15 herramientas de arqueólogo y cómo se usan

Por el equipo editorial de Indeed

3 de junio de 2022

Los arqueólogos pueden tener mucho cuidado en su trabajo mientras investigan restos de civilizaciones humanas pasadas. Su trabajo cubre todo el proceso de descubrir, estudiar y preservar artefactos para que otros científicos y el público puedan comprender mejor la historia. Utilizan una amplia gama de herramientas para lograr sus objetivos y comprender estas herramientas puede mostrar la importancia de su trabajo. En este artículo, explicamos qué funciones realiza un arqueólogo y las herramientas que utiliza para realizar sus funciones.

¿Qué hace un arqueólogo?

Un arqueólogo es un profesional que estudia los restos de civilizaciones humanas pasadas para aprender más sobre ellas. Algunas de las funciones principales de un arqueólogo incluyen:

  • Topografía: los arqueólogos examinan sitios que podrían contener nuevos fósiles para que los localicen. Esto comprende investigar la ubicación de antemano mediante el estudio de mapas históricos y temáticos de la región.

  • Excavación: los arqueólogos pueden pasar la mayor parte de su trabajo excavando cuidadosamente en un sitio mientras buscan restos para estudiar. Esto puede incluir un trabajo detallado para garantizar que todo lo que encuentren permanezca limpio e intacto.

  • Catalogación: los arqueólogos registran notas sobre cualquier elemento que encuentran en el sitio de excavación actual. Esto ayuda a garantizar que tengan los datos adecuados para analizar cuando regresen a casa.

  • Presentación: Una vez que los arqueólogos estudian a fondo los restos que han excavado, utilizan la información que encuentran para crear hipótesis sobre civilizaciones pasadas. Cuando terminan de investigar y desarrollar su hipótesis, comparten sus resultados con otros científicos y el público.

15 herramientas que usan los arqueólogos

Algunas herramientas que usan los arqueólogos incluyen:

1. Herramientas generales de excavación

Los arqueólogos tienen herramientas de excavación más grandes, como varias palas y paletas, para comenzar el trabajo en el sitio de excavación. La excavación general se reduce a lo que los arqueólogos denominan la capa cultural o el área donde pueden ubicar restos de civilizaciones. También usan el borde plano de una paleta para raspar suavemente la suciedad a medida que se acercan a su objetivo.

2. Herramientas de excavación detalladas

Una vez que ubican los restos, los arqueólogos usan herramientas más pequeñas y suaves para garantizar que los restos permanezcan lo más intactos posible. Esto puede incluir herramientas como cepillos y palillos u otras herramientas no convencionales como cucharas de plástico. También pueden usar herramientas para soplar aire sobre los restos para que puedan revelar tantos detalles como sea posible.

3. Cubos

Los arqueólogos usan baldes para recolectar toda la tierra que recolectan de un sitio. Mantienen la tierra a mano para que puedan rellenar o restaurar un sitio de excavación al nivel del suelo adecuado una vez que terminen su trabajo. También pueden usar baldes para ayudar a despejar un área y mantener un espacio de trabajo ordenado.

4. Tamices y pantallas

Los tamices y pantallas son una forma de utensilio hecho de varios niveles de malla metálica y colocados en un marco. Los arqueólogos los usan para peinar cuidadosamente la suciedad del sitio de excavación. Esto significa que es más probable que encuentren restos más pequeños que los métodos de excavación normales no pueden encontrar, como piezas de vasijas o huesos extremadamente pequeños.

5. Materiales de grabación

Una vez que localizan los restos, pueden catalogarlos. Los arqueólogos usan una variedad de herramientas de registro para asegurarse de tener todos los datos que necesitan para un análisis adecuado. Usan lápices, bolígrafos, papel y portapapeles para crear notas adecuadas. También embolsan y etiquetan adecuadamente cualquier pieza que encuentran con información detallada sobre dónde estaba en el sitio.

6. Herramientas de medición

Antes de excavar en un sitio de excavación, los arqueólogos usan cuerdas y estacas para crear y otras herramientas de medición como varas métricas para crear una cuadrícula antes de excavar. Esto puede permitirles registrar la ubicación precisa cuando se etiqueta más tarde. También utilizan herramientas como cintas métricas para medir el tamaño de los restos localizados.

7. Cámaras

La fotografía puede ser una herramienta útil para los arqueólogos, ya que les permite comenzar a digitalizar sus datos. Puede permitirles establecer el contexto de los restos encontrados en comparación con su ubicación en el sitio de excavación. Tomar fotografías de alta calidad permite a los arqueólogos mostrar la condición, los detalles y el carácter de cada artefacto a medida que se descubre.

8. Herramientas de mapeo

Una de las cosas más importantes que pueden hacer los arqueólogos para crear un registro preciso de la ubicación de un artefacto es usar herramientas de mapeo para obtener la latitud y la longitud exactas. Esto puede incluir herramientas más modernas como una unidad de GPS o algo menos avanzado, como una brújula. También pueden aprovechar los mapas históricos de su ubicación creados previamente para facilitar la localización de posibles ubicaciones de artefactos.

9. Tránsito de la estación total

Un tránsito de estación total es una herramienta de medición óptica precisa utilizada en la topografía moderna. Los arqueólogos los usan para determinar con precisión los bordes de su sitio de excavación y registrar las ubicaciones precisas de cada pieza de restos. Los datos de una estación total se descargan en una computadora para que los arqueólogos puedan iniciar el registro digital de la información.

10. Herramientas de construcción

Los sitios de excavación siguen los mismos estándares que los sitios de construcción para garantizar la seguridad de los científicos. Usan artículos como ropa de alto contraste, cascos y botas para reducir el riesgo de accidentes. Los arqueólogos también usan cinta de precaución de colores brillantes alrededor del perímetro del sitio de excavación para marcar claramente los bordes para las personas que no participan en la excavación.

11. Herramientas de seguridad

Tener un botiquín de primeros auxilios a mano puede ser importante en los sitios de excavación donde existe un posible riesgo de lesiones. Los arqueólogos también pueden asegurarse de usar protector solar para mantenerse protegidos, ya que la mayoría de las excavaciones se realizan bajo la luz solar directa. También pueden mantener el agua sobre ellos, ya que la hidratación es importante en su trabajo a veces extenuante.

12. Equipo analítico

Los arqueólogos continúan con el análisis de datos de sus artefactos después de regresar al laboratorio. Pueden usar una variedad de escalas, microscopios y calibradores para refinar las medidas y los detalles de cada artefacto que descubrieron. Esto les permite comprender mejor cada artefacto para que puedan llegar a una hipótesis adecuada de su contexto más amplio.

13. Utensilios de limpieza y secado

Los arqueólogos toman artefactos estables y los lavan con agua y cepillos más pequeños para eliminar la última suciedad que los cubre antes de dejarlos secar en estantes. Para artefactos más frágiles, simplemente usan herramientas de desempolvado más fuertes para asegurarse de que el artículo esté limpio. Mantener un artefacto limpio y seco puede permitir una mejor conservación del mismo.

14. Bases de datos informáticas

La arqueología genera una gran cantidad de información que puede ser útil para crear una hipótesis adecuada. Digitalizan esta información en bases de datos informáticas que realizan un seguimiento de las fotografías, la ubicación original y otros detalles registrados. Las bases de datos informáticas también permiten a los futuros científicos ubicar fácilmente los datos y la ubicación actual de cada artefacto para que puedan estudiar el artefacto mucho después de terminar el trabajo en el sitio de excavación.

15. Almacenamiento a largo plazo

Los artefactos que se limpian y estudian adecuadamente pueden trasladarse al almacenamiento a largo plazo. La mayoría de los artefactos excavados son de naturaleza orgánica, lo que significa que los arqueólogos tienen mucho cuidado durante el proceso de almacenamiento para reducir el riesgo de deterioro. También mantienen las cajas que contienen los artefactos organizadas en los estantes para facilitar futuras referencias y restauraciones.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *