6 estrategias para darle la vuelta a un día improductivo

Por el equipo editorial de Indeed

30 de septiembre de 2021

La mayoría de los profesionales experimentan un lapso en la productividad en algún momento de sus carreras como resultado de factores como distracciones en el lugar de trabajo, factores estresantes de la carrera y problemas personales. Aunque los días improductivos pueden ocurrir periódicamente, es importante que los profesionales tengan las herramientas para superar los desafíos que de otro modo podrían impedir su progreso. Si recientemente experimentó un día improductivo, puede serle útil revisar varias estrategias para cambiar su día. En este artículo, describimos por qué es importante hacerlo, seis estrategias para un enfoque más productivo y ejemplos de cómo puede aplicar estas estrategias en su función.

¿Por qué es importante darle la vuelta a un día improductivo?

Si bien tener un día improductivo periódicamente es una parte común del trabajo en un rol profesional, es importante cambiar estos días por varias razones, incluidas las siguientes:

  • Cumplimiento de objetivos: durante un día improductivo, puede que le resulte difícil tachar elementos de su lista de tareas pendientes y avanzar en el logro de los objetivos que se ha fijado. Cambiar sus días improductivos y compensar cualquier trabajo perdido puede ayudarlo a cumplir mejor con las expectativas de su función y lograr los objetivos necesarios.

  • Elaborar una estrategia para su enfoque: después de experimentar un día improductivo, puede cambiarlo planificando para el futuro. A través de estos esfuerzos, puede priorizar sus tareas, crear una estructura de flujo de trabajo más eficiente e identificar estrategias de gestión del tiempo que pueden permitirle progresar más en su función en general.

  • Entender tus necesidades: Al darle la vuelta a un día improductivo, puedes ser más consciente de los factores que pueden llevarte a experimentar días improductivos para que puedas evitarlos a largo plazo. Por ejemplo, si experimenta una falta de productividad debido al agotamiento debido a un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal, puede ser más consciente de esta posibilidad en el futuro y programar un tiempo de descanso a propósito.

6 maneras de darle la vuelta a un día improductivo

Puede revertir un día improductivo tomando medidas para progresar y superar cualquier impedimento futuro para su trabajo. Aquí hay algunos métodos que puede usar para diseñar estrategias para su flujo de trabajo y compensar los días improductivos que pueda experimentar:

1. Priorizar al menos una tarea para completar

Cuando experimenta una falta de productividad, una forma de asegurarse de que progresa es priorizar al menos una tarea para completarla al final de su jornada laboral. Esto puede ayudarte a tener una sensación de logro. Desde aquí, puede generar impulso para lograr un mayor progreso cuando regrese al trabajo al día siguiente.

2. Planifica un mañana productivo

Después de tener un día improductivo, deja el trabajo, tómate un descanso y crea un plan para ser más productivo mañana. Esto puede ayudarlo a comenzar su próximo día de manera eficiente y sin la necesidad de perder tiempo organizando sus tareas. A partir de aquí, es posible que pueda lograr más de lo que pensó originalmente.

3. Optimiza tu entorno de trabajo

Para salir adelante de un día de trabajo improductivo, es importante optimizar su entorno de trabajo para que pueda progresar. Trate de eliminar cualquier posible distracción, incluido el desorden de la oficina, mensajes de texto o notificaciones por correo electrónico, llamadas telefónicas e interrupciones de compañeros de trabajo. Desde aquí, puede concentrarse en su trabajo y concentrarse en completar sus tareas.

4. Identificar estrategias de gestión del tiempo

Además de optimizar tu entorno de trabajo, puedes aprovechar las estrategias de gestión del tiempo para recuperarte después de un día improductivo. Considere crear un cronograma de flujo de trabajo que pueda seguir para organizar sus tareas de manera eficiente. Además, puede usar aplicaciones o software de seguimiento de tiempo para medir la cantidad de tiempo que dedica a tareas específicas y establecer recordatorios.

5. Distribuya sus tareas por lotes para lograr eficiencia

Si bien puede sentir el impulso de realizar varias tareas a la vez para compensar el trabajo que no completó durante un día improductivo, intente agrupar sus tareas por lotes para lograr eficiencia. Esta estrategia puede ayudarlo a organizar tareas similares en ciertas categorías en las que puede trabajar hasta que se completen. Al agrupar sus tareas en lotes, puede optimizar su flujo de trabajo y experimentar menos distracciones en general.

6. Evalúe sus necesidades de equilibrio entre el trabajo y la vida personal y reconozca sus límites

Después de implementar las estrategias anteriores y completar sus deberes de manera más eficiente, es importante examinar por qué tuvo un día improductivo y evaluar si alguna de sus necesidades de equilibrio entre el trabajo y la vida no se cumplió. Muchos profesionales experimentan un lapso en la productividad debido al estrés de su carrera o problemas personales. Si esto es cierto para usted, puede ser beneficioso para usted reconocer sus límites y establecer límites que mejoren su capacidad para concentrarse en el trabajo.

Ejemplos de dar la vuelta a un día improductivo

Aquí hay algunos ejemplos hipotéticos de cómo podría revertir un día improductivo utilizando los métodos descritos anteriormente:

Priorizar una tarea

Después de un comienzo improductivo en el trabajo debido a algunas interrupciones de sus colegas y reuniones consecutivas, Hailey elige cambiar su día priorizando al menos una tarea para completarla al final del día. Decide finalizar el informe de producción semanal de su equipo y enviárselo a su supervisor. Esto la ayuda a tener una sensación de logro y progreso hacia el cumplimiento de las expectativas de su supervisor.

Planeando para mañana

Cuando Michael experimenta un día improductivo porque está abrumado por la cantidad de trabajo que tiene que completar, decide irse a casa, tomar un descanso y planificar para el día siguiente. Esto le permite crear una estrategia para su próximo flujo de trabajo sin la presión de tener que completar otras tareas. A partir de aquí, Michael puede volver al trabajo por la mañana con un plan eficaz y pasar directamente a sus tareas sin perder tiempo adicional pensando demasiado en su enfoque.

Tareas por lotes para la eficiencia

A Phoebe le resulta difícil pasar de una tarea a otra sin distraerse, y esto impide su progreso. Decide cambiar su día improductivo agrupando sus diversas tareas para poder completarlas de manera más eficiente. Ella empareja tareas similares, como responder correos electrónicos y enviar memorandos a su equipo, que puede realizar en secuencia hasta que termine cada lote para que pueda lograr más con el tiempo que tiene a lo largo del día.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *