6 tipos principales de habilidades de pensamiento crítico (con ejemplos)

Por el equipo editorial de Indeed

27 de mayo de 2022

Este artículo ha sido aprobado por un asesor profesional de Indeed.

 

El pensamiento crítico le permite a una persona analizar información y hacer un juicio objetivo. Al evaluar imparcialmente los hechos relacionados con un asunto, puede sacar conclusiones realistas que lo ayudarán a tomar una decisión. Ser capaz de analizar adecuadamente una situación y proponer una conclusión lógica y razonable es muy valorado por los empresarios.

En este artículo, presentamos las seis principales habilidades de pensamiento crítico y ejemplos que lo ayudarán a evaluar su propio proceso de pensamiento.

¿Qué es el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es la capacidad de analizar objetivamente la información y sacar una conclusión racional. También implica recopilar información sobre un tema y determinar qué piezas de información se aplican al tema y cuáles no, con base en un razonamiento deductivo. La capacidad de pensar críticamente ayuda a las personas tanto en su vida personal como profesional y es valorada por la mayoría de los empleadores.

Habilidades de pensamiento crítico

descripción de la imagen

Habilidades de pensamiento crítico:

  1. Observación: La capacidad de notar y predecir oportunidades, problemas y soluciones.

  2. Análisis: La recopilación, comprensión e interpretación de datos y otra información.

  3. Inferencia: Sacar conclusiones basadas en datos relevantes, información y conocimiento y experiencia personal.

  4. Comunicación: Compartir y recibir información con otros de forma verbal, no verbal y por escrito.

  5. Resolución de problemas: el proceso de recopilar, analizar y comunicar información para identificar y solucionar problemas.

¿Por qué los empleadores valoran el pensamiento crítico?

Las habilidades de pensamiento crítico son un activo valioso para un empleado, ya que los empleadores suelen apreciar a los candidatos que pueden evaluar correctamente una situación y llegar a una resolución lógica. El tiempo es un recurso valioso para la mayoría de los gerentes, y un empleado capaz de tomar decisiones correctas sin supervisión ahorrará mucho tiempo valioso tanto a ese gerente como a toda la empresa.

Ejemplos de habilidades de pensamiento crítico

Hay seis habilidades principales que puede desarrollar para analizar con éxito hechos y situaciones y llegar a conclusiones lógicas:

1. Pensamiento analítico

Ser capaz de analizar adecuadamente la información es el aspecto más importante del pensamiento crítico. Esto implica recopilar información e interpretarla, pero también evaluar los datos con escepticismo. Al investigar un tema de trabajo, el pensamiento analítico lo ayuda a separar la información que se aplica a su situación de la que no.

2. Buena comunicación

Ya sea que lo use para recopilar información o convencer a otros de que sus conclusiones son correctas, buena comunicación es crucial en el proceso de pensamiento crítico. Lograr que las personas compartan sus ideas e información con usted y mostrar su pensamiento crítico son componentes del éxito. Si está tomando una decisión relacionada con el trabajo, la comunicación adecuada con sus compañeros de trabajo lo ayudará a recopilar la información que necesita para tomar la decisión correcta.

3. Pensamiento creativo

Ser capaz de descubrir ciertos patrones de información y hacer conexiones abstractas entre datos aparentemente no relacionados mejorará su pensamiento crítico. Al analizar un procedimiento o proceso de trabajo, puede encontrar formas creativas de hacerlo más rápido y eficiente. La creatividad es una habilidad que se puede fortalecer con el tiempo y es valiosa en cada puesto, nivel de experiencia e industria.

4. Mente abierta

La educación previa y las experiencias de vida dejan su huella en la capacidad de una persona para evaluar objetivamente ciertas situaciones. Al reconocer estos sesgos, puede mejorar su pensamiento crítico y su proceso de toma de decisiones en general. Por ejemplo, si planea llevar a cabo una reunión de cierta manera y su socio sugiere usar una estrategia diferente, puede escucharlos y ajustar su enfoque en función de sus aportes.

