existe cierto riesgo. Si el mercado inmobiliario experimenta una recesión, o si experimenta un período lento, es posible que no tenga un salario estable en el que confiar. Los agentes inmobiliarios toman esto en consideración y planifican su futuro financiero en consecuencia. Lo hacen agregando parte de sus ingresos a una cuenta de ahorros, en la que luego pueden confiar si es necesario.

Pros y contras de trabajar como agente de ventas

Uno de los mayores beneficios de trabajar como agente de ventas es la gente con la que trabajas. A muchos agentes inmobiliarios les resulta gratificante ayudar a las personas a encontrar su próxima casa o comprar una propiedad para su nuevo negocio. Estos son grandes momentos en la vida de una persona y, como agente de cotización, puede ayudar a que sucedan.

Sin embargo, trabajar como agente de ventas también conlleva desafíos. Puede terminar trabajando con clientes difíciles de complacer o que no saben lo que quieren. El resultado es más tiempo dedicado a un solo cliente, lo que puede limitar su potencial de ingresos. Con el tiempo, los agentes inmobiliarios aprenden cómo ayudar a los clientes a descubrir lo que quieren lo más rápido posible para que puedan pasar más tiempo con otros clientes.

Perspectivas de ingresos y empleo

De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., la cantidad de puestos de trabajo de agentes inmobiliarios y agentes de ventas disponibles debería crecer alrededor de un dos por ciento en los próximos diez años. Además, el salario promedio de un agente de bienes raíces, que incluye tanto a los agentes de cotización como a los agentes de venta, es $88,115 por año.

Habilidades necesarias para bienes raíces.

Si desea trabajar como agente de bienes raíces, ya sea como agente de listado o agente de ventas, hay algunas habilidades que debe desarrollar, que incluyen:

Gestión del tiempo

Los agentes inmobiliarios programan visitas entre el vendedor y el comprador. Como agente de bienes raíces, es posible que tenga que asistir a varios eventos en un solo día. Los agentes inmobiliarios utilizan sólidas habilidades de gestión del tiempo para garantizar que no se excedan en la reserva mientras siguen estando disponibles para cada uno de sus clientes.

Redes

Los agentes inmobiliarios confían en su red profesional. Lo utilizan para ayudar a sus clientes a comprar y vender propiedades y para recomendar otros profesionales que sus clientes puedan necesitar. Para hacer crecer su red, dedique tiempo a conectarse con otros profesionales de bienes raíces, asista a conferencias y reúnase con profesionales de servicios relacionados en su área.

Márketing

Para vender una propiedad, los agentes inmobiliarios la promocionan a compradores potenciales. Aprenden las mejores formas de comercializar una propiedad y los mejores lugares para hacerlo. Esto incluye aprender estrategias de marketing, como publicidad impresa, redes sociales y listados en línea.

Comunicación

Los agentes inmobiliarios pueden comunicarse de manera efectiva con sus clientes. A menudo hacen llamadas telefónicas a sus clientes u otros agentes inmobiliarios, responden correos electrónicos o publican en las redes sociales. Los agentes inmobiliarios también se sienten cómodos hablando frente a un grupo de personas y formando relaciones profesionales.

Paciencia

Las transacciones de bienes raíces a menudo pueden tomar tiempo. Los agentes de bienes raíces tienen paciencia cuando tratan con sus clientes, tanto como agentes de listado como agentes de venta. Puede encontrarse con clientes que realizan las tareas necesarias con lentitud o que no responden a su correspondencia de manera oportuna. También puede haber momentos en que el negocio sea lento, por lo que la paciencia y la planificación estratégica a largo plazo son útiles para navegar estos períodos de tiempo.

Administración del dinero

Algunos agentes inmobiliarios tienen un flujo de ingresos que varía. Por ejemplo, pueden tener un mes en el que vendan varias propiedades seguido de un mes en el que no vendan ninguna. Los agentes inmobiliarios exitosos administran de manera proactiva sus propias finanzas para que los ingresos de sus períodos rentables puedan ayudarlos durante cualquier período lento.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.