17 razones para convertirse en masajista (consejos adicionales)

Por el equipo editorial de Indeed

4 de noviembre de 2021

Si está buscando un trabajo activo que le permita ayudar a las personas, es posible que desee considerar convertirse en masajista. Hay muchas razones para convertirse en masajista, como la capacidad de establecer su propio horario, elegir entre una variedad de entornos de trabajo y tener un impacto positivo en la salud de los demás. Conocer las razones por las que algunas personas deciden trabajar en el campo de la terapia de masaje puede ayudarte a decidir si esta es la carrera adecuada para ti. En este artículo, discutimos 17 razones para convertirse en masajista, exploramos diferentes habilidades que los masajistas pueden desarrollar y ofrecemos consejos sobre cómo seguir esta carrera.

17 razones para convertirse en masajista

aquí hay una lista de 17 razones para convertirse en un terapeuta de masaje:

1. Comience su carrera rápidamente

Comience su carrera poco después de graduarse de su programa de capacitación en terapia de masaje. Un programa de terapia de masaje generalmente dura entre seis y 12 meses, dependiendo de factores como la cantidad de horas que requiere su estado para el registro o la licencia. Esto es más rápido que muchos otros programas de capacitación profesional que culminan con el registro o la obtención de una licencia con su gobierno local.

2. Recibir una educación de bajo costo

Reciba una educación de terapia de masaje por un costo menor que algunos otros programas de capacitación. Dado que los estudiantes generalmente completan su programa de capacitación en terapia de masaje dentro de un año, pueden gastar menos dinero de lo que gastarían para recibir capacitación profesional. Esto también puede conducir a otros beneficios, como graduarse con menos deuda estudiantil.

3. Establece tu propio horario

Determine qué horas quiere trabajar o cambie sus horas cada semana. Ya sea que trabaje como masajista independiente o con una agencia o clínica, normalmente puede elegir sus horas. Establecer su propio horario puede brindarle una mayor flexibilidad en su vida cotidiana, por ejemplo, para programar sus propias citas o administrar las responsabilidades del cuidado de los niños.

4. Elige tu tipo de empleo

Convertirse en un terapeuta de masaje le permite elegir el método de empleo que mejor se adapte a sus necesidades. Algunos masajistas pueden preferir trabajar como contratistas o dueños de negocios independientes que manejan todos los aspectos de su empleo, como encontrar nuevos clientes y procesar pagos, por su cuenta. Otros masajistas pueden preferir encontrar oportunidades de empleo a tiempo parcial o completo en un spa o clínica.

5. Ayuda a los demás

Ayude a sus clientes a sentirse física y emocionalmente mejor. La terapia de masaje puede ofrecer muchos beneficios positivos a los clientes, ya sea simplemente relajándose o mejorando sus condiciones de salud existentes. Muchos terapeutas de masaje aprecian cómo su trabajo les brinda la oportunidad única de afectar directa y positivamente la vida de sus pacientes.

6. Tener un alto potencial de ingresos

Los terapeutas de masaje tienen el potencial de recibir un salario alto. El salario promedio de un masajista es $ 72,911 por año. Los masajistas que trabajan para un spa o clínica también pueden recibir compensación o beneficios adicionales, como tiempo libre pagado, seguro médico o masajes gratuitos. Sin embargo, es importante recordar que los salarios individuales de los terapeutas de masaje pueden variar según una variedad de factores, que incluyen la ubicación, los años de experiencia, el tipo de empleo y la certificación.

7. Determina tu entorno de trabajo

Un terapeuta de masaje puede elegir entre una variedad de entornos de trabajo. Muchos masajistas trabajan en clínicas o spas junto con otros masajistas o profesionales en campos relacionados, como esteticistas y asistentes de spa. Un terapeuta de masaje que trabaja de forma independiente puede tener su propio estudio o viajar a las casas de sus clientes. Otros entornos de trabajo posibles para los masajistas incluyen:

  • gimnasios

  • Consultorios quiroprácticos

  • casinos

  • hospitales

  • Hoteles

  • centros turísticos

  • Consultorios médicos

  • Quioscos de centros comerciales o grandes almacenes

  • centros de fisioterapia

  • Cruceros

  • aeropuertos

8. Conviértete en un profesional con licencia

Cuando te conviertes en masajista, también te conviertes en un profesional registrado o con licencia. Tanto los terapeutas de masaje registrados como los matriculados deben cumplir con ciertos requisitos de educación y capacitación antes de solicitar estas credenciales. Sin embargo, un terapeuta de masaje con licencia también debe aprobar un examen que le permita trabajar en un entorno médico.

9. Vive en una variedad de lugares

La industria de la terapia de masajes permite que los profesionales trabajen en muchas ciudades y estados. Los terapeutas de masaje tienen demanda en la mayoría de las regiones, por lo que uno de los beneficios de ser un terapeuta de masaje es tener la flexibilidad de elegir dónde quiere vivir.

Algunos masajistas pueden incluso querer trabajar en otro país. Asegúrese de investigar los requisitos de registro o licencia para la terapia de masaje en esa región antes de tomar esta decisión.

10. Sea parte de un ambiente de bajo estrés

Ser masajista es un trabajo relativamente poco estresante. El objetivo de la terapia de masaje es a menudo proporcionar relajación o curación a los clientes. Algunos terapeutas de masaje también consideran que esta atmósfera es relajante como entorno de trabajo.

11. Aprende habilidades transferibles

Desarrolle conocimientos y habilidades transferibles durante su formación en terapia de masajes y su experiencia profesional. Las habilidades transferibles se refieren a habilidades y conjuntos de conocimientos que podría usar en una variedad de carreras e industrias. Esto puede hacer que la terapia de masajes sea una gran oportunidad para las personas que deseen cambiar de carrera más adelante o avanzar más en el campo de la terapia de masajes.

12. Mantente activo

La terapia de masaje es un gran campo para los profesionales que buscan estar activos en el trabajo. Cuando ofrecen servicios de terapia de masaje a sus clientes, los masajistas suelen realizar algunos movimientos físicos, como pararse, caminar y usar los músculos de los brazos o los hombros. Tener un trabajo activo como el de masajista puede proporcionar beneficios para la salud física, como una mayor circulación.

13. Gana propinas

Un terapeuta de masaje puede aumentar su potencial de ingresos a través de propinas monetarias. dado que los terapeutas de masaje brindan servicios individualizados a sus clientes, algunos clientes les dan propinas a estos profesionales con regularidad. Para aumentar cuánto gana en propinas, puede ser útil brindarles a sus clientes una variedad de opciones para dar propinas, como permitir propinas con tarjetas de crédito o métodos de pago digitales.

14. Construye relaciones con tus clientes

La terapia de masaje es un servicio que los clientes a menudo desean recibir, lo que puede ayudarlo a fomentar relaciones más positivas con ellos. Además, dado que muchos clientes quieren trabajar con terapeutas de masaje que conocen y en los que confían, es posible que deseen encontrar un terapeuta de masaje con el que se sientan cómodos de ver regularmente. Esto puede hacer que la terapia de masaje sea una gran oportunidad para los profesionales que desean crear y mantener relaciones con sus clientes.

15. Participa en una profesión de alta demanda

La terapia de masaje es una industria de gran demanda. Según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), se espera que las oportunidades laborales para los terapeutas de masaje aumenten crecer un 32% hasta 2030. Esto equivale a unos 23.300 puestos nuevos cada año. El BLS proyecta este crecimiento en parte debido a la creciente demanda de servicios que benefician la salud y el bienestar en general.

16. Tener un equilibrio entre el trabajo y la vida

Ser un terapeuta de masaje puede ayudarlo a mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida. Dado que la terapia de masaje suele ser un trabajo de bajo estrés, a los profesionales en este campo les resultará más fácil separar su vida profesional de la personal. El equilibrio entre el trabajo y la vida puede ayudarlo no solo a pasar más tiempo con personas y actividades fuera de su trabajo, sino que también puede ayudarlo a rendir al máximo de sus capacidades mientras está en el trabajo.

17. Disfruta cada día de nuevas experiencias

Ser masajista significa que cada día en el trabajo puede ser diferente. Los terapeutas de masaje a menudo interactúan con clientes que tienen una variedad de necesidades, preferencias y preocupaciones o condiciones de salud. Para brindar servicios personalizados para su gama de clientes, es posible que se encuentre realizando diferentes ejercicios de terapia de masaje o utilizando varias técnicas todos los días.

Habilidades para convertirse en un terapeuta de masaje

Las siguientes son algunas habilidades que debe considerar desarrollar si desea convertirse en un terapeuta de masaje:

Empatía

Los terapeutas de masaje a menudo interactúan con clientes que tienen una variedad de problemas de salud o condiciones médicas. Un terapeuta de masaje utiliza la empatía para ofrecer simpatía a sus clientes y comprender sus necesidades de salud únicas. Empatizar con sus clientes también puede ayudarlos a sentirse más cómodos en su presencia y brindarles una mejor experiencia de terapia de masaje.

Saneamiento y seguridad

Los terapeutas de masaje conocen los protocolos de higiene y saneamiento que los ayudan a mantenerse saludables tanto a ellos como a sus clientes. Los procesos de saneamiento pueden incluir lavarse las manos o cambiar la ropa de cama en la camilla de masaje entre cada cliente.

Los masajistas también se familiarizan con las normas y técnicas de seguridad. Por ejemplo, aprenden sobre la cantidad y el tipo de presión que pueden aplicar de manera segura en los músculos de sus clientes cuando realizan una terapia de masaje.

Comunicación

Los terapeutas de masaje utilizan habilidades de comunicación para transmitir claramente el tipo de servicios de terapia de masaje que pueden brindar a su cliente. Esto puede implicar la explicación de terminología o conceptos complejos de terapia de masaje utilizando un lenguaje simplificado. Los terapeutas de masaje utilizan habilidades de escucha activa para asegurarse de que entienden las necesidades o metas de salud de sus clientes.

Conocimientos de anatomía y fisiología.

Un terapeuta de masaje posee un conocimiento profundo de la anatomía y fisiología humana. Conocer las diversas partes del cuerpo humano ayuda a los terapeutas de masaje a enfocarse en los músculos doloridos, adoloridos o rígidos de sus clientes. Este conocimiento también ayuda a un terapeuta de masaje a comprender los tamaños, formas y rasgos de las diferentes partes del cuerpo humano.

Organización

Los terapeutas de masaje utilizan habilidades organizativas para equilibrar con éxito varias responsabilidades en el trabajo. Un terapeuta de masaje a menudo realiza una variedad de tareas todos los días, como realizar la admisión de nuevos clientes, brindar tratamientos de terapia de masaje personalizados, procesar los pagos de los clientes y desinfectar su mesa o equipo de masaje. Las habilidades organizativas que un terapeuta de masaje puede beneficiarse del desarrollo incluyen la gestión del tiempo y la priorización de tareas.

Resistencia física

Dependiendo de cuántos clientes atienden durante su turno, los masajistas pueden pasar la mayor parte de su tiempo de trabajo de pie. Los terapeutas de masaje utilizan la resistencia física para ayudarlos a estar de pie durante largos períodos mientras brindan servicios efectivos a sus clientes. Un terapeuta de masaje también utiliza la resistencia física para realizar movimientos relacionados con la terapia de masaje, como mover los brazos, las manos o los hombros en movimientos repetitivos.

Consejos para convertirse en masajista

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a convertirse en un terapeuta de masaje:

Considere una especialización

Piense en especializarse en un área específica de la terapia de masaje. Algunos masajistas optan por especializarse para poder ofrecer servicios más personalizados a sus clientes y aumentar su potencial de ingresos. Las especializaciones en el campo de la terapia de masaje incluyen masaje prenatal, de tejido profundo, sueco y con piedras calientes.

Piensa qué tipo de empleo te interesa

Considere su tipo ideal de trabajo y entorno de trabajo, por ejemplo, si desea comenzar su propia práctica de terapia de masaje o trabajar en una clínica. El tipo de puesto de terapeuta de masaje que desea obtener eventualmente puede afectar los cursos o la concentración que persigue durante su educación y capacitación. También puede afectar si decide obtener su registro o licencia como terapeuta de masaje.

Comprometerse con el aprendizaje permanente

Decide que quieres aprender más sobre la terapia de masaje a lo largo de tu carrera. Aunque los programas de capacitación en terapia de masajes suelen durar solo un año, el campo de la terapia de masajes continúa evolucionando. Los terapeutas de masaje a menudo intentan mantenerse actualizados sobre las últimas noticias o desarrollos, como unirse a asociaciones profesionales o leer revistas de terapia de masaje.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.