5. Habilidad para resolver problemas

La capacidad de analizar correctamente un problema y trabajar en la implementación de una solución es otra habilidad valiosa. Por ejemplo, si el personal de servicio de su restaurante necesita mejorar la velocidad del servicio, podría considerar reasignar algunas de sus funciones a los ayudantes de camareros u otro personal de cocina para que los meseros puedan entregar la comida más rápidamente.

6. Hacer preguntas bien pensadas

Tanto en situaciones privadas como profesionales, hacer las preguntas correctas es un paso crucial para formular conclusiones correctas.

Preguntas de final abierto

Hacer preguntas abiertas puede ayudar a la persona con la que estás hablando a brindarte información relevante y necesaria. Son preguntas que no admiten una respuesta simple de “sí” o “no”, requiriendo que la persona que recibe la pregunta desarrolle la respuesta.

Preguntas basadas en resultados

Cuando sienta que la experiencia y las habilidades de otra persona podrían ayudarlo a trabajar de manera más efectiva, considere hacer preguntas basadas en resultados. Preguntarle a alguien cómo actuaría en una determinada situación hipotética le dará una idea de sus propias habilidades de pensamiento crítico y lo ayudará a ver cosas en las que no había pensado antes.

preguntas reflexivas

Puede obtener información al pedirle a una persona que reflexione y evalúe una experiencia y explique sus procesos de pensamiento durante ese tiempo. Esto puede ayudarlo a desarrollar su pensamiento crítico al proporcionarle ejemplos del mundo real.

Preguntas estructurales

Una manera fácil de entender algo es preguntar cómo funciona algo. Cualquier sistema de trabajo es el resultado de un largo proceso de prueba y error, y comprender adecuadamente los pasos necesarios para obtener un resultado positivo podría ayudarlo a ser más eficiente en sus propios esfuerzos.

Valiosos ejemplos de pensamiento crítico

Una empresa es la suma de las decisiones tomadas por su gestión y empleados Aplicar el pensamiento crítico en situaciones de trabajo mejorará su desempeño y las posibilidades de éxito de la empresa.

1. Promover un enfoque de trabajo en equipo para la resolución de problemas

Cualquier departamento dentro de una empresa es un equipo y la colaboración efectiva es importante para su éxito. Al desarrollar una estrategia, analice lógicamente todos los aportes de los miembros del equipo y ofrezca críticas constructivas, al mismo tiempo que presenta su propia visión de la situación.

2. Autoevaluar sus contribuciones a los objetivos de la empresa

Si su empresa está tratando de alcanzar un objetivo, demuestre un pensamiento crítico evaluando su contribución y descubriendo formas de mejorar su desempeño. Por ejemplo, podría enumerar todas las formas en que está contribuyendo y su impacto en el progreso general. Después de hacer eso, puede pensar en priorizar ciertas actividades actuales, pero también agregar otras nuevas que crea que ayudarán.

3. Practicar la autorreflexión

Analizar su propio proceso de pensamiento al tomar ciertas decisiones debería ayudarlo a mejorar la forma en que procesa la información. Esto puede significar preguntarse por qué actuó de cierta manera en una situación o evaluar una decisión para encontrar formas de mejorar.

4. Tomar decisiones informadas

Con tiempo y esfuerzo, puede mejorar su proceso de toma de decisiones al evaluar toda la información disponible. Puede ser tentador juzgar rápidamente una situación y pasar a otra cosa, pero aplicar el pensamiento crítico generalmente dará como resultado un resultado más satisfactorio. Considere preparar listas de pros y contras, ya sea mentalmente o en papel, y evalúe críticamente las cosas desde la perspectiva de otra persona.

5. Usar tu tiempo sabiamente

Decidir cómo usas tu tiempo es otro ejemplo de pensamiento crítico. Evaluar continuamente cómo pasa su tiempo puede ayudarlo a descubrir tareas y actividades que pueden cambiar la forma en que prioriza sus deberes. Por ejemplo, si está asignando mucho tiempo a una actividad que tiene un rendimiento bajo, como tareas administrativas o informes internos, podría considerar volver a priorizar su programación para dedicar más tiempo a tareas de alto rendimiento.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *